Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994






descargar 275.96 Kb.
títuloLineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994
página1/5
fecha de publicación26.06.2015
tamaño275.96 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Finanzas > Documentos
  1   2   3   4   5



LINEAMIENTOS REQUERIDOS POR EL BANCO MUNDIAL AL GOBIERNO MEXICANO PARA EL OTORGAMIENTO DE UN CREDITO EN 1994.
Tomado de la tesis de Licenciatura de la

Dra. Gracia Mireya Ojeda Marín

1Introducción
"Pedir prestado no es mucho mejor que mendigar, así como el prestar con usura no es gran cosa menos que robar".Lessing.
Nuestro país se ha caracterizado a partir de la última década por un agravamiento de su crisis económica. Por contradictorio que parezca, México brinda solución a su problema de endeudamiento endeudándose cada día más. Al menos ésta es la única alternativa que han encontrado los gobiernos mexicanos y para ello han acudido a gobiernos extranjeros, a la banca comercial y a los organismos financieros internacionales.
Si bien, México nace a una vida independiente con algunas deudas en su seno, es en los últimos años cuando ésta se observa exorbitante. La deuda externa representaba en 1980, 57,380 millones de dólares y en 1994 la habíamos más que duplicado a 128,302, clasificándonos como uno de los países gravemente endeudados1. En los últimos 14 años México se endeudó más que en 150 años como estado independiente, pasando en palabras de Arturo Ortiz Wadgymar de un vasallaje colonial para entrar a un vasallaje de deuda2.
Al ser el crédito internacional, específicamente del Banco Mundial, el objeto de esta tesina, buscamos sus orígenes y encontramos que credere significa confiar; otorgamos crédito a quien creemos nos lo puede reembolsar a futuro.

Si nos remontamos en la historia lo detectamos en Babilonia, China y el imperio romano, sin embargo es en Italia, la cuna de los mercaderes y el renacimiento, la cual por su misma actividad comercial no sólo legará a la historia el origen del comercio, sus obras de arte con sus escultores, pintores, mecenas, literatos y sus ciudades museo, sino también la letra de cambio y por supuesto a los banqueros.
El crédito internacional se convierte en un elemento importante de la economía mundial y necesita perfeccionarse. Amsterdam, Londres, Lyon y Frankfurt establecen centros financieros tratando de crear un sistema de banca y crédito eficiente. Es sin embargo, Inglaterra con su revolución industrial, su comercio y sus colonias en ultramar, la que logra convertirse en el centro financiero del mundo, haciendo de la libra esterlina una moneda aceptada internacionalmente y cambiando a la plata hasta entonces siempre ligada a ella, por un nuevo patrón monetario: el oro.
Sin embargo con el surgimiento de nuevos centros financieros en Nueva York, París y Berlín; el dólar, el franco y el marco se convierten en sus rivales monetarios. Con el advenimiento de las dos grandes guerras, el patrón oro se resquebraja.
Finalizada la segunda guerra mundial se hace necesario reconstruir a las economías devastadas, así como crear un sistema monetario internacional, emergiendo los dos gemelos de Bretton Woods: el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.
Estos organismos financieros internacionales en sus inicios, tratarán de estabilizar el sistema monetario internacional; intentarán ayudar a los países asolados por la guerra e impulsarán el desarrollo económico de sus países miembros equilibrando sus balanzas de pagos, a fin de evitar fluctuaciones en los tipos de cambio que puedan alterar el equilibrio del sistema monetario internacional. Posteriormente fomentarán la inversión extranjera mediante garantías o participaciones en préstamos y otras inversiones que hicieran inversionistas privados y promoverán el crecimiento equilibrado y de largo alcance del comercio internacional. Empero, como suele ocurrir, los miembros más poderosos, aquéllos económicamente más fuertes, son los que dictarán las bases sobre las cuales se podrán acceder a sus recursos.
La investigación incluye un ligero bosquejo de los principales organismos financieros internacionales existentes hoy en día, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento o Banco Mundial.

Se observa que desde sus mismos inicios estos organismos financieros internacionales imponen ciertas condiciones, pero en la medida en que los países se vuelven más y más dependientes de sus recursos, se dictan nuevas directrices a los países que los solicitan. Así, para tener acceso al crédito internacional, se tendrán entonces que instrumentar sus lineamientos, que se van perfeccionando, hasta llegar a una condicionalidad cruzada, en que el FMI se convierte en portavoz del Banco Mundial y de la banca comercial3.
En el capítulo 2, se advierte que al volverse nuestro país cada vez más dependiente de recursos externos debido a la grave crisis económica en que se ha visto envuelto en la última década, uno de los organismos financieros internacionales a los que ha acudido en su búsqueda de financiamiento ha sido el Banco Mundial. En la solicitud de crédito a este organismo internacional, el gobierno debe atravesar una serie de etapas para allegarse del recurso.
En una primera etapa, se observan los siguientes requisitos:

a) Evaluación de la política económica del país y en su caso, reajuste estructural macroeconómico.

b) Identificación del proyecto al cual se destinará el recurso.

c) Preparación del mismo, analizando sus aspectos técnicos, económicos, financieros e institucionales que permitan su realización.

d) Evaluación final del proyecto.
En una segunda etapa, el crédito para ser otorgado atraviesa por dos grandes pasos:

e) Negociación del préstamo bajo una serie de parámetros claramente delimitados por el Banco Mundial.

f) Ceremonia de Firma en la que el Directorio Ejecutivo otorga el crédito.
En una tercera etapa, el préstamo para empezar a aplicarse pasa por más procedimientos:

g) La ejecución o desembolso del préstamo para los proyectos (estudios de consultoría, adquisición de bienes u obra pública) a los cuales fue destinado no es inmediata sino por fases, pasando por procesos de licitación, contratación de proveedores y pago a los mismos.

h) Supervisión del seguimiento del préstamo por parte de funcionarios del Banco Mundial.

i) Contrato modificatorio. En caso de existir algún retraso o modificación del proyecto. (Por regla general los proyectos siempre están desfasados). En este apartado se mencionan las causas más comunes en el desfase de un proyecto.

j) Evaluación ex-post del préstamo que le permite al organismo financiero internacional analizar si los objetivos en la realización del o los proyecto (s) para los cuales el crédito fue otorgado se han cumplido.

Dada la importancia que el crédito representa actualmente para nuestro país, se mencionan algunas deficiencias detectadas en su aplicación, que provocan que el mismo no sea canalizado adecuadamente, lo cual es digno de señalarse por los altos costos sociales, políticos y económicos que provoca.
Finalmente, a lo largo del trabajo se observa lo complicado, largo y burocrático que representa el obtener un recurso de este organismo internacional, así como que, en determinado momento sus lineamientos exigidos, hasta cierto punto lesionan la soberanía del país, al aceptar que en la mayor parte de los casos, funcionarios del Banco Mundial (BM) supervisen el desarrollo de la política económica mexicana y sobre todo la aplicación del crédito.

11. El crédito internacional

"Las deudas son la esclavitud de los libres". Syro
El crédito internacional es una de las fuentes de recursos más socorrida por nuestro país en su afán de encontrar una solución a la grave crisis económica por la que atraviesa. Sin embargo, no surge repentinamente. En la búsqueda de sus orígenes lo encontramos en Babilonia, China. En la Italia del renacimiento encontramos ya algunos instrumentos bancarios, entre ellos la letra de cambio y los que habrían de convertirse en un elemento importante en la sociedad y economía mundial: los banqueros.
Al empezar a jugar un papel primordial en la economía mundial, el crédito necesita perfeccionarse, emergiendo centros financieros en Francia, Inglaterra, Holanda y Alemania. Sin embargo, es Inglaterra que logra perfeccionar un sistema de banca y crédito, la que llega a convertirse en el centro financiero del mundo, con el oro como patrón monetario.
Con el surgimiento de nuevos centros financieros en otros países, Inglaterra tiene rivales monetarios que empiezan a confrontarle su posición hegemónica. Las dos grandes guerras ocasionan asimismo que el patrón oro se resquebraje y que las divisas floten.
Finalizada la segunda guerra mundial, se hace necesario el surgimiento de un sistema monetario internacional para estabilizar la economía mundial, ayudar a los países devastados e impulsar su desarrollo económico.
Las ramificaciones de este sistema serán los organismos financieros internacionales más importantes existentes hoy en día: Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial. El Banco Interamericano de Desarrollo aunque no surge del sistema de Bretton Woods también se forma bajo las mismas bases. Estos organismos son los que dictan las directrices a desarrollar hoy en día, en el sistema económico, político y social del país que solicite sus fuentes de financiamiento.
Los organismos financieros internacionales se convierten así en nuevos centros de poder al contar con la llave maestra que mueve al mundo, los recursos y el apoyo de los países económicamente más fuertes así como de sus inversionistas privados, al convertir a éstos en aliados.
México, al caracterizarse por ser un país en vías de desarrollo ha participado en el seno de estas organizaciones desde su fundación misma, y con el agravamiento de su crisis económica, ha encontrado como una de sus alternativas posibles acudir a los recursos del Banco Mundial.
1.1 Antecedentes

Podría decirse que el crédito existe emparejado con el surgimiento de la humanidad, en la renta, el mercado, la escuela, entre muchos otros ámbitos. Buscar sus orígenes parecería tan complejo y sin embargo se le encuentra por doquier, pues su significado etimológico proviene de credere que significa, confiar. Otorgar un crédito consiste en autorizar a otro para que haga uso del dinero o bienes hasta cierto límite, mediante préstamos o por medio de una cuenta corriente, asimismo es el cambio de un bien presente por la promesa de un bien futuro.4
Su origen se encuentra en Babilonia, 2000 años A.C. En este lugar no había bancos en el sentido literal de la palabra, pero familias poderosas otorgaban préstamos sobre garantía prendaria o cosechas. Asimismo también se hace referencia a él en China, en "los Shanshi", dedicados principalmente a transferir dinero de una provincia a otra, introduciendo letras de cambio, descuentos y emisión de cheques, con las cuales el viajero se desplaza en lugar de llevar oro y plata5.
Durante el imperio romano se vislumbra el surgimiento de un orden monetario con la acuñación de monedas en oro con la imagen de Julio César. Este sistema tendría una confrontación en el siglo VII con el bloque de la plata del imperio musulmán, desintegrándose finalmente con el saqueo de Constantinopla, en 1206.
El crédito internacional propiamente, nace en la Italia renacentista, pues pese a que en esa época (1476) aún no surgen los estados nación, reconocidos como tal en las Relaciones Internacionales, Italia se caracteriza por ser el centro del desarrollo comercial y político, donde "a fines de la edad media, aparecen sistemas e instrumentos bancarios, entre ellos la letra de cambio"6 y los banqueros quienes llegan a convertirse en miembros esenciales, no periféricos de la sociedad. Esta existencia del crédito mercantil y letras de seguro predicen condiciones económicas rara vez conocidas en el mundo, llegando a convertirse el banquero en el euro-eje, pues un monarca que no hiciera honor a sus deudas, tendría dificultades cuando surgiera una nueva guerra y necesitara equipar sus ejércitos7.
El banquero presta a sus coterráneos y hasta a su mismo monarca. Al no existir aún el Estado, no se conocen barreras y se le presta a habitantes de otras regiones y en esta época tan convulsionada, en la que el mundo se encuentra inmerso en guerras por religiones, ideologías, centros de poder, dominios de unas naciones sobre otras, el disponer de dinero rápido y la posesión de un buen crédito son esenciales para cualquier Estado empeñado en ganar una guerra, en un tiempo en que los soldados son mercenarios. Por ejemplo, en el imperio de los Habsburgo, su emperador había enajenado todo el ingreso de sus colonias a los banqueros durante el año de 1540 en un afán por salvar sus dominios y en 1557 la Corona Española estaba en bancarrota llevando a la misma a la familia banquera Fugger8. Estos siglos se caracterizaron por una sucesión de tipos de cambio fluctuantes y de monedas dominantes donde sobresalían el ducado veneciano, el florín holandés y el real español9.
Durante esta etapa los comerciantes también obtenían beneficios especulando con los intercambios de las diferentes monedas que fluctuaban constantemente y las tasas a las cuales se podían comprar y vender los billetes, cobrando el cambista también comisión por sus servicios10.
Al jugar el crédito un papel tan importante, a fines del siglo XVII y principios del XVIII, en ciertos estados se vislumbra la posibilidad de crear un sofisticado sistema de banca y crédito para pagar sus deudas en lo que ha dado en llamarse la revolución financiera11. Surgen así en Amsterdam, Londres, Lyon, Frankfurt y otras ciudades, establecimientos financieros que se dedican a traficar mercancías, comerciar papel moneda, especular en acciones de compañías y otorgar préstamos, adoptando las prácticas bancarias de la Italia del Renacimiento y creando una estructura de crédito nacional e internacional.
En 1815 Inglaterra, cuna de la revolución industrial y la potencia del momento, tiene una moneda, la libra esterlina, basada en la plata, pero acepta también un tipo informal de bimetalismo al circular también la de oro. En 1817 el oro es declarado moneda de curso legal y en 1819 la plata se deja de utilizar al cambiarse únicamente los billetes de banco en monedas de oro; a partir de tal fecha la libra se basó únicamente en este metal. Entretanto el resto de Europa y los Estados Unidos seguían siendo bimetálicos. En 1870 comienza a tomar fuerza el movimiento hacia el patrón oro y por lo general se dice que es a partir de tal época que se inicia la historia moderna de las relaciones monetarias internacionales.12 El oro tuvo un periodo de duración breve pues se interrumpe cuando estalla la primera guerra mundial en 1914.
Antes de este acontecimiento bélico, la libra fue la moneda de mayor circulación internacional pues Inglaterra había logrado desarrollar un sistema avanzado de banca y crédito, transformándose en el centro financiero del mundo, otorgando créditos a corto y largo plazo tanto a importadores extranjeros como a nacionales, además de que también facilitaba préstamos para ciertas necesidades externas de capitales a largo plazo. En torno a su red financiera giraba toda Europa, pues al realizar por sí sola una quinta parte del comercio mundial y dos quintas partes del comercio en productos manufacturados garantizaba la inversión, haciendo de la libra esterlina una verdadera moneda mundial y del mundo una zona de ella.
El oro era el patrón a seguir y la libra era plenamente identificada con él. La mayor parte de Europa ligaba su moneda a este metal, permitiéndose su exportación sin límites. El patrón oro tenía por objeto promover un sistema monetario internacional en que la moneda de un país era cambiada por otra a un tipo fijo, las monedas así intercambiadas se convertían en divisas. En Latinoamérica, empero, los tipos de cambio fluctuaban.
Sin embargo, es también a partir de 1870 que Londres se enfrenta a la competencia en mercados de exportación mundiales, primero con Alemania y Estados Unidos y después con Francia, Rusia y Japón. En 1890 surgen nuevos centros financieros en París, Berlín y Nueva York, sus rivales económicos son así el franco, el marco y el dólar. Con la primera guerra mundial los países suspenden la convertibilidad de sus monedas al oro e impiden la exportación del metal para proteger sus reservas y los tipos de cambio fluctúan, es lo que ha dado en llamarse el nacionalismo económico que comprendería desde la primera guerra mundial hasta 1930 aproximadamente.
Terminada la guerra, la atención se centra en resolver los problemas del sistema monetario, restableciéndose el patrón oro pero recomendando a los países que establecieran sus reservas en otras divisas que pudieran cambiarse a oro como la libra esterlina. Este patrón de cambio oro renace formalmente en 1925 cuando Inglaterra restablece la convertibilidad de la libra a este metal. Un año después 40 naciones más adoptaban tal política, pero después de una quiebra de bancos y fuga de reservas, los británicos suspenden de nuevo la convertibilidad y el orden monetario se fragmenta en bloques, el más grande es el de la libra, el segundo el del dólar y el tercero el del oro con Francia.
Sin embargo, hubo países que abandonaron totalmente la convertibilidad prefiriendo políticas comerciales y financieras autárquicas, principalmente Alemania, esto ocurre entre 1929 y 1933. Más adelante los tipos de cambio vuelven a fluctuar. El 25 de septiembre de 1936 se restablece una forma reducida de cooperación con el convenio Tripartita entre Inglaterra, Francia y los Estados Unidos sobre tipos de cambio, al que se adhieren más tarde Bélgica, Holanda y Suiza13.
Con el estallido de la segunda guerra mundial todo se viene abajo, a partir del 7 de abril de 1943 se crean planes de estabilización monetaria internacional en un intento por salvar la economía mundial y lograr la restauración y desarrollo equilibrado del comercio internacional.
Estados Unidos lanza su Plan White o Fondo de Estabilización Monetaria el 7 de abril de 1943. Para constituirlo se necesitaba un monto de 5,000 millones de dólares, pagando cada país su cuota en oro, moneda y papeles de crédito. La cuota se fijaría en base a los recursos nacionales, existencia en oro y balanza de pagos. El pago inicial sería del 50% repartiéndose 12.5 en oro, 12.5 en moneda y 25% en papel crédito. El monto de la cuota subiría si lo aprobaban las 4/5 partes de los miembros del consejo directivo. El reparto de utilidades del Fondo se distribuiría de la siguiente forma: 50% para el fondo de reserva y 50% entre los miembros, según su cuota14.
Inglaterra por su parte da a conocer su plan de la Unión Internacional de Compensación, mejor conocido como el Plan de Keynes, que consiste en la creación de un sistema de créditos internacionales. El Plan fue dado a conocer el 8 de abril de 1943 y su objetivo principal era contrarrestar el desequilibrio monetario internacional motivado por la especulación, estableciéndose una unión monetaria basada en billetes de bancos internacionales, "bancor", evaluados en términos de oro15.
De la unión de estos dos planes, surge el Convenio Monetario de las Naciones Unidas, formulado en la Conferencia de Bretton Woods en julio de 1944, con la aprobación de 45 países no comunistas. El objetivo era estructurar las bases de un sistema financiero internacional16 fincado en dos instituciones: el Fondo Monetario Internacional para fines monetarios y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) o Banco Mundial (BM), para fines de inversiones a largo plazo dirigido a países con dificultad en sus balanzas de pagos.
El mundo entraba así a una nueva etapa, en la que los organismos financieros internacionales empezarían a jugar un papel fundamental sobre todo para aquéllos que buscaban fuentes de financiamiento en un intento de participar en la economía mundial. En este sistema el Banco Mundial canalizaría grandes recursos a países como México, pero también, como contrapartida, acarrearía una deuda externa cada vez más gravosa y leonina17.
1.2. Los organismos financieros internacionales

"En Dios confiamos y que los otros paguen en efectivo". Proverbio norteamericano
Finalizada la segunda guerra mundial, Europa se encuentra devastada y el sistema financiero internacional necesita reestructurarse. La única opción posible para los países en desarrollo parece ser el crédito que se les otorgará por medio de los organismos financieros internacionales.
México, como cualquier Estado, requiere intervenir en la economía mundial y aprovechar las oportunidades que el mundo de la post-guerra ofrece para lograr su desarrollo económico, busca así fuentes de financiamiento. Al ser objetivo de este trabajo estudiar los lineamientos de los créditos otorgados por el Banco Mundial, se analizarán someramente los créditos que han otorgado a nuestro país algunos países por medio de acuerdos bilaterales y se dará un breve esbozo de los principales organismos financieros internacionales a los que México ha tenido acceso en su solicitud de crédito.
Se entiende por crédito público el que se otorga a un país, a una entidad federativa o a un municipio. En este tipo de crédito el Estado puede fungir como prestatario o prestador, asimismo también existe el crédito privado que es el que se concede o es brindado por particulares18. El crédito público puede ser otorgado por uno o más países, por uno o más bancos comerciales y por organismos financieros internacionales. Cuando la relación de financiamiento es con una sóla contraparte se le llama crédito bilateral. Los principales programas de financiamiento de este tipo los llevan a cabo los Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Suiza, Italia y los Países Bajos.
México contrata créditos externos provenientes tanto de otros gobiernos, principalmente Estados Unidos, de la banca privada internacional, como de los organismos multilaterales o internacionales. En este sentido el gobierno o sus agentes financieros pueden fungir como prestatarios en la negociación, contratación y administración del mismo.
Respecto a los organismos financieros internacionales, los principales que le han otorgado crédito a México son: el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Reconstrucción y Fomento (BIRF) o Banco Mundial (BM) a continuación se brinda una breve semblanza de los mismos.
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) fue creado por la Organización de los Estados Americanos en 1959 para impulsar el desarrollo económico, individual y colectivo de los países miembros19. Estos, en su inicio eran los Estados Unidos y todos los países latinoamericanos a excepción de Cuba, pero en 1974 se adhirieron once países europeos y Japón como miembros extrarregionales, aportadores de capital. Actualmente participan 16 países extrarregionales y 27 regionales, de los cuales 25 son prestatarios. Sus suscripciones se hacen sobre las mismas bases que las cuotas para el Fondo Monetario Internacional, (Infra pp. 19 y 20). Las fuentes de recursos del BID están constituidas principalmente por las suscripciones y contribuciones pagaderas en efectivo de los países miembros, por los recursos provenientes de las amortizaciones e intereses de los préstamos otorgados, de los mercados de capital donde emite bonos y contrata financiamientos y de la administración de fondos en fideicomiso de diferentes países.
En el convenio constitutivo del BID se establecieron dos fuentes de recursos propios completamente separadas: los Recursos Ordinarios de Capital y el Fondo para Operaciones Especiales. Los Recursos Ordinarios de Capital están compuestos por capital pagadero en efectivo y por capital exigible a sus países miembros. Con cargo a ellos se otorgan préstamos reembolsables en la moneda prestada y regidos por condiciones bancarias corrientes comparables a las de instituciones financieras similares. El BID no dispone del capital exigible de cada país miembro pero puede requerirlo para hacer frente a sus obligaciones.
El Fondo para Operaciones Especiales fue creado para otorgar préstamos en condiciones y términos que permitan hacer frente a circunstancias especiales que se presenten en determinados países o proyectos. El reembolso del préstamo se hace en moneda nacional, los plazos son más largos y los tipos de interés más bajos.

El BID hace préstamos a los miembros, a sus subdivisiones políticas o a entidades privadas, fomentando inversiones públicas y privadas; como regla general sólo otorga financiamiento de proyectos a programas que sean técnica, económica y financieramente viables, pagándose generalmente los préstamos en la moneda en que se otorgan (dólares). En 1995, el banco puso en práctica el programa de préstamos para el sector privado, a través del cual se podrán canalizar recursos hasta por 300 millones de dólares anuales, que constituyen el 5% del programa anual de préstamos del BID.20 Estos préstamos no necesitan aval del gobierno federal. El primer país al que se le otorgó este tipo de préstamos fue a México en abril de 1995, para la Cía. Samalalluca, S.A. por 75 millones de dólares, destinado al sector energético.
El BID le otorgó préstamos a México por un total de 985.3 millones de dólares durante 1995.21
El Fondo Monetario Internacional (FMI), nació en la Conferencia de Bretton Woods en 1944 con la finalidad de constituir un acervo común de recursos entre sus suscriptores con la participación de cada país por medio de una cuota. La aportación depende de su renta nacional, reserva de divisas, volumen de exportaciones e importaciones.
Entre los objetivos del FMI se encuentran: el fomento de la cooperación monetaria internacional, el desarrollo del comercio internacional, la estabilidad en las tasas de cambio, convertibilidad exterior de las monedas22, la estabilización de la balanza de pagos. Para lograr tales fines el FMI otorga la ayuda financiera requerida por los países miembros siempre y cuando se cumplan todas las garantías necesarias23. Su principal papel es actuar como fondo internacional de estabilización de cambios, para lo cual impone la condición de tipos de cambio fijos sometidos a revisión o reajuste discontinuo de las paridades para corregir desequilibrios fundamentales en la balanza de pagos y recomienda y decide cuándo un país debe devaluar su moneda. México fue el primer país que pidió y recibió autorización del Fondo para devaluar su moneda cuando el peso pasó de 4.85 a 5.74 y 8.01 respectivamente por dólar en un periodo de tres años comprendidos de 1947 a 1950 . Posteriormente en 1954 y nuevamente con la supervisión del FMI el peso se devaluó a 12.5024.
Hasta 1971, fecha en que el Sistema de Bretton Woods se derrumba y en que el Fondo Monetario Internacional era el centro del sistema monetario mundial25, cada país depositaba el 25% de su cuota en oro y el resto en una cuenta abierta denominada número uno en su Banco Central y en su propia moneda. Todos los países están suscritos con 250 votos pero pueden tener uno más por cada 100,000 dólares adicionales de cuota. De este modo aquellos países que mayor número de capital tengan suscrito serán los de mayor poder en el FMI (Estados Unidos representa más de la cuarta parte del total).
El FMI cuenta actualmente con 181 miembros. La cuota con la que cada país se suscribe es de vital importancia porque de ella depende el poder de su voto para la elección de directores, toma de decisiones, etc.
Las condiciones originales para el otorgamiento de recursos se han visto modificadas a lo largo de los años, en un principio bastaba confirmar que la paridad del país prestatario era la apropiada, que los recursos girados no tuvieran propósitos de reconstrucción o desarrollo, que el prestatario estuviera realizando los pasos necesarios para la convertibilidad de su moneda eliminando restricciones sobre pagos corrientes, siendo su principal preocupación que los programas se ajustaran a la demanda fiscal y monetaria26; pero es a partir de las década de los setenta27 y profundizada en los ochenta cuando éstas se han visto reforzadas, debido a la escasez de capital para los países acreedores y a sus renegociaciones de deuda, "entre 1970 y 1982 la deuda externa de los países subdesarrollados creció tres veces en términos nominales28”.

Entre sus más recientes condiciones encontramos que a partir de 1979 para tener acceso a sus recursos, el Fondo toma en cuenta los objetivos sociales, políticas internas y circunstancias particulares de cada país miembro, revisando, evaluando y recomendando políticas macroeconómicas, debiendo el país prestatario adoptar las medidas correctivas que el Fondo recomiende. En 1986, el Fondo adopta nuevas directrices como el Servicio Financiero de Ajuste Estructural (SAE) demandando condiciones concesionarias. En 1987 se establece el Servicio Financiero Reforzado de Ajuste Estructural (SRAE), requiriendo se inicien estrictos programas macroeconómicos y estructurales trianuales, este servicio se ve enmarcado en nuevas directrices adoptadas el 23 de febrero de 1994. En 1993 se crea el Servicio de Transformación Sistemática (STS) como secuela de transformación de las economías planificadas en economías de desarrollo29.
A este tipo de condicionalidad30 está adjunta la promesa de financiamiento no sólo por parte del Fondo sino también de otros acreedores, créditos bilaterales, de la banca comercial o de otras organizaciones internacionales, V.g., Banco Mundial, al convertirse el Fondo en intermediario y negociador de la parte acreedora31.

Para tener acceso a los recursos del FMI, el país solicitante del crédito debe demostrar que los necesita para financiar su balanza de pagos desde tres puntos de vista: su balanza de pagos, sus reservas exteriores y la evolución de su posición de reservas. Sin embargo, al existir diferentes categorías en los préstamos (alta y baja condicionalidad32), éstos se otorgan de acuerdo al tipo de financiamiento de que se trate: Servicio de Tramos, Servicio Financiero de Contingencia, Servicio Ampliado, Servicio de Ajuste Estructural, Servicio Reforzado de Ajuste Estructural, Servicio de Transformación Sistemática, etc. El crédito se trata caso por caso33 y dependiendo de si es baja o alta condicionalidad34 se impondrán los límites y condiciones respectivas35, así pues el financiamiento es variable en cada país36.
Al inicio de 1995 el saldo de las obligaciones de México con el FMI era de 2,644 millones de dólares pero, para hacer frente a la crisis financiera en enero de 1995, solicitó un crédito contingente por un monto de 12,072 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG)37 equivalentes a 17,800 millones de dólares, aprobado el 1o. de febrero del mismo año. Este préstamo constituyó el crédito de mayor cuantía otorgado a un país en la historia de la institución38.
Existe una gran coordinación y condicionalidad en las estrategias seguidas por el FMI y el BM, ya que ambas instituciones surgen en el Sistema de Bretton Woods y trabajan conjuntamente en diferentes programas. Por ejemplo para ser miembro del BM antes se tiene que ser del FM y si se renuncia a éste también se renuncia al BM tres meses después a menos que 3/4 partes de los votos de los miembros del banco, le permitan seguir siendo socio39.
1.2 El Banco Mundial
El Banco Mundial (BM) se constituye junto con el FMI en la Conferencia de Bretton Woods en 1944, empezando sus operaciones en 1946. Entre sus principales propósitos se encuentran: Cooperar a la reconstrucción y desarrollo de los países miembros, ayudar a la restauración de las economías devastadas por la guerra; promover la inversión extranjera privada mediante garantías o participaciones en préstamos y complementarla cuando el capital privado no esté disponible en términos y condiciones razonables; estimular el desarrollo de instalaciones y recursos productivos en los países menos desarrollados; coordinar los préstamos otorgados y garantizados por él con los préstamos internacionales provenientes de otras fuentes; participar en la promoción de operaciones de cofinanciamiento de proyectos de desarrollo con otras instituciones financieras; proveer asistencia técnica para la preparación, financiamiento y ejecución de los programas de desarrollo mediante servicios de asesoramiento como parte normal e integral de las operaciones de préstamo entre las cuales se encuentran: colaborar para determinar prioridades en diferentes proyectos; presentar sugerencias relativas a sus aspectos técnicos, recomendaciones y medios para financiar sus costos locales40. Asimismo menciona como uno de sus fines principales elevar el nivel de vida y mejorar las condiciones de trabajo de sus países miembros41.

Durante los primeros años, el BM destinó sus recursos a los países europeos pero con el advenimiento del Plan Marshall financiado por los Estados Unidos (1948-1952), reorientó sus objetivos hacia el financiamiento de proyectos de desarrollo, invirtiendo en sectores de infraestructura económica: energía eléctrica, caminos, irrigación, ferrocarriles y agricultura y después en ajustes estructurales macroeconómicos, así como en otros sectores como salud y educación. En términos generales no se planteaba la condicionalidad para tener acceso a sus recursos definiendo cada país (en nuestro caso, México) los sectores en que requería los créditos. Las discusiones sobre condicionalidad se referían a créditos específicos y si no había acuerdo el crédito no se otorgaba42. Con la crisis de la deuda este aspecto cambia y propicia el reencuentro o unión de los gemelos de Bretton Woods en que surge la condicionalidad cruzada, los bancos comerciales otorgaban créditos si había un programa con el FMI en aspectos fiscales y monetarios, éste apoyaba sí había acuerdos con el BM sobre cambio estructural, por ejemplo políticas para programas de inversion pública, reducción del proteccionismo, fomento a las exportaciones. El FMI prescribía los programas y el Banco Mundial los supervisaba, empezando a manejar este organismo el concepto de condicionalidad para el cumplimiento de ciertos requisitos como realizar cambios de fondo en la economía y reconvertir sectores completos43.
De acuerdo a su convenio constitutivo el monto de las suscripciones de los países miembros al capital social del BM se determina en base a la cuota del país respectivo en el FMI y refleja su nivel de desarrollo, por ello sus derechos de voto se determinan de acuerdo al número de acciones suscritas y también se otorga un voto adicional más por cada 100,000 dólares, al igual que en el FMI.
La suscripción de capital de cada uno de los miembros se divide en la siguiente forma, el 2% es pagadero en oro o en dólares de los Estados Unidos y el BM puede disponer libremente de esta parte; el 18% es pagadero en la moneda del país respectivo y el 80% no está a la disposición del banco para operaciones de préstamo, pero éste puede reclamarlo cuando lo necesite. Los pagos de las cantidades solicitadas por ese concepto deberán hacerse en oro, en dólares de los Estados Unidos o en la moneda que el BM requiera. En caso de que la paridad de una moneda se reduzca, este organismo internacional debe recibir cantidades adicionales de dicha moneda, así como si se eleva debe reembolsar las monedas restantes.
Al ser un organismo internacional, el Banco Mundial obtiene también de inversionistas privados la mayor parte de sus recursos financieros, de préstamos obtenidos en los mercados de capital, de sus ingresos de operación y de la venta parcial a inversionistas privados de títulos correspondientes a algúnos préstamos que ha otorgado44.
Respecto a su situación jurídica, inmunidades y privilegios, el artículo VII, sección IV de su acta constitutiva, menciona que sus bienes y activos del BM dondequiera que se encuentren, son inmunes a registro, requisamiento, confiscación, expropiación o cualquier otra forma de embargo por acción ejecutiva o legislativa y que sus activos, bienes, ingresos y operación quedan exentos de impuestos y derechos aduanales, así como los pagos a funcionarios y empleados del mismo.
En su artículo IV, sección X se establece que ni este organismo ni sus funcionarios podrán intervenir en asuntos políticos de ningún miembro, ni tampoco permitirán que la clase de gobierno de un miembro o de miembros interesados sea factor que influya en sus decisiones. Estas se inspirarán únicamente en condiciones económicas y deberán aquilatarse en forma imparcial con miras a lograr los objetivos para los cuales fue creado.
El BM es administrado por una junta de gobernadores que se reúne anualmente, por directores ejecutivos y por un presidente. Los directores ejecutivos establecen normas y dictan los reglamentos que estimen necesarios, cinco son designados por igual número de miembros que tengan la mayor cantidad de acciones (Alemania, Estados Unidos, Japón, Francia e Inglaterra). Estos directores integran a su vez uno más de los cinco comités permanentes: comité sobre la auditoría, comité sobre la eficacia en términos de desarrollo, comité de presupuesto, comité de cuestiones relativas al personal y comité sobre cuestiones administrativas relativas a los directores ejecutivos.
Los directores ejecutivos eligen al presidente que dura en su cargo cinco años pero puede ser reelecto. Hasta el día de hoy el BM ha tenido nueve presidentes y todos de nacionalidad estadounidense. En la sección 9 del Acta Constitutiva se menciona que la oficina principal estará en el territorio del país miembro que más número de acciones tenga, estableciendo agencias u oficinas en los territorios de cualquiera de sus miembros.
Hasta 1996, como en todos los países miembros, el banco tenía una oficina de representación en México que se encargaba de la supervisión de los créditos y de todas las operaciones efectuadas en el país. Asimismo servía de enlace para el envío de documentos a la oficina central en Washington y como oficina para los funcionarios del mismo que vinieran a reuniones, misiones, evaluaciones, etc. En 1996 el banco instrumentó un proyecto en Brasil y México45, convirtiendo a estas oficinas en Departamentos, con el fin de agilizar los trámites en los créditos46, negociación de los mismos y ahorro de presupuesto al evitar el desplazamiento de

funcionarios47. Asimismo en todas las oficinas regionales del banco se encuentran en marcha programas de innovación; en particular en América Latina existe un proceso de descentralización de recursos, responsabilidades y actividades a fin de establecer relaciones más estrechas con los clientes48.

Todos sus préstamos del BM deben estar garantizados por el gobierno del solicitante del crédito, específicamente se pide que sus ministerios de finanzas o economía, o su banca central ofrezca garantía. Los países en desarrollo obtienen préstamos con una tasa de interés que varía cada seis meses, en 1995 fue de 7.5% y son concedidos por un plazo de 15 a 20 años con un periodo de gracia de tres a cinco años.
En el otorgamiento del préstamo los proyectos tienen que ser prioritarios: infraestructura, agricultura y medio ambiente, desarrollo de recursos humanos, financieros y económicos. También se brindan para asistencia técnica en aquellas áreas donde según el BM se puede aumentar la eficiencia en la ejecución de proyectos y políticas públicas. Se otorgan a un intermediario (instituciones de desarrollo) para financiar actividades en general en que éste vuelve a prestar su importe a subprestatarios; o bien se destinan a un programa específico de desarrollo en un subsector determinado canalizando los recursos el gobierno a través del intermediario financiero.
En circunstancias especiales se otorgan préstamos no destinados a proyectos o programas específicos globales si constituyen la manera más eficaz de contribuir al desarrollo de un país miembro, verbigratia, préstamos de ajuste sectorial, macroeconómico o de apoyo a la balanza de pagos. Estas circunstancias especiales se producen si el prestatario (el país que recibe el préstamo) presenta un programa de desarrollo acompañado de las correspondientes políticas económicas y financieras que se estima sean una base satisfactoria para la concesión de ayuda externa.
Este organismo no puede imponer condiciones que obliguen a gastar el producto de sus préstamos en el territorio de cualquier país miembro49. Asimismo antes de otorgarlo debe asegurarse que el prestatario no lo puede conseguir de otras fuentes privadas en mejores condiciones.
Los préstamos del BM generalmente cubren alrededor de un tercio de los requerimientos financieros de un proyecto, aunque hay algunos que cubren el 50%, dependiendo del alcance del proyecto, por lo general es aquella parte que no puede ser pagada en moneda nacional; empero el BM ayuda al prestatario a obtener fuentes adicionales de financiamiento, ya sea por medio de programas gubernamentales bilaterales, bancos regionales de desarrollo, agencias de crédito para la exportación y bancas comerciales. Actualmente casi la mitad de los proyectos financiados por el Banco Mundial incluyen cofinanciamiento50.
Por cada componente del proyecto se establece un porcentaje de financiamiento del banco llamado pari passu. Cuando se concede un crédito, se le abre una cuenta al prestatario en el seno de su organización.

El prestatario tendrá derecho a retirar de la cuenta del préstamo los montos gastados en el proyecto, o si el banco conviniere en ello, los montos por gastarse, según las estipulaciones del convenio de préstamo. Salvo que el BM y el prestatario acordaren otra cosa, no se harán retiros de fondos por conceptos de gastos hechos en los territorios de un país que no sea miembro del BM o de bienes producidos en dichos territorios o de servicios suministrados desde ellos51.
El grupo del BM está formado por cinco instituciones: el propio Banco Mundial (oficialmente conocido como BIRF), la Asociación Internacional de Fomento (AIF), la Corporación Financiera Internacional (CFI), el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (OMGI) y el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), con sede en la ciudad de Washington, D.C.
La AIF, creada en 1960, brinda asistencia técnica a los países más pobres que no pueden recibirla del BM. Está constituida por 158 países miembros y sólo reciben crédito aquéllos con un ingreso per cápita anual de 835 dólares o menos. Sus fondos provienen de las contribuciones de los países más ricos, las utilidades del BM y el reembolso de créditos anteriores de la AIF. Jurídicamente es independiente del BM, pero comparte el personal e instalaciones del mismo.
La CFI, creada en 1956, fomenta la actividad del sector privado en los países en desarrollo. Las tasas de interés varían según el país y los proyectos y su plazo de vencimiento es de entre 3 a 16 años, con periodos de gracia de hasta 12 años. Un 80% de sus fondos se obtiene en los mercados financieros internacionales y el 20% con préstamos del BM. Está constituída por 170 países.
El OMGI se creó en 1988 para ayudar a los países en desarrollo a atraer la inversión extranjera ofreciendo protección a los inversionistas frente a riesgos políticos como expropiación, guerra, perturbaciones políticas, incumplimiento de contratos y transferencia de moneda. Normalmente el OMGI -con 134 países miembros- protege por 15 años pudiendo extenderse a 20 con una cobertura de 50 millones de dólares por proyecto.
El CIADI se creó en 1966, siendo su objetivo primordial fomentar el flujo de inversiones y ofrecer mecanismos de conciliación y arbitraje de diferencias entre los gobiernos y los inversionistas extranjeros, proporciona además asesoramiento y publica documentos sobre las leyes relativas a inversión extranjera. Cuenta con 126 miembros más 13 que habían firmado pero no ratificado el convenio y hasta la fecha ha intervenido en más de 30 casos. Al 30 de junio de 1996 había 10 casos pendientes52.
El Banco Mundial cuenta con 180 miembros. Todos ellos tienen acciones en él y su voto es proporcional a su importancia en la economía mundial. Estados Unidos es el accionista más importante, con el 17% de los votos. Durante 1995, este organismo otorgó 40 préstamos a América Latina, México fue el país que mayor operaciones firmó (siete), por un monto de 2,386 millones de dólares53. Las etapas por las que atraviesan los créditos se detallan en el siguiente capítulo.
12. Etapas en el otorgamiento de un crédito por el Banco Mundial (BM) al gobierno mexicano.
"Muchas veces compramos el dinero demasiado caro". William M. Tackeray.
Cuando un país no puede equilibrar su balanza de pagos por procedimientos normales (ingresos por exportación de mercancías, bienes o servicios, inversión productiva y no especulativa), se ve forzado a solicitar préstamos del exterior. Pero cuando ese país arrastra una deuda onerosa, desempleo, corrupción y problemas sociales, el acceso al mismo se torna más difícil. El crédito se otorgará pero a cambio de ciertas condiciones impuestas por el organismo o país prestamista, lo que implica que el país solicitante debe cumplir con una serie de requerimientos antes de lograr el acceso al recurso.
México se encuentra inmerso en esta realidad desde su misma vida independiente y busca cada vez más apoyo externo debido al agravamiento de su crisis económica que ocasiona el diferimiento de pagos al exterior en 1982 y sucesivas renegociaciones de la deuda en años posteriores.
En este capítulo se brinda un ligero bosquejo de las causas que ocasionaron la crisis, así como las reacciones del gobierno federal ante ésta, encontrando como única alternativa posible adquirir más empréstitos del exterior.
Al ser el Banco Mundial, una de sus principales fuentes de financiamiento54 se detallan los diferentes lineamientos que este organismo internacional exige del gobierno mexicano para poderle otorgar el recurso.

2.1. Lineamientos requeridos por este organismo internacional

El gobierno mexicano se vio obligado a recurrir más al crédito externo a raíz de que en 1975 empieza a vivir la crisis más profunda de muchas décadas55. Algunos factores que contribuyeron a esta situación fueron: durante el periodo de Luis Echeverría Alvarez (1970-1976), el gobierno federal se ve obligado a adoptar una política populista para acallar los sucesos de 1968 y permite un crecimiento del aparato gubernamental creando puestos innecesarios y desembolso de recursos en posiciones que no lo ameritaban; la amplitud de subsidios y aumentos salariales le ocasionan fricciones con la cúpula empresarial; se observa además en estos años invasiones de tierras, huelgas, contracción de la inversión privada que ocasionan fuga de capitales y la devaluación del peso al final de su sexenio56.
Con José López Portillo (1976-1982) la crisis se agrava al basarse la economía del país en el petróleo y no en otros sectores de la producción, ocasionando una nueva devaluación, un control general de cambios, verbigratia mexdólares, otra fuga de capitales y la nacionalización de la banca.
Cuando Miguel de la Madrid (1982-1988) declara el diferimiento de pagos al exterior en 1982, y la deuda se empieza a renegociar interviniendo como mediadores del conflicto el FMI y el Banco Mundial por parte de los acreedores (bancos comerciales, organismos financieros internacionales y gobiernos), se puede decir que es en ese momento cuando al surgir la condicionalidad cruzada, los organismos financieros internacionales (FMI y BM), Estados Unidos y los países industrializados capitalistas empiezan a demandar de los países prestatarios, en este caso México, una primera condición para poder otorgarles el recurso57.
a) Evaluación de la política económica del país.- Esta evaluación es realizada por el Departamento de Evaluación de Operaciones (DOE) del Banco Mundial. Tiene por objeto analizar los problemas que el país enfrenta, así como su capacidad crediticia, para ello se sirve de una o más misiones de investigación. Estas misiones están constituídas por sus funcionarios, consultores independientes o especialistas de gobiernos miembros.
Una vez analizado el entorno, el banco recomienda al país solicitante efectuar una serie de medidas internas a desarrollar en el nivel económico, social y político, entre ellas puede ser un ajuste estructural58 de sus políticas macro-económicas (devaluación monetaria, reducción severa del gasto público, austeridad presupuestaria, eliminación de los subsidios públicos, liberalización comercial y de los regímenes de cambios financieros y de inversiones extranjeras, reforma fiscal, supresión de los desajustes de precios, etc.59). Si el gobierno federal desea accesar a sus recursos, debe proceder a la instrumentación de sus recomendaciones.
La importancia de esta etapa queda de manifiesto en las 65 renegociaciones de deuda que México hizo entre 1983 y 198460. México decide abrir su economía entrando al Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio, pasando de una economía mixta a una economía de mercado. Al empezar a competir las casas de bolsa con la banca, se genera más dinero en el capital especulativo que en el productivo culminando con el crack de 1988 y la necesidad de más recursos internacionales. Se inicia entonces la venta de paraestatales.
Salinas de Gortari (1988-1994) al heredar la crisis, continúa la política inconclusa de Miguel de la Madrid. En su Plan Nacional de Desarrollo (PND)61 que abarcará su periodo presidencial, leemos que en la estructura general de la estrategia a seguir, entre una de sus metas para lograr la recuperación económica, menciona la necesidad de una ampliación de la inversión, y una modernización de la economía62.
Modernizar, para el ex-presidente (y también para los organismos financieros internacionales), significaba ampliar y mejorar la infraestructura; aceptar y enfrentar con eficacia la apertura comercial; eliminar obstáculos y regulaciones que reducen el potencial de los sectores productivos; llevar a cabo concesiones de obras y servicios públicos; construir obras públicas en lo posible financiadas con recursos de particulares; continuar con la modernización a fondo del sistema financiero; promover la actividad aseguradora y de otros intermediarios financieros no bancarios; modernizar el campo y pesca; aprovechar las oportunidades del mercado mundial; promover la construcción de obra pública con financiamiento privado. En la modernización ocupa un lugar destacado la venta de empresas que no son prioritarias ni estratégicas y que por sus condiciones de viabilidad económicas son susceptibles de ser adquiridas por sectores social y privado63.
Una nueva reestructuración de la deuda con la carta de intención en el marco del Plan Brady 64 exige más ajustes estructurales en la economía mexicana. Se sigue con la venta de paraestatales, con la privatización de la banca, así como de la tenencia de la tierra, valiéndose para ello de la modificación a la Constitución.
Si bien la Constitución de 1917 ha sufrido a lo largo de 75 años 300 modificaciones, los tres presidentes que más cambios han introducido son: Miguel de la Madrid 54, Luis Echeverría 39 y José López Portillo 29. "Miguel de la Madrid emprende, en la práctica, el gran viraje que replantea el quehacer del Estado en la economía, crea el sustento para los cambios estructurales y anticipa las transformaciones salinistas. Se trata de su repliegue del quehacer productivo y de su función tutelar. Se inicia el proceso de privatización de la empresa pública y el recorte burocrático.... Salinas impulsa en unas cuantas semanas
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994 iconCapitulo V condiciones generales para el otorgamiento del credito

Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994 iconCapitulo V condiciones generales para el otorgamiento del credito

Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994 iconAspectos Fundamentales de los Lineamientos para el Programa de Gobierno...

Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994 icon4. Queremos pan: ¿A quién elegirías para el Banco Mundial?

Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994 iconOrganismos internacionales de financiamiento (oif) 3 1a. Banco Inter-Americano...

Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994 iconInforme sobre el Desarrollo Mundial Banco Mundial

Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994 iconInforme sobre el Desarrollo Mundial Banco Mundial

Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994 iconNacional. Acorde con esa propuesta la ley 39 de 1880 autorizó al...

Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994 iconNacional. Acorde con esa propuesta la ley 39 de 1880 autorizó al...

Lineamientos requeridos por el banco mundial al gobierno mexicano para el otorgamiento de un credito en 1994 iconRecursos | El Gobierno instruyó austeridad y decidió el recorte para...




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com