De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury






descargar 314.75 Kb.
títuloDe Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury
página3/3
fecha de publicación22.07.2015
tamaño314.75 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Economía > Documentos
1   2   3

ESCENA III
Cierra el armario. Sale a lateral y regresa seguido por Iván que se encuentra sumamente alterado. Abel se sienta en el sillón e Iván examina todo el lugar.
IVAN — ¿Por qué no abrías?
ABEL —Las llaves se esfumaron. ¿No te pasa? Buscas las llaves y no están. Sencillamente. El otro día leí que se perdían horas incontables buscando llaves. Una estadística pavorosa, Iván. Con graves repercusiones en el Producto Territorial Bruto.
IVAN —Por un momento temí...
ABEL — ¿Qué cosa?
IVAN —Pues... nada especial. Que estarías en peligro. El hogar esta lleno de peligros: navajas, cuchillos, enchufes eléctricos, lámparas para colgarse, ventanas para arrojarse...
ABEL —Ningún peligro.
Abel prosigue leyendo. Iván camina por la habitación.
IVAN —Tienes una actitud sospechosa.
ABEL —¿Yo?
IVAN —Ajá. La conozco. Te pones pálido. Como cuando la gerente aquella del Banco Federal que me pusiste somníferos en la cerveza para ayudarla a salir de aquí...
ABEL —Nunca salió...
IVAN — ¿Has curioseado?
ABEL —Nunca en mi vida.
IVAN —Registrar los muebles, limpiar el polvo. De pronto nos da por ahí. Por buscar secretos.
ABEL —No tenemos secretos. ¿Por qué tanta pregunta?
IVAN — (Sonríe falsamente)Por nada....
Pausa.
IVAN —Hay un Subgerente del Banco Hipotecario que se ve bastante suculento. Lo vengo siguiendo desde hace días...
ABEL — ¿Si? Suena interesante...
IVAN —Debe saber mucho sobre bonos agrarios. ¿Te imaginas? Puede ser una velada inolvidable...
ABEL —Me gustan más los manejos de las tasas de interés y las afluencias casi líricas de los fondos mutuales..
IVAN —Eso es alta finanza. Y con tantos secuestros y quiebras en el sector bancario, ahora los gerentes se rodean de guardaespaldas armados hasta los dientes.
ABEL —Los subgerentes poseen información limitada.
IVAN —Algo es algo. (Pausa corta) ¿Tienes llave del armario?
ABEL —¿Cual armario?
IVAN —El único que tenemos. (Lo señala) ¡Ese!...
ABEL —Ah... ese armario. Gran recuerdo de familia. ¿No crees? La única herencia que abuelo le dejó a mami...
IVAN — ¿Tienes llave?...
Pausa. Abel se concentra en la revista.
ABEL — (Indicando la revista)Buenas tetas tiene esta tipa.
IVAN —(Se acerca a Abel)Déjame ver....
Ven la revista.
IVAN —Buenas tetas...
ABEL — ¿Existirán realmente tetas así? ¿Mujeres así?
IVAN —Claro. Son fotos. De mujeres reales.
ABEL —De pronto son falsas. Maniquíes. La tecnología moderna hace maravillas.
IVAN — ¿Tú crees?
ABEL —Se ven plásticas. Parecen muñecas plásticas.
IVAN —¿Muñecas plásticas?(Pausa corta) ¿Tienes llave del armario?
Abel mira a su hermano.
ABEL —Si.
IVAN —¿Has registrado?
ABEL —Si, registré....
Pausa. Iván camina por la habitación.
IVAN —Se ve prepotente. El subgerente del banco Hipotecario. Como sí todos los hogares de sus clientes fueran suyos. Me va a dar mucho gusto hacerle comer un kilo de alfalfa... Preparar un cocido gallego... (Pausa corta) ¿Y qué encontraste?
ABEL —Algo.
IVAN — ¿Qué algo?

ABEL —El amor.
IVAN —(Ríe) ¡Qué bien! Eso no pasa todos los días. Abrir un armario y encontrar el amor.
ABEL —La mujer que amo.
IVAN — ¡Conque si!... ¡Qué bonito!¡Pero qué lindo!¡Pero que requeteprecioso! (Pausa corta)Solo que falta un detalle....
ABEL —¿Si? ¿Cuál?
IVAN —Esa que está en el armario. El amor. La mujer que amas es "mi" mujer.
ABEL —No estaba enterado.
IVAN —¡Entérate, cabrón!¡Entérate!
ABEL —Nos amamos.
IVAN —¿Qué se aman?
ABEL —Me corresponde. Somos sístole y diástole, cielo y nube...
Iván se acerca al armario.
IVAN — ¿La sacaste?
ABEL —No te interesa mi privacidad.
Iván abre el armario y saca la muñeca. Abel se incorpora.
ABEL — ¡No la toques!
IVAN — ¡Es mía!¡Mía!
ABEL — ¡Pelearé por ella!
IVAN — ¡Puedo partirte como una cerilla!¡Reventarte contra la pared!¡Picarte en pedacitos!
ABEL — ¡Tendrás que hacerlo!¡Y no pongas tus sucias zarpas sobre ella!
Iván coloca a la muñeca sobre el sillón.
IVAN — ¡No puedes tomar esa actitud!
ABEL — ¡La tomo, la retomo, la defiendo y la peleo!

IVAN — ¡Eres mi hermano!
ABEL — (Emocionado)En el vértigo de las pasiones se acaban los parentescos.
IVAN — ¡Me robas a mi mujer, recién llegada de Estocolmo!
ABEL — ¡La maltratas!¡Para ti es sólo un objeto!
IVAN — ¡La trato como me da la perrísima gana!
Abel se acerca a Iván. Le da una bofetada. Iván se asombra y se lleva la mano a la mejilla.
IVAN —Me... me... pegaste....
ABEL —Ajá.
IVAN —Duro. Lo sentí.
ABEL —¡Tendrás que dejarnos vivir nuestra vida!. Nos mudaremos a nuestro propio cuchitril y el cariño iluminará la basura que nos rodee..
Iván llora.
IVAN —Me duele.... a mí, tu hermano. ¡Por esa zorra!
Abel, ante las lágrimas de Iván, se muestra confuso.
IVAN —(Entre lagrimeos y moqueos)Yo, que te mostré Sundborn y la casa del Sol de Larsson. Yo que te he leído cuentos lapones con abundancia de renos.... ¡Yo, que te he traído a orgullosos representantes de la banca!
ABEL —Iván, la verdad.... No quise...
IVAN —¡Primer disgusto que tenemos en nuestra vida!. (Llora) ¡Ni cuando picamos a nuestra madre sobre la mesa de la cocina!
ABEL —Perdóname la impetuosidad.
IVAN —Para ti siempre los mejores trozos... Las costillas de gerente más gordas, los antebrazos de vice—presidente más tiernos... ¡Una vulgar seductora rompiendo nuestro cariño!
Iván gime.
ABEL —Ella no es seductora.
IVAN —Buscacallejones. Una atracadora
ABEL —Es una dama con clase.
IVAN —Desfalcó un banco en Estocolmo y llevo a la miseria a decenas de familias.
ABEL —¡No te creo!
IVAN —Llegó aquí huyendo de Interpol. Seguro que se te ofreció como una vampira.
ABEL —Respondió a los delicados impulsos de su sensualidad.
IVAN — (Remeda)"Delicados impulsos"... ¿Quién te dijo eso? Ella reacciona con el clítoris.

.

ABEL —¡No la insultes más!
IVAN —(Agresivo) ¿Qué? ¿Crees que podrás pegarme de nuevo, "negación de la lujuria"?
Abel se asombra, profundamente ofendido. Da la espalda a Iván.

IVAN —(Notando que ha ido demasiado lejos) Hermanito... ¡Mi currucuñucu!... No quise decir eso...
ABEL —Lo dijiste...
IVAN —No eres negación de la lujuria.¿Tú?¡Nunca!..Posees un aspecto recio, viril, con carisma..
ABEL —Mucho currucuñucu pero me partiste el corazón. Sufro un infarto en el miocardio del alma.
IVAN —Vamos, si hasta eres superior a mí en eso de la lujuria...
ABEL —¿Superior?.... ¿A ti?... (Medio sonríe) nunca me habias dicho una mentira tan bella..
IVAN — ¡El aparato que tienes , hermanito!... Te confieso que siempre he guardado envidias ante tu dotación...
ABEL —¿Dotación?
IVAN —Serías una super estrella en películas pornográficas....
ABEL —En las películas porno no recitan versos.
IVAN —¡Mierda, no me refiero a ningún verso!¡El aparato!¿Entiendes?

ABEL —(Entendiendo) ¡Ahhhh!.... .. (Satisfecho) ¡Claro, ya caigo!.... ¡Vea, pues!....
IVAN —¡Descomunal!
ABEL —¡Claro! (Rie, pausa corta. Se acerca a Abel) ¿Y.... pues, tiene importancia.... el tamaño?
Ivan lo estudia, incrédulo.
IVAN —Tengo que darte unos cuantos seminarios. En el próximo paseo que hagamos en Estocolmo te llevaré de putas...
ABEL —(Indignado) ¿Putas en Suecia?
IVAN —Bueno, no. Putas no.... . Ciertos bares donde acuden muchachas muy alegres.
ABEL —Eso. Me gusta la alegría. Participar en recitales, discusiones sobre poesía latinoamericana... La llevaré conmigo.
IVAN —¿A quién?
ABEL —Pues... (Señala a la muñeca) a ella, a mi amor... Eres... eres lo único que tengo, aparte de ella.... Me duele que me agredas. Siempre has sido bueno conmigo...
IVAN —(Acaricia la espalda de Abel)Nunca podría tocarte un pelo.... Pero, Abel, eres superior a mí en el aparato reproductivo y la inteligencia. Lo único que te jode es la inocencia. Pareces un aprendiz de caja de ahorro.... ¿No te das cuenta de su juego?
ABEL —Ella es sincera, devota y honesta. Como madre. Sabe preparar huevos fritos y limonada con azúcar...
IVAN —Quiere separarnos. Utiliza artimañas aprendidas en directorios bancarios norteamericanos para que nos odiemos.
ABEL —Tuvimos una hermosa relación...
IVAN — ¿Cómo? (Pausa corta) Así que... ¡Ustedes dos!...
ABEL —El deseo fue irrefrenable, hermanito. Avanzó como un toro en la plaza, después de las banderillas...
IVAN —¡Espectacular, me imagino!¡Toda una fiesta brava para ponerme los cuernos!¡La coronación del toro! (Se enfrenta a Abel) ¡Caíste en sus redes!...
ABEL —A ella no le gusta la pesca...

IVAN —Se las sabe todas y, si no, las inventa....
ABEL —No tiene trazas de malicia...
IVAN —Seguro que te dijo que le encantaba la poesía.
ABEL —Así es. Le gusta. Conoce la obra de Vallejo, de Baudelaire y Neruda.Puede disertar con los ojos cerrados y las manos atadas sobre Rimbaud... ¡Y ni hablar de todos los premios Nóbel de Literatura!...
IVAN —Es una marrana analfabeta... (Se encima sobre la muñeca)Deja que la mate...
Abel se interpone
ABEL —¡Detente!
Iván se detiene.
IVAN —¿No ves el mal que nos hace?
ABEL —La amo. (Pausa corta)Más allá de los activos líquidos y los bonos quirografarios...
IVAN —(Incrédulo) ¿Más que los activos líquidos?
ABEL —Como lo oyes...
IVAN —No lo creo...
ABEL —No la cambiaría por una caída espectacular en Dow Jones.
IVAN — ¡Asombroso!
ABEL —Las más estruendosas caídas en las bolsas de valores no me conmueven tanto como su ternura...
Pausa..
IVAN —Yo... Abel, yo también la amo.
ABEL —¿Tú?(Iván afirma) ¿Seguro? ¿No mientes?
IVAN —Me retuerce el hígado como la Deuda Externa. Me patéa en el estómago, pero la amo....
ABEL —¡Le pegas. La torturas!.

IVAN —Es mi manera de hacer cariñitos, deberías entenderlo. Sabes perfectamente que nuestra madre me educó como un psicópata y si no he llegado a banquero ha sido por falta de oportunidades...
ABEL —Tienes un comportamiento reprochable y sádico.
IVAN —A ella le gusta.
ABEL —(A la muñeca) ¡No, no intervengas!... Es una disputa familiar... Sé que te afecta, pero la sangre es lo primero... (A Iván) ¿Así que le gustan detalles que contrarían el catecismo?
IVAN —Maúlla cuando la arrastro por los cabellos....
ABEL —Conmigo se porta dulcemente.
IVAN —¡Me aplaca los sucios instintos!
ABEL —Sabe manejar mi fragilidad....

IVAN — ¡Ríe con mis perversiones!
ABEL —Ve la luna y reitera que me ama.
IVAN —Cuando le trituro las caderas gruñe que soy el único macho en su vida.Me grita.. (Grita como mujer apasionada) ¡Más, más, mi machote!¡Así, así, así, mi cavernícola!
Pausa.
ABEL —Nos satisface a ambos, por lo que veo.
IVAN —Tiene su parte animal bien instruída, lo mismo que sus ángeles. No debes olvidar que la educación sueca es completa y gratuita. Desde las guarderías...
ABEL —(A la muñeca) ¡No, no, tienes que reconocerlo!.... (Se sienta al lado de la muñeca y le toma la mano)Posees una personalidad disociada, a pesar de los valores civilizatorios donde creciste. Es posible que sea culpa de tu madre...
IVAN — ¡Seguro!¡Las madres son una mierda, aunque uno les busque el encanto!..
ABEL —(A la muñeca) Entonces posees dos universos sensibles que te parten la cabeza. Por un lado...
IVAN — ¡Insaciable!
ABEL —¡Y por el otro, romántica!
Pausa. Observan a la muñeca.

IVAN — (Inclinándose sobre Abel y la muñeca )Hasta es capaz de hacernos felices a los dos, la muy perra.
Pausa corta.
ABEL — ¿A los dos?
IVAN —Ajá.
ABEL —Pero, Iván, hermanito.... Eso es bigamia.
IVAN —No estamos casados con ella.
ABEL —Contubernio, promiscuidad. No es cristiano...
IVAN —Ni mahometano tampoco...
Pausa corta. Se ven.
ABEL —Sólo los banqueros se comportan así.
IVAN —Bueno... (Pausa corta)Si es así... ¡Portémonos como banqueros!
ABEL —¡Ivan!
IVAN —(Solemne)Hay momentos en la vida... cruciales... Como matar a la madre o abrir una cuenta corriente secreta en Suiza. O lavar dólares en las Bahamas. Si hay que abandonar todo vestigio moral y despanzurrar los principios, por amor, se hace. ¡Seamos banqueros!...
ABEL —Querido hermano, debe existir otra vía menos corrupta.... ¿No crees?...
IVAN --¡No creo!
ABEL --El mundo no es tan negro—blanco como lo dibujas. ¡Tendría que quemar mi biblia!... Y tú sabes cuánto amo a mi biblia... Los versículos, el Apocalipsis...
IVAN —(Pone una mano sobre el hombro de Abel) Cambias el Apocalipsis por la sicalipsis, la honradez por cédulas hipotecarias. Es duro, lo sé. Pero a la larga resulta reconfortante si tenemos el amor.... ¡El amor!
Abel se pasea. Duda.

ABEL —El amor.... .. (Se vuelve cursi) ¡Oh, cuanto lo siento!¡Me despierta en las noches con manos entrelazadas que se pierden en las nubes restrictivas del sueño. ¡Ahogos en el mar tempestuoso de las miradas tachonadas de boleros!…
IVAN —Cálmate.
ABEL —Amo tanto, hermanito. ¡Tanto!.
IVAN —En versos, Abel. Y eso no sirve para las zorras de ahora. Les cantas un soneto y se cagan de la risa.
ABEL —¿Seguro?
IVAN —Tal cual, sin menoscabo de tus cualidades literarias, que siempre he respetado. Sería muy bueno que elaboraras una poética con tu aparato.
ABEL —¿Mi aparato?
IVAN —Ajá. Una sintaxis exhibicionista y procaz.
ABEL — Acabo de descubrir que tengo un aparato.
IVAN —Úsalo. En cuestión de meses te transformas en el poeta de moda.
ABEL —Y yo que solo lo usaba para mear.
IVAN —Extraordinario...
ABEL —Siempre buscaba el alma. Amor para mi es llegar al alma y nadie habla sobre eso. ¿Qué haces tú, cuando sales a las nueve de la noche en expediciones nocturnas?
Pausa. Iván estudia a Abel.
IVAN — ¿Lo preguntas en serio?
ABEL —En este fugaz diálogo se guarda lo que seremos.
IVAN —Me voy de putas.
ABEL —¿De putas?
IVAN —Rancias. Añejas. Nada de putas recién llegadas. Hermanito, tengo mi animalidad bien instruida... Casi, casi, mi bestialidad puede compararse a la de un subgerente negando un crédito agropecuario.

ABEL —¡Tanto! (Pausa corta) Tenemos naturalezas distintas. Los viernes yo salgo de poemas y tú de putas. Eso es una separación fuerte. Más que racial. Y con ella.... (Pausa corta)Bueno, eso de compartirla.... Nos disgustaríamos a cada momento por sus favores....
IVAN —No, si hacemos las cosas bien.
Abel respira agitado. Se encrespa.
ABEL —¡Los celos me devoran! (A la muñeca) ¡Tú, ingrata, manipulándome hasta volverme pasto de boleros!

(Canta)"Miénteme más, si mintiendo

te sientes feliz.

Miénteme más, si con ello

me haces feliz"....
IVAN —¡Contén la emoción, Abel, como buen cajero de ahorros ante el sueño del desfalco!
ABEL —(Con rencor) ¡Lo mejor será picarla en trozos!.
IVAN —¿Eres tan egoísta?
ABEL —¡Sí! ¡Y machista, cavernícola y posesivo!
IVAN —¡Trasciende, Abel!¡Eleva tu espíritu, como si fueras poseedor de la mitad más uno de las acciones de una Financiera!¡No te comportes como un vulgar comerciante al detal! (Susurrante)Alto vuelo, Abel, igual que una especulación con divisas... ¡Sé un águila bancaria!
ABEL — (Respira hondo)Un águila....
IVAN —Eso. Admite la posibilidad de un trato.
ABEL — ¿Trato?
IVAN —Coexistencia. Rusia y Estados Unidos se dan la mano y mandan al carajo a las utopías y a los pensionados. El Banco Obrero se fusiona con el Banco Empresarial buscando el oligopolio y las putas exigen Seguro Social. Se admite la tortura y se cierra el mundo a los refugiados. ¿Ves? El universo camina a una globalización de la depravación bancaria. ¡El becerro de oro triunfa! (Pausa corta)Que ella sea de los dos....
ABEL — ¿De los dos?
IVAN —Te corresponde durante la noche y en el día será de mi pertenencia.

ABEL — ¿Y no piensas en la pobre? Vivirá agotada.
IVAN — (Señala a la muñeca) ¿Ves como sonríe y pone los ojos en blanco?
ABEL —(Viendo a la muñeca)Gime...
IVAN —Es resistente. ¿Aceptas?
ABEL —Pues....
IVAN —Es la única vía posible. Y tienes que considerar que es mi mujer, por atributos postales. Soy yo quien la cede.... Para mí, con ella, se acabaron los burdeles de mala muerte. Las peleas a cuchillo. Las vomitonas imparables.
Pausa. Abel medita.
ABEL —Tratándose de ti, hermanito.... (Lo abraza y besa en la mejilla)Acepto....
Se sientan a ambos lados de la muñeca.
ABEL — (Mostrando a Iván)Amor dulce, te presento a tu marido...
IVAN — (Mostrando a Abel.Golpea a la muñeca) ¡Rata podrida, te presento a tu marido!....
Elevan a la muñeca. Música. Bailan con la muñeca entre ellos.
ABEL — ¡Es feliz y soy feliz!
IVAN — ¡Somos dichosos como un banquero especulador en medio de la inflación!
Sientan a la muñeca. Abel la mira enamorado. Iván se pasea.
IVAN —Estudiemos ahora los problemas.... ¿Me escuchas?
ABEL —(Abel se repone. Besa a la muñeca) ¿No estamos ya en la felicidad?
IVAN —Aún no. Hay que ser prácticos.
ABEL —Tengo hambre, hermanito. Creo que perder la ingenuidad me abre el apetito..
IVAN —¿Por qué no preparas los "Callos a la Madrileña versión Malmoe"?

ABEL —Si. (A la muñeca)Te gustarán, cariñito.... (Se dirige a la nevera. La abre. Se ven piernas, brazos, etc. Rueda una cabeza. Abel la recoge) ¿Dónde vas, Gabriel?...
IVAN —Hay que mantener esa cabeza. No olvides los sesos a la Catalana....
ABEL —(Buscando) No encuentro el estómago de Don Carmelo...
IVAN —Ya te dije, hermanito: los ingredientes están en la tabla de la cocina esperando tu divino toque de "Chef"...
ABEL —(Situándose cerca de los ingredientes)Eres grande como asistente de cocina. (Pausa corta) ¿Perderé el don de la cocina al entrar en caminos pecaminosos?
IVAN —Serás mejor Chef.
Abel viste un gorro de Chef y un delantal. Activa la cocina. Ivan Golpea y besa a la muñeca. Se acerca a Abel.
IVAN —Quedamos en que hay que mantenerla.
ABEL —Donde comen dos, comen tres.
IVAN —Esta caimana es bastante exigente. (Ve a la muñeca) ¿Escuchas a la puta de mierda?... (Golpea a la muñeca. Le presta atención) ¿Joyas?¡Bromeas!
ABEL —(Escuchando a la muñeca) ¿Pieles? ¿Autos?¡Nuestros ahorros no dan para tanto, mi amor!... Somos humildes. Sencillos..
IVAN —Si, sencillos.
Pausa. Ven a la muñeca con asombro.
ABEL —( A IVAN)¿Escuchas lo que dice?¡Los sencillos que se vayan a la mierda!. ¿Como una boquita tan linda puede hablar tan groseramente?
IVAN — ¡Dinero!¡Dinero! (Toma a la muñeca y la golpea) ¡Marrana, sólo piensas en eso!
ABEL —¡Pégale más!
Ivan golpea a la muñeca.


IVAN —¿Crees que vivir es nadar en lo material? ¿Imaginas que la felicidad sólo es posible con una cartera repleta y una cuenta corriente obesa?.... . (Pausa corta) ¡Que maldita! No es así!... ¡No es así!...


ABEL —(Avanzando con un cuchillo) ¡No le pegues!.... (Se inclina sobre la muñeca. Le acaricia la parte golpeada) ¿Te dolió?
IVAN —¿No la escuchaste?
ABEL —Perfectamente....
Iván toma a Abel. Lo lleva lejos de la muñeca.
IVAN —¿Entendiste lo que quiso decir?
ABEL —Si.
IVAN —Eso de que tomemos el dinero de nuestros trabajos....
ABEL —Me parece bien.
IVAN — ¡Es robar!¡Nos está incitando a delinquir. ¡A nosotros, que siempre hemos vivido en la miseria digna!....
ABEL —Miserables como gusanos, pero con la frente limpia y las mejillas sin sonrojo...
IVAN —(Indica a la muñeca) ¡Mírala como ronronea!... Yates, villas, licores, orgías...
ABEL —Así viven los banqueros. Si me pides que piense como ellos.¿Por qué no vivir como ellos?
IVAN — (Escandalizado) ¡Abel!
ABEL —Una cosa está muy cerca de la otra. ¿No crees?
IVAN —¿Y si somos pasto de los ahorristas? Mira que hay muchos como nosotros, a la caza de un buen filete financiero.
ABEL —Se corre el riesgo. ¿No te parece emocionante?
IVAN —¿Terminar como Don Carmelo, en "Callos a la Madrileña, versión Malmoe"?
ABEL —¡Los callos! (Se dirige a la mesa. Ve la receta en la revista) Uno y medio kilogramos de callos.... Medio kilogramo de morros... 2 Chorizos... 2 morcillas... (Se dirige a la cocina. Maneja los ingredientes) Media guindilla... (Pausa corta. Ve a Iván) Vivir implica riesgos. Mientras mejor vives los riesgos aumentan....
IVAN —Ella no entiende....
ABEL —¿Qué cosa?
IVAN —Tener banqueros en el refrigerador, comerlos....
ABEL —(A la muñeca) ¿Caníbales?... (Se acerca a la muñeca)No, no lo somos, cariño....
IVAN —La antropofagia es propia de salvajes.
ABEL —Eso. Sin noción del espíritu.
IVAN —¿Qué puedo decirte de esta aventura nuestra?...
ABEL —¡Yo lo digo, hermanito!.... Esta pérdida de ingenuidad me da sabiduría.. (Abraza a la muñeca) Querida, comer banqueros es un gesto exquisito.
ABEL —Una aventura gastronómica excepcional , ni más ni menos....
IVAN —(Ve a la muñeca. Luego a Abel. Lo aparta.)Sigue confusa....
ABEL —Yo le explico... (Se acerca a la muñeca) Sol mío, un banquero se aparta del género humano. ¡Si, así como lo oyes, María!.. Su composición celular y mental varía hasta tal punto que dejan de pertenecer a la raza humana...
IVAN —Se vuelve un depredador que engorda a base de truculencias finacieras...
ABEL —¡Cállate, que la pones nerviosa!.... . (Acaricia a la muñeca)La carne de los banqueros se hace gustosa, afín a cualquier aventura culinaria. Cuando la mentalidad bancaria rompe con cualquier pretensión humanista, con todo aquello que no signifique lucro, se convierte en deseable presa para cualquier gourmet que se estime.
IVAN —Es importante que entiendas el problema.
ABEL --No es ideológico. Ni emocional. Sólo digestivo.
IVAN --Los banqueros pueden articular perfectamente sobre tasas de interés y evoluciones en el mercado cambiario, arruinar a millones de ahorristas, vestirse de sedas, perfumarse, mostrar actitudes inteligentes, pero no son, en modo alguno, seres como el normal de la calle...
ABEL —Jamás se nos ocurriría comer un filete de ingeniero o de odontólogo...
IVAN --(A la muñeca) ¿Entiendes?
ABEL —(A la muñeca) ¿Qué no?....
IVAN —( Apartándose con Abel)Tiene temor por el desfalco bancario en Estocolmo.... Mejor la asesinamos.
ABEL —(Dedicándose a preparar los callos) Ivan, por favor, reprime tu tendencia al asesinato..ya nos comprometimos con ella.
IVAN —¡Los amores se extinguen!.
ABEL —(Huele los chorizos)Estamos así como casados y es nuestra obligación mantener a la esposa. Lo dice el catecismo, El Corán, El Capital... (Lee la receta )Una hojita de laurel... cuatro clavos de especias.... Tendré que tomar varios millones del banco donde trabajo. ¡Todos los que pueda! No me queda otra alternativa....
IVAN — ¡Me resisto a que mis apetencias gastronómicas sean cuestionadas!!
ABEL — (Lee el libro)Una pata de vaca... (A Iván)No tenemos pata de vaca....
IVAN —Utiliza un pie de Gabriel Cifuentes...
ABEL —¿Si? ¿Quedará igual?
IVAN —Mejor....
Se dirige a la nevera. Saca un pie de Cifuentes. Lo pica con una hachuela.
IVAN —¡Nos vamos a transformar en banqueros por esta perra! ¿Quién lo diría?
ABEL —La vida nos somete a cruces que debemos cargar. Es nuestro destino... Además, un desfalco aumenta la fluidez monetaria. ,No entiendes? El banco cobra al indicar una suma superior al seguro, el seguro paga y aumenta las primas...
Pausa corta.
IVAN —Debemos afrontarlo, como varones....
Abel va colocando los ingredientes en la olla que se encuentra en la cocina.
ABEL --Cebolla picadita, dos tomates...
IVAN —Me veré obligado... obligado a robar... los depósitos que me son confiados...
ABEL —No te queda otro recurso, Iván. (Ríe) Yo, de mis millones, no te voy a dar ni un centavo....
IVAN —Puedo hacerlo. Todos juran por mi lealtad y será fácil vaciar la caja, aunque.... (Pausa corta)Tendremos que huir al extranjero...
ABEL —¿Tú crees?
IVAN —(Trabajando sobre los callos) Como hacen los buenos banqueros que se respetan. Esa es la diferencia con los delincuentes locales, que no poseen conciencia planetaria e invierten o disfrutan sus botines en el mismo lugar donde cometen las fechorías...
ABEL —Suecia... ¿Será posible?... ¡A Suecia!... Mi sueño, hasta despierto. Quiero habitar un lugar sin cucarachas.
IVAN —Ella no quiere regresar. Tu sabes, los pobres vecinos de Estocolmo a quienes les robó sus ahorros...
ABEL —Le buscamos un pasaporte norteamericano falsificado. Con dinero, todo se consigue....
IVAN —Podría ser en Suiza.... (Soñador) ¿Qué tal?...
ABEL —No me gusta Suiza!
IVAN —¡Ah, los Alpes!... Las cuentas numeradas, las cuentas con seudónimo.... Ginebra....
ABEL —Suiza podría ser...
IVAN —(A la muñeca)Serás feliz, Maria... O Mary, para estar más a tono...
ABEL —María, como nuestra madre... Y tiene que ser Suecia. Es el sueño acariciado durante años y años. Lo que nos ha permitido resistir tanta selva tropical destruida, tanta miseria gorda, tantas estafas bancarias, sin nada ecológico. Lo terrible de nuestra miseria es que nada se le compara. ¿Cuál otro país tiene fuentes de agua oxigenada?
IVAN —Ninguno. Sólo Suecia...
Iván ríe.
ABEL —¿Por qué ríes?
IVAN —¡Seré feliz abandonando esta ciudad!.... Aquí he vivido como un minorista. No tengo recuerdos agradables...
ABEL —Las mismas caras estúpidas de siempre.
IVAN —Y la de uno entre ellas, que es lo peor...
ABEL — (Lee receta)Un vaso de vinagre.... (A Iván)Los mismos edificios, esta ratonera. En el baño hay trescientas quince losetas...
IVAN —Quince de ellas descascaradas... La vecina de enfrente, gorda. La divorciada del piso de arriba, histérica. El vecino de abajo, borracho....
ABEL —Nos instalaremos en Estocolmo.... (Escuchando a la muñeca) ¿Gotemburgo? ¿Te gusta?
IVAN —¡La puerta de Suecia al mundo!. Canales que envidia Venecia, con aguas tan dulces como limonada...
ABEL —La llevaré de compras por Avenyn...
IVAN —Esos callos huelen de maravilla(Se sienta cerca de la muñeca. La abraza) ¡Mi perversilla, tan amante de esmeraldas!...
ABEL —Les falta poco.... (Mueve los callos con una cuchara de madera)Quisiera un chalet en Tarnaby, que se viera la nieve desde la ventana.... Pinos, muchos pinos. Y uno que otro lobo pacífico rondando, una chimenea con fuego fuerte, recordándonos a Drácula.... .
IVAN —Yate en un puerto cercano, con marineros blancos y olor a sal en el aire...
Abel sitúa los callos en una bandeja. Se acerca a la mesa pequeña, ante el mueble donder se encuentran Iván y la muñeca.

ABEL —¡Listos los callos!
IVAN —(Buscando un pan en el armario)Huelen como los dioses...
ABEL —Y saben mejor...

IVAN —(A la muñeca)Viviremos en Gotemburgo, querida .... Hermosa ciudad, con baños sin losetas descascaradas... Con vecinos hermosos que viven de las rentas...
Abel se sitúa al otro lado de la muñeca.
ABEL —Traeré varios millones y los pondré a tus pies.
IVAN —(Prueba los callos)Y, con los míos, serán bien invertidos....
ABEL —(Prueba los callos)Acciones en la bolsa.
IVAN —¡Delicioso!
ABEL —¿Te gustan?
IVAN —Cocinas como Beethoven tocaba el piano...
ABEL —¿Seguro?... Es que tengo una minusvalía por inocencia. ¿Crees que con mi aparato podría figurar como actor en películas pornográficas?
IVAN —Serias el Clark Gable de la sodomización. EL Gary Cooper de la cojedera.... Los clásicos de Larry Holmes serían cuentos infantiles
ABEL —También, como buenos banqueros, nos podríamos dedicar al tráfico de drogas y lavado de divisas. Eso es lo más atractivo en la banca actual.... ¡Pero eso sí, todos esos negocios sucios fuera de Suecia. Nunca la irrespetaremos!... Podemos montar una oficina en las islas Caiman o las Bahamas. Invitar al yate a representantes idoneos del Cartel de Medellín, corruptos de la DEA...
IVAN —(Besa a la muñeca)Tendrás tus diamantes, puta de mierda...
ABEL —Y el yate, mi pichoncita.... (Besa a la muñeca )Te amaré bajo la luna.Todas las noches un verso.Quizá alguno salga bueno.
IVAN —( Apartando a Abel)¿Cómo se te ocurre?
ABEL —¿Qué pasa?
IVAN —Arrugó la nariz en un gesto altanero ante tu ignorancia....
ABEL —¿Si?
IVAN —Los banqueros no escriben versos, Abel, ni siquiera los nacidos en Estocolmo...
ABEL —¿No?
IVAN —Es un insulto. La cultura atrofia el olfato financiero. Lo vuelve polvo. Olvida a Neruda y a toda la pandilla poética si no quieres caer en bancarrota.... Ofrécele llevarla al baile del Banco Mundial, en Mónaco....
ABEL —¿Tú crees?
IVAN —Es el baile de los bailes. Allí cambias de esposa y transformas la economía mundial de corrillo en corrillo. En la madrugada hay fuegos artificiales y se fusionan empresas...
ABEL —( A la muñeca)Mary.... Te llevaré al baile del Banco Mundial, en Mónaco(Ríe feliz) ¡Claro, todos los años!
IVAN —¡Invitaremos a otras mujeres de tetas plásticas!
ABEL —¡Bailaremos el vals de apertura!
Iván se acerca a Abel y la muñeca. La luz se concentra. Música baja.

IVAN —¡Te pondré los cuernos una y mil veces!
ABEL —Nos amaremos para siempre...
IVAN —(Halando los cabellos de la muñeca) ¡Y nos amaremos para siempre, sucia cabrona! ¡Recuérdalo!
ABEL —Invirtiendo en acciones seguras...
IVAN —Especulando en la bolsa...
ABEL —El chalet será acogedor. La chimenea desprenderá chispas cuando queme todos mis cuadernos de versos...
IVAN —¡Mamacita!¡Cosita rica!
Iván se encima sobre la muñeca. La besa. La toma y la acaricia en el sillón. La luz se concentra sobre Abel que se retira a la cocina y toma una hachuela. Mira a Iván que acaricia la muñeca.

Avanza en dirección al sillón con la hachuela levantada.

La luz se extingue. La música sigue.

FIN
"Nunca entregues tu corazón a una Muñeca Sueca"
1   2   3

similar:

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconAccion de grupo finalidad / accion de grupo naturaleza indemnizatoria...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconProyecto grupo de teatro “valores” grado sexto Problema

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconGrupo Fuertes adquiere más del 5 por ciento del holding agroalimentario ruso Grupo Cherkizovo

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconTesis: Hoy en día vemos cómo el Estado se enriquece más y más con...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconPensamiento económico de Vilfredo Pareto
«pocos de mucho» y los «muchos de poco»; se establecían así dos grupos de proporciones 80-20 tales que el grupo minoritario, formado...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconOrden de 4 de diciembre de 1997 por la que se dispone la publicación...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconUniversidad nacional de san martin contabilidad aplicada

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconGrupo de estudios: cultura, naturaleza y territorio

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconDe este libro sobre “Plan Estratégico de Desarrollo y Participación...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconI reunión del Grupo de Trabajo sobre el Consejo de Defensa Suramericano...




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com