Programa de Gobierno de Hugo Chávez






descargar 68.08 Kb.
títuloPrograma de Gobierno de Hugo Chávez
página2/3
fecha de publicación05.06.2015
tamaño68.08 Kb.
tipoPrograma
e.exam-10.com > Documentos > Programa
1   2   3

Eje Occidental

En la prolongación de los Andes Tachirenses hacia las tierras bajas llaneras, se comienza a construir un eje Abejales-La Pedrera para desarrollar los proyectos de explotación de la roca fosfática y plantaciones algodoneras, y el eje Guasdualito-El Amparo (frontera con Colombia) para transformarlo en núcleo de actividades de movilización fluvial y de uso racional de recursos locales, como el aprovechamiento comercial de fincas de crianza de chigüires, babas, búfalos, palma africana, sorgo, arroz, algodón y programas de acuicultura con producción masiva de cachamas. Desde Guasdualito se transportarán los productos tachirenses y Llaneros hasta Ciudad Guayana. De gran porvenir están resultando las explotaciones de los yacimientos de petróleo liviano y mediano, lo que comprueba la existencia de enormes reservas en la zona de Guasdualito. Del lado barinés del Alto Apure se destaca la producción agropecuaria por la ganadería bovina de calidad y los cultivos de algodón, maíz, sorgo, ajonjolí y arroz. Ha sido irracional la explotación maderera de las reservas forestales de Ticoporo, Caparo y San Camilo, debiéndose iniciar a la brevedad acciones masivas de reforestación con especies autóctonas. Es de destacar que la vertiente oriental de los Andes presenta aún la mayor riqueza en biodiversidad de Venezuela.


Las tierras altas de los estados Mérida y Trujillo tienen un gran potencial turístico, y en los valles y zonas agrícolas se aprecia el reemplazo de los tradicionales cultivos de trigo por horticultura, papas, ajos y floricultura de riego, así como la ganadería bobina y truchicultura, esperándose la producción local de huevos de trucha fértiles para superar la dependencia del exterior.

Eje Oriental

El Eje de Desconcentración Oriental está ubicado al Oriente del país, a ambas márgenes del río Orinoco, partiendo de la Isla de Margarita y llegando hasta Ciudad Guayana y su gran área de influencia económica.

La parte norte del eje tiene el potencial para superar de manera inmediata el empobrecimiento generado por la monoproducción petrolera. Las tierras agrícolas de la zona, a pesar de ser consideradas como de mediana y baja calidad, presentan áreas significativas de microregiones con suelos de muy buena calidad que no muestran restricciones edáficas para el desarrollo de actividades agrícolas intensivas, aplicando sistemas de riego que superen las condiciones climáticas de la región. Así mismo, los recursos pecuarios se están incrementando, tanto como el recurso forestal, ya que al sur de Monagas y Anzoátegui se han venido desarrollando las plantaciones de pino Caribe más importantes del país.


Los recursos pesqueros en la región nororiental son de singular valor, aunado a las privilegiadas características fisico-naturales y biológicas muy propicias para la alta potencialidad de recursos que albergan las áreas marinas de la zona.


Eje Oriental

De igual manera se cuenta con enormes reservas de petróleo y gas explotables, tanto en los campos tradicionales como en la Faja Petrolífera del Orinoco y en los nuevos yacimientos al norte de Monagas, así como las grandes refinerías y desarrollos petroquímicos al norte de Anzoátegui. Son también importantes sus recursos minerales, carboníferos, salinas, azufre, arenas silíceas y otros.

La base principal para la diversificación de la economía de la región nororiental es esencialmente un turismo debidamente planificado, especialmente en la Isla de Margarita, aprovechando para ello escenarios paisajísticos naturales y atractivos monumentos geohistóricos y culturales.

Al sur del Orinoco, una de las acciones de mayor dimensión geoeconómica en la apertura contemporánea y prospectiva del país se concretó con la creación de la Corporación Venezolana de Guayana. Si bien es cierto que en su inicio se comprometió fundamentalmente y en forma de enclave a una pequeña fracción del espacio guayanés en el complejo urbano de Ciudad Guayana-Ciudad Bolívar, gradualmente se han desencadenado procesos innovadores en la utilización de recursos petrolíferos, mineros, forestales y otras materias primas regionales que, basándose en la hasta ahora inexistente planificación territorial, posibilitarán proyectar a Guayana y Venezuela, en un futuro cercano, a otros estilos de desarrollo.

El desarrollo industrial básico se concentra en Ciudad Guayana, fundada en 1961. En este territorio se emplazan el complejo siderúrgico, que procesa hierro, acero y ferroaleaciones: el complejo del aluminio, con procesamiento de bauxita, aluminita y aluminio; el complejo de productos fluorados, de producción de cemento y varias industrias privadas. La abundancia de yacimientos de hierro y bauxita, así como de energía hidroeléctrica actual y potencial, garantizan el futuro de este desarrollo.

Hacia el sur se encuentra el núcleo minero aurífero de El Callao que está en expansión por las nuevas inversiones en la minería del oro. A ello hay que agregar asentamientos espontáneos de millares de pequeños mineros de libre aprovechamiento de placeres de oro y diamante, los cuales ocasionan graves daños ambientales. Especial atención deberá prestarse a la protección ambiental de la zona y a los procesos de integración de las etnias indígenas. Debe evitarse simultáneamente la irracional explotación que se está evidenciando en la Sierra Imataca.

Eje Orinoco – Apure

El proyecto de desarrollo del eje Orinoco-Apure es un "proyecto bandera" que expresa cabalmente la idea de diversificación, descentralización y desconcentración. Este proyecto tiene como objetivo principal la estructuración de un eje de desarrollo en el área de influencia inmediata de los ríos Orinoco y Apure, a través de la identificación, promoción y ordenamiento de una serie de actividades productivas y sociales capaces de generar un importante proceso de ocupación territorial e intercambios económicos de bienes y servicios. La importancia, diversidad y magnitud de los estudios y las obras involucradas sitúan al Proyecto Orinoco-Apure como un gran proyecto nacional, con un alto componente estratégico y geopolítico, que persigue una ocupación más racional del territorio venezolano y un mejor aprovechamiento de sus recursos.

La puesta en marcha de un proyecto de esta naturaleza requiere la definición de un ámbito geográfico donde se concentren los esfuerzos, decisiones e inversiones de las diferentes actividades que sustenten los desarrollos planteados. El área así definida comprende la totalidad o parte de once estados, a saber: Táchira, Barinas, Apure, Portuguesa, Cojedes, Guárico, Anzoátegui, Amazonas, Monagas, Bolívar y Delta Amacuro.



Eje Orinoco-Apure

El área de influencia inmediata del Proyecto Orinoco-Apure ocupa una superficie superior a los 300.000 kilómetros cuadrados que representa algo más del 30% del territorio nacional. Carece de un sistema de centros poblados, presentando dos núcleos poblacionales relativamente desarrollados, uno a cada extremo del eje, San Cristóbal en el extremo occidental y Ciudad Guayana en el extremo oriental, y un pequeño número de poblaciones de menor jerarquía. Su nivel de poblamiento representa aproximadamente el 12% del total nacional y en la actualidad las actividades económicas se caracterizan por tener poco dinamismo, con excepción de dos núcleos principales. La agricultura y la ganadería son en general de carácter extensivo y poco integrado y la explotación forestal presenta un desarrollo incipiente.

Posee abundantes recursos naturales, lo que le ha permitido la formulación de una serie de proyectos basados en el aprovechamiento de los mismos. Este potencial esta representado por:

200.000 millones de barriles de crudo pesado ubicados en la Faja Petrolífera del Orinoco, constituyéndose en la mayor reserva de crudo pesado del mundo.

25 millones de hectáreas de bosque natural con potencial de producción sostenible, lo que representa el 83% del país. Así mismo, en el área se ubica la mayor proporción nacional de tierras aptas para plantaciones forestales, estimadas en más de un millón de hectáreas capaces de abastecer la totalidad de la demanda nacional de la industria celulósica. El mayor potencial forestal se concentra en el sector oriental del eje.

El 90% de los recursos hidráulicos del país y el 95% de los recursos hidroeléctricos, representados básicamente por los ríos Caroní, Caura y Orinoco.

Cerca del 50% de los suelos con vocación pecuaria del país y aproximadamente un millón doscientas mil hectáreas de suelos con vocación para cultivos anuales mecanizados y plantaciones tropicales ubicados fundamentalmente en el sector occidental, aguas arriba de San Fernando.

Importantes recursos pesqueros. En el tramo fluvial entre Cabruta y Barrancas la comunidad íctica está compuesta por 450 especies, 60 explotadas comercialmente y un potencial de explotación sustentable de cuarenta mil toneladas al año. En el Apure y el Delta este potencial puede estar sobre las diez mil toneladas por año.

Alta concentración de minerales metálicos y no metálicos, destacándose por una parte 50 millones de toneladas de carbón y 1.000 millones de toneladas de fosfato en el sector occidental del Eje, por otra, reservas superiores a los 200 millones de toneladas de bauxita con un tenor superior al 50% de alúmina y unos 2.00 millones de toneladas de hierro, en el sector oriental. Esta distribución espacial permite la vinculación, a través de los ríos Orinoco-Apure, de zonas geológicas diferentes, así como la integración industrial en el procesamiento de estos recursos.

Posee en sus extremos importantes ventajas comparativas para el desarrollo industrial: en el Este, abundancia de agua dulce, energía, minerales metálicos, recursos forestales y facilidades de acceso al Océano Atlántico y al Norte de Brasil; al Oeste, una estratégica ubicación respecto al mercado del Pacto Andino, infraestructura industrial y de servicios y presencia de importantes recursos mineros no metálicos (carbón, fosfato, caolín)

El proceso de ocupación territorial futuro estará enmarcado en las siguientes estrategias de desarrollo:

· Utilización de los ríos Orinoco y Apure como eje de convergencia de diversos proyectos y actividades, haciendo el mayor uso posible del transporte fluvial para el traslado de productos e insumos y estimulando las complementariedades interregionales.
· Fomento, impulso y reactivación del desarrollo de actividades productivas agrícolas e industriales, que contribuyan a impulsar y estabilizar el crecimiento poblacional.
· Incentivación de mecanismos que faciliten la integración de las diferentes economías de los espacios geográficos que conforman el área. En los extremos del eje tendrá lugar un desarrollo industrial complementario, donde San Cristóbal será un centro procesador de productos semielaborados de acero y aluminio fabricados en Ciudad Guayana, hacia donde se enviará la materia prima, carbón y coque, para satisfacer la demanda de estos productos en dicho sector. Así mismo, los abonos fosfatados del Táchira recorrerán el eje fluvial fertilizando las tierras agropecuarias ribereñas.
· Promoción del desarrollo de los centros urbanos intermedios: Guasdualito, El Amparo, El Nula, La Victoria, Mantecal, Elorza, Bruzual, Puerto Nutrias, San Fernando, Puerto Páez, Caicara, Cabruta, Mapire, Barrancas y Tucupita como apoyo a las actividades agrícolas, agroindustriales, de servicios y de navegación. El desarrollo de proyectos apoyados por estos centros urbanos permitirá su articulación espacial, propiciando la ocupación de espacios vacíos o poco poblados, la conformación de niveles jerárquicos dentro del sistema urbano y el desarrollo de nuestras fronteras.
· Orientación de los esfuerzos, en una primera fase, a los desarrollos ribereños.
· Localización, a mediano plazo, de industrias mecánicas de apoyo a la actividad agrícola en los espacios intermedios.
· Desarrollo de la fase industrial asociada a las explotaciones madereras.
· Desarrollo de un turismo ecológico y de aventura basado en la navegación fluvial.

Para consolidar el Eje de desarrollo Orinoco-Apure se requiere impulsar o reactivar proyectos considerados como motrices por los efectos multiplicadores que poseen sobre la ocupación del espacio, la generación de empleo y el desarrollo de la navegación. En consecuencia, se consideran prioritarios los siguientes proyectos:

· De naturaleza agropecuaria: Uribante-Aragua, Caparo-Uribante, Módulos de Apure, Guanare-Masparro, Biruaca-Achaguas, Sur del Guárico, Vegas del Orinoco, La Paragua-El Cristo y Delta.
· De naturaleza forestal: el aprovechamiento sostenible de reservas forestales y lotes boscosos, las plantaciones forestales del Sur de Monagas y Anzoátegui y, a mediano plazo, Cinaruco-Capanaparo.
· De naturaleza minera e industrial: Fosfato, carbón e industria metalmecánica en San Cristóbal; bauxita, hierro e industria básica y metalmecánica en Ciudad Guayana; agroindustriales en toda el área y papel en el Sur de Anzoategui.

La interrelación que proporciona el transporte fluvial a través de los ríos Orinoco y Apure es de gran importancia para facilitar los intercambios de bienes y servicios entre las distintas poblaciones del Eje de Desconcentración y Desarrollo Orinoco-Apure, complementando así la red de transporte existente y contribuyendo a la creación de un sistema multimodal de transporte. El uso intensivo del Eje se sustentará, en una primera fase, en el transporte de carbón y coque entre Guasdualito y Ciudad Guayana, y del hierro y aluminio en sentido contrario. Así mismo, con el transporte de bauxita desde los Pijigüaos hasta Ciudad Guayana y de combustible al Sur del país, se garantiza el uso masivo del transporte acuático en el Eje Fluvial Orinoco-Apure. Estimaciones de carga prevén, en el corto plazo, volúmenes que están en el orden de los 40 millones de toneladas métricas entre Guasdualito y Ciudad Guayana. Con estas actividades se promueve el uso comercial del Eje Orinoco-Apure y se contribuye a la integración socioeconómica, espacial y cultural de este vasto territorio a la vez que se contribuye con la estrategia de descentralización desconcentrada del país.

Es tal la importancia que tendrá a mediano y largo plazo el desarrollo y poblamiento de las vastas regiones cruzadas por el Eje Fluvial Orinoco-Apure, que puede ser considerado en sí mismo como una revolución, y como un aporte fundamental a la construcción de un nuevo modelo nacional de desarrollo.

II.5 Marco Institucional

A los fines de ejecutar el Plan Nacional de Desarrollo Regional, y a los fines de instrumentar la estrategia de descentralización desconcentrada, se deberá contar con un marco institucional que parta de los recursos existentes tanto en la administración central como en la administración descentralizada. Tal como se ha señalado, es en el nivel de estados y de municipios en el que se puede medir el éxito de esta estrategia, por lo tanto un marco institucional debe responder entre otros a los siguientes criterios:
· Reorientar y fortalecer la capacidad de gestión estratégica de las Corporaciones de Desarrollo Regional que se deben encargar de las funciones de promoción de las regiones, planificación del desarrollo y elaboración de estudios y evaluaciones.
· Impulsar la capacidad institucional de las gobernaciones y alcaldías para que sirvan de efectivo vínculo entre los ciudadanos y los entes ejecutores y que los proyectos de desarrollo se ejecuten de acuerdo a lo pautado en el Plan Nacional de Desarrollo Regional.

Ambos criterios deben responder a los objetivos del Plan Nacional y deben contribuir a coordinar esfuerzos entre los ciudadanos, los entes municipales y de las gobernaciones y el Gobierno Nacional para que las necesidades y los requerimientos sean planteados y atendidos adecuadamente.

El desarrollo de este plan y sus respectivos programas no puede ser el resultado de un solo nivel de gobierno o del sector público solamente. Los objetivos, prioridades y planes serán el resultado de un diálogo y un esfuerzo conjunto entre todas las partes involucradas. En este caso le corresponderá al Ejecutivo Nacional a través del órgano de planificación del desarrollo regional establecer el marco de trabajo y de cooperación de las diferentes instancias para el desarrollo de las regiones.
Este marco de trabajo debe permitir que se puedan tomar decisiones conjuntas correspondientes a objetivos, prioridades, estrategias y ubicación de recursos. El puente principal entre los Estados y los Municipios y el Ejecutivo Nacional le corresponderá a las Unidades de Planificación Regional que incluirían entre sus miembros representantes oficiales, líderes de la Sociedad Civil y de la Empresa Privada entre otros. Corresponde a los Estados y a los Municipios preparar planes basados en las aspiraciones de las localidades, para incentivar la cooperación en la región y obtener grandes economías de escala para los nuevos servicios públicos y para realizar planes que abarquen áreas más allá de los límites de los Municipios y de los Estados, pero que estén basados en elementos comunes que sean de el beneficio de todos. Para el cabal logro de este objetivo, el Plan Nacional se propone fortalecer las competencias de los Estados y Municipios en materia de Planificación regional. Igualmente, para estos fines, se elaborarán principios, inventarios de recursos y análisis ambientales, sociales y económicos, en base a los cuales cada Estado y Municipio pueda preparar su plan de desarrollo coherente con los de otros Estados y Municipios. Cada Estado será responsable de la preparación de su Plan Anual para el desarrollo de la región que consolide la información regional, los planes locales y establezca las prioridades y los compromisos, todo en un solo documento.

Estos planes, una vez presentados, serán los principales instrumentos para la toma de decisión. No se espera perfección en el primer año de iniciado este procedimiento, dado que los problemas tanto de capacitación técnica del personal de los estados y Municipios, como los recursos para la elaboración de los planes, aún son limitados. No obstante, será función del Ejecutivo Nacional ir mejorando esta situación año a año hasta lograr las condiciones aceptables para el cabal funcionamiento de este procedimiento.

Corresponderá al Ejecutivo nacional la creación de equipos especiales para atender emergencias. Estos grupos conformados con el personal de diversas instituciones vinculadas al desarrollo de la región se involucrarán en atención de emergencias de salud vivienda, educación, protección ambiental, desastres naturales, entre otras, con asistencia de recursos destinados a tales fines en programas especiales.

Programas especiales en las áreas de asistencia crediticia y formación de recursos podrán contar con la participación de instituciones educativas como las universidades, la Iglesia, instituciones bancarias que elaboren esquemas que permitan inversiones de emergencia para iniciativas de desarrollo. Especial interés deben prestarle a estas iniciativa las instituciones de la región programa que deben ser las más activas en el desarrollo regional.

Como resultado de estas iniciativas, es posible la creación o consolidación de un sentimiento de identidad regional y un nuevo optimismo que permita la cooperación y establecimiento de servicios comunes en los diferentes centros poblados y ciudades intermedias de los ejes de desarrollo, aprovechando al máximo los recursos disponibles y contribuyendo a la construcción del país.

II.5.1 Corporaciones Regionales de Planificación

Para el logro de este objetivo, se establecerán Corporaciones Regionales de Planificación a los fines de orientar la actividad de planificación en aquella porción del territorio que sobrepasa las competencias de las Gobernaciones de Estados y las Alcaldías, pero que es inferior a la porción total de la nación. Los límites de estas regiones se corresponden con la delimitación político-territorial, en cuanto a que pueden contener varios Estados o parte de ellos y/o varios municipios y su carácter es dinámico pues estas regiones,


1   2   3

similar:

Programa de Gobierno de Hugo Chávez iconPrograma de gobierno de hugo chavez

Programa de Gobierno de Hugo Chávez iconEl profesor de sociología y periodista independiente Gregory Wilpert...

Programa de Gobierno de Hugo Chávez iconEl profesor de sociología y periodista independiente Gregory Wilpert...

Programa de Gobierno de Hugo Chávez iconHugo chavez frias presidente de la República

Programa de Gobierno de Hugo Chávez iconHugo chavez ( voz) feria alimentacion 15. 10. 11

Programa de Gobierno de Hugo Chávez iconHugo chavez financiamiento fondo bicentenario

Programa de Gobierno de Hugo Chávez iconHugo chavez consejo de ministros martes 22. 05. 2012

Programa de Gobierno de Hugo Chávez iconHugo chavez aceite de palma margarina y manteca

Programa de Gobierno de Hugo Chávez icon¿Hay más pobres en Venezuela con Hugo Chávez?

Programa de Gobierno de Hugo Chávez iconEntrevista de hugo chavez por stephen sackur bbc




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com