En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el






descargar 204.35 Kb.
títuloEn el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el
página4/6
fecha de publicación28.07.2015
tamaño204.35 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6

1.5 MOVIMIENTOS SOCIALES CONTEMPORÁNEOS Y EL ESTADO


La crisis económica mundial y las constantes transformaciones de la sociedad contemporánea han tenido como consecuencia que la sociedad civil pierda la credibilidad en el Estado y sus instituciones políticas, supuestamente promotoras del interés social. Esta pérdida de confianza ha generado los llamados nuevos movimientos sociales, con mayor diversidad y presencia, a través de los cuales los individuos tratan de proteger y afirmar sus intereses y también rescatar su carácter de ciudadanos.

Los movimientos sociales han influido en la vida democrática de la sociedad, al modificar la relación entre el Estado y la ciudadanía mediante la búsqueda de una reorganización de la vida social y una redefinición de la vida política.

1.5.1 REORGANIZACIÓN DE LA VIDA SOCIAL


En la reorganización de la vida social, la sociedad civil ha encontrado formas de participación en una diversidad de movimientos sociales, que se convierten en agentes de resistencia y transformación social, al retomar antiguas demandas propias de los movimientos sociales clásicos y demandas nuevas de los contemporáneos, que establecen formas de organización que movilizan a la mayoría de los ciudadanos en torno a preocupaciones comunes (que surgen en forma espontánea) y que buscan una identidad basada en objetivos específicos de moralidad y justicia social, para romper con situaciones de privación, opresión e injusticia.

Es así que los movimientos sociales generan y ejercen un poder social, por medio de sus movilizaciones y sus participantes... pero esto requiere que se dé una organización flexible, adaptativa y no autoritaria, que dirija dicho poder en la búsqueda de las metas sociales que no pueden ser alcanzadas sólo por medio de la espontaneidad fortuita. 1

Estas formas de organización deben mantener su carácter autogestivo y autónomo sin institucionalizarse, para así confrontar el poder estatal y no perder ese poder social sino establecer una coexistencia entre ambos poderes que modifiquen la situación y relación entre la sociedad civil y el Estado, es decir, los movimientos sociales no deben buscar el poder estatal, pues con ello negarían en gran medida su esencia y objetivos de base.

Los movimientos comunitarios movilizan y organizan a sus miembros en la búsqueda de fines materiales y no materiales, que consideran que les han sido negados injustamente por el Estado y sus instituciones, incluyendo los partidos políticos... y buscan, por lo tanto, lograr una mayor autodeterminación para sí mismos dentro del Estado y de ser posible evitarlo. 2

1.5.2 REDEFINICIÓN DE LA VIDA POLÍTICA


La sociedad civil, a través de los movimientos sociales se ha redefinido en la vida política, y ha modificado su relación con el Estado, el cual ha orientado su actitud hacia una modernización que permite o tolera el ejercicio de la democracia y del poder con la participación ciudadana, pero dentro de los límites de legalidad que le permitía mantener el control político y social.

Así, el Estado autoritario, represivo y paternalista, característico de la tradición burguesa, en el que la democracia se define principalmente en términos de participación política y económica en asuntos del Estado, es evidentemente, cada vez, el menos adecuado para solucionar tanto los problemas sociales como individuales de la sociedad civil dentro de formas democráticas. Por tanto, los movimientos sociales emergen y se movilizan para replantear reglas institucionales y democráticas dentro del juego político e incluyen reglas del poder social civil, desplazando el centro de gravedad de la democracia política y económica del Estado hacia un poder civil más participativo dentro de la sociedad y la cultura para mantener un carácter autónomo y autogenerador de poder.

Asimismo, los movimientos sociales son vistos como indicadores de una nueva relación de legitimidad (reconstitución, reedificación o reconstrucción de las formas político-sociales) entre el Estado, sociedad y economía.1

Esta participación de la sociedad civil ha propiciado que se dé un cambio en el escenario político, donde negocia la recuperación de las demandas populares, a través de un proyecto de instauración de un régimen democrático liberal.

Ante este nuevo régimen el Estado ha asumido procesos de institucionalización política que retoman las demandas de la sociedad civil, ejemplo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a través de la conformación de nuevas élites burocráticas o políticas capaces de reconocer los nuevos horizontes y alternativas de negociación que requiere la transición del autoritarismo hacia la democracia, situación que ha generado un nuevo pensamiento político que utiliza un discurso que rompe con la dominación y sujeción del Estado sobre la ciudadanía, al manejar términos como pacto, democratización, concertación, negociación, plebiscito, etc., con los que aparece y se presenta, ya no con una posición de gobernalidad sino de representatividad social.

La modernización del Estado rompe o suaviza el conflicto político dado con la sociedad civil, ya que en ella quedan las permanentes arenas del Estado y su institucionalización. Con ello logra quitar a los movimientos su carácter antisistémico, y los ubica como propios del sistema (sistémicos), para así garantizar dentro de un terreno institucional la estabilidad del aparato estatal.

De esta manera, el Estado ha aprendido a regular el conflicto político que le presenta la sociedad civil, retomando sus demandas e institucionalizándolas, y empleando una nueva forma de diálogo o discurso que encuadra a los actores sociales dentro de un orden legitimado que mantiene las formas de dominación tradicional y pone en peligro la autogestión y autodeterminación de los movimientos sociales, que son protagonizados por un mayor número de ciudadanos.

La transición de la sociedad hacia una democracia conlleva la necesidad de una participación cada vez mayor de la ciudadanía mediante acciones heterogéneas que han generado cambios de actitud por parte del Estado, él cual ha buscado mecanismos que le permitan mantener su dominación, pero dando una imagen de modernización y democratización, al establecer una política de negociación con la nueva dinámica de la sociedad.

Para reforzar tu conocimiento, realiza la siguiente:

Lee con atención el siguiente artículo y da respuesta a los siguientes cuestionamientos.

Según cifras de la UNICEF de 1997, cerca de 60 millones de mujeres que deberían estar vivas, han "desaparecido", debido a la discriminación de género, sobre todo en Asia Occidental y Meridional, China y África Septentrional. México nunca ha sido la excepción y ahora en Ciudad Juárez, a partir de 1993 han sido violadas y asesinadas más de 260 jóvenes. Esto continúa y las autoridades representadas principalmente por hombres, no han logrado poner fin a esta oleada de asesinatos. Los familiares de las víctimas han protestado por la ineficiencia de los organismos públicos encargados de estos casos; y se han dado a la tarea de organizarse para la búsqueda de desaparecidas y establecer formas de protección. ¿Cuántas serán las víctimas en este momento?

Octubre 2002.

1. ¿Qué está llevando a los familiares de las víctimas a protestar?

Principio del formulario

Final del formulario

2. ¿Por qué está surgiendo la autogestión entre estas personas?

3. ¿Qué valores mueven a los que están cometiendo estos asesinatos?

4. ¿Qué valores están movilizando a los familiares de las víctimas?

5. ¿Por qué las autoridades federales no han puesto una solución a este problema?

6. Da un ejemplo de un movimiento social donde a las autoridades les haya interesado, por lo menos, establecer el diálogo y por qué.

1.6 MOVIMIENTOS SOCIALES CONTEMPORÁNEOS EN MÉXICO

En el desarrollo histórico de los movimientos sociales en México se identifican muchas de las características que se han analizado, principalmente respecto a los movimientos clásicos y "nuevos", de los cuales éstos últimos han adquirido gran importancia y efervescencia durante las dos últimas décadas.

Anteriormente, de acuerdo con el pacto social corporativo entre el Estado mexicano y las masas, las únicas organizaciones que lograban el reconocimiento estatal y se beneficiaban de las concesiones de dicho pacto eran aquellas que se integraban en los tres sectores del partido oficial (obrero, campesino y popular) y en agrupaciones afiliadas a estos. 1

Las medidas dirigidas a los no incorporados tenían un carácter residual e implicaba la contraparte, es decir, se llevaban a cabo acciones para no romper el equilibrio o estado de cosas logrado.

A partir principalmente de los años ochenta, en México vivimos en un territorio más complejo y fragmentado donde se tiende a acabar con el partido único, la exclusividad católica, el corporativismo tradicional, el abismo entre regiones y el monopolismo informativo.

Si algo ha cambiado durante los años de las crisis, ha sido el perfil de los sectores sociales, su relación con el Estado y la dinámica de los movimientos sociales, ámbito que ha sufrido una mayor redefinición. Se considera que el incremento, fortalecimiento y transformación de los movimientos sociales en México se originan no sólo con la crisis económica y en los proyectos de reforma política o apertura democrática impulsados por el Estado en la década de los setenta, no sólo ante el proceso de cuestionamiento de la legitimidad estatal que se dio con el movimiento estudiantil de 1968, sino también en los logros y frustraciones acumuladas a lo largo de las décadas mencionadas.

Los sismos de 1985 y el proceso electoral de 1988 dieron lugar a situaciones en las que los grupos mayoritarios de México mostraron su vocación de resurgir como actores sociales ante un Estado cada vez más rígido. Al respecto Monsiváis comenta:

"En el centro, están las lecciones de los sismos de 1985. Gracias a esta gran vivencia comunitaria, una fuerza desconocida (por inesperada) desplegó las enormes recompensas de toda índole que aporta el trabajo colectivo. La omnipresencia del Estado desalojó con celeridad y sin recurrir a la violencia, la mayoría de las iniciativas, sólo fiándose de la cuantía de sus recursos y de la desarticulación inevitable de los esfuerzos de las multitudes. Pero ni siquiera el poder del Estado, que borra a conveniencia las hazañas comunitarias, eliminó las consecuencias culturales, políticas, psíquicas de los cuatro o cinco días en que brigadistas y socorristas, entre cascajo y desolación, se sintieron al frente de su comportamiento y de la otra ciudad que surgía a la vista. Aunque en stricto sensu en las semanas del terremoto sólo se crearon los movimientos de los damnificados, en cientos de miles se fortalecieron las ganas de actuar, al contemplar las mínimas y máximas consecuencias de la acción individual en el seno de la acción colectiva". 2

http://200.57.38.181/cursos/materias/sexto/cvsoc2/banners/tu2/t16a.gif

De esta manera, los cambios operados en la base de la sociedad y en su conciencia social fueron puestos a la luz del día en estos años. No hay novedad en los sectores que se movilizan y sus demandas siempre han existido aunque en forma moderada; lo nuevo radica en la forma directa en que el contexto de reestructuración ha incidido en los movimientos y en la dinámica nacional, así como en los principales proyectos políticos del Estado. La política neoliberal, orientada a restringir los ingresos de amplias capas sociales, ha puesto de manifiesto los cambios en la estructura y conciencia social, llevándolas no sólo a demandas económicas o materiales, sino que se han desarrollado una serie de movimientos de diversos actores que demandan simultáneamente desde la satisfacción de sus necesidades básicas e inmediatas hasta el respeto a la autonomía de sus organizaciones y una mayor democracia, donde la participación en los destinos de la sociedad se dé de abajo hacia arriba y no como antaño, de arriba hacia abajo.

A continuación te presentamos un cuadro donde podrás observar como han ido cambiando los movimientos sociales en nuestro país.

http://200.57.38.181/cursos/materias/sexto/cvsoc2/banners/tu2/t16b.gif

De esta manera, los cambios operados en la base de la sociedad y en su conciencia social fueron puestos a la luz del día en estos años. No hay novedad en los sectores que se movilizan y sus demandas siempre han existido aunque en forma moderada; lo nuevo radica en la forma directa en que el contexto de reestructuración ha incidido en los movimientos y en la dinámica nacional, así como en los principales proyectos políticos del Estado. La política neoliberal, orientada a restringir los ingresos de amplias capas sociales, ha puesto de manifiesto los cambios en la estructura y conciencia social, llevándolas no sólo a demandas económicas o materiales, sino que se han desarrollado una serie de movimientos de diversos actores que demandan simultáneamente desde la satisfacción de sus necesidades básicas e inmediatas hasta el respeto a la autonomía de sus organizaciones y una mayor democracia, donde la participación en los destinos de la sociedad se dé de abajo hacia arriba y no como antaño, de arriba hacia abajo.

A continuación te presentamos un cuadro donde podrás observar como han ido cambiando los movimientos sociales en nuestro país.

http://200.57.38.181/cursos/materias/sexto/cvsoc2/banners/tu2/t16c.gif

En nuestro país se pueden identificar los siguientes movimientos sociales, los populares, entre los que están los de obreros, campesinos, indígena, estudiantil y colonos, por otro lado están los llamados movimientos de ciudadanos entre los que están los ecológicos, de mujeres, jóvenes, jubilados y derechos humanos.

1.6.1 MOVIMIENTO OBRERO


Se considera que están en un periodo de virtual inmovilidad, ante el desgaste de sus formas tradicionales de representación, sindicatos, corporaciones y partidos políticos, las cuales no se han renovado adaptándose a las nuevas condiciones y perdiendo presencia como mecanismos negociadores, dejando en clara desventaja a los trabajadores con la aceptación de topes salariales y ajustes en las condiciones de trabajo. Un ejemplo fue la amenaza de huelga de PEMEX que muestra un anquisolamiento del viejo corporativismo.

1.6.2 MOVIMIENTO CAMPESINO


La crisis del campo, en franco abandono, ha llevado a tales condiciones de improductividad y carencia de recursos, ante el desmantelamiento de fondos financieros, instituciones y empresas paraestatales, que los campesinos han tenido que buscar formas de supervivencia, como la migración a la ciudad donde se suman a la pobreza.

En el centro de México la tendencia a la urbanización lleva a una desaparición del campo y los campesinos. Un reflejo de esto fue la lucha campesina en San Salvador Atenco donde se enfrentaron al proyecto de la construcción del aeropuerto; iniciativa del poder federal, y si bien puede catalogarse como una respuesta inmediata fue posible ver al campesinado victorioso ante una larga crónica de derrotas.

Ante la política estatal se han generado formas violentas como el movimiento del Ejército Popular Revolucionario, sujetos a represión. El campesinado no ha logrado un proyecto de organización autónomo y democrático, alternativo al corporativismo que se estableció en el agro.

1.6.3 MOVIMIENTO INDÍGENA


Tras siglos de dominación, explotación, marginación, y discriminación, con tradición de lucha, surge en 1994 el movimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) que reivindica de fondo la desigualdad de los grupos indígenas en todos los niveles (económico, educativo, cultural y social). Al principio recurrió a acciones armadas, actualmente, bajo el apoyo de las ONGs de derechos humanos transita a la participación, tuvo una importancia muy fuerte en su momento, sirvió para revalorizar la concepción civil, aunque en este momento se puede observar que fue sometido a la técnica del desgaste.  

1.6.4 MOVIMIENTOS URBANOS POPULARES


El complejo y contradictorio conjunto de demandas urbanas que surgió en la década de los ochentas, fue objeto de la intervención de numerosos grupos políticos y sociales. El tradicional sistema de gestión a través de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) no pudo enfrentar la situación que la crisis provocó en las ciudades.

La construcción de una fuerza política de oposición, el de la gestión, ha sido masiva e irregular ajustándose a ritmos y modalidades de cada grupo y región.

En los ochentas, varios grupos se unieron para formar la Coordinación Nacional de Movimientos Populares (CONAMOP), que en un principio recogía las demandas urbanas: regularización predial, vivienda y servicios públicos, actualmente dirige sus esfuerzos a la concentración con el gobierno para proyectos de vivienda popular y programas de bienestar social, a veces con la coparticipación de los partidos políticos.

.6.5 MOVIMIENTO ESTUDIANTIL


El recorte al gasto social por parte del Estado impacta directamente a la educación, restando recursos financieros a las instituciones de nivel superior, esta es la principal causa del movimiento estudiantil a partir de los ochentas, que ha pasado por varias etapas hasta la formación del criticado Consejo Estudiantil Universitario (CEU)

1.6.6 MOVIMIENTOS "NUEVOS"


En la dinámica de los movimientos urbanos y municipales ocupan un papel importante los movimientos de género como el de mujeres y homosexuales, los generacionales entre los que están los de jóvenes y jubilados. También tomaron auge los movimientos ecologistas y de ciudadanos.

a) Mujeres

En relación a los derechos de las mujeres, los movimientos no se han quedado en la gestión por servicios públicos y vivienda por lo que salieron a las calles. Se generaron demandas de igualdad social, laboral y jurídica con los hombres. Ahora se han centrado al campo político ingresando a puestos políticos que eran exclusivos para hombres.

b) Jóvenes

En México, abandonados a su suerte durante la crisis, los jóvenes de las colonias populares son seres ignorados, forman bandas, se drogan, delinquen. La cuestión juvenil parece reducirse a un asunto de seguridad urbana, pero en el fondo lo que existe es una fuerte exigencia de programas sociales para, con y de los jóvenes. Las bandas de jóvenes tienen una vida dispersa y de enfrentamiento. Los casos de proyectos integradores y socialmente productivos son escasos, un ejemplo, fue el Consejo Popular de Santa Fe.

c) Movimientos Ecologistas

Junto con los movimientos pacifistas, están los movimientos más "nuevos". Ante el deterioro ambiental producido por la modernización, en los ochentas surgieron diversas organizaciones ecologistas, como el Pacto del Grupo Ecologista (PGE), la Federación Conservacionista de México (FECOMEX), Green Peace de México, el Grupo de los 100 e incluso el Partido Verde Ecologista (PVEM). Independientemente de esta diversidad, el eco y conciencia sobre esta problemática no ha tenido resultados positivos, frente a un mayor consumismo y sobreexplotación de los recursos naturales promovidos por el capital transnacional.

d) Movimientos de Derechos Humanos

El autoritarismo y abusos de poder son el marco en el que surgieron los movimientos de Derechos Humanos que se dieron también gracias a la apertura democrática. Su importancia en los ochentas fue en aumento a tal grado que el movimiento y sus demandas fueron institucionalizados por el Estado a través de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pero la impartición de justicia sigue siendo sumamente cuestionada frente a la inercia institucional. Ejemplos de lo anterior son, el caso de la abogada Digna Ochoa o el de Actéal.
1   2   3   4   5   6

similar:

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconAnalizo críticamente los documentos qué tipo de documento es, quién es el

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconLa crisis de la sociología occidental Ilustración 1 Primera parte....
«La crisis de la sociología occidental». Y lo que aquí habré de examinar es el reflejo de estos conflictos en el lenguaje de la teoría...

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconCompendio fascículo 2

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconA 1 sociacion de guias y scouts de costa rica fasciculo 7

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconCes de ad analizó crisis económica del país

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconA ¿Qué representa para el poeta el río Duero y el discurrir de sus...

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconG3111101 Sociología del Trabajo (Sociología del Trabajo y Técnicas...

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconResumen: En esta comunicación se realiza un análisis de la tauromaquia...

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconLos Partidos Políticos en Colombia, siglo XX. Indicador: Establezco...

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconLos Partidos Políticos en Colombia, siglo XX. Indicador: Establezco...




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com