Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica






descargar 100.29 Kb.
títuloMás allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica
página1/6
fecha de publicación16.09.2016
tamaño100.29 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6



Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica



Conferencia internacional organizada por Eurodad y ODG, Barcelona, 15-17 de junio de 2009

Financiación de la conferencia


Eurodad y ODG agradecen a las siguientes organizaciones su apoyo financiero a esta conferencia:

  • Generalitat de Catalunya – Departament d’Afers Exteriors

  • Diputació de Barcelona – Servei de Relacions Internacionals

  • La Comisión Europea

  • The Bill and Melinda Gates Foundation

  • 11.11.11.

  • Alliance Sud

  • Broederlijk Delen

  • Comité Catholique contre la Faim et pour le Développement

  • Christian Aid

  • CAFOD

  • Diakonia

  • Forum Norway

  • Oxfam-Novib

  • Church of Sweden

  • SOMO

  • Halifax Initiative

Introducción

Los últimos dos años han dejado al descubierto los profundos errores en el sistema económico y financiero global, originando un clima de opinión mucho más receptivo a las propuestas de replanteamiento y restructuración de las políticas económicas y financieras y a la transformación de las instituciones que promulgan dichas políticas. Durante mucho tiempo, los grupos de la sociedad civil han criticado duramente el sistema financiero y económico global, se han organizado en torno a proyectos y políticas específicas y en torno a cumbres internacionales.

Del 15 al 17 de junio, 120 participantes de 45 países se reunieron en Barcelona para celebrar la conferencia de Eurodad Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica. Los participantes de la conferencia, que trabajan en numerosos aspectos de la justicia económica (incluyendo las Instituciones Financieras Internacionales, deuda, eficacia de la ayuda, normativa corporativa y justicia impositiva) debatieron las causas y consecuencias de la crisis y las políticas alternativas que podían promover al volver a casa.

Esta conferencia nos brindó una oportunidad para aprender acerca de los impactos de la crisis actual, profundizar en el desafío al modelo económico imperante y plantearnos nuevas formas de difundir nuestros mensajes al público y a los responsables políticos. Los principales temas políticos que se discutieron fueron las medidas sobre cancelación de la deuda y evasión de impuestos, las formas de canalizar fondos a los países del Sur, en tanto que fondos de emergencia y como ayuda a medio plazo, y cómo lograr un cambio estructural para crear instituciones nacionales y globales responsables que rindan cuentas y regulen y redistribuyan la financiación .

Demba Moussa Dembele, del Foro de las Alternativas de África (Senegal), reivindicó el fin del «fundamentalismo de mercado». Dijo que la crisis puede habernos traído el «final de la certeza, de la arrogancia del proyecto neoliberal». Vinod Raina, representante de Jubileo Asia del Sur y Pacífico, resumió lo que pensaban muchos de los participantes cuando dijo que la respuesta política actual ante la crisis equivale a que un médico le diga a un paciente que se tome un analgésico para recuperarse de una enfermedad grave. Insistió en la necesidad de crear dos vías de actuación: ocuparse de la situación actual y establecer un nuevo orden financiero basado en la regulación y en mecanismos vinculantes aprobados por los parlamentos.

Durante la conferencia, se debatió acaloradamente acerca del nuevo G20. Algunos grupos instaron a trabajar de manera estratégica con el G20 para ver qué se puede obtener de ello; pero la mayoría estaban de acuerdo con Don Marut, del Foro internacional para el Desarrollo de Indonesia, quien dijo que «la crisis no sólo debe ser resuelta por un pequeño grupo de países o por pequeñas elites de países, no sólo por el G20 y el G8». Roberto Bissio, del Instituto Tercer Mundo, se quejó de que las OSC critican a las Naciones Unidas criticándolas de ser menos importantes que el Banco Mundial, el G8, y otros foros, algo que puede contribuir a convertirlo en realidad.

En términos generales, existe cierta preocupación con respecto al Banco Mundial, el FMI y otras instituciones financieras internacionales, cuyo poder se está viendo reforzado al dotarlos de fondos adicionales. El apoyo de los gobiernos del Sur para la creación de alternativas, como la iniciativa de Chiang Mai o la del Banco del Sur, no está siendo incondicional. Los «flujos perversos» Sur-Norte que condujeron a la crisis pueden venir seguidos de todavía más flujos perversos dado que, por ejemplo, Brasil está financiando a los países del Este de Europa a través del FMI. Los grupos de la sociedad civil seguirán señalando las prácticas de malos préstamos por parte de las Instituciones Financieras Internacionales –que van desde las condiciones relativas a políticas económicas a préstamos para el cambio climático- contribuyendo así a crear una situación propicia al desempoderamiento y remplazo de estas instituciones.

Los participantes estuvieron de acuerdo en que la sociedad civil debe mantener su petición de cancelación de la deuda y su rechazo a todas las deudas que el Norte reclama del Sur. No obstante, la crisis actual también ofrece oportunidades para ejercer presión de cara a una moratoria en el pago de deudas. El hecho de que cada vez haya más países enfrentándose a una crisis de su balanza de pagos y de que los gobiernos del Sur no dispongan de cantidades significativas de dinero nuevo pone de relieve que será necesario acordar una limitación de los flujos de salida que supone el servicio de la deuda. Las organizaciones presentes en la conferencia se unieron para reivindicar que se cancelen las deudas insostenibles e injustas así como que se lleven a cabo auditorías de todas las deudas para determinar cuáles deben cancelarse. Todos los pagos de deuda de los países en desarrollo que se encuentren en crisis deben congelarse de forma inmediata, sin que esto conlleve un aumento de los intereses.

Al mismo tiempo, la comunidad internacional debe instaurar medidas inmediatas para evitar préstamos injustos e inefectivos que conlleven una nueva ola de malas deudas y también debe poner en marcha un nuevo mecanismo de arbitraje de deuda que sea independiente de los acreedores, que forme parte del sistema de las Naciones Unidas y que esté disponible tanto para prestamistas como para prestatarios.

Muchos participantes hicieron llamadas para la acción a favor de nuevas políticas que incluyan la prevención de la evasión fiscal y que eviten que las multinacionales reclamen exenciones fiscales al realizar inversiones. Algunos gobiernos están siendo más ambiciosos que antes de la crisis a la hora de tomar este tipo de medidas: antes habría sido imposible imaginarse a los líderes políticos europeos, tales como Nicolas Sarkozy, hablando de paraísos fiscales o de regulación en los términos en que ahora lo hacen. Los defensores de la sociedad civil seguirán presionando para conseguir medidas automáticas y multilaterales de transparencia para acabar con los paraísos fiscales, que vengan acompañadas de sanciones. También presionarán para que las multinacionales informen de sus beneficios y pérdidas país por país para que se pueda identificar la evasión fiscal. Los participantes también estuvieron de acuerdo en que los gobiernos del Sur necesitan movilizar sus recursos nacionales, estableciendo sistemas fiscales progresivos y rechazando las condiciones fiscales perjudiciales de las instituciones financieras internacionales.

Los niveles de ayuda de algunos países europeos están reduciéndose y los objetivos parecen difíciles de alcanzar. El impacto real de la crisis sólo podrá apreciarse gradualmente cuando los donantes decidan sus presupuestos para el 2010 y los años posteriores. A pesar de declarar lo contrario, no existen indicios evidentes de que los donantes vayan a aumentar sus presupuestos de AOD en la cantidad necesaria para proporcionar ayuda extraordinaria a aquellos países pobres que se están viendo muy afectados por la crisis y que sufren como consecuencia de un severo incremento de su nivel de empobrecimiento.

Los participantes defendieron que hay que alejarse del debate de cómo se puede mejorar la repartición de la ayuda para dar paso a un enfoque más amplio acerca del objetivo de dicha ayuda. La eficacia del desarrollo significa que la AOD contribuya a lograr derechos humanos para todos, incluyendo los derechos económicos y sociales, y a la equidad social, incluyendo la igualdad de género. Un requisito mínimo para considerar que la apropiación es democrática es que exista una supervisión por parte de los parlamentos, así como una aprobación de los flujos de ayuda y que se consulte a las OSC.

Mediante una fuerte movilización e influencia, la crisis actual se puede convertir en una oportunidad para cambiar la opinión pública y transformar las instituciones y políticas de cara a construir un futuro más equitativo, estable y sostenible para los ciudadanos de todo el mundo.1
  1   2   3   4   5   6

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica iconEl Cauca, ¿crisis institucional para las fuerzas militares o un problema que va más allá?

Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica iconEl automóvil mira más allá de la crisis

Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica icon1. 1 Un conflicto más allá de las guerrillas 7

Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica iconLas farc y el largo camino hacia la paz con justicia social

Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica iconCrisis económica y percepciones hacia la inmigración en el País Vasco....

Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica iconRadiografía sociopolítica y económica idea fuerza
«Educar a los jóvenes en la justicia y la paz», convencido de que ellos, con su entusiasmo y su impulso hacia los ideales, pueden...

Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica iconRadiografía sociopolítica y económica idea fuerza
«Educar a los jóvenes en la justicia y la paz», convencido de que ellos, con su entusiasmo y su impulso hacia los ideales, pueden...

Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica iconResumen En este trabajo nos interesa desarrollar dos percepciones...

Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica iconLa responsabilidad social corporativa va más allá del cumplimiento...

Más allá de la crisis: repensando las finanzas hacia la justicia económica iconResumen Poder ver más allá de las maneras de hablar y las formas...




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com