Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y






descargar 102.8 Kb.
títuloDefiniciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y
página4/4
fecha de publicación15.07.2015
tamaño102.8 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4
marxistas de la sociedad distingue en toda sociedad histórica , por lo menos desde una cierta etapa del desarrollo económico , dos momentos que no son puestos en el mismo nivel con respecto a su fuerza determinante y su capacidad de condicionar el desarrollo del sistema y el paso de un sistema a otro: la base económica y la superestructura. Las instituciones políticas, en una palabra el Estado, pertenecen al segundo momento. El momento subyacente que corresponde las relaciones económicas , caracterizadas en todas época por una determinada forma de producción , es el momento determinante, aunque no siempre , de acuerdo con algunas interpretaciones, dominante; al contrario la concepción funcionalista (que proviene de Parsons) concibe el sistema global en su conjunto dividido en cuatro subsistemas (patter-maintenance, goal-attainment, adaptation, integration), caracterizados por las funciones igualmente esenciales que cada uno desempeña para la conservación del equilibrio social, y en cuanto tales, recíprocamente interdependientes.

Las dos diversas, más aun, opuestas concepciones pueden ser llevadas al diferente problema de fondo que se plantean y pretenden resolver: mientras la teoría funcionalista , especialmente su versión Parsoniana, está dominada por el tema Hobbesiano del orden, la teoría marxista está dominada por el tema de la ruptura del orden, por el paso de un orden a otro, concebido como paso de una forma de producción a otra, mediante la explosión de las contradicciones internas del sistema, especialmente de la contradicción entre fuerzas productivas y relaciones de producción ; mientras que la primera se preocupa del tema de la conservación social, la segunda se preocupa fundamental mente del cambio social. Los cambios que le interesan a la teoría funcionalista son los que se presentan dentro del sistema y que este tiene la capacidad de absorber mediante pequeños ajustes previstos por el mecanismo mismo del sistema. Marx y los marxistas siempre han preconizado, analizado y prefigurado el gran cambio, que pone en crisis un sistema determinado y crea por medio de un salto cualitativo, otro. Se puede agregar que la concepción funcionalista es en ciertos aspectos semejante a aquella contra la que Marx desencadenó una de sus batallas teóricas mas celebres, la concepción de la economía clásica de acuerdo con la cual la sociedad civil, a pesar de los conflictos que la sacuden, obedece a una especie de orden preestablecido, y goza de las ventajas de un mecanismo, el mercado, orientado a mantener el equilibrio mediante un ajuste continuo de los intereses en competencia.

Últimamente ha terminado por prevalecer en la representación del Estado es el sistema derivado, aunque con poco rigor y con algunas variantes, de la teoría de sistemas (in primis, en primer lugar, David Easton y Gabriel Almond). La relación entre el conjunto de las instituciones políticas y el sistema social en general está representada como una relación demanda-respuesta (input-output). La función de las instituciones políticas es la de dar respuesta a las demandas que provienen del ambiente social o, de acuerdo con una terminología común, de convertir las demandas en respuestas.

El Individuo

“Toda la historia del pensamiento político está dominado por una gran dicotomía: Organicismo (Olismo) e individualismo (atomismo). Se puede decir con cierta aproximación que el organicismo es antiguo, mientras que el individualismo es moderno (o por lo menos a parte de él comienza la teoría del Estado Moderno: una contraposición históricamente más correcta que la propuesta por Constant entre democracia (antigua) y liberalismo (moderno). Mientras el organicismo considera al Estado como un cuerpo en grande compuesto por partes que concurren cada una de acuerdo con su propio sentido y en relación de interdependencia con todas las demás, para la vida del todo, y por tanto no concede ninguna autonomía a los individuos uti singuli, el individualismo considera al Estado como un conjunto de individuos como el resultado de su actividad y de las relaciones que establecen entre ellos. El principio constitutivo del organicismo fue formulado definitivamente por Aristóteles en las primeras páginas de La Política: “El todo es necesariamente anterior a la parte. Pues si se destruye el todo ya no habrá ni pie ni mano”, con la consecuencia de que “la ciudad es por naturaleza (Obsérvese “por naturaleza”) anterior al individuo”.

Para encontrar una teoría individualista acabada y perfectamente consciente es necesario llegar hasta Hobbes que parte de la hipótesis de un estado de naturaleza en el que solo hay individuos separados los unos de los otros por sus pasiones y por sus intereses contrapuestos, y obligados a unirse de común acuerdo en una sociedad política para huir de la destrucción recíproca. Este cambio radical del punto de partida tiene consecuencias decisivas para el nacimiento del pensamiento liberal y democrático modernos.

Ninguna concepción individualista de la sociedad prescinde del hecho de que el hombre es un ser social ni considera al individuo aislado. El individualismo no debe ser confundido con el anarquismo filosófico a la manera de Stirner (1806-1856). Pero las relaciones del individuo con la sociedad son vistas por el liberalismo y la democracia de diferente manera: el primero separa al sujeto del cuerpo orgánico de la sociedad y lo hace vivir, por lo menos durante una larga parte de su vida, fuera del seno materno, y lo pone en el mundo desconocido y lleno de peligros de la lucha por la sobrevivencia; la segunda lo integra a los otros individuos semejantes a él, para que a partir de su unión la sociedad ya no sea recompuesta como un todo orgánico, sino como una asociación de individuos libres. El primero reivindica la libertad individual tanto en la esfera espiritual como en la económica contra el Estado; la otra reconcilia al individuo con la sociedad haciendo de la sociedad el producto de un acuerdo entre los individuos. El primero hace del individuo el protagonista de toda actividad que se desarrolle fuera del Estado; la segunda lo hace protagonista de una forma de Estado diferente en la que las decisiones colectivas son tomadas directamente por los individuos o sus delegados o representantes. Tomando en cuenta al individuo, el primero pone en evidencia la capacidad de auto formación, de desarrollar sus propias facultades de progresar intelectual y moralmente en condiciones de máxima libertad de vínculos externos impuestos en forma coercitiva; la segunda exalta sobre todo la capacidad de superar el aislamiento con varios acuerdos que permiten instituir un poder común no tiránico. De las dos caras del individuo la primera contempla la que mira al interior y la segunda la que mira al exterior. Se trata de dos individuos potencialmente diferentes: el individuo como microcosmos o totalidad completa en sí misma, o bien como partícula indivisible (átomo), pero componible y recomponible de diversas maneras con otras partículas similares en una unidad artificial ( y por tanto siempre descomponibles).

Como se ha dicho, tanto el individualismo liberal como el individualismo democrático nacen en contraposición con las diversas formas de organicismo, pero a través de dos procesos diferentes: el primero por corrosión gradual de la totalidad, mediante el cual los individuos, como hijos que se vuelven mayores de edad, se separan del grupo primitivo omnipotente y omnipresente y conquistan espacios de acción personal cada vez más amplios; el segundo por la completa disolución de la compacta unidad global, de donde se forman partes independientes las unas de las otras y todas juntas del todo, y comienzan a vivir su propia vida. El primer proceso tiene como resultado la reducción del poder público a los términos mínimos, el segundo lo reconstituye, pero como suma de poderes particulares lo que se evidencia en el contractualismo que funda el Estado sobre un instituto jurídico como el contrato, propio de la esfera del derecho privado, donde se encuentran voluntades particulares para la formación de una voluntad común”. (Todo lo anterior fue extractado del libro de BOBBIO, Norberto. Liberalismo y Democracia. Fondo de Cultura economoica.Pág.50. Mexico.1989).

La sociedad

Según Norberto Bobbio, “en la dicotomía público – privado aparecen dos grupos sociales plenamente definidos. Lo público, que parte de la definición ciceroniana de “res publica, de acuerdo con la cual es una “cosa del pueblo”, cuando por pueblo no se entiende cualquier agregación de hombres sino una sociedad que se mantiene integrada no solo por los vínculos jurídicos sino por la “utilitatis comunione” (utilidad común). Lo privado, es definido como lo que no es público. Es privado quien no ejerce magistraturas o cargos públicos. “La esfera pública llega hasta donde comienza la esfera privada y viceversa”. Aumentando la esfera pública disminuye la esfera privada. Aumentando la esfera privada disminuye la esfera pública.

En la dicotomía publica/privada, hay otra que converge y es “la sociedad de iguales y la sociedad de desiguales. El Estado, y cualquier otra sociedad organizada donde hay una esfera pública sin importar si es total o parcial, está caracterizado por relaciones de subordinación entre gobernantes y gobernados, esto es, entre detentadores del poder demandar y destinatarios del deber de obedecer, que son relaciones entre desiguales. La sociedad natural o bien la sociedad de mercado en la idealización de los economistas clásicos, en cuanto son tomadas normalmente como modelos de una esfera privada contrapuesta a la esfera pública, están caracterizadas por relaciones entre iguales o de coordinación. Entre las sociedades desiguales tenemos: la familia, el Estado, la sociedad entre Dios y los hombres. Entre las iguales tenemos: la sociedad de hermanos, parientes, amigos, ciudadanos, huéspedes, enemigos.

Sociedad Civil

Cuando se habla de sociedad civil se quiere decir que antes del Estado hay diversas formas de asociación que los individuos forman entre sí para satisfacer sus más diversos intereses y sobre los cuales el Estado se sobrepone para regularlas, pero sin obstaculizar su desarrollo e impedir su renovación continua; si bien en un sentido no estrictamente marxista se puede hablar en este caso de la sociedad civil como una estructura y del Estado como una superestructura.

También se puede decir que la sociedad civil es el lugar donde surgen y se desarrollan los conflictos económicos, sociales, ideológicos, religiosos que las instituciones estatales tienen la misión de resolver mediándolos, previniéndolos o reprimiéndolos. Los sujetos de estos conflictos y por tanto de la sociedad civil contrapuesta al Estado, son las clases sociales , o más ampliamente los grupos, los movimientos, las asociaciones, las organizaciones que las representan o que se declaran los representantes; al lado de la organizaciones clase, los grupos de interés, las asociaciones de diverso tipo con fines sociales e indirectamente políticos, lo movimientos de emancipación de grupos étnicos, de defensa de derechos civiles, la liberación de la mujer, lo movimientos juveniles , etcétera.

Los partidos políticos tienen un pie en la sociedad civil y el otro en las instituciones, tanto así que ha sido propuesto enriquecer el esquema conceptual dicotómico y de intercalar entre los dos conceptos de sociedad civil y de Estado, el de sociedad política, orientado a abarcar precisamente el fenómeno de los partidos que de hecho no pertenecen completamente ni a la sociedad civil ni al Estado.

La definición de los partidos políticos, es la de mostrar que ellos cumplen la función de seleccionar, agregar y transmitir las demandas de la sociedad civil que se volverán objeto de decisión política.

El tan debatido tema de la gobernabilidad de las sociedades complejas también puede ser interpretado en los términos de la clásica dicotomía sociedad civil/Estado; una sociedad civil se vuelve más ingobernable en cuanto más aumentan las demandas de la sociedad civil y no aumentan paralelamente la capacidad de las instituciones para responder a ellas. La capacidad de respuesta del Estado ha alcanzado límites quizás insuperables (la crisis fiscal).

Estrechamente ligado al tema de la gobernabilidad aparece el tema de la legitimación: la ingobernabilidad produce crisis de legitimidad.

La sociedad civil es la sede donde se forman, especialmente en los periodos de crisis institucional los poderes que tienden a obtener su legitimidad incluso en detrimento de los poderes legítimos, donde en otras palabras se desarrollan los procesos de deslegitimación y de relegitimación. De aquí la frecuente afirmación de que la solución de una crisis grave que amenaza la sobrevivencia de un sistema político debe buscarse ante todo en la sociedad civil donde se pueden encontrar nuevas fuentes de legitimación, y por tanto nuevos espacios de consenso.

En la sociedad civil también se encuentra el fenómeno de la opinión pública que es la expresión pública de consenso y discenso con respecto a las instituciones, transmitida mediante la prensa, la radio, la televisión, etcétera. Opinión pública y movimientos sociales caminan de la mano y se condicionan mutuamente. Sin canales de transmisión de la opinión pública, la esfera de la sociedad civil está destinada a perder su función y finalmente a desaparecer”8.

9.-Pensamiento Político en la antigüedad: Grecia y Roma

Roma

“Donde se observan mejor los ideales políticos romanos es en la propia constitución de la República. Ésta, al basarse en el Mos maiorum, fue en gran medida no escrita, no codificada, y estuvo en constante evolución. En lugar de crear un gobierno que fuera principalmente una democracia (como en la antigua Atenas), una aristocracia (como en la antigua Esparta), o una monarquía (como en Roma, antes y después de la República), la constitución romana mezcló estos tres elementos, creando así tres ramas de gobierno separadas. El elemento democrático tomó la forma de las asambleas legislativas, el elemento aristocrático tomó la forma del Senado, y el elemento monárquico tomó la forma de los Cónsules.

La fuente última de la soberanía en esta antigua república, como en las repúblicas modernas, fue el populus (pueblo). El pueblo de Roma se reunía en asambleas legislativas para aprobar leyes y elegir a los magistrados ejecutivos. Éstos, una vez elegidos, se les admitía de forma automática en el Senado (de por vida, a no ser que cometieran traición u ofensas graves y fueran expulsados). El Senado logró la preponderancia en los asuntos políticos de Roma, mientras que los senadores presidían los tribunales. Los magistrados tenían la obligación de cumplir la ley y los decretos del Senado, aunque presidían sus reuniones y las de las asambleas legislativas. Un complejo conjunto de frenos y contrapesos se estableció entre estas tres ramas, a fin de minimizar el riesgo de la tiranía y la corrupción y para maximizar la probabilidad de un buen gobierno. Sin embargo, la separación de poderes entre las tres ramas del gobierno no era absoluta. Además, no era común el uso frecuente de varios dispositivos constitucionales que estaban en armonía con el genio de la constitución romana. Una crisis constitucional comenzó en el año 133 a. C., como resultado de las luchas entre la aristocracia y la gente común. Esta crisis condujo finalmente al colapso de la República romana y la subversión en una forma mucho más autocrática de gobierno que más tarde se llamó el Imperio romano”9.

La Religion en Roma

A diferencia de la religión occidental moderna, los romanos no segregaron jamás las prácticas religiosas de las del servicio al Estado. Mantuvieron la práctica de sus ancestros indoeuropeos de dejar el sacerdocio vinculado al Estado. La religión romana estaba compuesta por diferentes cultos al frente de los cuales estaban los sacerdotes, quienes al mismo tiempo podían ocupar un cargo público y/o militar. De hecho, el cargo de sacerdote estaba considerado como un cargo público al que la nobleza podía optar, celebrándose sus pertinentes elecciones. Los sacerdotes romanos eran muy diferentes a los actuales cristianos, ya que podían tener su familia, optar a las magistraturas del estado e incluso combatir en el ejército.

Filosofos de Roma

Tito Livio. Nació en Patavium Padua en el año 59 a.C, en donde se formó en retórica y manifestó su interés por la filosofía. Hacia el 30 a. C., marchó a Roma y se dedicó a la pasión de su vida: a escribir la historia de Roma desde sus inicios (Ab urbe condita libri), comprendió esta obra 142 libros. Murió en el año 17 d.C.Considera que la “pietas” y “virtus” son fuerzas que por necesidad interior llevan a un pueblo a la prosperidad. El engradecimiento de Roma se debe a estas virtudes de los antepasados romanos. El abandono de estas virtudes y la corrupción moral llevaron a Roma a su decadencia.

Dionisio de Halicarnaso

Ciceron

Plutarco

1 Tomado de: www.es.wikipedia.org/wiki/Ideologia

2 MONTENEGRO, Walter. Introducción a las doctrinas político-económicas. Pag.13. Fondo de Cultura Económica. México. 1982.

3 GAARDER, Jostein. El mundo de Sofía. Ed. SIRUELA/NORMA. Bogotá. 1995

4 HERNADEZ Sampieri, Roberto. Metodología de la investigación. Pag.73. Quinta edición. Mc Graw Hill.Mexico. 1991

5 RAMIREZ, Quintero Clímaco, Coronel. Ideas democráticas y Regímenes totalitarios. Pag.30. Universidad Militar Nueva Granada. Bogotá.2005.

6 SARTORI, Giovanni. La política, Lógica y método en las ciencias sociales. Fondo de Cultura económica. México. 2002

7 GAARDER, Jostein. El mundo de Sofía, novela sobre la historia de la filosofía. Pag.188. Ed. Siruela/Norma. Bogotá. 1994

8 BOBBIO, Norberto. Estado, Gobierno y Sociedad. Pag.44. Fondo de cultura económica. México. 1989.

9 Wikipedia. Es.wikipedia.org/wiki/ideas/políticas_de_Roma

1   2   3   4

similar:

Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y iconDefiniciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la...

Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y iconDe Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación...
«política» aparecen los problemas: ¿es que la «política» educa?, ¿es que la «política» sirve para educar?, ¿qué se quiere decir con...

Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y iconResumen: La globalización económica, el vaciamiento de la institución...

Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y iconDentro del primer período de distensión interhegemónica (década del...

Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y iconQue la “ciencia política”, en particular la “ciencia política” estadounidense,...

Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y iconFilosofía política

Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y icon2 definición de forma de organización política formas primitivas de organización política

Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y icon16 16 Facultad: Derecho y Ciencia Política Carreras: Lic en Relaciones...

Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y iconGuión Definición de Al-Ándalus: denominación musulmana de Hispania...

Definiciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la política Características de la política valores de la política Cultura y iconComo modelo de investigación en la filosofía política




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com