En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados






descargar 0.71 Mb.
títuloEn el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados
página7/15
fecha de publicación11.07.2015
tamaño0.71 Mb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   15
Partido Fascista organizado por Benito Mussolini; las bases de este Partido se encuentran en la integración de las milicias juveniles llamadas “Fascio di combatimento” surgidas en Milán en 1919 que aparentemente luchaban por el establecimiento de una República Democrática y Socialista.

La situación imperante en Italia obligó al gobierno y a la gran burguesía a apoyar al Partido Fascista, ante el posible establecimiento del socialismo en Italia, pues el Partido dirigido por Mussolini, además de ofrecer el orden público, prometía también la protección de los intereses de la burguesía.

Más tarde, el Partido Fascista lidereado por Benito Mussolini, apoyado por las clases dirigentes, se fue imponiendo por medio de la violencia y el chantaje político.

Su fuerza de choque estuvo constituido por la integración de un ejército denominado  “Camisas Negras” quienes precisamente acompañaron a Mussolini en la marcha “sobre Roma” ocurrida en 1922 y luego, a obligar al rey Víctor Manuel III a entregarle el gobierno a Mussolini, quien acto seguido se proclamó Duce (dictador).

Benito Mussolini considerándose un nuevo “César” trataría de revivir la grandeza del antiguo Imperio Romano; para ello, además de ser jefe de gobierno, se hizo cargo de los ministerios de Guerra, de la Fuerza Aérea, de la Marina, del Control Colonial y de los Negocios con el Extranjero. Es por esta razón  que decimos que Mussolini organizó un gobierno totalitario, en donde el dictador declaró: “todo el poder en el Duce”.

El Partido Fascista de Benito Mussolini se caracteriza por:

1. La implantación de un régimen dictatorial en donde quedaba eliminado el espíritu de lucha democrática.

2. Su abierta oposición a los marxistas de tendencias internacionalistas. El Fascismo -con el apoyo de la burguesía- proponía el reforzamiento de la práctica capitalista.

3. La exaltación del Estado sobre los intereses individuales, para ello implantó el régimen corporativista en donde quedaba subordinado el individuo al Estado. Se procedió a la supresión de todo partido político de oposición.

Benito Mussolini declaraba en sus discursos”… todo en el Estado, todo por el Estado, nada fuera del Estado, nada contra el Estado”.

http://200.57.38.181/cursos/materias/cuarto/cvh2/banners/tu1/t231a.gif

Figura 19. Todo en el Estado, todo por el Estado, nada fuera del Estado, nada contra el Estado: El Fascismo.

(Tomado de Enciclopedia de Historia Universal.  Tomo 12 p. 88)

4. Los sindicatos debían estar también subordinados al Estado, se prohibieron las huelgas y el cierre de los centros de trabajo.

El Estado fascista estaría representado por órganos políticos especiales, llamados corporaciones, que funcionarían como intermediarios entre el Estado y la sociedad.

5. El fascismo italiano sería también imperialista: para el impulso de la política expansionista Mussolini organizó un importante ejército, una poderosa armada y una excelente fuerza aérea, con el fin primero de afianzar los territorios ya colonizados  (en 1911 Italia le arrebató a los turcos el territorio africano de Libia) y lanzarse luego, a la conquista de nuevos territorios (Etiopía sufrió la ocupación de la Italia fascista entre 1935 y 1941).

2.3.2   EL NAZISMO

Al término de la Primera Guerra Mundial el emperador alemán Guillermo II abdicó, ante tal situación, los socialistas se apropiaron del poder; el 9 de noviembre de 1918 fue proclamada la República democrática-socialista con sede en Weimar y dirigido por Federico Ebert.

En estas condiciones políticas y sociales fue así como apareció el Partido Nazi; el partido obrero alemán comúnmente conocido como Partido Nazi (Nacionalsocialista) surgió en 1919 y su principal dirigente fue Adolfo Hitler –de origen austríaco–.

Los nazis se manifestaron como abiertos opositores al marxismo. En cambio, apoyaron al nacionalismo expansionista y al antisemitismo. El Partido Nazi tenía la intensión de instaurar la “dictadura de los arios”, es decir, el gobierno autoritario dirigido por una raza superior: la germana.

Hacia 1923, el Partido Nazi con Hitler a la cabeza y contando con el apoyo del Mariscal Ludendorff intentó una asonada con el fin de tomar el poder; sin embargo, este “golpe” (putsche) fracasó rotundamente, por lo que Adolfo Hitler fue detenido y sentenciado a cinco años de prisión, de los cuales sólo permaneció en la cárcel menos de uno. Hitler durante su encierro se dedicó a escribir lo que más tarde se convertiría en el libro “guía” de los nazis: Mein Kampf (“Mi lucha”).

En 1925 murió el presidente Ebert, por lo que el puesto de presidente de la República de Weimar fue ocupado por el General Pablo Von Hindenburg, éste, ya en su calidad de dirigente se dedicó a la reconstrucción económica de la Alemania de postguerra; desgraciadamente, la crisis económica mundial de 1929 arruinó todo el proyecto de reconstrucción y se presentó la quiebra general de la economía y las finanzas alemanas; entonces, el hambre y los desempleados aumentaron alarmantemente.

Ante la crisis existente en Alemania, el número de integrantes del Partido Nazi creció en forma notable. El Partido Nazi contando con un gran número de simpatizantes se presentó en las elecciones de 1932, y aunque fue derrotado, los nazis obtuvieron 13 millones de votos, Hindenburg resultaba reelecto como presidente, pero Hitler sería nombrado cancillerel 30 de enero de 1933. Este cargo le permitiría a Hitler designar a los ministros dentro del Partido que tuviera la mayoría en el Reichtag, es decir, en el Parlamento.

http://200.57.38.181/cursos/materias/cuarto/cvh2/banners/tu1/t232a.jpg

Figura 20. Adolfo Hitler. Austriaco de nacimiento, desarrolló la idea de la pureza y superioridad de la raza aria.

(Tomado de Enciclopedia Historia Universal Tomo 12 . Pág. 102)

El 2 de agosto de 1934 murió Hindenburg, ante esta coyuntura política, Hitler reunió en su persona los cargos de canciller y presidente, luego fue declarado Führer (caudillo) del Tercer Reich (imperio).

Los planteamientos ideológicos fundamentales de la doctrina nazi serían:

1. El racismo: Adolfo Hitler sostenía la superioridad de la raza germana argumentando que éstos eran “arios, es decir, de una raza pura y por tanto, superior. El racismo de Hitler fue más evidente contra los judíos a quienes acusaba de ser los culpables de todos los males del mundo.

Hitler, desarrollando fuertes sentimientos antisemíticos creó los campos de concentración en los cuales fueron eliminados una gran cantidad de judíos; pero también fueron exterminados los comunistas, liberales e incluso, los nazis cuando se dudaba de su lealtad al Führer.

2. El nacionalismo: Hitler consideraba a la nación como el valor supremo al cual el interés individual quedaba supeditado.  El Führer declaraba constantemente: “Tú no eres nada, tu pueblo… es todo”.

El interés principal era la defensa de lo nacional, por esta razón en la Alemania nazi se debería rechazar todo aquello que tuviera un sentido universal.

3. El autoritarismo: Adolfo Hitler implantó un régimen verdaderamente totalitario en el cual su persona representaba la autoridad absoluta dentro del Estado nazi.

4. El pangermanismo: Es decir, la unión de todos los pueblos de raza germana en una sola nación.

Hitler consideraba que después de ocurrida la unidad germana,  los nazis se lanzarían a la expansión territorial, principalmente sobre aquellas regiones que los germanos proponían como parte de su “espacio vital”. Como parte del denominado Tercer Reich, los nazis procedieron a las anexiones de Austria y Checoslovaquia en 1938 y a la invasión de Polonia en 1939.

5. El militarismo: Para ello, se fomentó el rearme total en Alemania; se restableció el servicio militar obligatorio; se aumentó el número de integrantes en el ejército; incluso, con el fin de disminuir el desempleo fueron enrolados una gran cantidad de desocupados y a otros se les colocó en las fábricas de armamentos. En este proyecto de rearme también se pensó en el mejoramiento de la Armada y la Fuerza Aérea de la Alemania nazi.

2.3.3   EL MILITARISMO JAPONÉS

Japón se fortaleció para la guerra gracias al desarrollo económico logrado a través de su política expansionista sobre China; consecuencia de ello, fue la oposición de las potencias occidentales que poseían colonias en la Costa del Pacifico. Japón a pesar de su inserción en la economía de mercado, posee hasta la fecha una cultura que sigue siendo extraña y ajena para los occidentales, y es a través de ella que podemos explicar su militarismo. Un japonés anhela un mundo organizado según los principios de la armonía. La armonía sólo se alcanza cuando cada quien cumple con su tarea predestinada y pide para sí mismo lo que se considera justo de acuerdo con las normas establecidas. Es una actitud semejante a la practicada durante la Edad Media, es el culto “al grado, la prioridad y el lugar”.

En el Japón antiguo el uso de las armas se convirtió en el monopolio de una casta militar denominado los Samurai, quienes oficialmente se extinguieron como tales a poco de la instauración del imperio Meiji; sin embargo, la tradición que seguían estos soldados profesionales prevalecía en el ejército moderno durante el período de afirmación nacional que reinó en los años treinta del siglo XX.

Los oficiales profesionales del ejército japonés se guiaban a sí mismos por el código llamado Bushido, la línea del guerrero que prescribía la vida del soldado en todos sus puntos, proclamando que en su destino último debía ser muerto, matar a otros primero, pero al final ser muerto. El Bushido dictaba todo lo que era posible en la relación entre Samurais. La rudeza, el sufrimiento, el cumplimiento sin piedad de órdenes imposibles y el tratamiento salvaje hacia los más débiles, el deber de hacerse el Hara Kiri en circunstancias de deshonra y el culto a la no rendición, era parte de su código.

El liderazgo entre los cuerpos del ejército se basaba en el miedo y la férrea disciplina. Resulta significativo que el revivir del Bushido típico estuviera con un tipo de política, que era la predominante entre los nazis. El Bushido pintaba la vida heroica como aquélla que excluía la compasión y que tenía como único objetivo el triunfo.

En su organización bélica, el sistema japonés era más fuerte en virtud de la persona-mito del emperador (nos referimos para ese entonces, al emperador Hiroito). En los años treinta el axioma defendía que él era una sustancia diferente a la de la humanidad  corriente, puesto que era la encarnación de la divinidad, a quien los mortales no podían ver de frente, ya que como descendiente divino, era hijo del Sol mismo, al que tampoco se puede ver de frente.

2.3.4   EL FRANQUISMO

Alfonso XIII abandonó el trono de España el 14 de abril de 1931, esto dio paso a la proclamación de la Segunda República Española dirigida por la facción socialista.

Ante la existencia de un gobierno de coalición republicano-socialista; la derecha española no dejó de realizar varios intentos para derrocar al gobierno popular. El 29 de octubre de 1932 surgió oficialmente un nuevo organismo político: la Falange Española creado por José Antonio Primo de Rivera (hijo del dictador Primo de Rivera quien fue apoyado por Alfonso XIII para dar un Golpe de Estado que lo llevó al poder entre 1923 y 1930).

La Falange representaba los intereses de los grupos más reaccionarios y tenía como propósito centralizar el poder en manos de los militares.

Luego de ocurridas las elecciones de febrero de 1933, observaremos el triunfo del “Frente Popular” compuesto por una coalición de las izquierdas existentes en la península ibérica.

Ante tales acontecimientos políticos, el 18 de julio de 1936 estalló finalmente un pronunciamiento militar que luego se transformaría en la llamada Guerra Civil Española, ocurrida entre 1936 y 1939, en la cual se enfrentarían los republicanos a las fuerzas franquistas, estos últimos recibirían ayuda tanto militar como económica de Italia y Alemania, precisamente la ayuda dada al General Franco por Hitler y Mussolini será vista a nivel internacional como el preludio a la Segunda Guerra Mundial.

El 28 de marzo de 1939, las tropas del General Franco hacían su entrada triunfal en Madrid, con esto se daba por hecho el fin del gobierno republicano y el inicio de la dictadura encabezada por el Generalísimo Francisco Franco.

La dictadura impuesta en España por el General Franco desde 1938 hasta 1975 tuvo como meta lograr la centralización política, cultural, administrativa y económica. Por medio del decreto del 30 de enero de 1938, Francisco Franco fue proclamado caudillo y se convertía por esto en la máxima autoridad político-militar del gobierno español.

Los fundamentos ideológicos de la dictadura franquista los resumiríamos en los siguientes puntos:

  1. La integración de un Estado nacional centralizado contrario a cualquier tipo de gobierno autónomo.

  2. Una concepción tradicional, antiliberal y antisocialista en donde por supuesto, no se descartarían los afanes imlistas.

  3. La defensa a toda costa del catolicismo.

  4. Emblemas y saludos parecidos a los de los gobiernos fascistas tanto de Italia como de Alemania.

  5. El franquismo logró su triunfo en España debido al apoyo recibido del ejército, la iglesia católica, los grandes terratenientes, la alta burguesía industrial y financiera, e incluso, de una buena parte de las clases medias españolas.

  6. 2.3.5   EL STALINISMO

  7. A la muerte de Lenin, ocurrida en 1924, se esperaba en la Unión Soviética que León Trotsky tomara su lugar como líder de la nación; sin embargo, observamos la presencia de una fuerte lucha en el seno del Partido Comunista ruso de la cual finalmente saldrá triunfante José Stalin en el año de 1929.

  8. La Rusia comunista, nacida apenas unos años atrás, tenía ante sí graves problemas; la agricultura y la industria eran primitivas e insuficientes, se sufría de una escasez constante de alimentos, existían además grandes perturbaciones políticas y sociales y, en opinión de muchos rusos, la Unión Soviética rusa estaba en peligro de otra tentativa de invasión por parte del las potencias capitalistas de occidente con el fin de destruir el nuevo Estado comunista.

  9. Stalin realizó entonces, grandes esfuerzos por superar todas estas dificultades , se elaboró el primer plan quinquenal con el propósito de sacar a la comunidad socialista rusa de su atraso económico.

  10. Si bien el primer plan quinquenal obtuvo un importante éxito económico, por otra parte, observaremos que en el terreno político se procederá a la instalación de un régimen totalitario con una rigidez parecida a la de los sistemas fascistas existentes en Italia y Alemania.  Esto trajo como consecuencia la aparición de fuertes críticas por parte de numerosos seguidores del marxismo dentro y fuera de la Unión Soviética.

http://200.57.38.181/cursos/materias/cuarto/cvh2/banners/tu1/t235a.jpg 

Figura 21.  José Stalin dejó atrás el proyecto de una dictadura del proletariado por la integración de una dictadura personal.

(Tomado de Enciclopedia Historia Universal Tomo 12 . Pág. 108)

Stalin no toleró ninguna crítica, los descontentos fueron eliminados a través de las llamadas “purgas”. Para quienes criticaban las  medidas tomadas por Stalin, éste decía a sus opositores que habían traicionado el ideario de Marx y de Lenin y en lugar de una “dictadura del proletariado” caracterizada por la existencia de una sociedad sin clases en la que todos fueran iguales y libres, se observaba que los campesinos y obreros eran explotados al máximo, mientras que los obreros “especializados” se constituían en una nueva “élite”.

El Partido Comunista a cuyo frente se encontraba José Stalin había tomado el lugar de los burgueses capitalistas; los integrantes del politburó que era el más alto organismo político y administrativo del Partido Comunista de la Unión Soviética, gozaban ahora de todos los privilegios.

Los críticos de José Stalin sostenían que en lugar de la
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   15

similar:

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados iconLas grandes potencias en la segunda mitad del siglo XIX reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados iconEvolución y cambio del mercado de divisas de las grandes potencias...

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados iconEn el último tercio del siglo XIX, los restos del imperio colonial...

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados iconTema transformaciones económicas y cambios sociales en el siglo XIX y primer tercio del siglo XX

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados iconEn el último tercio del siglo XX pudimos observar cómo los Estados...

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados iconEl momento central del siglo XIX se caracteriza por la consolidación...

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados iconLas potencias imperialistas de estados unidos-francia e inglaterra...

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados icon3. 2 Causas de la globalización La globalización de las relaciones...

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados iconDel siglo VII a. C. datan los primeros grandes templos, que adquirieron...

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados iconInvestigación histórica, al menos aquella que, por debajo de la espuma...
«ingrediente» en los placeres más preciados. ¿Qué nos ha cambiado hasta ese punto?




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com