Dirección postal






descargar 95.99 Kb.
títuloDirección postal
página1/7
fecha de publicación02.06.2015
tamaño95.99 Kb.
tipoDirección
e.exam-10.com > Literatura > Dirección
  1   2   3   4   5   6   7
LA RELACIÓN ENTRE LA CAPACIDAD DE ABSORCIÓN DEL CONOCIMIENTO EXTERNO Y LA ESTRATEGIA EMPRESARIAL: UN ANÁLISIS EXPLORATORIO
THE RELATIONSHIP BETWEEN EXTERNAL KNOWLEDGE ABSORPTIVE CAPACITY AND FIRM STRATEGY: AN EXPLORATORY ANALYSIS
Mª Luisa Flor Peris, mflor@uji.es, Universitat Jaume I

Mª José Oltra Mestre, oltra@uji.es, Universitat Jaume I
Dirección postal:

Departamento de Administración de Empresas y Marketing

Universitat Jaume I

Campus Riu Sec

12071 Castellón

Trabajo presentado en el XXII Congreso Anual de AEDEM. Salamanca 2008.

Resumen

En este trabajo se plantea que la capacidad de absorción de la empresa variará según sea la estrategia adoptada por ésta. Para ello, partiendo de que la capacidad de absorción se desarrolla a través de la habilidad para adquirir, asimilar, transformar y explotar el conocimiento generado externamente, examinamos la importancia que tiene cada una de estas dimensiones en empresas que persiguen distintas estrategias. La información ha sido obtenida a partir de una muestra compuesta por 81 empresas españolas fabricantes de pavimentos y revestimientos cerámicos. Los resultados muestran que la capacidad de adquirir conocimiento es mayor en las empresas exploradoras que en las defensoras y las analizadoras, y que la capacidad de transformación y la capacidad de explotación son mayores en las empresas exploradoras que en las defensoras, no observándose diferencias en la capacidad de asimilación del conocimiento.

Palabras clave: Conocimiento, Capacidad de absorción, Estrategia empresarial
Abstract:

In this work we raise that a firm’s absorptive capacity differs depending on the strategy being followed by the firm. We consider that absorptive capacity is formed by the ability to acquire, assimilate, transform and exploit the knowledge generated externally and examine the importance that each one of these dimensions has in companies that adopt different strategies. The information has been obtained from a sample composed by 81 Spanish ceramic tiles firms. The results show that the ability to acquire knowledge is higher in prospectors than in defenders and analyzers, and that the transformation and
exploitation abilities are higher in the prospector firms than in the defenders, whereas no differences are observed in the knowledge assimilation capacity.

Keywords: Knowledge, Absorption capacity, Business strategy

1. Introducción


El concepto de capacidad de absorción recoge la habilidad de una empresa para reconocer el valor de información nueva, externa a la empresa, asimilarla y aplicarla con fines comerciales (Cohen y Levinthal, 1990). Como han señalado Lane, Koka y Pathatk (2006), constituye uno de los procesos de aprendizaje fundamentales en una empresa, en tanto en cuanto refleja su habilidad para identificar, asimilar, y explotar conocimiento del entorno. Consecuentemente, desarrollar y mantener la capacidad de absorción resulta crítico para la supervivencia a largo plazo de una organización porque la capacidad de absorción puede reforzar, complementar o reorientar la base de conocimientos de la empresa.

En los últimos años, el término ha alcanzado una rápida difusión, que se ha manifestado en su aplicación en el estudio de numerosos problemas organizativos. En el plano de las investigaciones aplicadas, casi todos los estudios empíricos han utilizado la empresa como unidad de análisis, si bien en algunos casos se examinaron las actividades interorganizativas (Lane y Lubatkin, 1998) y las unidades de negocio dentro de una empresa (Jansen, Van den Bosch y Volberda, 2005; Tsai, 2001). Respecto a los tópicos estudiados, entre los trabajos que se centran en la empresa como unidad de análisis, se ha examinado el efecto de la capacidad de absorción sobre la actividad innovadora de la empresa (Becker y Peters, 2000; Cockburn y Henderson, 1998; Cohen y Levinthal, 1990; Nieto y Quevedo, 2005; Veugelers, 1997), sobre el desarrollo de nuevos productos (Stock, Greis y Fischer, 2001) y sobre el éxito en los resultados de los acuerdos de cooperación (Mowery, Oxley y Silverman, 1996; Negassi, 2004; Newy y Shulman, 2004). Asimismo ha sido analizada con relación a la adopción de nuevas prácticas en la organización (Lenox y King, 2004) y al proceso de crecimiento empresarial (Barkema y Nadolska, 2003; Kumar y Seth, 2001). Su papel en las industrias de baja intensidad tecnológica para asimilar el conocimiento público (Mangematin y Mandran, 1999), así como las diferentes categorías de conocimiento a las que puede acceder la organización en función del tipo de capacidad de absorción (Mangematin y Nesta, 1999) también han sido aspectos estudiados. Respecto a los antecedentes de la capacidad de absorción, algunos estudios han examinado los factores internos a la empresa que influyen en su capacidad de absorción, tales como las estructuras organizativas (Van den Bosch et al, 1999), las políticas (Lane y Lubatkin, 1998; Lane et al, 2001) o las capacidades combinatorias, expresadas a través de diferentes mecanismos organizativos (Jansen, Van den Bosch y Volberda, 2005). Sorprendentemente, existen muy pocos trabajos donde haya sido considerada la relación entre la estrategia de la empresa y su capacidad de absorción, con excepción de Liao, Welsch y Stoica, (2003) y Lane et al (2006). Dado que los tipos de conocimiento externo adquirido y cómo son asimilados y aplicados serán diferentes en cada compañía, estos últimos autores indican que la estrategia de una empresa juega un papel importante a la hora de determinar qué áreas de conocimiento son valiosas, qué áreas deberían asimilarse y en qué áreas debería aplicarse el nuevo conocimiento.

Otro aspecto controvertido en la literatura es el sesgo hacia la utilización de indicadores que tratan de medir la capacidad de absorción desde una visión de contenido, a partir del stock de conocimientos de la empresa, normalmente vinculado a la I+D, en vez de plasmar los procesos internos que representa el término (Lane et al, 2006). Una aportación teórica relevante que contribuye a profundizar en el concepto de capacidad de absorción es la de Zahra y George (2002), quienes distinguieron entre la capacidad de absorción potencial y la capacidad de absorción realizada. La capacidad de absorción potencial, expresada a través de la adquisición y asimilación del conocimiento externo, representa las capacidades de búsqueda de conocimiento que ha desarrollado una empresa, pero que puede que utilice o no para producir innovaciones. La capacidad de absorción realizada, puesta de manifiesto a través de las capacidades de transformación y explotación, representa su habilidad para desarrollar productos y servicios a partir de ese stock de conocimiento. La empresa debe manejar ambos tipos de capacidad de absorción para tener un resultado superior (Jansen et al, 2005). Examinar en qué grado las empresas utilizan efectivamente ambas dimensiones de la capacidad de absorción contribuirá a conocer con más detalle los procesos internos que conforman la capacidad de absorción, desvinculándola de la visión que la identifica meramente con el contenido del conocimiento expresado a través de variables relacionadas con la I+D.

En este trabajo nos proponemos examinar en qué medida las empresas con diferentes estrategias enfatizan de manera distinta su habilidad para identificar, asimilar, y explotar conocimiento del entorno. Para recoger las estrategias, nos basamos en la tipología de Miles y Snow (1978), la cual constituye uno de los marcos principales de estrategia en la literatura sobre dirección estratégica (Desarbo et al, 2005; Slater y Olson, 2000). Entre los atributos que se le conceden a la tipología de Miles y Snow (1978), y que ayudan a explicar su longevidad y excelencia, se hallan su parsimonia, su naturaleza independiente de la industria y su correspondencia con las posturas estratégicas reales de las empresas a lo largo de múltiples industrias y países (Hambrick, 2003).

Esta investigación contribuye a la literatura en dos aspectos: (1) haciéndose eco de la necesidad de abordar las diferentes dimensiones de la capacidad de absorción de manera separada y (2) relacionando las mismas con la estrategia de la empresa. En el primer caso, ello lo hacemos profundizando en la distinción teórica entre capacidad de absorción potencial y realizada y examinando empíricamente ambas, dado que, hasta la fecha, los esfuerzos para tratar de incorporar empíricamente estas dimensiones han sido limitados. En el segundo caso, pretendemos abrir una vía de investigación en la que se relaciona la estrategia empresarial y las dimensiones de la capacidad de absorción. La investigación previa ha abordado la cuestión de manera tangencial, en tanto en cuanto se ha contrastado que la influencia de la adquisición de conocimiento externo sobre la receptividad organizativa es mayor en las pequeñas y medianas empresas con una orientación estratégica más proactiva -equiparable a la de las empresas exploradoras en la tipología de Miles y Snow (1978)-, que en las menos proactivas (Liao, Welsch y Stoica, 2003). No hemos hallado trabajos, sin embargo, que vinculen la dimensión de explotación de la capacidad de absorción y la estrategia empresarial. Consecuentemente, con este trabajo ponemos de manifiesto la relevancia de la estrategia empresarial en el estudio de la capacidad de absorción y examinamos su efecto a partir de la distinción entre la capacidad de absorción potencial y la capacidad de absorción realizada.
  1   2   3   4   5   6   7

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Dirección postal iconDirección postal

Dirección postal iconDirección postal

Dirección postal iconDirección Postal

Dirección postal iconDirección Postal

Dirección postal iconDirección Postal

Dirección postal iconDirección postal

Dirección postal iconDirección postal

Dirección postal iconDirección postal

Dirección postal iconDirección postal

Dirección postal iconDirección Postal




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com