La educación en Latinoamérica ha venido evolucionando dentro de varios contextos debido a las diferentes formas de manifestaciones de conocimiento






descargar 248.07 Kb.
títuloLa educación en Latinoamérica ha venido evolucionando dentro de varios contextos debido a las diferentes formas de manifestaciones de conocimiento
página8/8
fecha de publicación21.10.2016
tamaño248.07 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8

La educación para los derechos humanos

Pocos elementos están tan estrechamente ligados a los Derechos Humanos como lo está la educación en todos sus niveles, "La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz".

En la carta constitutiva de la UNESCO, se afirma que "es en la mente de los hombres y de las mujeres donde deben erigirse los baluartes de la paz y de los Derechos Humanos; y que, los acuerdos económicos y políticos entre los gobiernos no bastan para construir un mundo más próspero y más seguro si van separados de la solidaridad intelectual y moral de la humanidad a partir de valores universalmente reconocidos. Mismos que serán trasmitidos por la educación."
La educación, además de permitir a todos sin excepción hacer fructificar todos sus talentos y todas sus capacidades de creación -lo cual implica que cada uno pueda responsabilizarse de sí mismo y realizar su proyecto personal- tiene que contribuir también a la búsqueda de un mundo más habitable y más justo que posibilite el retroceso de la pobreza, la exclusión, las incomprensiones, las opresiones y las guerras.
Los Derechos Humanos permitiría que los maestros, desde su planeación didáctica, sin importar la disciplina que impartieran, contemplaran la procuración de la dignidad de sus alumnos, es decir, que ejercieran la docencia en un marco de respeto por el otro. La tarea del pedagogo, en este sentido, es una tarea compleja pero no irrealizable. A tal fin, es necesario que las políticas educativas se orienten al fortalecimiento de la escuela pública, ya que ésta puede favorecer una mayor igualdad y la construcción de sociedades más incluyentes y equitativas.

Educar en Derechos Humanos tiene su manera específica de realizarse en el aula, pero también demanda de las instituciones crear un ambiente de participación, tolerancia y respeto. En este sentido, es importante que en las escuelas se pueda ejercer la crítica a las normas establecidas, que exista la posibilidad de intervenir en la toma de decisiones, que se pueda participar en el ejercicio del poder para fomentar en el alumno la posible construcción de nuevas realidades. La formación en Derechos Humanos debe ser el eje rector en la educación de los estudiantes de cualquier grado.

Los Derechos Humanos se conciben como un estilo de vida, representan una posibilidad de ser y estar en el mundo. Los Derechos Humanos se viven no se enseñan. La escuela debe ayudar a que los sujetos en proceso de formación aprendan teorías, enfoques, conceptos, escuelas, postulados, sobre Derechos humanos, para que desde estos aprendizajes el estudiante tenga la capacidad de decidir sobre su actuar en sociedad, sin importar sus condiciones particulares.

La relación que se establece entre los Derechos Humanos y la Pedagogía como campo de desarrollo profesional del pedagogo, es una nueva percepción sobre la educación, la cual se concibe como un derecho que tienen todos los ciudadanos.

Es decir, la educación es un derecho humano, por lo cual este proceso educativo tiene como una finalidad suprema favorecer la dignidad humana de los sujetos en situación educativa para que éste alcance una vida digna como realidad.

Juan Casillas García de León reconoce que "la relación entre Pedagogía y Derechos humanos, es igualmente básica para la vida democrática. La promoción de estos últimos constituye una inversión a futuro, indispensable para el avance de la sociedad hacia mejores, y más equilibradas condiciones de vida." Y es aquí, donde el pedagogo tiene un papel trascendental en el cumplimiento de esta aspiración por un mundo mejor.

Si el Sistema Escolarizado de los pueblos de América Latina incluye en su currículo contemporáneo contenidos hacia una formación tanto a docentes como a estudiantes en Derechos Humanos, es válido pensar en que en los años venideros el ideal de hombre y sociedad habrá sido cualitativamente resignificado. Para Henry Giroux lo anterior toma sentido y escribe que si las escuelas en todos sus niveles, se comprometen por educar en el marco de los Derechos Humanos, los futuros empresarios, médicos, funcionarios, clase gobernante, ciudadanos en general, habrán sido formados en un ambiente de tolerancia, igualdad y respeto, elementos fundamentales para alcanzar sociedades más democráticas.

Ciertamente es muy probable que esta generación no vea los cambios, pero no por ello se debe abandonar la empresa de actuar desde la Pedagogía por la conformación de sociedades futuras pacíficas y justas. Es necesario como pedagogos asumir el compromiso.
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

La educación en Latinoamérica ha venido evolucionando dentro de varios contextos debido a las diferentes formas de manifestaciones de conocimiento iconLa educación se encuentra en diferentes tipos de sociedades pero...
">
Economía