Creatividad basada en las molestias cotidianas






descargar 32.78 Kb.
títuloCreatividad basada en las molestias cotidianas
fecha de publicación18.07.2015
tamaño32.78 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Economía > Documentos
CREATIVIDAD BASADA EN LAS MOLESTIAS COTIDIANAS

Práctica 2http://www.blog.corbataslester.com/wp-content/uploads/corbatas.jpg
INTRODUCCIÓN A LOS PROYECTOS

Laura Adell y Esther Domínguez

Grupo 1

1er cuatrimestre

21/12/14

Llorenç Guilera
Introducción
Somos el grupo formado por Laura Adell y Esther Domínguez, estudiantes de Diseño de Moda en ESDi (Escuela Superior de Diseño) de Sabadell. Por ese motivo, el tema que hemos elegido es el de “sustitución de la corbata”, que está en relación con nuestro itinerario. Nos parece un tema un poco estancado en cuanto al partido que se le puede sacar como complemento; es así que hemos querido arriesgar y adentrarnos en esta idea.
La corbata es el símbolo de la elegancia, e imprescindible cuando se viste de traje. Ya desde la época de los egipcios y los romanos llevaban ésta prenda, adaptándose a lo largo de los siglos hasta la corbata que conocemos ahora. En la alta sociedad romana, consideraban un riesgo dejar el cuello descubierto, así que el focale (que era algo parecido a lo que conocemos hoy por corbata), lo llevaban las mujeres, las personas que tenían problemas de salud y los oradores, para proteger sus cuerdas vocales.
En la Revolución Francesa, los mercenarios croatas, llevaban junto con el traje tradicional un pedazo de tela blanca, que llamaban “croatta”, anudándola en forma de rosa y dejando colgar las extremidades encima del pecho. Esta “croatta” gustó a los franceses que la llamaron “cravate” y la difundieron por el mundo. Durante la Revolución Francesa, era el símbolo del estatus de las personas y empezó a adquirir también un valor político.

En el siglo XIX, se introdujo el almidón, para que la corbata mantuviera la rigidez, y la forma de ésta se acercaba a la forma actual, pero sólo existían tres colores: el negro, el blanco y el gris. Ya en 1827 y atribuido a Honorato de Balzac, se pone de manifiesto la importancia de la corbata, existiendo hasta 22 maneras distintas de realizar los nudos: Windsor (Inglaterra), Medio Windsor (España), Four-in-Hand (América), etc. En 1880 se creó la primera corbata del club de las personas que pertenecían a la universidad de Oxford (Inglaterra), que confeccionaron esta prenda con los colores correspondientes. Así la idea se propagó en otros clubes, universidades y colegios.

La corbata moderna existe desde 1924, gracias a Jesse Langsdorf, que encontró una manera de cortar la corbata con el menor desperdicio posible de tela, y la solución fue trazar un ángulo de 45 grados en la trayectoria del dibujo. La seda no la cortó en una sola pieza, sino en tres, que se cosían luego en otro proceso. Patentó su invento y más tarde lo vendió en todo el mundo. Hoy en día, la mayoría de las corbatas se confeccionan de esta manera, y su material principal sigue siendo la seda aunque se pueden encontrar corbatas confeccionadas en todo tipo de materiales, desde cuero, algodón, cachemira, etc.

La corbata era y sigue siendo un distintivo entre las clases acomodadas. Hoy en día la llevan desde escolares uniformados, hasta grandes hombres de negocio por todo el mundo. Por tanto, podemos decir que la corbata siempre ha sido utilizada como complemento en el atuendo masculino, dando un toque de elegancia al look del hombre y, sobretodo, distinguiéndole de las clases sociales inferiores. Sin embargo, poco a poco, la corbata ha pasado a ser un complemento asequible y llevadero para toda la sociedad, independientemente de su economía o estatus social. Y, además, ya no es sólo un complemento dirigido al hombre, sino que también la mujer se ha apoderado de él consiguiendo adaptarlo a su estilo personal y, a la vez, creando en la figura femenina un toque masculino.

En la imagen aparece Marlene Dietrich, la mujer que se atrevió a vestir al estilo masculino, llevando trajes de corte masculino, pantalones o, lo que aquí nos interesa, la corbata, consiguiendo llevarlo a la calle; algo impensable para las mujeres de los años 30. Por tanto, en esa época empiezan a cambiar los roles femeninos establecidos por una sociedad patriarcal, en la cual la corbata entra como complemento, seña e identidad de la nueva imagen de mujer que empieza a emerger por aquel entonces. Pues la corbata queda adjudicada como un símbolo de rebeldía, oposición a lo establecido y, además, es un complemento estilo y que si sabes lucirlo te da un gran toque de sofisticación.
Sustitución de la corbata
La corbata, como hemos dicho anteriormente, es señal de elegancia y formalidad; es el complemento por excelencia del traje, el rey en el vestir de los hombres, compuesto por dos o tres piezas, pantalón y chaqueta y, dependiendo de las preferencias o gustos particulares, el chaleco. Algunos, erróneamente, dejan de utilizar la corbata al asimilar su uso a personas de cierta edad y contraindicarla para la juventud. Una idea totalmente incorrecta, dado que la utilización de este complemento está vinculada a la distinción y no a los años. Aun así, como todo o casi todo tiene sus ventajas y desventajas; o dicho de otra forma, la corbata también tiene distintas molestias cotidianas.
La primera molestia que puede causar la corbata en la gente que la utiliza puede ser la que hemos mencionado en el párrafo anterior: la relación equívoca del uso de la corbata para sólo personas adultas o de la tercera edad. Este descontento, sobre todo por parte de los jóvenes, provoca en este complemento una mala imagen y, así, queda rechazado por gran cantidad de gente y su uso queda delimitado para un tipo de gente determinada.
La solución que proponemos para esta molestia es darle un giro a ese pensamiento erróneo de la gran mayoría de jóvenes, ideando una propaganda que le dé a la corbata otro sentido, un nuevo enfoque que provoque a ese público específicamente un cambio en su idea establecida sobre el complemento. Dicha propaganda podría cobrar la forma de un spot publicitario, folletos que se repartan a los lugares más destacados del territorio español, donde haya gran cantidad de jóvenes y gente de diferentes edades, como por ejemplo calles o barrios específicos de Barcelona o Madrid, incluyendo pequeños stands con información sobre la corbata, con muestras de tejidos, de formas, colores, con azafatos y azafatas que enseñen y muestren en directo la cuestión principal: cómo llevar una corbata no tiene una edad establecida, ni obligatoria, ni tampoco es sólo para hombres.
También junto con la información y muestras de las azafatas y azafatos repartidos por los stands, ofrecerían consejos como que el hombre, en este caso, puede jugar con su coquetería eligiendo el color de este accesorio, los estampados, el dibujo y, específicamente, el nudo. Ampliando el consejo con la explicación añadida de las diferentes formas en los nudos que existen:

four-in-hand, el que menos daña el tejido de la corbata; Windsor, el más elegante, pero más complicado de realizar, etc.
E incluso también, ofreciendo pequeñas lecciones de protocolo, la cual una de ellas, la más breve o precisa, iría impresa en el folleto y cada una de ellas se dirige a un público determinado. En el siguiente ejemplo nos la hemos inventado para un tipo de público más estricto y quizá también más adulto: Todo el conjunto de estos elementos y accesorios deben estar bien coordinados para proyectar una imagen elegante, deben ser de tonos compatibles y armónicos, al igual que la camisa, que debe elegirse en tejidos nobles y no de colores brillantes y sofisticados que provoquen el desafío a las reglas del buen gusto y del buen vestir. La corbata es el complemento estrella. Todo ello representa la carta de presentación del hombre en la vida social.



(1) Nudo Windsor




(2) Nudo Four-in-Hand
Las imágenes 1 y 2 son un ejemplo de algunas de las posibles imágenes que podrían ir impresas en el folleto.
La segunda molestia a la hora de llevar corbata es la monotonía en su función, simple y sin destacadas variaciones que pueden llegar a ser muy útiles en el día a día de la persona que tiene que llevarla de forma rutinaria, como por ejemplo cualquier profesional que se dedique al mundo empresarial, ejecutivo, legal, económico, político, etc.
Una solución: la corbata que integra una pajarita. Es decir, a simple vista sólo se aprecia una corbata, pero en la parte que rodea el cuello, la del nudo, se encontraría la pajarita, escondida por un mecanismo de gran sutileza para que abultara lo menos posible, y de esta forma, la pajarita quedase camuflada en la mejor posición para que cuando la persona que utilice este complemento con doble utilidad y le apetezca cambiar y dar un toque diferente a su estilo, pueda hacerlo con un simple movimiento de corbata.
Otra solución: Ha llegado la hora de cambiar los estilos de la corbata para salir de la tradición, y someterse a mutaciones en su forma y su función. Corbatas muy variadas y distintivas de la forma tradicional, cada una con un motivo diferente y que tienen que ver con el estado de ánimo de la persona que las lleva. Aunque parezcan muy aparatosas y con posibilidad de que sean pesadas o incómodas de llevar, el hombre que se la probase cambiaría de opinión porque el material de estas corbatas sería de lo más ligero, cómodo y adaptable a su constitución.

mutacionescamisas
Otra de las molestias que encontramos en la corbata y consideramos que es de las más típicas, es que por norma general, la corbata aprieta, provocando malestar a quien la lleva y, al final, resulta un accesorio poco querido por los hombres; puesto que la ven como un complemento incómodo y poco útil.
Solución: la corbata perfecta para olvidar y dejar por completo esas molestias, incomodidades y el negarse a llevarla o tener que llevarla a disgusto, es aquella corbata que con un mecanismo de última generación, se adaptase a la forma y a la amplitud del cuello de cada hombre. Hecha con un tejido elástico y suave que permite esa adaptación y comodidad al llevarla, indiferentemente del tiempo que la tengas que utilizar.
Este tipo de corbatas estarían diseñadas de manera que su composición no afectara al estilo personal del hombre; ya que serían reversibles o se solaparían con la camisa, jersey, chaleco o incluso americana o blazer del hombre. Por ejemplo, por un lado sería una corbata más formal y elegante, y por la otra más personalizada y con un toque desenfadado para aquellos momentos más informales en los cuales te apetezca destacar por tu creatividad y personalidad. Puesto que la parte reversible de la corbata podría ser diseñada al gusto del propio dueño de ésta.
raroscorbatas


Así pues la corbata obtendría un juego de estilos y, por tanto, doble funcionalidad (formal/informal) a través de la creatividad del comprador de la corbata; ya que si vas a tener que llevarla la mayoría de horas del día durante todo el año, mejor llevarla al gusto y de manera que el hombre se encuentre seguro de lo que lleva y lo más cómodo posible. Y, así también, cambien los estigmas adjudicados a la corbata a lo largo del tiempo, dándole un giro divertido, creativo y personal. Porque, ¿qué mejor que tener que llevar mucho algo y que encima esté hecho a tú gusto y por ti mismo?
Investigando por internet, hemos encontrado una idea que nos ha llamado la atención por la imaginativa y novedosa función que le dan a la corbata. Los administradores de la página web de “miralonuevo.com” anuncian en su página la “Corbata almohada: para dormirte una siesta en tu escritorio”, como dicen sus inventores. Estas corbatas de última generación disponen de una válvula en su interior para poder inflarla, transformándola en una pequeña almohada. Y así, puedes aprovechar para echarte una siesta en el trabajo, por ejemplo, mientras tu jefe está reunido. Al final del anuncio añaden donde, quien quiera, puede conseguir y encargar los distintos modelos de la corbata: en Pillow Tie (www.pillowtie.com).
http://www.miralonuevo.com/www.miralonuevo.com/wp-content/uploads/2012/09/corbata-almohada-mira-lo-nuevo.jpg
http://www.miralonuevo.com/www.miralonuevo.com/wp-content/uploads/2012/09/corbata-almohada-miralonuevo-2.jpg



Conclusiones
Finalmente y para concluir, ambas hemos intentado encontrar las molestias más significativas o que nos parecen más generalizadas por la gente, específicamente los hombres, y enmendarlas con soluciones novedosas, prácticas, originales, o cómodas. Aunque, si nos centramos únicamente a la cuestión literal de la sustitución de la corbata, podemos decir que para sustituirla hay otras prendas que también otorgan elegancia y distinción como: el lazo, la pajarita, el corbatín y el más elegante el plastrón o corbatón. Pero la decadencia de la corbata es signo de nuestros días. En el pasado, hubo una época en la que, apostando a lo contestatario, algunos intelectuales con pujos izquierdistas se presentaban sin el artilugio en torno al cuello, con la barba descuidada, despechugados e informales, para afirmar sus posturas revolucionarias. Hoy, aquellos gestos nos parecen desplantes que rayan en la ridiculez, porque se va generalizando la moda burguesa de vestir a cuello abierto, usar camisas estilo Mao y sustituir a la corbata por enormes pañuelos que rebasan, de largo, la discreción que recomienda la elegancia.  La comodidad se impone, y la tiesura de los cuellos toca a su fin. Sufre la solemnidad de la corbata, y caduca una moda que tuvo vigencia social por mucho tiempo. Hay quienes creen que la elegancia será una de las víctimas de esta guerra de nuevas modas; pero, quienes practican el estilo sport, afirman con su pinta y su desgaire que se puede vestir bien sin esa prenda que atormenta a los varones, y que, además, luce muy bien la camisa sin corbata bajo el traje italiano o la chaqueta informal. 



Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Creatividad basada en las molestias cotidianas iconCruzando estructuras: el espacio productivo y su entorno percibido...

Creatividad basada en las molestias cotidianas iconLas e scuelas matan la creatividad

Creatividad basada en las molestias cotidianas iconGestion basada en la ciencia y gestion basada en principios: la contribuciones de taylor y fayol

Creatividad basada en las molestias cotidianas iconGestion basada en la ciencia y gestion basada en principios: la contribuciones de taylor y fayol

Creatividad basada en las molestias cotidianas iconDiseño de las políticas culturales reside en la búsqueda de nuevas...

Creatividad basada en las molestias cotidianas iconDesarrollar la iniciativa personal, la creatividad, el trabajo en...

Creatividad basada en las molestias cotidianas iconActitud de los directivos Empresariales Nacionales del sector manufacturero...

Creatividad basada en las molestias cotidianas iconPropuesta gerencial basada en el uso de las nuevas tecnologías de...

Creatividad basada en las molestias cotidianas iconAnexo cambios en las posiciones que ocuparon los estados mexicanos...

Creatividad basada en las molestias cotidianas iconBiologia de la creatividad




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com