En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el






descargar 204.35 Kb.
títuloEn el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el
página2/6
fecha de publicación28.07.2015
tamaño204.35 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6

1.3 TIPOLOGÍA DE LOS MOVIMIENTOS SOCIALES


Los movimientos sociales contemporáneos se generan a partir de la sociedad civil como producto de la incapacidad de los sistemas políticos para responder a sus demandas e intereses.

Los actores o sujetos de los movimientos sociales han cambiado; ya no se les asigna, en los nuevos enfoques, el papel central a la clase obrera o campesina y a sus formas de organización. Ahora surgen otros grupos que levantan demandas específicas, los cuales son considerados como nuevos actores o sujetos sociales, formados por individuos pertenecientes a más de una clase o agrupados alrededor de intereses diferentes de los económico-políticos de las clases sociales. Ahora los nuevos actores se centran en cuestiones cotidianas, culturales, éticas-morales, por ejemplo, los ambientalistas.

El concepto de sujeto social permite un análisis que no se limita a explicar a la sociedad en términos de clases con determinaciones puramente económicas, también toma en cuenta las prácticas sociales cotidianas.

Los movimientos sociales en las últimas décadas han tenido como sujetos centrales a nuevos actores sociales, donde los individuos retoman su carácter de ciudadanos, pero en su análisis, no hay que perder de vista que éstos siguen constreñidos y atravesados por las clases sociales y que su autonomía respecto a ellas es relativa. Lo que se observa en estos actores sociales, es su práctica social y cotidiana frente a los cambios económicos, políticos y sociales que se han generado a nivel mundial y regional.

En el siglo XIX, el problema de la centralidad de la clase obrera, no era sólo un problema teórico, tenía una base empírica el proceso acelerado de proletarización en Europa y Estado Unidos. Alrededor de la clase obrera se organizaban grandes movimientos sociales y políticos; la situación social se caracterizaba por la miseria material y de condiciones de trabajo, exclusión cultural y política de los trabajadores. 1

Las condiciones han cambiado 2. Los nuevos movimientos sociales en Occidente tienen su origen principalmente en la clase media. Composición de clase que refleja, la cambiante estratificación de la sociedad occidental hacia formas cada vez menos bipolares (proletariado vs burguesía). La disminución del empleo de la clase proletaria- industrial reduce no sólo el tamaño del sector, también su fortaleza organizativa, su militancia y la conciencia de los movimientos "clásicos" de la clase trabajadora y un movimiento sindical.

Las demandas de las clases medias tienen reivindicaciones en torno a la ecología, la paz, derechos de la mujer, organización comunitaria, más sobre cuestiones éticas y morales, ante un sentimiento de injusticia, que de tipo económico-político.

En el Este no son ajenos a esta nueva dinámica, al adquirir una posición intermedia entre los países capitalistas del primer y tercer mundo, donde parecen abarcar o combinar más miembros de distintas clases y estratos sociales que en las otras áreas, por ejemplo, el movimiento de solidaridad en Polonia.

En el tercer mundo, incluido México, los movimientos sociales son fundamentalmente de clase popular y reflejan la estructura y procesos económicos, políticos y culturales complejos, donde además se une la explotación, privación e injusticia a lo que se suma el peso de la crisis nacional e internacional, por lo que los actores se ven en peligro de sobrevivir, tanto física como económicamente, poniendo en riesgo su identidad cultural.

En estos movimientos de carácter popular se ve frecuentemente el liderazgo de la clase media.

En otras palabras, la "lucha de clases", en gran parte del tercer mundo, continúa y hasta se intensifica, pero toma la forma o se expresa por medio de muchos movimientos sociales además de la forma clásica de fuerza de trabajo (sindicato) versus capital y su "Estado".

Para establecer la tipología de los movimientos sociales tomaremos como base su relación con las clases sociales, porque enfocan el análisis desde la forma histórica en que se manifiesta la estructura de las relaciones existentes en toda sociedad y explica los procesos de cambio de tal estructura.

El análisis de los movimientos sociales en un momento histórico debe tomar en cuenta las diferencias sobre objetivos, formas de organización y base social de cada región. Tomando como criterio la relación de los movimientos sociales con las clases sociales o composición de clase existen dos tipos de movimientos sociales: Homogéneos y Heterogéneos.

1.3.1 MOVIMIENTOS HOMOGÉNEOS


Su composición está dada por una clase definida, son uniclasistas, conocidos como clásicos o populares, tienen un carácter permanente, sus demandas son reivindicaciones políticas y económicas. Su forma de organización (que es vertical, de arriba hacia abajo) y su representación está en los sindicatos y partidos políticos. Para los empresarios en los grupos de presión. Dichos movimientos pueden llegar a ser defensivos.

a) Obreros

Considerado como movimiento clásico y popular, se puede analizar, en tanto expresión organizada de clase, dentro de un sistema industrial capitalista y que reivindica demandas ubicadas en el plano político y económico frente a las formas de poder de la clase dominante y aún frente al Estado tomando como forma de organización representativa a los sindicatos y a los partidos políticos.

A partir de la década de los ochenta el movimiento clásico por excelencia, el obrero, adquiere diferentes características y formas de participación para enfrentar la crisis económica y el desafío de los procesos de transición y consolidación de la democracia.

De esta forma, muestra un comportamiento diverso, en el cual se perciben fuertes diferencias y oposición entre los intereses sociales de las distintas líneas políticas; oposición entre las direcciones de la organización y sus bases, y aún una ambivalencia al interior de la organización, dando como resultado que el movimiento pierda aparentemente centralidad en sus demandas políticas y económicas, pero que permiten visualizar demandas de autonomía estatal, independencia política, partidaria y democratización que ubican dicho movimiento en correspondencia con las nuevas condiciones socioeconómicas.

b) Campesinos e indígenas

Por otro lado, el movimiento campesino se ha caracterizado por un rezago en cuanto a formas de organización, y sus demandas se orientan más hacia la tierra y el mercado.

Aunque en las últimas décadas han emergido "intereses y orientaciones del campesinado que apuntan a incidir en espacios nacionales y políticos más amplios, conjugando a la vez orientaciones clasistas, nacionales y culturales" 1, que han generado una presencia más fuerte a través de confederaciones nacionales que se caracterizan por la búsqueda de una organización autónoma que se conecte con otras fuerzas sociales (indígenas) en reivindicaciones que rompan con prácticas discriminatorias y revaloren sus tradiciones como esfuerzos culturales alternativos y de identidad en las sociedades capitalistas actuales.

Un ejemplo de estos movimientos es el del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), con el cual los campesinos e indígenas de Chiapas han iniciado una lucha por reivindicaciones de tipo económico, político, y cultural y de derechos humanos, convirtiéndose en los actores principales, ante las condiciones de miseria y explotación de las que son objeto.

1.3.2 MOVIMIENTOS HETEROGÉNEOS


Se les llama así por la diversidad de los actores que participan en forma más individual en la acción colectiva, pueden pertenecer a distintas clases, es decir, ser pluriclasistas, también por la diversidad de sus demandas que son de tipo cotidiano, ético-morales y las cuales se entrecruzan con reivindicaciones de tipo económico político, son más defensivos por sus intereses y se caracterizan por una mediana organización.

a) Urbano popular

Las prácticas urbanas tradicionales, se han modificado con el desarrollo de las sociedades modernas, estableciéndose nuevas formas de acción colectiva del individuo urbano, el cual plantea reivindicaciones a través de cuatro formas de participación colectiva, que según Calderón y Jelín son: fortalecer unidades productivas o reproductivas de pequeña escala que buscan ideologías y formas de organización autogestivas; desarrollar distintas organizaciones sociales urbanas que establezcan demandas de descentralización barrial de las políticas y acciones municipales, y que sustenten reclamos de ejercicio del derecho ciudadano; establecer demandas de renovación urbana, que trasformen las relaciones socioculturales habituales y mejoren el cuadro de vida de los citadinos; y convertir las luchas urbanas en espacios de comunicación plurisocial y cultural entre los diferentes grupos urbanos, donde se establezca una alianza de clases o solidaridad entre los grupos que permitan ofrecer una resistencia social más amplia.

De esta manera, podemos encontrar dentro de las ciudades, organizaciones como la junta de vecinos, comités, centros cívicos, etc., además de movimientos como el de colonos, ecologistas, chavos banda, etc., así como cooperativas y asociaciones. Esto permite que el individuo urbano tenga mayores alternativas de participación en la búsqueda de un nuevo orden democrático que satisfaga sus diferentes necesidades dentro de la gran urbe.

b) Derechos Humanos

Estos movimientos presentan, como principio fundamental de su práctica política, valores que plantean exigencias éticas con fundamentos humanitarios como la vida, la verdad y la justicia, los cuales se defienden y apoyan al lograr un consenso social donde se involucran diversos sectores de la sociedad que evidencian la legalidad de la dominación estatal.

Una de las características de este movimiento es que, a pesar de luchar en forma defensiva ante las formas de dominación, se mantiene alejado de las organizaciones de tipo partidista, ya que éstas no han dado respuesta a sus demandas por lo que ha generado un "vacío político" que inmoviliza los sectores sociales. Precisamente el movimiento de los derechos humanos ha cubierto ese vacío dándole un carácter social, al enarbolar las demandas de liberación y transformación social que permitan construir una sociedad más democrática, y replantear, valores y normas éticas que se daban por sentadas en la sociedad, así como que el Estado modifique sus actitudes ante las lucha política y sociales que integran jóvenes, padres de familia, jubilados, mujeres, etc., es decir, el ciudadano en general.

Así, en los años ochentas, aquellos valores (la democracia política, el respeto a las garantías constitucionales, el respeto a la vida humana, etc.) fueron los únicos recursos que pudieron abrir una brecha en el oscurísimo panorama social y político nacional, que fueron capaces de aglutinar a las más diferentes capas de la sociedad, más allá de las múltiples identidades políticas. 1

c) De Género

En su mayoría, estos movimientos son protagonizados por mujeres, aunque en algunos también participa el hombre.

Entre los protagonizados por mujeres podemos distinguir los movimientos femeninos y los feministas. Los primeros se organizan alrededor de demandas como los derechos humanos, la calidad de vida, el consumo, etc., como una extensión política del ámbito doméstico y reproductivo en el que se ha encasillado a la mujer. Dicha participación rompe con los "roles femeninos" y muestra una capacidad de acción y democracia a la que puede llegar la mujer ante situaciones de crisis, siendo las protagonistas, en su mayoría, las de extracción popular, aunque puede darse una participación pluriclasista.

Dentro de los segundos encontramos que la participación de la mujer se encamina a demandas desde las de carácter laboral, sexual, cultural y político, que se han desarrollado desde finales del siglo pasado para reivindicar sus derechos ciudadanos, hasta los que en la actualidad reivindican sus derechos sobre su propio cuerpo y la igualdad de oportunidades. En estos movimientos las protagonistas pertenecen a clases diferentes, pero en principio son impulsadas por mujeres de las clases altas y medias.

Siendo su campo principal de batalla la cultura y la ideología, los movimientos feministas contienen potencialidad de cuestionar el orden social de una manera global... Por ello, al cuestionar las prácticas y tendencias paternalistas en la sociedad, el feminismo ha encontrado un cuño capaz de profundizar en las fisuras del orden social y político existente. 2

Entre los protagonizados por hombres encontramos que éstos van dirigidos a demandas que pretenden establecer un reconocimiento a una alternativa sexual que en forma constante ha sido reprimida social y políticamente. Dichos movimientos se entrecruzan a veces con los de mujeres que practican una vida sexual también reprimida socialmente (prostitución).

d) Generacionales

Dentro de éstos podemos distinguir los de los jóvenes y jubilados. En los primeros, la causa que orienta su acción es su limitación de acceso al poder y la autoridad, así como al prestigio y los beneficios económicos. Dada su crisis de identidad, su conducta se inclina hacia la agresión y en contra de un orden cultural establecido socialmente (chavos banda).

En cuanto al movimiento de jubilados, su acción está determinada por la incapacidad de ser autosuficientes, dada la marginación y limitación en las que los ubica la organización social dentro del proceso productivo; así, su acción se orienta contra las instituciones laborales y de seguridad social, las cuales no cubren las pensiones y necesidades básicas de los ciudadanos de la llamada tercera edad.

A manera de reflexión:

EL SURGIMIENTO DE NUEVOS SUJETOS SOCIALES

 

Existe también la tendencia en asociar trabajador con proyecto anticapitalista y de ahí derivar que en tanto en las últimas décadas de los movimientos anticapitalistas se han generalizado y los han encabezado jóvenes, mujeres, colonos, campesinos, estudiantes, ecologistas, ésta sería la prueba de que los trabajadores ya no existen.

Si de movimientos se trata, habría entonces que caracterizar los proyectos que ellos emergen y la centralidad que aportan a la generalización de estos proyectos las demandas que surgen de los trabajadores desde su lugar de producción. Sin negar su especificidad de estos proyectos, valdría la pena pensar en la relación que existe entre la demanda de colonos por vivienda y la que los trabajadores levantan por mayor salario directo e indirecto; la que emerge de los estudiantes por mejor educación y la que levantan los trabajadores por mayor gasto social; feministas por la igualdad entre los sexos y la que emerge de la consigna a trabajo igual, salario igual; la de mejor transporte público con la reducción de la jornada laboral; la de los ecologistas por la protección al medio ambiente y lucha por la salud en el lugar de trabajo. En fin, habría al menos que hacer el esfuerzo por establecer estas relaciones antes de excluir la que existe entre el proyecto que surge de la demandas de los trabajadores, y el que se levanta de otros sectores sociales, en donde estos intereses parecerían estar contenidos o ser expresión de aquellos más abarcantes.

Por lo tanto, estas especificidades en que se desarrolla la relación capital- trabajo, esta forma de existencia social de la fuerza de trabajo, no niega la generalización de un hecho cotidiano en la vida del trabajador: convivir con ciudadanos que como él y todos los días, cuando bien les va, tienen que ganarse la vida por medio de un salario, sea este alto o bajo, permanente o temporal, combinado con la venta de productos finales, ganado con cualquier tipo de calificación, en cualquier sector de la actividad económica y en cualquier región del país.

El control corporativo, el desgaste de movimientos independientes de trabajadores, ha llevado a la idea de que los movimientos de masa están "estancados" y que en la actualidad son "nuevos sujetos" sociales los que levantan sus demandas ante el Estado o será que la fuerza de trabajo busca nuevas formas de expresión.

Tomado de Anguiano, Arturo. Coord. La modernización de México Ed. UNAM. México, 1990, Pág. 259

Para reforzar tu conocimiento, realiza la siguiente:

Lee con atención los siguientes enunciados e imprime la página para responder el crucigrama.

HORIZONTALES

1. En estos países tienen como actores de los movimientos sociales a las clases populares, que han empeorado su situación ante la crisis nacional e internacional.

2. Movimiento social que involucra a distintos sectores de la sociedad y que se manifiesta contra los abusos de poder y el autoritarismo estatal.

3. Tipo de movimiento social que se compone por una clase definida, sus demandas son económico-políticas, sus formas de representación están básicamente en los sindicatos y en los partidos políticos.

4. Se organizan en defensa de su cultura ante la explotación, marginación, discriminación y rezago en el que se les ha hundido por cientos de años.

5. Sus integrantes luchan por igualdad de oportunidades en el campo laboral, sexual, cultural y político. Su participación es pluriclasista.

VERTICALES

1. Tipo de movimiento social que se compone por actores de distintas clases y por la diversidad de sus demandas de tipo cotidiano y ético-morales, entrecruzadas con demandas político-económicas.

2. En esta zona, los movimientos sociales tienen como base fundamental a la clase media ante la cambiante estratificación que disminuye el empleo de la clase proletaria.

3. Los integrantes de estos movimientos sociales ante el problema de su edad, luchan contra un orden cultural que los margina de los beneficios económicos, políticos y sociales.

4. Movimientos que tuvieron centralidad en el siglo XIX, actualmente atraviesan por una crisis de representatividad, sus demandas son principalmente político-económicas.

5. En esta área del mundo con una posición intermedia, la base de los movimientos sociales abarca más miembros de distintas clases y estratos.

http://200.57.38.181/cursos/materias/sexto/cvsoc2/banners/tu2/t1reg3.gif

Si no estás seguro de tus respuestas, regresa al texto. Encontrarás las respuestas en el anexo que se encuentra al final del fascículo.

Los movimientos sociales presentan características variadas como su temporalidad, permanencia, organización, ciclos, objetivos y composición de clase, bajo este último criterio se clasifican en homogéneos y heterogéneos con las características que se señalan.

http://200.57.38.181/cursos/materias/sexto/cvsoc2/banners/tu2/t1ei3a.gif

1.4 FORMAS DE REPRESENTACIÓN SOCIAL

En el tema anterior se establece la relación de los movimientos sociales contemporáneos con las clases sociales. Ahora se aborda la relación de éstos con el Estado.

El Estado es una institución que la sociedad se da para moderar el conflicto entre las clases e intereses diferentes, a fin de mantenerlas dentro de cierto orden o dominio, que permita el desenvolvimiento de las variadas actividades y relaciones sociales. También se debe contemplar su carácter funcional como la instancia encargada de velar por los aspectos generales de la sociedad civil , a la que a través del principio de representación social, se le encarga velar por el bien general. La representación política consiste en delegar el poder político concentrado en el pueblo en manos de uno o más individuos elegidos por él mismo, otorgándoles el derecho de tomar decisiones colectivas, ejemplo, las democracias representativas. Sin embargo, hay que considerar que la representación democrática política tiene las dimensiones de la representatividad y responsabilidad, donde la actuación del representante debe despertar en los representados la idea de sentirse como tales.

Gramsci caracteriza a la sociedad civil como toda una red institucional que permite una legitimación de la hegemonía de las clases privilegiadas a través de las instituciones y organizaciones de la esfera privada. Aún así, no debemos perder de vista la historicidad y comprender que esta ha sufrido transformaciones intensas, lo que nos lleva a una definición más general, entendiendo a la sociedad civil, en el ámbito de las sociedades modernas que, engloba las relaciones entre los ciudadanos, así como las prerrogativas privadas que estos poseen, frente a la esfera pública.

http://200.57.38.181/cursos/materias/sexto/cvsoc2/banners/tu2/t14a.gif

¿Qué sucede cuando la sociedad civil no se siente representada por el Estado?

Si bien el Estado es el poder nacido de la sociedad que se coloca por encima de ella y se le impone, este requiere de mecanismos para justificar y legitimar su poder y representatividad. Cuando el Estado pierde su legitimidad y consenso entonces pueden surgir manifestaciones por parte de la sociedad civil cuando esta no se siente representada en la sociedad política y entonces buscar formas de organización que sí respondan a sus intereses.

La respuesta al cuestionamiento planteado es precisamente que surjan organizaciones y movimientos sociales que se forman como consecuencia de los cambios en la estructura de oportunidades políticas a raíz de acontecimientos o procesos sociales y económicos, que contribuyan a debilitar los cálculos y supuestos en que se basa el sistema político.

La sociedad civil, al sentir afectados sus intereses, buscará formas de representación social con organizaciones que emerjan de éste ámbito, ya no precisamente del político, y que le permitan su participación en la vida pública.

Salvador Giner et al. Op. Cit. p. 511

http://200.57.38.181/cursos/materias/sexto/cvsoc2/banners/tu2/t14b.gif

En la sociedad, las principales actividades de los ciudadanos se realizan en el seno de las organizaciones, consideradas como artificios que realiza un grupo con un conjunto de miembros, con una estructura interna, diferenciación de funciones y con fines o propósitos específicos, todo ello en un sistema social.

Existen organizaciones que enlazan a la sociedad con el Estado y que se han desarrollado como canales de expresión política, de representación e intermediarias entre las instituciones gubernamentales y la sociedad, constituyen los actores de la lucha política frente al Estado y sus interlocutores.

De la sociedad surgen movimientos sociales realizados por grupos formales con organización definida, ejemplo, los sindicatos y partidos políticos o por grupos informales con mediana o casi nula organización, ejemplo, homosexuales y generacionales, ambas formas de organización y representación social buscan satisfacer necesidades históricas del momento.

1.4.1 FORMAS DE REPRESENTACIÓN TRADICIONAL


Los partidos políticos, grupos de presión, sindicatos y el corporativismo son consideradas formas tradicionales de representación social. Antes de los setentas estas organizaciones eran los actores centrales de los movimientos sociales.

a) Partidos Políticos

Son organizaciones formales representativas de los objetivos e intereses de ciudadanos que comparten similares preferencias políticas e ideológicas. Son instituciones eminentemente políticas cuyo fin es acceder al poder político, o sea, alcanzar y mantener el control sobre el gobierno y la administración pública.

Como cauces de intermediación entre sociedad civil y Estado, y de conformación de la voluntad general, los ciudadanos agrupados en los partidos aspiran a participar en las instituciones públicas representativas y a ejercer el poder político. Para este fin, los partidos tienen la función de reclutar a los candidatos para los cargos gubernamentales.

Son los principales cauces de expresión política e ideológica en las democracias modernas, tomaron carta de naturaleza con la extensión de los derechos electorales y en especial con la universalización del sufragio. Surgen como un reclamo y necesidad de contar con una institución que represente los intereses de la sociedad ante el Estado.

Funcionan dentro de un régimen político representativo. Los individuos a representar tienen por ley, derecho a elegir a sus representantes a través de mecanismos electorales, lo que no sucede en los sistemas de partido único correspondientes a regímenes de dictadura o de autoritarismo, donde no existe la libre concurrencia de formaciones políticas autónomas.

Los partidos políticos tienen una función central en la esfera pública y privada, debido a que el partido se convierte en sujeto mediador y regulador entre ambas esferas.

El partido político tiene como fin último alcanzar el poder y para lograrlo orientan sus energías hacia el conjunto de ciudadanos a los que pretenden representar ante el gobierno.

Sus funciones son movilizar y organizar a la opinión pública alrededor de demandas determinadas, estimular la participación política de los ciudadanos, lograr el reclutamiento político, contribuir a justificar la autoridad política y apostar nuevos programas de apoyo social.

La perspectiva que tienen de los partidos políticos y del sistema de partidos los ciudadanos, masas, elites o grupos de presión menos organizado, es importante, debido a que los partidos no son exclusivos intermediarios de los intereses políticos entre sociedad civil y Estado.

La emergencia en los últimos decenios de nuevos movimientos sociales pone en tela de juicio el modelo tradicional de partido político.

En América Latina, la sociedad civil ha sido tradicionalmente débil frente a Estados desmedidamente autoritaria y centralizadora, incapaz de establecer una hegemonía estable, a excepción de casos como el de México, donde la democracia era más ficticia que real con la hegemonía del partido oficial.

La crisis estructural aceleró cambios que llevaron a cuestionar la relación dependiente y subordinada de los partidos, pues las demandas sociales encontraron frágiles respuestas de los partidos, llevando a la sociedad civil a prácticas colectivas innovadoras.

b) Grupos de presión

Son conjuntos de individuos que interactúan para defender sus intereses, que ejercen presión con el fin de influir en el proceso de formulación de las políticas públicas.

Se pueden observar bajo dos dimensiones, las estáticas para referirse al grupo de personas con intereses afines y un marco de referencia compartido; la dinámica centrada, en las reivindicaciones y actividades desarrolladas por el grupo para defender sus intereses o perseguir sus fines, que serían movimientos sociales.

A diferencia de los partidos políticos que tienen como objetivo alcanzar el poder o participar en él, los grupos de presión tienen como objetivo influir en los que gobiernan, y mientras en los primeros su base descansa en un conjunto de ciudadanos unidos por una concepción común de la vida política, en los segundos descansa sobre sectores sociales con una identidad de intereses particulares y específicos.

Los grupos de presión surgen por el crecimiento y complicación de la sociedad que aleja a los ciudadanos de los centros de poder y toma de decisiones por un lado, y por otro por la creciente intención del Estado en la regulación de más actividades sociales consideradas del ámbito privado y que perjudican los intereses de cierto sector de la sociedad.

En función de sus objetivos y del tipo de miembros que los integran los grupos de presión se clasifican en: grupos de protección y grupos de promoción.

Grupos de protección

Buscan defender a un sector social bien definido, con identificación social precisa, sus integrantes son, por ejemplo, sindicatos, obreros o campesinos, asociaciones de comerciantes, industriales, hombres de negocios, también organizaciones de colonos, mujeres, jóvenes, intelectuales, etcétera 1, tienen identificación social precisa.

El interés colectivo que los guía es la defensa de conquistas básicamente materiales, económicas y de índole jurídico.
1   2   3   4   5   6

similar:

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconAnalizo críticamente los documentos qué tipo de documento es, quién es el

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconLa crisis de la sociología occidental Ilustración 1 Primera parte....
«La crisis de la sociología occidental». Y lo que aquí habré de examinar es el reflejo de estos conflictos en el lenguaje de la teoría...

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconCompendio fascículo 2

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconA 1 sociacion de guias y scouts de costa rica fasciculo 7

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconCes de ad analizó crisis económica del país

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconA ¿Qué representa para el poeta el río Duero y el discurrir de sus...

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconG3111101 Sociología del Trabajo (Sociología del Trabajo y Técnicas...

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconResumen: En esta comunicación se realiza un análisis de la tauromaquia...

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconLos Partidos Políticos en Colombia, siglo XX. Indicador: Establezco...

En el fascículo 1 de Sociología II se analizó qué es el iconLos Partidos Políticos en Colombia, siglo XX. Indicador: Establezco...




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com