El Sistema de Educación de Costa Rica






descargar 52.07 Kb.
títuloEl Sistema de Educación de Costa Rica
fecha de publicación25.09.2015
tamaño52.07 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Economía > Documentos

Minnesota State University, Mankato
Máximo Nivel, Costa Rica
SPAN 496: Individual Study Abroad: Topics in Spanish American Culture



La Deserción de Estudiantes en el Sistema de Educación Pública en Costa Rica

Makenzie Petzel

Estudio Independiente

12 de junio, 2014

Deserción en Costa Rica

Uno de los problemas más grandes en el sistema de educación de Costa Rica es la alta tasa de deserción de los estudiantes en las escuelas públicas. La tasa de deserción en las escuelas, describe el número de estudiantes que abandonan sus estudios cada año. Entre 2010 y 2011, la tasa Nacional de deserción en Costa Rica aumentó de 10,2% a 11,1%, esto significa 39.032 estudiantes (“Dropout rate increases…”). Entre 2012 y 2013, la tasa disminuyó de 10,7% a 9,9% (Hughes, 2014). Cada institución tiene una tasa de deserción diferente y las razones principales que motivan a los estudiantes a abandonar sus estudios son diferentes. Por ejemplo, una investigación que fue hecho por Amy Ross y Hassel Fallas, concluyó que aunque la tasa Nacional en Costa Rica fue 9,9% en 2013, la tasa específica de una institución en Limón, fue 31% en 2013 o el equivalente a 158 estudiantes en un año (Ross & Fallas, 2014).

El propósito de esta composición es poder describir las razones de deserción en Costa Rica, también las razones de deserción de algunas escuelas específicas. Esta composición describirá el sistema de educación en Costa Rica, detalles del problema de deserción en las escuelas Quince de Agosto y Liceo José Joaquín Vargas Calvo, factores nacionales que promueven la alta tasa de deserción, comparaciones entre Costa Rica y otros países en Latinoamérica y, finalmente, programas del gobierno de Costa Rica que están combatiendo la alta tasa nacional de deserción. Resumiré la información esencial en un resumen y produciré una conclusión que incluye mis razones para investigar este tema y mis planes futuros para usar esta investigación.
El Sistema de Educación de Costa Rica

El Ministerio de Educación Pública (MEP) administra el sistema de educación pública en Costa Rica (“Costa Rica”). Los años de escuela en Costa Rica tienen nombres de ciclos. En las escuelas públicas, el año de educación preescolar es el ciclo de transición y los niños en este ciclo tienen 5 años (“Costa Rica”). Los dos ciclos próximos en el sistema de educación forman la educación primaria, cada ciclo dura 3 años (“Costa Rica”). Otro nombre para la educación primaria es la educación general básica y es obligatoria y gratuita para los niños que tienen seis a doce años (“Costa Rica”). Después de la educación primaria, el ciclo final no es obligatorio pero aún es gratuito. Este ciclo es único porque tiene educación diversificada y la duración varía dos años para la rama académica y tres años para la rama técnica (“Costa Rica”). La rama académica concluye con el otorgamiento del título de bachiller y la rama técnica incluye las modalidades industrial, comercial y agropecuaria (“Costa Rica”).

Quince de Agosto, Tirrases de Curridabat

Para ganar una idea cómo el problema de deserción afecta escuelas especificas en Costa Rica, los trabajadores de COSI-Máximo Nivel me ayudaron a planear entrevistas con administrativos de dos escuelas locales. La primera entrevista ocurrió el 6 de junio 2014, en la escuela Quince de Agosto en Tirrases de Curridabat, Costa Rica. Hablé con la Psicóloga de la escuela, Señora Brasilia Dolmus y pregunté el cuestionario que está incluido en el anexo de esta composición. Dolmus me explicó que los estudiantes que asistan a la escuela Quince de Agosto provienen de familias muy pobres en estado marginal. Muchos viven en un barrio violento y en casas con violencia doméstica. En muchos casos la madre es la jefa de la familia y ella tiene niños de diferentes parejas. Dolmus dijo que hay 1.200 estudiantes en su escuela y, cada año, aproximadamente 50 estudiantes, un 4% de la población de la escuela abandona sus estudios. Mucha de la deserción ocurre en el segundo semestre del año escolar después de las vacaciones. Dolmus me comentó que los estudiantes en su escuela viven en pobreza extrema, muchas veces los padres no valoran la educación para sus niños y no conciben las consecuencias futuras si sus niños no completan la escuela. Dolmus me comentó también que en la escuela no hay una pena de absentismo escolar para el estudiante o familia. Para combatir la tasa de deserción en la escuela, Dolmus dijo que la administración pone un énfasis en las orientaciones al principio del año escolar entre los estudiantes, su familia y la administración. Las orientaciones establecen una relación entre la escuela y familia, también dan una manera para los maestros a entender la situación en casa de cada estudiante.

Liceo José Joaquín Vargas Calvo

La segunda entrevista de esta investigación la realicé con Señor Allan Román Berrocal, el Profesor de Educación Religiosa del Liceo José Joaquín Vargas Calvo. Berrocal dijo que los jóvenes en la escuela secundaria viven en el área de Tres Ríos y zonas de San Pedro. Hay 1.300 estudiantes en la escuela y cerca 50% de las estudiantes viven en pobreza extrema. En muchas familias de la escuela, hay solamente un padre o ellos viven con abuelos u otra miembros de su familia. Muchos de los padres de los niños trabajan en la construcción, empleados domésticos o en los supermercados. Berrocal explicó que la razón principal de la deserción en colegio se relaciona a la economía y pobreza. También, Berrocal notó que los estudiantes no tienen mucha motivación de asistir escuela porque la cultura en su casa no valora mucho la educación. En muchos casos en la familia nadie tiene una educación más que la escuela, otros no completaban la escuela secundaria. Si el estudiante completa la escuela secundaria, sus padres están orgullosos, pero los padres no alientan a su niño a completarla, según Berrocal.

Berrocal dijo que 15% de los estudiantes en su colegio abandonan sus estudios durante el grado sétimo año de la secundaria. Para combatir la deserción allí, el colegio proporciona un comedor escolar y la administración está buscando becas para los estudiantes. El colegio trata mantener comunicación con las familias y tiene actividades extracurriculares, después de la escuela para los niños. No hay penas de absentismo para los estudiantes en su colegio pero Berrocal notó el trabajo del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y su política que dice, “Formar y educar a los padres de familia sobre los deberes y los derechos inherentes a la autoridad parental.” (PANI Policy, 2010). Los deberes incluyen, según Berrocal, la responsabilidad de los padres a garantizar que sus niños asisten al colegio. Berrocal dijo que los programas del gobierno en Costa Rica a combatir la tasa de deserción, programas que son descritos a continuación, no llegan los estudiantes que necesitan la mayor ayuda en el país y esa es la razón principal para que hay una alta tasa de deserción en Costa Rica. Otro razón importante incluye la falta de deseo a completar la escuela en los estudiantes y sus familias en la opinión de Berrocal.

Contribuciones de la Tasa Alta

Ambos Dolmus y Berrocal mencionaron que la pobreza en Costa Rica contribuye a la alta tasa de deserción. En 2013, la tasa de pobreza en Costa Rica fue 20,7% (Hidalgo, 2014). El nivel de desigualdad en el país aumentó de 0,47 en 2000 a 0,50 en 2011, aunque el gobierno gastó 2,0% del Producto Interno Bruto (PIB) en 44 programas para luchar contra la pobreza en 2010 (Hidalgo, 2014). La pobreza en la población afecta la habilidad de un estudiante para asistir escuela porque una familia necesita dinero para comprar materiales escolares y para el transporte de niño a la escuela. Cuando una familia no tiene mucho dinero para las necesidades básicas como comida, ropa y utilidades de la casa, la educación de los niños no es tan importante. Solamente 41,2% de los niños de 6 años o menos viven en casas con padres que tienen 6 años o menos de educación; en el mismo grupo más que 60% de personas viven en pobreza o cerca de la clase media (Dyer, 2013). 15,6% de niños costarricenses viven con padres que tienen más que 12 años de educación o una forma de educación después de la escuela secundaria (Dyer, 2013). El número de años de escuela y nivel de pobreza en la sociedad tienen una correlación directa (Dyer, 2013).

Cuando el número de estudiantes en las escuelas disminuye, el número de adolescentes que están trabajando joven aumenta porque los estudiantes sienten presión de abandonar sus estudios y suportar a su familia. En 2013, 47.000 adolescentes menores de 18 años trabajaron en Costa Rica (“47,000 under 18 Child Labor Workers…”, 2013). Los adolescentes típicamente trabajan en puestos de agricultura, pero los trabajadores infantiles más visibles en Costa Rica están en las calles y ellos venden comida o recuerdos a las personas (“47,000 under 18 Child Labor Workers…”, 2013). Olman Segura, el ministerio de labor en 2013 dijo que los adolescentes en la fuerza de trabajo están vulnerables al abuso sexual, abuso físico y, también, a condiciones peligrosas en su trabajo (“47,000 under 18 Child Labor Workers…”, 2013). El Código de Trabajo de Costa Rica no permite que los adolescentes menores de 15 años de trabajen y no permite que los menores de 18 años de trabajen en las plantaciones bananeras (“Laws Governing Exploitative Child Labor…”, 2005). El Código de la Niñez y la Adolescencia, no permite que los adolescentes trabajen en minas, barras, o alguno lugar que no se considera seguro (“Laws Governing Exploitative Child Labor…”, 2005). Las leyes del gobierno protegen los adolescentes de trabajos peligrosos, pero depende del área, a veces, las leyes no son forzadas y el nivel de pobreza en las áreas motiva a los estudiantes a buscar cualquier trabajo disponible.

Sin embargo, la pobreza solamente describe un aspecto de la tasa de deserción. Como Dulmos y Berrocal mencionaron, muchos estudiantes no tienen interés en las aulas. Isabel Román Vega, la coordinadora del Informe del Estado de Educación y Jorge Vargas Cullell, el director del programa Estado de la Nación notan que pocos maestros en Costa Rica completan formación más allá de su licenciatura y el MEP no tiene un sistema de evaluación de la calidad de la enseñanza en las escuelas (Dyer, 2013). Mala calidad de maestros disminuye la motivación de estudiantes de asistir y completar su educación.

Otra razón que motiva a las niñas de abandonar sus estudios es el embarazo de adolescentes. Cada año, 16% de toda los nacimientos en Costa Rica son de mujeres adolescentes, de 13.000 a 16.000 nacimientos en total (“Costa Rica launches campaign…”, 2013). Más, 500 de nacimientos cada año son de niñas menores de 15 años (“Costa Rica launches campaign…”, 2013). Las madres adolescentes son menos propensas a completar la secundaria y tener éxito en la secundaria, si se quedan en el colegio (“LAC: Poverty, Poor Education and Lack of Opportunities…”, 2013).
Comparación de Países Latinoamericanos

En su artículo, Student Graduation in Latin America: Is the Glass Half Empty or Half Full? (2014), Gabriel Sanchez Zinny, del Huffington Post, comenta del análisis que fue hecho por Bassi, Busso y Munoz entre 1990 y 2010. Bassi, Busso y Munoz son especialistas de la Compañía Inter-American Development Bank (IDB). El análisis describe la tasa de deserción y graduación de los estudiantes en dieciocho países latinoamericanos durante el período. El análisis fue hecho con encuestas en 113 casas de los países participantes. En general, el estudio concluyó que estudiantes que viven en áreas urbanas se gradúan de la escuela un 26% más que estudiantes que viven en áreas rurales (Zinny, Bassi, Busso & Munoz, 2014). Zinny comenta en la reacción de Bassi a la aumento en la tasa de graduación. Bassi dije, “Sabemos que el acceso [de educación] mejoría, pero fue una sorpresa que la tasa de graduación mejoría en todos los países que nosotros estudiamos.” (Zinny, Bassi, Busso & Munoz, 2014). En números específicos, la tasa de deserción disminuía de 41% en 1990 a 30% en 2010 (Zinny, Bassi, Busso & Munoz, 2014).

No todas de las conclusiones del estudio fueron positivas. Continuamente, más hombres abandonan sus estudios que mujeres (Zinny, Bassi, Busso & Munoz, 2014). Con las excepciones de Chile y Costa Rica, el hueco del acceso de educación entre estudiantes rurales y urbanos se mantenía grande en Latinoamérica. Los estudiantes en familias del nivel socioeconómico más alto tiene una tasa de graduación del 33% más que los estudiantes en familias del nivel bajo (Zinny, Bassi, Busso & Munoz, 2014). Acciones positivas que correlacionan las mejoras en el sistema de educación en Latinoamérica incluyen más dinero del gobierno hacia la educación y un aumento en la tasa de matrícula en escuelas primarias. Pero, Zinny dice que los autores de IDB describe estas acciones solamente como recomendaciones y no proveen evidencia para mejorar los sistemas de educación en regiones más pobres o la razón que estas acciones han mejorado algunas escuelas y no en otras (Zinny, Bassi, Busso & Munoz, 2014). Bassi, Busso y Munoz comentan que aunque el sistema de educación y la tasa de deserción han disminuido, los sistemas en países latinoamericanos todavía están por debajo de los países desarrollados como los en Europa y Asia (Zinny, Bassi, Busso & Munoz, 2014).

En 2013, Nicaragua tuvo la tasa de deserción más grande en Latinoamérica a 19,2%, Panana tuvo una tasa de 15,3%, Honduras 8,8%, El Salvador 5,8% y Guatemala 5% (“Report on Sustainable Human Development…”, 2013). Recordemos que en 2013, la tasa de deserción en Costa Rica fue 9,9% colocándose en el medio de países latinoamericanos (Soto, 2014). En conexión a la tasa de deserción en países latinoamericanos, pocos países asignan mucho a sus sistemas de educación. Costa Rica es la excepción en Latinoamérica, el gobierno asignó 7,1% de su Producto Interno Bruto (PIB) al sistema de educación en 2013 (“Report on Sustainable Human Development…”, 2013). En el mismo año, Honduras asignó 6%, Nicaragua 5,2%, Panama 3,8%, El Salvador 3,4% y Guatemala 1,6% (“Report on Sustainable Human Development…”, 2013).

Programas para Combatir Deserción en Costa Rica

Costa Rica es el único país en Latinoamérica en que el gobierno tiene un énfasis en el sistema de educación y ha construido programas para mejorar el sistema. Cuando la tasa de deserción aumentó a 13% para los hombres y 9% para las mujeres en el 2005, al principio de 2006 el gobierno de Costa Rica empezó a dar dinero a familias con estudiantes más susceptibles para abandonar sus estudios, particularmente las familias que viven en lugares rurales (Leff, 2010). El programa tiene el nombre “Avancemos” y consiste en becas para colegio que acumula cada año si los niños se quedan en la escuela y la familia clasifica según su criterio de la asistencia social (Leff, 2010).

Según José Antonio Li (2011), el ex presidente del programa “Avancemos”, hay tres procesos para registrarse en el programa. Primero, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) necesita identificar la familia, y los padres necesitan completar la encuesta FIS que tiene 56 piezas de información extensa que caracteriza la familia en uno de los 4 grupos socioeconómicos (Meza-Corbero, 2011, p. 4). Siguiente, los padres afirman un contracto que describe las pertenencias para recibir las becas (Meza-Corbero, 2011, p. 4). Finalmente, después de evaluación de las aplicaciones, IMAS construye un límite de condición y todas familias debajo del límite reciben una beca por niño cada mes (Meza-Corbero, 2011, p. 4). Todos los niños en una familia pueden recibir una beca si ninguno de ellos repite un grado (Meza-Corbero, 2011, p. 4).

Al principio del programa, la beca para un estudiante en grado séptimo fue $30, $40 para el grado octavo, $50 para el grado noveno, $70 para el grado décimo y $80 para el grado undécimo (Meza-Cordero, 2011, p. 4). En algunas escuelas, 98% de los estudiantes reciben becas del gobierno para quedarse en las aulas (Leff, 2010). Estudiantes en el programa pueden tener un trabajo fuera de escuela, pero la idea del programa es de limitar el tiempo libre de los adolescentes y mantener su educación (Meza-Cordero, 2011, p. 4). “Avancemos” cuesta $110 millones cada año, dinero que están pagando de los costarricenses en un sistema como el programa del cuidado de la salud en Costa Rica (Leff, 2010). El número de estudiantes que participaban en el programa aumentaba cada año después de la implementación. “Avancemos” sirvieron 8.000 estudiantes en 2006, 94.621 en 2007, 136.000 en 2008, 165.749 en 2009 y 185.000 en ambos 2010 y (Meza-Cordero, 2011, p. 4). En solamente tres años de la implementación de “Avancemos”, la tasa de asistencia en las escuelas secundarias aumentó de 78,4% en 2005 a 82,9% en 2009 (Meza-Cordero, 2011, p. 3).

Otro programa del MEP empezó en 2013 que se llama “Proeduca”. Si “Avancemos” tiene un énfasis en las condiciones de la familia que promueven estudiantes de abandonar sus estudios, “Proeduca”, en cambio, tiene un objetivo a mejorar las condiciones en los colegios y motiva a los estudiantes a quedarse en la aulas con un ambiente creativo e interactivo. “Proeduca” cuesta ¢13.000 millones o cerca de $23.650.000 que está pagando del MEP y la Unión Europea para 80 colegios de Costa Rica (Soto, 2014). Los estudiantes en estos 80 colegios representan 15% de toda la matrícula de la secundaria en Costa Rica (Soto, 2014). Las regiones educativas que reciben suporte de “Proeduca” incluyen Guápiles, Limón, Sulá, Liberia, Santa Cruz, Nicoya, Pérez Zeledón, Heredia, San José, Alajuela, Cartago, Desamparados, Occidente, Aguirre, Coto, Grande de Térraba y Puntarenas (Soto, 2014).

El MEP y la Unión Europea quieren usar el dinero del programa para comprar laboratorios, computadoras, pizarras interactivas, instrumentos musicales y equipo deportivo para convertir a los colegios en sitios más atractivos para los jóvenes (Soto, 2014). Construcciones nuevas en la infraestructura de las escuelas de “Proeduca” incluyen zonas recreativas, anfiteatros, canchas multiuso y baños (Soto, 2014). El gobierno de Costa Rica está utilizando los programas de “Avancemos” y “Proeduca” para combatir la tasa de deserción ambos en las casas de los estudiantes y en los colegios que necesitan más el suporte del país. La disminución de la tasa entre 2006 y hoy día demuestra que, con otras razones, el programa de “Avancemos” es beneficio para los estudiantes. Más investigaciones en el futuro podrán determinar si “Proeduca” tendrá un efecto positivo en la tasa de deserción como “Avancemos”.

Resumen

Aunque la tasa de deserción en las escuelas públicas de Costa Rica ha ido disminuyendo en años recientes, el problema social continua manteniendo fuerza en la sociedad del país. Pobreza, un deseo a trabajar y soportar su familia, una actitud sin interés en la escuela, una cultura en casa sin el valor de educación y la tasa de embrazo infantil son los razones principales que contribuyen a la alta tasa de deserción en Costa Rica. En comparación con otros países latinoamericanos, los programas del gobierno y acciones específicos de cada institución del país están trabajando para reducir la tasa de deserción con éxito. El gobierno de Costa Rica pone más dinero al sistema de educación en su país que otros países latinoamericanos y sus programas enfocan a las familias más pobres en el país. La lucha contra la tasa de deserción no está completa en Costa Rica. Programas similares con “Avancemos” y “Proeduca” en conjunción con cambios en al proceso de enseñar de los maestros, comunicación entre las familias y las escuelas, promoción de los beneficios de un título de la escuela secundaria y actividades en las escuelas que capturen la atención de los estudiantes todos son necesarios para continuar la disminución de la alta tasa de deserción.

Conclusión

En los Estados Unidos estudio el trabajo social en la Universidad de Minnesota, Mankato. En el futuro, quiero trabajar en las escuelas primarias y secundarias como una trabajadora social. Educación es un valor principal en mi familia y, en mi opinión, una educación de calidad puede abrir puertas positivas en la vida de un niño. A veces, una buena educación puede terminar el ciclo de pobreza en una familia si un niño obtiene un título de la secundaria y, luego, un título de la universidad. Durante mi investigación del tema de deserción en Costa Rica, la parte más sorprendente fue la falta de formación de los maestros en Costa Rica que no motiva los estudiantes a quedarse en la escuela. Como una trabajadora social de escuela, mi objetivo con mis clientes será a inspirarlos de querer una vida éxito en la escuela y en su carrera futura. Hay demasiados estudiantes que creen que no pueden lograr más que sus padres y quiero construir la idea en mis clientes que ellos pueden lograr todos sus sueños. Realmente, no todos mis clientes tendrán éxito y no todos querrán mi ayuda. Del mismo modo, no todos de los programas de cambio en el sistema de educación en Costa Rica tendrán éxito, pero si nadie intenta cambiar los patrones y pensamientos de las familias, la posibilidad de cambio y éxito no existe.

La Bibliografía

Costa Rica. (April 2006). Retrieved May 30, 2014, from http://www.oei.es/pdfs/Costa_Rica_datos2006.pdf

Costa Rica launches campaign to curb teen pregnancy. (2013, July 15). The Tico Times. Retrieved June 9, 2014, from http://www.ticotimes.net/2013/07/15/costa-rica-launches-campaign-to-curb-teen-pregnancy

Dropout Rate Increases in Costa Rica. (July 2012). Inside Costa Rica.

Dyer, Z. (2013, September 9). Poverty and poor teaching weigh down Costa Rica's education system. The Tico Times. Retrieved June 6, 2014, from http://www.ticotimes.net/2013/09/10/poverty-and-poor-teaching-weigh-down-costa-rica-s-education-system

Hidalgo, J. C. (2014, January 23). Growth without Poverty Reduction: The Case of Costa Rica. Cato Institute. Retrieved June 6, 2014, from http://www.cato.org/publications/economic-development-bulletin/growth-without-poverty-reduction-case-costa-rica

Hughes, R. (2014, March 8). High School Dropout Rate Drops Slightly. . Retrieved May 30, 2014, from http://inews.co.cr/index.php/costa-rica-news/the-nation/4150-high-school-dropout-rate-drops-slightly

LAC: Poverty, Poor Education and Lack of Opportunities Increase Risk of Teenage Pregnancy. (2013, December 12). LAC: Poverty, Poor Education and Lack of Opportunities Increase Risk of Teenage Pregnancy. Retrieved June 9, 2014, from http://www.worldbank.org/en/news/press-release/2013/12/12/lac-poverty-education-teenage-pregnancy

Laws Governing Exploitative Child Labor Report Costa Rica, Dominican Republic, El Salvador, Guatemala, Honduras and Nicaragua. (2005, June 1). . Retrieved June 9, 2014, from http://www.dol.gov/ilab/reports/pdf/DRLaws.pdf

Leff, A. (2010, November 16). In Costa Rica, it pays to go to school. GlobalPost. Retrieved June 4, 2014, from http://www.globalpost.com/dispatch/education/101109/costa-rica-conditional-cash-transfer-reform

Meza-Cordero, J. The Effects of Subsidizing Secondary Schooling: Evidence From a Conditional Cash Transfer Program in Costa Rica. , 3-4. Retrieved June 4, 2014, from

http://dornsife.usc.edu/assets/sites/1/docs/The_Effects_of_Subsidizing_Secondary_Schooling_Evidence_from_a_Conditional_Cash_Transfer_Program_in_Costa_Rica.pdf

PANI Policy. (2010, November 22). . Retrieved June 6, 2014, from http://www.pani.go.cr/index.php?option=com_content&view=article&id=187&Itemid=66

Report on Sustainable Human Development in Latin America Flatters Costa Rica. (2013,

August 4). The Costa Rica News. Retrieved June 5, 2014, from http://thecostaricanews.com/report-on-sustainable-human-development-in-latin-america-flatters-costa-rica/16152

Ross, A., & Fallas, H. (2014, May 27). Deserción ganó terreno en siete de cada 100 colegios. La Nacion, p. 4A.

Soto, M. (2014, March 4). MEP atacará la deserción estudiantil 'cole' por 'cole'. La Nación. Retrieved June 5, 2014, from http://www.nacion.com/nacional/educacion/MEP-atacara-desercion-estudiantil-cole_0_1400259996.html

Zinny, G., Bassi, M., Busso, M., & Munoz, J. S. (2014, January 23). Student Graduation in Latin America: Is the Glass Half Empty or Half Full?. The Huffington Post. Retrieved June 3, 2014, from http://www.huffingtonpost.com/gabriel-sanchez-zinny/education-in-latin-americ_b_4651400.html

Zinny, G. (2013, July 31). Latin America's Drop Out Crisis. Atlantic Council. Retrieved June 3, 2014, from http://www.atlanticcouncil.org/blogs/new-atlanticist/latin-america-s-drop-out-crisis

47,000 under 18 Child Labor Workers in Costa Rica. (2013, June 23). The Costa Rica News. Retrieved June 9, 2014, from http://thecostaricanews.com/47000-under-18-child-labor-workers-in-costa-rica/15738


Anexo

Cuestionario

  1. ¿Qué tipo de población estudiantil tiene esta escuela?



  1. ¿En general, de qué tipo de familia provienen los estudiantes?



  1. ¿Cuál es el factor principal en la tasa de deserción en esta escuela?



  1. ¿Cuántos estudiantes abandonan la escuela cada año?



  1. ¿Qué planes tiene la escuela para mantener el número de estudiantes que asisten aquí?



  1. En su opinión profesional, ¿cuál es la razón principal en la tasa de deserción en las escuelas de Costa Rica?

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El Sistema de Educación de Costa Rica iconTalleres de formacion pre congreso 26 y 27 de julio. Universidad...

El Sistema de Educación de Costa Rica iconUniversidad de costa rica

El Sistema de Educación de Costa Rica iconUniversidad de Costa Rica

El Sistema de Educación de Costa Rica iconLlanuras de Costa Rica

El Sistema de Educación de Costa Rica iconLa economía de Costa Rica

El Sistema de Educación de Costa Rica iconUniversidad de Costa Rica

El Sistema de Educación de Costa Rica iconRegiones Socioeconómicas de Costa Rica

El Sistema de Educación de Costa Rica iconProcedimiento Administrativo en Costa Rica

El Sistema de Educación de Costa Rica iconHistoria precolombina de Costa Rica

El Sistema de Educación de Costa Rica iconProyecto “No vendamos Costa Rica”




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com