Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar






descargar 145.3 Kb.
títuloResumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar
página2/4
fecha de publicación09.10.2016
tamaño145.3 Kb.
tipoResumen
e.exam-10.com > Derecho > Resumen
1   2   3   4

Marco referencial: desarrollo rural, capital social y redes


De acuerdo con (Boisier, 2004) desarrollo y crecimiento son dos conceptos distintos, intangible el primero, material el segundo, este autor considera que para hablar de desarrollo hay que generar ciertas condiciones psicosociales para luego avanzar en los procesos de crecimiento económico. De esta manera, se entiende que el el desarrollo no se basa solamente en la provisión de agua, energía, transporte, o la construcción de viviendas, escuelas, hospitales, etc.. Aunque no se niega su importancia, desde esta perspectiva, el desarrollo se entiende principalmente como un proceso mediante el cual se promueven y fortalecen la interacción, la conectividad y la interactividad entre los actores sociales y económicos.
Siguiendo a Boisier el desarrollo territorial es una propiedad emergente de un sistema territorial dinámico complejo y adaptativo, altamente sinergizado, y que surge de las interacciones e intercambios entre los miembros del sistema social. Por ello es necesario identificar en este sistema a los actores dinámicos, a los agentes del desarrollo a las organizaciones. Asocia el capital social a la existencia de actores organizados, y a la existencia de una “cultura de la confianza” entre actores.

Desde esta perspectiva, el concepto de capital social cobra centralidad a la hora de pensar en los procesos de desarrollo rural, que deberán ser impulsados por las organizaciones y por los propios grupos de productores en los territorios donde se asientan.
Por su parte, (Robert Putnam, 1994) identifica entre los recursos, bienes, atributos o factores intangibles más destacados del capital social, a la confianza social, a la reciprocidad y a la conciencia cívica. Para este autor, la confianza social es la creencia extendida de que los demás van a actuar de modo justo (evitando el engaño, el fraude), y de acuerdo a la ley. Se trata de creer en los demás y de que los demás crean en uno. Un ejemplo de este tipo de vínculo es la creencia en el compromiso de la palabra o en la reputación de las personas como base de cualquier acuerdo que se quiera establecer.
Esta confianza a su vez, se nutre en un medio que practica una “reciprocidad difusa”, en tanto supera los lazos personales más evidentes, como los familiares o de amistad. Dicha reciprocidad difusa se refiere al alto valor que tiene la cooperación entre las personas. Un ejemplo de ello son algunas prácticas culturales que aún permanecen en las comunidades campesinas e indígenas. Tal es el caso de la minga que consiste en la realización de trabajos comunitarios en ocasiones especiales, ya sea para desmalezar un camino o desenlamar un canal de riego, o para construir el rancho de una nueva pareja, o para edificar una posta sanitaria en el lugar. También es el caso de las prácticas de ayuda mutua en las actividades productivas o los diferentes arreglos o préstamos de herramientas, parcelas de tierra, etc., o el uso de tierra en forma mancomunada para el pastaje de los animales. La existencia de estas prácticas de reciprocidad difusa le permite a cada familia cumplir con su objetivo económico con menor dotación de capital físico individual.
Por otra parte, el atributo de la conciencia cívica refiere a la mayor o menor vigencia de prácticas políticas democráticas, de confianza en las instituciones públicas, de preocupación personal por la cosa pública, de conformación de redes de compromisos cívicos y de asociatividad entre los ámbitos público y privado También la confianza, pero ahora hacia las instituciones de la sociedad civil y política, se encuentra en la médula del capital cívico. Estos factores (confianza, reciprocidad, conciencia cívica) impulsan o favorecen la realización de múltiples acuerdos entre las personas e instituciones; así como la formación de redes formales o informales de cooperación para obtener beneficios mutuos entre personas y asociaciones de diverso tipo.
Cabe advertir que si bien la cantidad de organizaciones existente suele ser mostrada como un indicador de la existencia de capital social, no siempre es así, ya que muchas veces la asociatividad es un asunto meramente formal, y no necesariamente se basa en la confianza o la reciprocidad difusa de la que hablábamos antes. Por ello, debe indagarse acerca de otras características referidas al sentido y calidad de las prácticas o acciones desplegadas por dichas organizaciones, o a su modalidad de funcionamiento más o menos participativo y cooperativo.
Pierre Bordieu (Bordieu, 2004) define al capital social como “el agregado de los recursos reales o potenciales que se vinculan con la posesión de una red duradera de relaciones mas o menos institucionalizadas de conocimiento mutuo". De esta definición se desprende que se trata de un recurso o bien intangible, ya sea que exista actualmente o que pueda desplegarse en el futuro, y que se origina en una red de relaciones de interacción y conocimiento entre las personas que a su vez mantiene cierta estabilidad en el tiempo, y no necesariamente está formalizada o institucionalizada.
El concepto de red podría ser aplicable a dos fenómenos diferentes. Por una parte, a un conjunto de interacciones espontáneas que pueden ser descritas en un momento dado, y que aparecen en un cierto contexto definido por la presencia de ciertas prácticas más o menos formalizadas. Por otra parte, puede también aplicarse al intento de organizar esas interacciones de un modo más formal, trazarles una frontera o un límite, poniéndoles un nombre y generando así, un nuevo nivel de complejidad, una nueva dimensión.
En lo personal, es una invitación a verse a si mismo como un participante reflexivo y no como el "objeto social" de una "masa humana". El operador en red, en tanto participante responsable de su condición jerárquica, ha de promover las prácticas reflexivas que permitan a los miembros de la organización (incluido el propio operador) verse a si mismos de un modo novedoso en las consecuencias de su accionar.
Para Dabas (Dabas, 1998) la noción de red social implica un proceso de construcción permanente, tanto individual como colectivo. Es un sistema abierto, multicéntrico, que a través de un intercambio dinámico entre los integrantes de un colectivo (familia, equipo de trabajo, barrio, organización tal como la escuela, el hospital, el centro comunitario, entre otros) y con integrantes de otros colectivos, posibilita la potencialización de los recursos que poseen y la creación de alternativas novedosas para la resolución de problemas o la satisfacción de necesidades.
Las redes organizacionales facilitan la coordinación y comunicación y amplifican la información sobre la confianza en la palabra de otros individuos. Son formas valiosas del cultivo de la reputación. A su vez, las redes tienen la capacidad de ampliar el espectro de recursos de que dispone cada uno de los agentes que la constituyen, que ponen la experiencia propia a disposición de otros para el logro de objetivos y metas comunes.
En este mismo sentido, la existencia de una red o trama organizacional en el territorio, estaría dada por el tipo de relaciones existentes. Desde este punto de vista, evaluar la matriz de interacción a partir de la importancia relativa de las relaciones de cooperación, de conflicto o de neutralidad, podría revelar la existencia de un clima institucional más o menos propicio o francamente adverso a la implementación de alguna propuesta de desarrollo rural. Después de todo, el proceso de desarrollo también puede ser definido como un permanente proceso de coordinación de instituciones y de agentes.
Finalmente, el concepto de capital social también ha dado lugar a diversas tipologías. Una de ellas, que nos parece pertinente, es la desarrollada por Woolcock y Narayan (Narayan, 1998) quienes distinguen tres tipos de capital social:


  • Capital social de unión: se refiere a los lazos más íntimos y próximos. Son los lazos de familia, de amistad. Este tipo de capital social estaría restringido a pocas personas y en términos geográficos involucra a personas que viven muy cerca.




  • Capital social de puente: se refiere a los nexos que vinculan a las personas y grupos similares, pero en distintas ubicaciones geográficas. Los lazos de unión persisten en el tiempo. Aquí encontramos a federaciones de organizaciones de distinto tipo, a juntas vecinales, a comunidades de campesinos, etc.




  • Capital social de escalera: se refiere a aquellos nexos que crean relaciones entre grupos y personas de distinta identidad y de distinto grado de poder sociopolítico. En este tipo se encuadraría las relaciones entre organizaciones públicas y privadas.




  1. Descripción del proceso tomado como eje la dimensión del capital social


Como ya se dijo, el equipo técnico del PSA estaba asistiendo hasta el 2007 a 48 grupos relativamente chicos y dispersos, y a una organización de pequeños productores localizada en el paraje de Mili.

“Desde fines de 2.002 y principios del 2.003, empezamos con el PSA con un grupo de 10 familias que era un grupo independiente y hasta la actualidad. (…) Eran grupos con casos puntuales. Había un grupo por aquí, otro por allá. No conocía bien, no se sabía que era lo que hacían… “(productora)
En el 2007 el equipo técnico identificó cinco zonas de fácil acceso para los grupos y propuso la realización de cinco talleres, uno por cada lugar. En esas jornadas se presentó la nueva modalidad de trabajo del PSA y se comenzó con un diagnóstico participativo que permitiera visibilizar la situación de los productores así como priorizar problemáticas, analizar posibles soluciones y mapear la red de actores locales y extralocales con las que estos grupos se relacionaban. Estas jornadas de trabajo cumplieron además un importante papel al posibilitar el intercambio entre los diferentes grupos.
Como una manera de comenzar a desplegar el enfoque socioterritorial, el equipo técnico cambia la estrategia de trabajar con pequeños grupos informales de productores y se propone identificar a aquellos grupos que por su historia y objetivos habían comenzado o tenían la intención de conformarse en asociaciones más amplias y formalizadas de productores.
Una vez identificados esos grupos, se realizaron capacitaciones con formato de taller para discutir acerca de las ventajas y desventajas, y acerca de los requisitos necesarios para pasar de grupo a asociación. Una vez tomada la decisión de constituirse en asociaciones se estableció un plan de asistencia técnica tendiente a dar los pasos necesarios para formalizar la obtención de la personería jurídica. A tal efecto, también se implementaron capacitaciones tendientes al diseño y a la mejor comprensión de las reglas de funcionamiento de las asociaciones y que se resumen en los estatutos correspondientes. El objetivo era democratizar desde los inicios el acceso a la información y promover la mayor participación posible.
“Empezamos como grupo para ver cómo nos iba, porque en realidad no sabíamos nada. Después nos surge la necesidad de formar una asociación, porque siendo más podíamos conseguir más cosas no tan solo para nosotros sino también para la población”.(Productora).
“Desde hace dos años aproximadamente que tenemos la personería jurídica. La asociación se llama Asociación de Fomento Parajes Unidos y cuenta con 56 socios, por ahora”. (Productora).
Como resultado de este proceso, en la actualidad hay nueve asociaciones formalizadas en la región Robles, en el 2007 solo una de ellas estaba en esta situación.
Cuadro II: Organizaciones de la agricultura familiar de la Región Robles


Nombre de la organización


Localización

Cantidad

de

socios

Fecha de constitución

Fecha de formalización

Asociación de Fomento Vecinal, Deportivo y Cultural Mailín


Ventura Huañuna - Robles


30


1996


1996

Asoc. de Pequeños Productores Agropecuarios MILI ROBLES



Mili - Robles


80


2004


2007

Asociación de Fomento Pereyra Unidos


Los Pereyra - Robles


54


2007


2009

Asociación de Fomento de Tiu Chacra y Parajes Unidos


Tiu Chacra - Robles


60


2007


2009

Asociación de Pequeños Productores Unidos por el Progreso de Villa Mercedes




Villa Mercedes - Robles


70


2007


2010

Asociación de Pequeños Productores Agrícola Caprinos Mili (Dpto. Robles)


Mili - Robles


40


2008


2008

Asociación Civil de Pequeños Productores Agrícolas Caprinos La Nobleza de Los Arias


Los Arias - Robles


41


2008


2008

Asociación Civil de Pequeños Productores Agropecuarios Futuro Kanky


Taco Pujio - Robles


36


2008


2009

Asociación de Fomento Mistol al Progreso


Mistol - Robles

40

2011

2011

9 Organizaciones




451 socios

-

-

Elaboración propia en base a planes de trabajo 2011 y 2012
Estas organizaciones iniciaron un proceso de formalización luego de un año o dos de funcionamiento como asociación de hecho. Hoy estas organizaciones cuentan con socios que oxilan entre los 30 y los 80 socios activos.
Desde el equipo técnico se asiste técnicamente para que se reorganizaran y normalizaran su situación jurídica y organizativa.
Todas estas organizaciones participan en la Mesa de Desarrollo de la Región, a la cual se hará referencia en apartados posteriores, en tanto que seis de ellas participan en el Foro Provincial de la Agricultura Familiar.
Otro aspecto a destacar en la nueva estrategia de intervención del equipo técnico ha sido la realización de encuentros anuales (a excepción del 20115) de todos los productores de la región Robles. El objetivo principal de estos encuentros era la realización de un balance anual de las actividades realizadas así como el trabajo en taller para la construcción participativa del plan de trabajo para el siguiente año.
Por la mayor complejidad de la organización de estos encuentros, por la mayor cantidad de participantes y por la diversidad de productos obtenidos, es posible identificar un avance en el proceso de trabajo organizado y una intensificación de los relacionamientos.
Por otro lado, se observa en el año 2009, la aparición de la La Mesa de Robles, Fuerza, Desarrollo y Crecimiento (FUDEC) en la responsabilidad de la organización. En el apartado siguiente se describe ampliamente a dicha organización.
El objetivo principal de estos encuentros era la realización de un balance anual de las actividades realizadas así como el trabajo en taller para la construcción participativa del plan de trabajo para el siguiente año.
Desde el 2007 y por cuatro años constitutivos se trabajó con estos talleres, realizando balance conjunto con los grupos y las organizaciones y definiendo las principales líneas de acción del próximo año para la región.

Si bien estos encuentros surgen como iniciativa desde la Subsecretaria lentamente se van incorporando la organización conjunta con la Mesa de Desarrollo FUDEC, así como también ampliando la invitación a los actores locales como la intendencia de Forres, y la comisión municipal.

En sus inicios se trabajó con una modalidad participativa de talleres de acuerdo a las temáticas que se evaluaban o proponían en base al plan de trabajo que se había desarrollado anualmente. En este sentido se fue evolucionando hacia una metodología donde se privilegió la participación de las organizaciones, en los últimos años, antes de cada encuentro se realizaban talleres previos en cada organización participante donde se trabajaba las diversas temáticas y luego un grupo de representantes llevaba los resultados al encuentro zonal.
Otro aspecto en el cual se muestra una evolución son las temáticas abordadas en estos talleres, en los inicios solo se trabajaban temas vinculados al plan de trabajo, ejecución de proyectos, capacitaciones realizadas, etc, pero con el transcurrir del tiempo los encuentros fueron adquiriendo nuevos temas que las propias organizaciones proponían como por ejemplo trabajar el tema del poder, la política en las organizaciones, el desarrollo de la región.
Estos encuentros son un indicador claro del avance sociorganizativo que la región fue tomando. El incremento del capital social, se refleja en la diversidad y complejidad de temas abordados a lo largo de los encuentros y en la intensificación de los relacionamientos.
En el año 2009, los responsables de llevar adelante el encuentro son el equipo de la Subsecretaria y la Mesa de Desarrollo, Fuerza, Desarrollo y Crecimiento (FUDEC) conformada en ese año.
1   2   3   4

similar:

Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar iconResumen Este estudio trabaja la temática del celibato rural masculino...

Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar iconDesde la década de los setenta, se observa el desarrollo de un nuevo...

Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar iconProyecto insignia productividad y sustentabilidad de la agricultura...

Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar iconSiam, Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca y la Asociación...

Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar iconNotas de Agricultura Familiar

Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar iconUn impulso para la agricultura familiar en euskadi

Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar iconPrograma de Agricultura Familiar para el Fortalecimiento de la Economía Campesina

Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar iconEl programa de adquisición de alimentos de la agricultura familiar...

Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar iconLa urgencia climática de un nuevo sistema agroalimentario Ordenación...

Resumen a partir del año 2007 la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación comenzó a trabajar enmarcado en la perspectiva de enfoque socioterritorial, como una manera de promover el desarrollo rural de los productores de la agricultura familiar iconDirección general de agricultura y desarrollo rural




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com