Lección uno la oración del rey exaltando a su






descargar 477.84 Kb.
títuloLección uno la oración del rey exaltando a su
página2/14
fecha de publicación11.08.2017
tamaño477.84 Kb.
tipoLección
e.exam-10.com > Documentos > Lección
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

1.4. Oración de clamor 42, 43, 55
En el Salmo numero 42 de esta parte del segundo libro de Salmos, comienza con una gran necesidad de dependencia total en Dios, pero del Dios vivo y verdadero. Esta persona tiene una tremenda necesidad de estar no solamente en el Templo, ni en una actividad Cúltica, sino la necesidad de llegar a la presencia del Dios Vivo. Según el v.2

Todo hombre tiene necesidad de Dios, pero no todos buscan ansiosamente satisfacer esta necesidad en Cristo, que es el Agua de Vida Jn. 4:11-14, pero este judío israelita busca como satisfacer esta necesidad, utilizando como figura la gacela o el ciervo que corre en busca de agua.

En el Sal. 23:1-2, encontramos que Dios es el que nos pastorea y nos lleva en lugares hermosos para disfrutar de las suaves y confortantes ondas de un arrollo que suple nuestra sed, he aquí, el Buen Pastor que suple todas nuestras necesidades en la vida, sin embargo, que triste es que a veces, no valoramos este gran amor que nos tiene.

Los Salmos 42y 43, reflejan la nostalgia de un israelita por la casa de Dios, 42:2: “Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo” ¿Cuándo vendré y me presentaré delante de Dios?

Esta necesidad es como la sed que hay que satisfacer, pero ¿cuándo? Dice el Salmista. En el día de hoy se ha perdido esta necesidad de estar en la presencia del Señor, para adorarlo con todo nuestro corazón.

A veces el servicio a Dios, se ha vuelto como una costumbre religiosa, en vez de ser una necesidad individual de cada creyente hacia su Dios. En esta oración de clamor por la casa de Dios, y por el deseo de estar en la presencia del Dios vivo, es muy importancia prestarle pues nos enseña a dar un culto verdadero a Dios, como dijo el Señor Jesús en Jn. 4:23-24.

La presencia de Dios esta en todo lugar, por eso debemos adorar a Dios en todo y en cualquier entorno. Aunque el Templo es un lugar que Dios mismo mandó a construir, el lugar que cuido y defendió ante las personas irreverentes “Porque es casa de oración;” la importancia del creyente es la actitud y el deseo de servir a Dios en el culto, sea en el Templo o en otro lugar, debemos de buscar siempre la intimidad con Dios, y no hacerlo solamente como una practica religiosa.

El propósito del salmista para estar en el Templo es para rendir alabanza y adoración a Dios según el v. 4. Aunque era burlado por sus enemigos que le decían “¿Dónde está tu Dios?” v. 3, nada obstaculizaba este deseo espiritual que él tenía, porque esperaba su salvación de Dios. En medio de su dolor y del desanimo, se acuerda de Dios y le dice a su alma en el v. 5: “Espera en Dios.” Que contraste con la vida actual de la iglesia o de la humanidad que solo se acuerda de Dios cuando hay problemas personales, familiares o sociales, pero no clama para estar en la presencia de Él, en su casa o en el Templo.

El salmista nos enseña que no solo debemos clamar por nosotros, sino en toda la comunidad cristiana, para así, disfrutar la presencia de Dios en su casa. El Deseo más grande de un temeroso de Dios es la adoración, y la alabanza según los vv. 5 y 11, le dice a su alma que espera en Él, porque aún tiene que alabar a Dios, tiene fe que Dios le va a permitir que le adore, porque es la salvación de su alma, y su Dios que siempre responde su clamor, por eso dice que no tiene que desesperarse, porque Dios va a responder su clamor.

En el Salmo 43 vemos que continúa esta oración. Algunos comentaristas dicen que los Salmos 42 y 43, tienen mucha relación y han concluido que originalmente eran uno solo, por eso tenemos que estudiarlos juntos. Ambos exaltan a Dios como el gran ayudador, piden ser liberados de la gente impía, y claman por su ayuda y fortaleza. En el v. 5, notamos nuevamente la repetición del pensamiento como en los vv. 5 y 11 del número 42. Clama por la salvación de manos de sus enemigos, y le dice: “defiende mi causa” v. 1. Con claridad deja ver la confianza que tiene en Dios, le pique le defienda, porque sabe que no hay otro que pueda defenderlo, sino solo Dios. En medio del abatimiento le repite a su alma que “espere en Dios.” Estos dos Salmos presentan la necesidad del hombre y de su alma del Dios vivo, y no puede estar quieto o contento si no Dios no viene en su socorro.

Esto nos hace pensar que sin Dios nuestra vida no es vida, sino dolor, necesidad espiritual y desorden integral, pero el salmista nos invita a clamar a Dios y a esperar confiadamente en él, porque Él estará con nosotros todos los días hasta el fin del mundo (Mt. 28:20b.).

En el Salmo 55 nuevamente encontramos una súplica del rey a su Rey por la ayuda inmediata, porque sus enemigos atacan. Los vv. 1-8 describen el clamor de David, el desaliento amenaza en él, su corazón esta dolorido, y hay temor y temblor en él, ¿se imagina usted cuando hay amenaza en su familia, su ciudad o en su vida personal, por alguien que uno considera su amigo?

El rey David es acusado y amenazado por alguien que le mostraba ser su amigo, según los vv. 13,14. En el libro de 2S. 15-17, encontramos la intimidad que había entre David y su hijo Absalón, pero llegó el momento en que su amigo le dio la espalda. Esto fue una realidad, David es traicionado por un su propio hijo, a quien le unía una gran amistad y cuya común devoción demostraba seguridad, pero no fue así. En este pasaje vemos la infidelidad del hombre y la fidelidad de Dios.

Los amigos íntimos pueden ser infieles, pero Dios no porque El en su inmutabilidad permanece fiel en sus promesas, el Salmo 27:10 confirma esto cuando el escritor dice: “Aunque mi padre…. me abandone, con todo, Jehová me recoge.”

El salmista sufre profundamente la conspiración de sus enemigos, pero lo que más le duele es la traición de su hijo, pero en todo lo que está pasando nos da ejemplo de humildad y amor que nos servirá mientras Dios nos presta vida.

La recomendación que también encontramos es el de consolar a los que sufren v. 22. Que gran esperanza encontramos en este texto “Echa sobre Jehová tu carga y él te sostendrá.” Imagínese que usted va caminando, pero con una carga tan pesada y que alguien te diga que te va ayudar, que consuelo, eso es precisamente lo que encontramos en este pasaje, Jehová es nuestro gran ayudador, nuestra fortaleza en todas nuestras tribulaciones, por eso no hay que desesperarnos, si no que hay que clamar el auxilio divino, y Él está dispuesto a ayudarnos en todo momento en que estemos en dificultades.

Los enemigos serán destruidos vivos, como sucedió con los partidarios de Coré y Abraham (Nm. 16:31-33) y en 55:15 y 23; pero los que confían y claman su poder, no serán consumidos nunca, sino que permanecerán para siempre.
1.5. Confesando sus fallas 51
Este es uno de los Salmos más conocidos, por la iglesia en una forma especial porque refleja la necesidad de la misericordia de Dios, no estoy diciendo de la experiencia de David, porque en muchas ocasiones juzgamos desde una experiencia personal, y no de la condición humana, que todos somos injustos delante de Dios. Cuando una persona ve este Salmo desde una perspectiva de santurronería, que él no tiene nada que confesar a Dios, es probable que no podrá entender lo que Dios nos enseña en ese Salmo, pero cuando vemos nuestra condición pecaminosa todos necesitamos arrepentirnos y rogar misericordia divina.

El salmista implora la justicia y la misericordia de Dios, que sin duda brota de un “corazón contrito y humillado.” Bien sabemos que fue por el pecado que el rey David cometido con Betsabé, que el profeta Natán lo reprende por su acto de adulterio y asesinato (2S. 12:1-15).

En una forma personal se acerca a Dios, para decir con todo su corazón que tenga piedad de el, que tenga misericordia de acuerdo a su gran amor. Todo este Salmo denota que solo Dios puede ayudarlo en este problema, y perdonarlo de sus pecados desde el principio hasta el fin de sus malos actos.

Para algunos, este Salmo es leído muchas veces, pero no se piensa en lo que el autor está diciendo ante Dios. Esto no es fácil, sino difícil de expresar, algunos de nosotros tenemos cosas en secreto, y que a Dios no le decimos, y a veces le tenemos que decir porque de hecho, Él sabe todas las cosas, no somos capaces de plasmarlo en un papel para que otros lo lean y se den cuenta de lo que hemos sido o somos, ya que tememos el ser rechazados, sin embargo, este pensamiento bíblico es un reto que nos confronta, pues lo que hizo David no fue fácil así como los pecados que podemos estar ocultando tu y yo.

Ya que Dios ha sido tan misericordioso con nosotros, no debemos detenernos por confesar nuestros pecados y, liberados por su perdón, testificar a otros de qué condiciones nos ha levantado nuestro gran Dios.

Lo que hace el rey David es despojarse en la misericordia de Dios cuando confiesa su culpa, mostrando arrepentimiento sincero. Implora compasión y que le sean borradas todas sus faltas. La expresión se encuentra en plural, lo que deja ver que su deseo y necesidad es que lo limpie completamente no solo del adulterio y asesinato que cometiera, sino de todas las maldades que ha cometido y con las cuales ha ofendido a Dios.

La forma como Dios lo confronto en cuanto al asunto de Betsabe, le hace darse cuenta que bien podría mantener su pecado oculto, mas nada puede permanecer en la oscuridad, porque a los que sobre todo a los que Dios ama, les descubre sus pecados para que arrepentidos le busquen en confesión y actitud de renovar sus votos ante El. Dice: 3”Reconozco que he sido rebelde; mi pecado no se borra de mi mente.”4

David entendía que su pecado estaba en él desde que fue concebido (Ro. 5:21,22), por tanto, le es necesario confesar sus transgresiones delante de su Dios y ser lavado con la sangre del Cordero que es Cristo en el Nuevo Testamento. “Contra ti he pecado, y solo contra ti, haciendo lo malo, lo que tú condenas. Por eso tu sentencia es justa; irreprochable tu juicio.”c5

David no ha pecado contra Betsabé, contra Urias o contra Natán; el entiende muy bien que ha pecado contra Dios, por lo que más adelante le suplica el poder sentir el gozo de su salvación, la paz que solo puede tener un corazón libertado del pecado vv.7-8.

El pecado es visto como suciedad por lo que el pecador es visto como una prenda de ropa llena de mugre, por lo que en este caso, no hallamos ningún jabón, ni cosa que se le parezca para poder blanquear tan espesa mancha, sino solamente con la sangre inmaculada de Jesucristo el Hijo de Dios, nuestro Salvador. El hisopo se refiere a un arbusto cuyas ramas se utilizaban en algunos ritos de purificación para rociar con sangre a las personas y ciertos objetos Lv.14:4-7.6

David pide ser perdonado y ser purificado de la lepra moral que dejara el adulterio cometido, por lo que ruega para él: un corazón limpio, espíritu recto, espíritu noble; no pide grandeza o sabiduría para saber gobernar, sino que humildemente, porque sabe que estas cosas solo pueden venir por gracia y voluntad de Jehová, que le permita servirle nuevamente ya que para ello fue llamado, pues sabemos que mientras se encuentre en nosotros alguna mancha, esta no permitirá que podamos testificar delante de las personas lo que Dios quiere para la humanidad.

Renueva su compromiso a Jehová de cuidar que, los que se alejan de Dios aprendan justicia, y que los que viven en pecado se vuelvan a El de todo corazón para alabar su nombre dentro de su Templo v.13.

Finalmente suplica, ser guardado de pecado, para vivir alabando el gran nombre de Jehová y sus santos juicios, porque ha entendido que el hombre de espíritu humilde es grato ante los ojos de Dios.

Mientras procuramos mantenernos en continua comunión con nuestro Dios, sabemos que podemos cumplir con las encomiendas que Él nos dé, de otra manera, todo lo que podamos hacer no tiene valor alguno delante del Padre celestial.
1.6. Conclusión
Este capítulo nos ha enseñado lo importante que es mantenernos en constante comunión con Dios por medio de la oración; si nuestra confianza la depositamos en el hombre, definitivamente esteremos desamparados, pues solo de Dios viene el oportuno auxilio y la respuesta a nuestras oraciones.

David lo llama el Rey de Gloria, su experiencia antes, y durante su reinado le permitieron conocerle y saber que sea cual fuese las circunstancias que el creyente puede vivir, solo Jehová está atento a la oración de sus escogidos, para socorrerlos, fortalecerlos; y lo que es más, restaurarlos después de haberle ofendido, siempre y cuando nos acerquemos a Él con un corazón contrito y humilde que es algo que le agrada de sus hijos.

La gratitud y gozo que se siente al recibir el perdón de Dios, produce que los hombres sean llevados a renovar sus votos a Él, como sus fieles siervos, pero además, a proclamar sus justos juicios y sus rectos caminos para gozar de El por siempre.

1.7. Cuestionario
1.- ¿Cuál es el medio para estar en comunión con Dios?
2.- ¿Cuál es el nombre del Rey que exalta David?
3.- ¿En quién podemos confiar en momentos difíciles?
4.- ¿Qué describe el Salmo 44?
5.- ¿Qué es lo más lamentable en la vida del cristiano?



  1. ¿Quiénes eran y qué importancia tenían los hijos de Core?



  1. ¿Qué aplicación tiene para nosotros el termino Emanuel?




  1. ¿Cómo fue la confianza del rey a su Rey?




  1. ¿Quién es el único que puede satisfacer la necesidad del hombre?


10.- ¿Cuál era el propósito del salmista al ir al templo?

HOJA DE ESTUDIO DE UN PASAJE BÍBLICO

Texto: Título:

MÉTODO INDUCTIVO

Textos de referencia:

1.1. (etc.)


Explicaciones de datos importantes:

-palabras importantes:

-anotaciones gramaticales:

-método de traducción:

-género literario:

-el autor y los oyentes originales:

-contexto cultural:

-contexto histórico:

-contexto bíblico:

-título y tema del pasaje:


MÉTODO EXPOSICIONAL

-observaciones sobre cada versículo


METODO LITERARIO (formula una estructura temática del pasaje)

-identifique el género literario

-formula una estructura temática del pasaje

-observa si hay figuras de lenguas


MÉTODO ANALÍTICO

Verdad(es)

Mentira(s)

Evangelio

Idolatría(s)


MÉTODO DEVOCIONAL

Oración y acción:

-alabanza:

-confesión de pecado:

-peticiones especiales:

-acción de gracias:


Enseñanzas:

1.
2.
3.


LECCIÓN DOS

LA ORACIÓN DEL PUEBLO EXALTANDO A SU DIOS
2.1. Introducción
Dios, en su inmenso amor, le plació escoger a un pueblo, esto es a Israel, a quien llamó “pueblo especial.” Esta sección nos hablara de este pueblo y de sus oraciones que son suplicas colectivas que surgen por motivo de una angustia en toda la nación.

Estas angustias pueden ser: el haber sido derrotado por sus enemigos, una mala cosecha, una invasión de langostas; por lo que tienen que acudir a Jehová, suplicando restauración, justicia o liberación.

Que Jehová es el gran refugio, no solo lo es en una forma individual, el salmista narrara como vocero de su nación que también es refugio colectivamente, cuando su pueblo le busca y le invoca: Por ti derrotamos a nuestros enemigos; en tu nombre aplastamos a nuestros agresores.7

Una actitud comunal en momentos diversos, deja ver a los hombres como verdaderos intercesores en medio de su pueblo. Esta actitud muestra que no solo los lideres o responsables de una nación, deben buscar el bien social, sino que es deber de todos velar por el bien común.

Lo contrario nos presenta a una nación sin dirección, en desorden y sin propósito, sobre todo sin el favor de Dios, porque todos se preocupan solamente por su bien personal, no importando que el prójimo este sufriendo el desamparo y la necesidad.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

similar:

Lección uno la oración del rey exaltando a su iconLección uno

Lección uno la oración del rey exaltando a su iconLección uno. ¿Quién es

Lección uno la oración del rey exaltando a su iconLección uno: exposición de hebreos 1: 1 2: 18

Lección uno la oración del rey exaltando a su iconLección uno. Introducción al curso

Lección uno la oración del rey exaltando a su iconLección uno: el evangelio de jesucristo (Marcos 1: 1-10)

Lección uno la oración del rey exaltando a su iconLección uno introducción a la cultura y la ética cristiana

Lección uno la oración del rey exaltando a su iconEn Barcelona, el Palau de la Virreyna y el Mercat de la Boquería...

Lección uno la oración del rey exaltando a su icon9. 17. Estructura del catecismo de la iglesia católica, la oración en la vida de la fe

Lección uno la oración del rey exaltando a su icon49- en la ciudad del rey david

Lección uno la oración del rey exaltando a su iconDirección c/ Clara del Rey, 22 1ºB




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com