Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013






descargar 66.23 Kb.
títuloMaterial reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013
fecha de publicación02.07.2016
tamaño66.23 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Documentos > Documentos
PRINCIPIOS QUE SUSTENTAN EL MARKETING ESTRATEGICO

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para LA ATEDRA Mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013


1: Los Fundamentos Ideológicos del Marketing. El término Marketing no supone que su significado sea uniforme, a menudo es una palabra mal entendida. Tres acepciones populares se encuentran usualmente:

• El Marketing es un conjunto de medios de venta utilizados para conquistar los mercados existentes. En esta acepción el Marketing se aplicará en el mercado de consumo masivo y en menor grado en sectores de productos de alta tecnología.. El marketing es la promoción, la publicidad, la venta a presión.

• Es un conjunto de herramientas de análisis, de métodos de previsión utilizados con el fin de desarrollar un enfoque perspectivo de las necesidades de la demanda. Este método se reserva para las grandes empresas. El marketing es un conjunto de herramientas para el estudio de mercado.

• Es el gran corruptor, el arquitecto de la sociedad de consumo, es decir, de un sistema de mercado en el cuál los individuos son objeto de explotación comercial del vendedor. Para vender más sería necesario fabricar continuamente nuevas necesidades. El marketing es el gran corruptor, o sea, un sistema de mercado para la explotación de los consumidores.

En estas tres visiones se encuentran tres dimensiones características del concepto de marketing:

• Una dimensión acción (conquista de mercados).

• Una dimensión análisis (comprensión de mercado).

• Una dimensión ideológica (actitud)

Expresa la definición de Marketing como filosofía de gestión de los intercambios, como sabiduría para gestionar nuevos y más valiosos intercambios en el mediano y largo plazo, el análisis de sus causas, mecanismos y efectos le imprimen necesariamente una orientación del mercado. Esto no significa que debamos quedarnos con un sistema teórico sino que a la dimensión análisis, debemos necesariamente asociar la dimensión acción.

Pensamiento + Acción = Marketing

Principios que sustentan el Marketing Estratégico

Cuando intentamos definir qué es el marketing, seguramente decimos que se trata, en términos generales, de ventas o de publicidad. Lo cierto es que consiste en otras muchas otras actividades, como el estudio de mercados, la toma de decisiones sobre los productos, los precios, o bien los medios a través de los cuales se va a llegar al consumidor final.

Podemos determinar tres principios fundamentales del marketing:

A) La empresa debe centrarse, esencialmente en satisfacer las necesidades de los clientes, así como investigar y conocer los cambios que se van sucediendo en el mercado. Es vital, por tanto, prever el progreso que experimentan las necesidades, con el objetivo de diseñar estrategias más efectivas y anticiparse a las transformaciones que surgen.

B) Por otro lado, es indispensable que las diferentes unidades de la organización unifiquen sus esfuerzos y se dirijan en una misma línea de actuación, es decir, que exista una coordinación que permita operar de forma integrada y conjunta, proporcionando así un servicio más adecuado.

C) El tercer principio fundamental, es la idea de conseguir el éxito a largo plazo, por el contrario se augura una corta vida de la actividad de la empresa, ya que no se puede obtener un futuro próspero a costa de productos inadecuados, servicios deficientes o campañas publicitarias dudosas.

El principio de la soberanía del comprador

 El mal entendido que el Marketing gracias a las poderosas acciones de comunicación como la publicidad, pueden aceptar todo por el mercado y que no están en función de la satisfacción de las necesidades del consumidor.

 Pero en ese principio en cual se fundamenta el Marketing, es un proceso social administrativo, según este principio los compradores participan en un intercambio competitivo y voluntario, por lo cual producen y trabajan para tener experiencias gratificantes y obtener elecciones individuales según sus objetivos que varían de acuerdo a sus gustos, cultura, lo que hace la soberanía del comprador.

Su Óptica:

Se apoya en la Teoría de las elecciones individuales, la cual se fundamenta en el Principio de la soberanía del comprador.

En la base de la economía de mercado se encuentran cuatro ideas centrales, inocentes en apariencia pero cargadas de implicaciones en el terreno de la filosofía del enfoque de los mercados
Ideas Centrales: (cuatro principios)

-Lo que los individuos persiguen son experiencias gratificantes para ellos. Es la búsqueda de interés personal lo que incita a los individuos a producir y a trabajar. Esta búsqueda es el motor del crecimiento, del desarrollo individual y en definitiva el bienestar general.

-Lo que es gratificante responde a las elecciones individuales, las cuales varían según los gustos, culturas, valores, etc.

-Por el intercambio voluntario y competitivo los individuos y sus organizaciones alcanzarán el mejor de sus objetivos. Si el intercambio es voluntario únicamente tendrá lugar si los términos del intercambio son generadores de utilidad para ambas partes.

- Los mecanismos de la economía de mercado se apoyan en el principio de la libertad individual y más particularmente en el principio de la soberanía del comprador. “Los individuos son responsables de sus actos y capaces de decidir lo que es bueno o malo para ellos”

MARKETING OPERATIVO

La planificación estratégica requiere su puesta en práctica mediante acciones activas de la gestión de marketing.

La gestión operativa del marketing se plantea en un horizonte temporal del medio y corto plazo y supone una actividad eminentemente táctica. Tal como manifiesta Luque (1997, pág. 10) :

“El marketing operativo se refiere a las actividades de organización de estrategias de venta y de comunicación para dar a conocer a los posibles compradores las particulares características de los productos ofrecidos. Se trata de una gestión voluntarista de conquista de mercados a corto y medio plazo, más parecida a la clásica gestión comercial sobre la base de las cuatro >”.

El marketing operativo gestiona las decisiones y puesta en práctica del programa de marketing-mix y se concreta en decisiones relativas al producto, precio, distribución y comunicación.

El mejor plan de marketing estratégico no puede tener éxito sin una gestión comercial activa de la empresa para conquistar los mercados.

La funciones básicas del marketing operativo se centran en las actividades:

1) Elaboración de las políticas comerciales.

Partiendo de los objetivos estratégicos formulados se establecen los objetivos comerciales específicos que sirven de guía al marketing operativo. Los diferentes objetivos empresariales se encuentran íntimamente relacionados y jerárquicamente ordenados.

El establecimiento de los objetivos comerciales que se pretenden alcanzar con las operaciones comerciales de la empresa deben estar claramente definidos y poseer las siguientes cualidades, Serrano (1994, pág. 54) :

A) Coordinados. Los objetivos comerciales deben estar formulados para que contribuyan al logro de los objetivos de nivel superior.

B) Definidos en el tiempo. Precisar el horizonte temporal de los objetivos es esencial.

C) Cuantitativos. Los objetivos comerciales deben poder medirse para facilitar su gestión y control.

D) Posibles. Los objetivos deben ser compatibles con el entorno y ser alcanzables para que motiven al personal en su consecución. El establecimiento de objetivos es vital para la planificación y la gestión de las operaciones comerciales y son un elemento esencial para establecer un sistema de control.

Partiendo de los objetivos comerciales específicos la dirección de marketing elabora las ofertas comerciales que la empresa ofrece al mercado. Con la ayuda del sistema de información comercial, la dirección de marketing elabora una oferta comercial que supone definir las características específicas del producto o servicio, fijar el precio, la distribución y el modo de comunicación con el mercado.

El producto desde el punto de vista del marketing es mucho más que el producto físico. El producto desde la perspectiva del consumidor incorpora atributos no sólo físicos sino también psicológicos y sociológicos. Los consumidores suelen atribuir personalidades a los productos.

Por tanto, la gestión del producto implica decisiones respecto a la imagen y posicionamiento del mismo. Corresponde al marketing operativo la gestión de la gama de productos y el mantenimiento modificación, abandono o lanzamiento de nuevos productos.

Los rápidos cambios de entorno y de los hábitos y demandas de los consumidores demandan una gestión de la cartera de productos y un énfasis en la investigación y desarrollo de nuevos productos.

En una economía moderna el producto incorpora distintos servicios complementarios que tienen que ser gestionados y los servicios tienden a tangibilizarse incorporando elementos físicos.

Por otra parte, lo que verdaderamente interesa al consumidor no es el producto en sí, sino el beneficio que le reporta y los problemas que le resuelve.

MARKETING ESTRATEGICO

El marketing estratégico parte del análisis de las necesidades de los individuos y de las organizaciones.

Al comprar un producto el consumidor busca la solución a un problema o el  beneficio que puede proporcionarle, y no el producto como tal Igualmente, el conocimiento de los recursos y capacidades de la empresa constituye un aspecto fundamental de la metodología para alcanzar ventajas competitivas sostenibles a largo plazo.

Define Lambin (1990, pág.8)  la función del marketing estratégico como: 

Seguir la evolución del mercado de referencia e identificar los diferentes productos-mercados y segmentos actuales o potenciales, sobre la base de un análisis de la diversidad de las necesidades a encontrar”.

Los diferentes productos-mercados representan oportunidades que la empresa analiza y cuyo atractivo es preciso evaluar.

Para una empresa determinada, el atractivo de un  producto-mercado depende de su capacidad para atraer mejor que sus competidores la demanda de los compradores. 

Esta competitividad existirá en la medida que la empresa posea una ventaja competitiva por la presencia de una diferenciación valorada por los consumidores o por ventaja en costes. 

En el mismo sentido define el marketing estratégico Luque (1997, pág. 10) , como:

Cables, orientados hacia grupos de consumidores determinados, teniendo en cuenta la competencia y procurando alcanzar una ventaja competitiva defendible a largo plazo.”

Parte del análisis de las necesidades de los individuos y las organizaciones y de la investigación de los mercados.

La función de marketing estratégico orienta la empresa hacia  oportunidades económicas atractivas en función de sus capacidades, recursos y el entorno competitivo y que ofrecen un potencial de crecimiento y rentabilidad.

La gestión del marketing estratégico se sitúa en el medio y largo plazo, definiendo los objetivos, elaborando una estrategia de desarrollo y manteniendo una estructura equilibrada de la cartera de productos.

El marketing estratégico interviene activamente en la orientación y formulación de la estrategia  de la empresa.

Facilita información sobre la evolución de la demanda, la segmentación del mercado, las posiciones competitivas y la existencia de oportunidades y amenazas. Igualmente,  analiza las capacidades y recursos para adaptar la empresa al entorno y situarla en una posición de ventaja competitiva sostenible. 

Analizamos a continuación las distintas funciones del marketing estratégico: 

DELIMITAR EL MERCADO RELEVANTE

La formulación de una estrategia parte de la definición de la  propia empresa, el producto que vende o el servicio que presta y el mercado al que sirve. 

La puesta en marcha de una estrategia supone desde el principio la definición de la misión de la empresa que describe su papel y su función en una orientación al mercado. Las contestaciones a tres preguntas permiten definir la misión de la empresa: 

¿Cuál es nuestro ámbito de actividad?, ¿En qué ámbitos de actividad deberíamos estar? y  ¿En qué ámbitos de actividad no deberíamos estar?. 

 El ámbito de actividad debe ser definido en relación a una necesidad genérica, en términos de solución aportada al consumidor y no en términos técnicos, para evitar el riesgo de  centrarse en el producto. 

La definición del mercado de referencia no debe efectuarse en términos tecnológicos, puesto que las necesidades genéricas permanecen mientras que las tecnologías están cambiando rápidamente.

La delimitación del mercado relevante pretende definir el grupo de consumidores atendidos o interesados por un producto, en qué se les satisface y cómo se les satisface. 

La orientación al mercado precisa analizar los productos-mercado que la empresa puede atender. Cada producto-mercado se  define por un grupo poblacional, una función del producto y una tecnología.

Las empresas deben comenzar definiendo un conjunto de funciones que puede ofertar a distintos grupos de consumidores

En segundo lugar, deberá decidir el alcance de sus actividades, la extensión con que se van a cubrir una o varias funciones del producto y la tecnología a emplear. 

Por último, es necesario decidir si se realiza una oferta diferenciada para cada grupo de consumidores.

SEGMENTACIÓN DE MERCADOS

La evolución de los mercados y el incremento de la competencia por el núcleo del mercado requiere de las empresas un detallado análisis de los diferentes grupos poblacionales, sus características distintivas y sus deseos específicos.

Los consumidores, al incrementarse sus posibilidades económicas, buscan ofertas diferenciadas y adaptadas a sus requerimientos concretos.

La segmentación trata de agrupar a los consumidores en conjuntos lo más homogéneos posibles en cuanto a su respuesta a una oferta comercial, y diferenciados con relación a otros grupos de consumidores.

El proceso de segmentación es un elemento clave en la formulación de estrategias y en las posibilidades competitivas de las empresas.

La segmentación de mercados utiliza múltiples variables demográficas, psicológicas, socioeconómicas y mercadológicas.

Siguiendo a Kotler (1995) , para que la segmentación del mercado sea efectiva son precisos unas serie de requisitos:

  1. Identificables. El grupo poblacional tiene que ser identificable y su potencial de compra medible.

  2. Accesible. Los segmentos poblacionales seleccionados han de poder ser efectivamente alcanzados y servidos.

  3. Sustanciales. El segmento tiene que poseer un tamaño que lo haga rentable para la empresa. Debe ser un grupo de consumidores homogéneo que merezca la pena tratar con un programa específico.

  4. Diferentes. Los segmentos han de presentar diferencias en sus comportamientos de compra o uso del producto, y su respuesta a la oferta debe ser distinta para justificar una estrategia diferenciada.

  5. Posible. La empresa en función de sus recursos y capacidades tiene que considerar si puede desarrollar una oferta diferenciada para los distintos segmentos.

  6. Defendibles. La estrategia rentable a largo plazo tiene que permitir defender los segmentos rentables de los competidores. La estrategia competitiva sostenible a largo plazo descansa en ventajas competitivas y en la posibilidad de defender los segmentos más rentables del mercado.

ANALISIS DE LA COMPETENCIA

En el entorno competitivo actual adquiere gran relevancia la  información sobre los competidores y el análisis de las distintas fuerzas competitivas. 

El análisis de la competencia supone:

  1. La identificación de los competidores actuales y potenciales, sus características, estructura y  evolución.

  2. Estudiar los objetivos de los competidores.

  3. Los puntos fuertes y débiles de los competidores.   

El análisis de la competencia implica también el análisis del sector. El profesor Porter (1982) plantea un esquema de análisis del sector más amplio que los competidores inmediatos.

La noción de rivalidad ampliada parte de la idea de que la capacidad de una empresa para explotar una ventaja competitiva en su mercado de referencia depende no solamente de la competencia directa, sino también de los competidores potenciales, los productos sustitutivos, los clientes y los proveedores.

  1. Competencia interna. El número de competidores, su tamaño relativo y su agresividad

  2. La amenaza de nuevos competidores. Los competidores potenciales constituyen una amenaza, y contra la cual la empresa debe protegerse creando barreras de entrada. Posibles barreras de  entrada son: las economías de escala, las diferencias de productos protegidas por patentes, la imagen de marca, las necesidades de capital para acceder al mercado, el coste de cambio de  proveedor, el acceso a los canales de distribución y las ventajas de experiencia y costes. La fuerza disuasiva depende de la reputación de la empresa de agresividad respecto a los nuevos consumidores, el grado de compromiso con el producto-mercado, la disponibilidad de recursos financieros y la capacidad de represalias.

  3. La amenaza de productos sustitutivos. Productos que desempeñan la misma función para el mismo grupo de consumidores, pero que se basan en una tecnología diferente. Los precios de los productos sustitutivos imponen un techo a precio que las empresas del producto-mercado pueden emplear. La empresa debe mantenerse alerta investigando los productos que responden  a la misma necesidad genérica o desempeñan la misma función. Es necesario un sistema de vigilancia de las evoluciones tecnológicas.

  4. El poder de negociación de los clientes. El poder de negociación de los clientes afecta de modo significativo a la rentabilidad de las empresas. La importancia de este poder de negociación depende de la diferenciación de los productos, los costes de cambio de proveedor, la amenaza que los clientes representan de integrarse hacia el origen, si el cliente dispone de información completa de los costes y del grado de concentración de los clientes

  5. El poder de negociación de los proveedores. Los proveedores poderosos pueden afectar la rentabilidad de sus clientes si estos no tienen posibilidad de repercutir en sus propios precios  las subidas de costes. El poder de negociación elevado de los proveedores depende de si el grupo de proveedores está más concentrado que el grupo de clientes, la empresa no es un  cliente importante del proveedor, los proveedores tienen diferenciados sus productos y los proveedores constituyen una amenaza real de integración hacia el consumidor.

NECESIDADES DE PROPORCIONAR VENTAJAS A TERCEROS


La entrada en ciertos mercados se encuentra restringida por las Administraciones Públicas, Sindicatos o distintos grupos de presión. Kotler denomina megamarketing a la aplicación estratégicamente coordinada de capacidades económicas, psicológicas, políticas y de relaciones públicas con el fin de ganarse la cooperación de ciertos grupos para operar en un mercado concreto.

La visión tradicional considera el entorno inalterable, siendo el ambiente comercial incontrolable. Algunos autores cuestionan la división entre aspectos del entorno controlables e incontrolables, considerando la posibilidad de influir en el entorno.

Desarrolla Kotler el concepto de megamarketing. En este enfoque se pone énfasis en el análisis de los obstáculos que se oponen al acceso a un mercado, puestos por actores como las Administraciones Públicas, el Gobierno, los grupos de personas que dominan un campo de actividad determinado y los grupos de intereses, y el desarrollo de estrategias para neutralizar su oposición o conseguir su apoyo.

El concepto de marketing evoluciona incorporando una actitud proactiva ante aspectos del entorno considerados anteriormente no controlables.

ALIANZAS ESTRATEGICAS
La intensificación de la competencia fuerza a las empresas al establecimiento de redes de empresas, alianzas estratégicas y distintos mecanismos de cooperación.

Las coaliciones de marketing pueden permitir el conseguir economías de escala o aprendizaje y lograr el acceso a mercados locales.

Las alianzas entre empresas son una de las opciones estratégicas existentes para alcanzar los objetivos organizativos, tanto en el ámbito de la entrada en nuevos mercados o negocios, como en la mejora de la competitividad.

Las posibles ventajas que proporcionan las alianzas estratégicas son:

  1. Reducción de costes. A través de economías de escala o alcance.

  2. Evitar, compartir o reducir los riesgos. La cooperación de varias empresas permite compartir los riesgos.

  3. Obtención de sinergias y aprovechamiento de complementariedades. La cooperación entre empresas presenta la oportunidad de combinar competencias distintivas y recursos complementarios.

  4. Acceso a conocimiento tecnológico. Las alianzas estratégicas constituye una alternativa para adquirir conocimientos o habilidades.

  5. Factores políticos. Las alianzas estratégicas pueden facilitar el acceso a mercados locales o mejores relaciones con las autoridades.

  6. Las alianzas pueden utilizarse para restringir o limitar la competencia. Los resultados de las alianzas dependen de las acciones de los dos socios y por tanto se precisa generar un clima de confianza y establecer mecanismos de cooperación eficaz.

La estructura de la alianza que incrementa la interdependencia refuerza la relación. Las alianzas permiten compartir costes y riesgos, obtener economías de escala e incrementar el poder de negociación.

ANALISIS DEL ENTORNO GENERICO

La empresa es un sistema abierto en fuerte interacción con su entorno. La planificación estratégica requiere el análisis del medio ambiente externo. Los cambios de las variables del entorno condicionan las actividades de las empresas. Las variables o aspectos principales a considerar del entorno son:

  1. Demográficas. Aspectos tales como el tamaño de la población, la tasa de mortalidad y natalidad, la estructura de edades, la formación de familias y los movimientos poblacionales.

  2. Económicas. La renta, el crecimiento económico, la inflación, el desempleo, la tasa de interés, la política fiscal, los tipos de cambio y la balanza de pagos.

  3. Socioculturales. Aspectos tales como los cambios en los valores, la incorporación de la mujer al trabajo, los cambios en expectativas y estilos de vida, tendencias en la educación, grupos sociales, etc.

  4. Legales y políticas. Cambios legales, jurisprudencia, tratados internacionales, el sistema político, las autonomías, libertades, garantías legales y grupos de poder.

  5. Tecnológicas. Los inventos e innovaciones, la difusión de innovaciones, las patentes, investigación y desarrollo.

  6. Medio ambientales. Restricciones en suministros, asignación de recursos y degradación del medio ambiente.

Las empresas se ven afectadas por los cambios del entorno que constituyen un transfondo general que condiciona las actividades de las organizaciones. Las empresas precisan obtener información del entorno con el objetivo de conocer las interrelaciones de las variables, su influencia sobre el mercado de la organización, para aprovechar las oportunidades o tendencias positivas y evitar las posibles amenazas. En un entorno hostil, cambiante y difícil de controlar se hace necesario anticiparse a los problemas explorando el futuro.

ANALISIS INTERNO 


El análisis de los puntos fuertes y débiles de las distintas áreas de la  empresa en relación a otras empresas. Los puntos fuertes permiten mantener la ventaja competitiva. Los débiles suponen una amenaza para la estrategia empresarial. El análisis de las condiciones internas comienza con los objetivos generales de la empresa y la cultura organizacional, esto es, el conjunto de valores, creencias y actitudes compartidos por las  personas que integran la organización.  El análisis de los recursos y capacidades de la organización precisa  el estudio de una serie de factores relativos a áreas concretas de la organización:

  1. Producción. Analizando la situación interna de las tecnologías, economías de escala, curva de experiencia, capacidad de producción, recursos humanos y materias primas.

  2. Marketing. Penetración de mercado, cartera de productos, calidad del servicio, imagen de productos, innovación, costes y precios, distribución, logística, equipo de ventas y sistema de  información de marketing.

  3. Financiación. Analizando los recursos financieros de la empresa, el coste de capital, la solvencia, liquidez, rentabilidad y endeudamiento. 

  4. Estructura de la organización. El análisis de la propia empresa en relación a la estructura organizativa, la capacidad directiva, cultura empresarial e identidad corporativa. La definición de una estrategia y su puesta en práctica precisa un profundo conocimiento de los recursos y capacidades de la propia empresa y sus ventajas distintivas así como las áreas y factores que requieren una importante mejora para mantener la ventaja competitiva.  

FORMULACIÓN DE ESTRATEGIAS ORIENTADAS AL MERCADO

 

La información y los conocimientos facilitados por los análisis anteriores conducen a clasificar los diferentes productos-mercados en función de los atractivos del mercado y de la posición competitiva de la propia empresa. Partiendo de los objetivos a alcanzar será necesario analizar las diferentes estrategias de marketing específicas para cada unidad de actividad estratégica. Para lo cual se realiza un análisis de la cartera de productos-mercados que facilite a la empresa multiproducto asignar los recursos escasos entre los diferentes productos-mercados en los que puede actuar.

El procedimiento estudia la posición estratégica de cada actividad en función del atractivo intrínseco de los segmentos del mercado de referencia donde se ejercen las actividades y la  fuerza competitiva de la empresa en cada producto-mercado considerado.

La empresa se enfrenta a la toma de decisiones de:

  1. Productos en los que invertir para reforzar su posición estratégica.   

  2. Seleccionar los segmentos de mercado para comercializar sus productos.    

  3. Productos y mercados que la empresa debe abandonar o retirarse.   

La elaboración de una estrategia requiere precisar la naturaleza de la ventaja competitiva defendible que servirá de apoyo a las acciones estratégicas. Porter (1982)  considera que existen tres grandes estrategias básicas posibles frente a la competencia: 

  1. Estrategia de liderazgo en costes. Esta estrategia se basa en la productividad e implica una vigilancia estrecha de los costes. 

  2. Estrategia de diferenciación. La empresa detenta un poder de mercado por las cualidades distintivas del producto o la empresa, importantes para el consumidor y que le diferencian de  los competidores. 

  3. Estrategias de crecimiento por diversificación. Una estrategia de diversificación supone la entrada en sectores nuevos. La estrategia de diversificación se denomina concéntrica cuando la empresa sale de su sector para añadir actividades nuevas complementarias de las existentes.

Por el contrario una estrategia de diversificación pura implica la entrada en actividades nuevas sin relación con las actividades actuales de la empresa.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013 icon5. Directrices para la Formulación de planes en Mercadeo Estratégico...

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013 iconTema estrategias de mercadeo utilizadas por almacenes Éxito en la...

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013 iconRef proceso de contratación para la elaboracióN, impresióN, suministro,...

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013 iconResumen del artículo. Cómo la tecnología social puede integrarse con el mercadeo tradicional

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013 iconLa investigación del mercadeo

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013 iconLa investigación del mercadeo

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013 iconResumen : Abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú....

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013 iconManual mercadeo de productos agrícolas de la Cuenca del Caribe

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013 iconNota sobre la ley 17/2012, de 27 de diciembre de presupuestos generales...

Material reproducido con fines Académicos por el Ms. Hénder Labrador S. para la atedra mercadeo Estratégico del 5to. Año de Administración Mención Mercadeo Universidad Católica del Táchira 2012/2013 iconUniversidad san buenaventura de medellín en convenio con la universidad católica del norte




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com