La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro






descargar 45.18 Kb.
títuloLa otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro
fecha de publicación20.10.2016
tamaño45.18 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Derecho > Documentos

Cantaclaro en la Red, es un órgano informativo de la Fundación Cantaclaro

14 de Abril de 2011

Año. VII Número 64

La verdad, solo es útil si se comunica”

La otra cara del sol en la Red.




Víctor Nogal, Red Cantaclaro



Cuando Febrero parió Abriles, Como en la primavera de los climas templados, nuestra revolución se llena de fuerza y calor cada Abril. Fuerza que explota en el sentir de millones, que en Abril de 2002 fuimos testigos de excepción al ver como la traición y la ambición manipulaban a un sector importante del país, para convertirlos en carne de cañón de un plan golpista. Desde finales del 2001, la canalla de pitiyankis y lacayos, reunidos en la oligarca asociación de empresarios Fedecamaras y la meretriz Central de Trabajadores CTV, preparaban la celada sobre la naciente revolución. Apenas dos años cumplía la Constitución Nacional Bolivariana, aprobada en Referéndum de votos y agua y la Asamblea Nacional había otorgado poderes especiales al Comandante Presidente, quien legislo en áreas especiales dando a luz a 49 leyes habilitantes, que buscaban acabar con años de retrazo, casi colonial, en áreas como Tierras, Desarrollo agrícola , Petróleo y Energía. Estas leyes fueron el detonante, para que la canalla lanzara su ataque inicialmente con un Paro, muy poco exitoso, pero que abrió las puertas para el ataque continuo y persistente de los mal llamados Medios de Comunicación que en manos de la Oligarquía, se convirtieron en el arma perfecta de una guerra de cuarta generación.
El cenit del ataque se alcanzaría el día 11 de Abril, cuando y tras una convocatoria incesante lograron convocar a un importante grupo de compatriotas opositores a una marcha, sirviendo así el escenario para el macabro plan. El plan que fue despejado en las posteriores investigaciones, puede ser observado en varios documentales como el grabado por una televisora irlandesa, “La revolución No será Transmitida ( http://www.venezuelaenvideos.com/new.php ) , en donde podemos ver como este, no solo contemplo la masacre de inocentes, como justificativo para el golpe de estado, institucionalizado en la figura de “vació de poder” sino la manipulación de la información a través de los medios de comunicación que criminalizaron la acción defensiva de quienes en las cercanías del Palacio de Miraflores, trataron de responder a los francotiradores, mercenarios y policías metropolitanos de la época. Esta acción comunicacional fue tan efectiva en su engaño, que hasta la monarquía Española les otorgo un premio.
El pueblo, siempre el pueblo, es su único salvador. Como en aquel Febrero de 1989 los hombres y mujeres humildes que batallan día a día, no creyeron el engaño, ni los discursos y el 13 de Abril, se fue a la calle como tsunami de revolución, explotando a su paso el sentir guerrero que caracterizo al ejército libertador. Así ese espíritu de Febrero parió el Abril de revolución que demolió y convirtió en añicos la dictadura fascista mas corta que haya conocido nuestra historia. Hoy, el pueblo revolucionario exige el fin de la impunidad de quienes protagonistas de esas acciones golpistas, se pavonean en las instalaciones de la asamblea nacional como diputados. Aquellos y aquellas que cerraron canales o firmaron decretos, pretenden hoy con su cara de maniquí, seguir desvirtuando los trágicos hechos ocultándose tras la tramoya que las “Jineteras” de los Medios de Comunicación realizan dentro y fuera del país.
Prohibido Olvidar, No a la Impunidad, la sangre de los inocentes sigue reclamando justicia.
La Victoria se concede al trabajo, constante y consciente.
Patria Socialista o Muerte, estamos venciendo.

"Gracias medios de comunicación"
Por: Raúl Cazal AVN
Napoleón Bravo dio los buenos días a Venezuela por el canal de televisión de la familia Cisneros (Venevisión) y anunció: “Tenemos nuevo Presidente”. Eran apenas las 6 de la mañana del 12 de abril de 2002, hora en que empezaba su programa “24 horas”.

Bravo estaba acompañado en el estudio de televisión por el alcalde del municipio Chacao para esa época, Leopoldo López; el presidente de la encuestadora Ceca, Víctor Manuel García; el contraalmirante (r) Carlos Molina Tamayo; entre otros que se iban incorporando al programa mientras se transmitía.
“Debo decirlo, gracias Venevisión, gracias RCTV”, expresó García y lo interrumpe el conductor Bravo: “Yo voy a decir una cosa, y nosotros tenemos que decir, tanto Venevisión como RCTV: gracias Televen, gracias CMT, gracias Globovisión” y retoma la palabra nuevamente García –para que nadie quede fuera del agradecimiento por participar en el complot contra el gobierno de Chávez– y expresa: “Gracias medios de comunicación”. Leopoldo López aprueba con la cabeza con el ceño fruncido.
Mientras en este programa de televisión revelaban cómo participaron los medios de comunicación en la preparación del golpe de Estado del 11 de abril, los ministros del Gobierno de Chávez, diputados de la Asamblea Nacional aliados a la Quinta República y quienes presidían los poderes públicos eran censurados por los medios de televisión y radio privados.
El entonces fiscal General de la República, Isaías Rodríguez, convocó a una rueda de prensa con el pretexto de anunciar su renuncia. Gracias a este artilugio consiguió que las cámaras y micrófonos se encendieran para transmitir un mensaje que los medios no esperaban.
“No hay ninguna duda que se ha violentado el Estado constitucional y que estamos ante una situación que no se puede calificar si no de golpe de Estado”, denunció el Fiscal General y los canales de televisión lo sacaron del aire.
Tan sólo habían transcurrido cinco minutos de la rueda de prensa que luego fue parcialmente reseñada al día siguiente (13 de abril) por El Nacional como “ex fiscal general de la República”.
Los medios habían acatado al pie de la letra el decreto de Pedro Carmona Estanga que destituía de sus “cargos ilegítimamente ocupados, al Presidente y demás Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, al Fiscal General de la República, al Contralor General de la República, al Defensor del Pueblo y a los miembros del Consejo Nacional Electoral”.
Detuvieron al ministro de Interior y Justica, Ramón Rodríguez Chacín, y al diputado Tarek William Saab; pero antes promovieron el odio por los medios e hicieron una sentencia mediática de la culpabilidad de los muertos del 11 de abril.
“Si usted cree saber del paradero de algunos de ellos, colabore con las autoridades y ayúdenos a encontrarlos”, solicitaba Eduardo Rodríguez por la pantalla de Venevisión como si fuera un llamado de “servicio público”.
“Llamamos a varios medios –El Nacional, El Universal, Unión Radio…– para denunciar lo que estaba pasando. No me concedieron el más mínimo espacio. En unos pocos minutos la calle se llenó de gente con palos, con piedras, con cadenas. Vimos incluso vecinos que conocían a mis hijos y a mi esposa colaborando con los fascistas”, relató Saab a los periodistas Rosa Miriam Elizalde y Luis Báez, autores del libro Chávez nuestro.

En Globovisión por error
El vicepresidente de la República, Diosdado Cabello, se desplazaba hacia el apartamento de unos amigos para refugiarse cuando escuchó por radio la noticia de su muerte y la de Freddy Bernal. Habló con María Gabriela, la hija del Presidente, y le dijo: “Mira, hay que mostrar al mundo lo que está pasando”.
Cabello llamó el 12 de abril a Unión Radio y le grabaron la declaración, pero lo censuraron. Escribió a los principales periódicos y radios del país y sólo “El Universal hizo una ligera referencia, el 13, esbozando que [él] había mandado una nota a los periódicos donde decía que era el Presidente”.
Hasta que apareció Cabello por Globovisión, pero por error. Había entrado en contacto con el corresponsal de CNN Otto Neustald que accedió a entrevistarlo el 13 de abril.

“Globovisión cometió el gravísimo error de encadenarse con la CNN. Ni soñaron que podía aparecer Diosdado Cabello por ahí, y casi toda Venezuela me escuchó diciendo que yo era el Presidente constitucional, que había habido un golpe de Estado, que Chávez estaba secuestrado, que temíamos por su vida y no sé cuánta vaina más”, relató el Vicepresidente a Elizalde y Báez.
El entonces ministro de Educación, Cultura y Deportes, Aristóbulo Istúriz, no corrió con la misma suerte. Convocó a una rueda de prensa en su casa el 12 de abril y fueron periodistas nacionales y corresponsales extranjeros, pero antes se dirigió a Radio Caracas Televisión (RCTV) para solicitar que lo sacaran de una lista de “los más buscados” que transmitían a cada instante por ese canal.
Lo recibió Eladio Lares, presidente de RCTV, y le prometió que iban a suspender esa nota televisiva. Istúriz se retiró confiado a su apartamento para atender a los periodistas que había convocado antes del mediodía. No había cámaras, ni microondas para transmitir en vivo. Prendió el televisor y la nota de “los más buscados” donde aparece él seguía trasmitiéndose.
“Te jodieron, negro”, le dijo una de las periodistas que organizó la rueda de prensa.
Unas cámaras estaban en la sede de la Disip, esperando que llegara detenido el diputado Saab.
“Todo ocurrió muy rápido, y sin embargo, estaban los camarógrafos. Me llevaron a la sede de la policía en El Helicoide, para entregarme a la Disip. Había un fiscal, lo que prueba que nada se improvisó. Cuando salí esposado, estaba la prensa aguardando en la sede de la policía política. Ahí vi una oportunidad y empecé a gritar que se estaba cometiendo un atropello a mis derechos humanos, que estábamos ante una dictadura, un golpe de Estado. Un periodista me dijo: ‘¿Usted va a renunciar"’. ‘No, yo no voy a renunciar. El Presidente no ha renunciado’.”
La denuncia fue internacional
Los medios de comunicación nacionales habían dejado de transmitir las declaraciones de cualquier partidario de Chávez o movilización que estuviera a favor de la restitución de la Constitución.
María Gabriela, una de las hijas del presidente Chávez, volvió a vivir una experiencia similar 10 años después: Su padre otra vez estaba preso. Y se lo comentó cuando hablaron con él por teléfono el 12 de abril en la mañana.
Conversaron tan sólo tres minutos y su padre le dijo que “llamara a Fidel (Castro), que él era el único que podía hacer la denuncia internacional”, relata María Gabriela en el libro Chávez nuestro.


Primero entró en contacto telefónico con Diosdado Cabello porque su teléfono como el de su hermana Rosa Virginia no tenían salida internacional para llamar a Castro. Luego se comunicó con la pizarra central del Palacio de Miraflores, con la suerte de que los de protocolo no habían sido despedidos y eran leales a su padre.
Soy María Gabriela y necesito que llames a Fidel Castro, a Cuba”, le dijo con claridad a quien le atendió y de inmediato la comunicaron con él. A las 11 de la mañana del 12 de abril María Gabriela era entrevistada por Randy Alonso, conductor de “Mesa redonda" que transmite la televisión cubana, gracias a la mediación de Castro.
“Diosdado Cabello me ha pedido que se dé a conocer al mundo esta situación, y que se denuncie ante la Organización de Estados Americanos (OEA), ante el Grupo de los 77 y ante todos los organismos internacionales. Es una dictadura de extrema derecha lo que se está dando en el país y la quieren tapar con una supuesta renuncia. Están buscando a los simpatizantes del gobierno para detenerlos”, declaró por la televisión cubana.
Cero chavismo
Los medios de comunicación privados habían silenciado las voces leales a Chávez y a quienes exigían que se respetara la Constitución Bolivariana. Caracas, como otras ciudades de Venezuela, fue testigo de la movilización del pueblo espontáneo el 13 de abril; pero las televisoras privadas sólo mostraban programas infantiles.
En sus pantallas no se mostró a la gente congregada en Fuerte Tiuna, que después se movilizó a pie hacia Miraflores. Tampoco a aquellos que llegaban de todas partes de la ciudad hacia el Palacio que querían ver al presidente Chávez, que pedían que regresara.
“La censura se implantó desde el viernes (12 de abril) en la mañana cuando se nos dice por primera vez que no estaba permitido que apareciera en pantalla, desde ese momento en adelante, ningún personero del chavismo. Cero chavismo”, declaró el ex director de prensa de RCTV Andrés Izarra a los reporteros Kim Bartley y Donnacha O"Briain para el reportaje audiovisual “La revolución no será transmitida”.
La señal del Estado Venezolana de Televisión (VTV) permanecía caída desde las 10 pm del 11 de abril. El para ese entonces presidente de Conatel, Jesse Chacón, trataba infructuosamente de levantar la señal aunque fuera de manera clandestina. Ésta se restableció el sábado 13 a las 8 de la noche, cuando las fuerzas leales a Chávez restablecieron el orden Constitucional.
Los medios de comunicación privados tuvieron sus “15 minutos de fama” el 12 de abril de 2002. Pero después que Chávez retomó la presidencia continuaron con lo que venían haciendo.

Fuente: http://www.avn.info.ve/node/52372

Nivel 7
Por: Mike Whitney CounterPunch
Las acciones se derrumbaron en toda Europa, Asia y EE.UU. el martes mientras se profundizaba la crisis en la planta nuclear Fukushima Daiichi y la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón elevaba su escala de evento radiológico a su máximo nivel. Las condiciones en la instalación afectada se han deteriorado continuamente a pesar de los valerosos esfuerzos de los trabajadores de emergencia. La planta sigue arrojando cantidades letales de radiación y otras toxinas a la atmósfera y a todo el mundo. Un grupo nuclear francés advierte que niños y madres embarazadas deben protegerse contra la contaminación Según Euractiv:

“Los riesgos asociados con contaminación por yodo-131 en Europa ya no son ‘insignificantes’, según CRIIRAD, un organismo de investigación francés sobre radioactividad. La ONG advierte a mujeres embarazadas e infantes contra ‘conducta riesgosa’, como consumir leche fresca o vegetales de hojas grandes.”
La advertencia del grupo subraya los peligros planteados por la planta fuera de control que está causando daños sin precedentes a la tierra, el mar y el aire. Pero mientras el desastre sigue aumentando con cada día que pasa, la única respuesta del gobierno ha sido expandir la zona de evacuación y tratar de ajustar las noticias para minimizar la reacción del público.
Equipos de emergencia han afrontado altos niveles de radiación para volver a poner la planta bajo control, pero con poco éxito. Una serie de violentos temblores y un segundo tsunami más pequeño han hecho que sus tareas sean casi imposibles. Miles de galones de agua radioactiva utilizada como refrigeración han sido vertidos en el mar amenazando la vida marina y el delicado hábitat. La liberación tóxica de radiación plantea ahora un riesgo incalculable para la atribulada industria pesquera y para las poblaciones de peces en todo el mundo. Estos costes nunca fueron considerados cuando ejecutivos de la industria y políticos decidieron explotar una fuente de energía que puede causar cáncer, contaminar el entorno durante milenios, y poner de rodillas a la tercera economía por su tamaño del mundo.
La elevación del alerta a su máximo nivel es una admisión de que ha tenido lugar “una importante liberación de material radioactivo con amplios efectos para la salud y el medioambiente” y que probablemente continuará durante un cierto tiempo. La situación empeora cada día más. El gobierno japonés insistirá ahora en la “implementación de contramedidas planificadas y extendidas”. En otras palabras, una alerta roja. La amenaza al suministro de agua, fuentes de alimentos, ganado y seres humanos es grave y continua. Los esfuerzos de los medios por proteger a la industria nuclear al minimizar la escala de la catástrofe han tenido un éxito moderado, pero la concientización del público aumenta a medida que más gente se vuelve hacia fuentes alternativas de información. El desastre ha sido tan ruinoso para la reputación de los medios como para el medioambiente.
Lo siguiente proviene de Reuters:
“El ministro de economía de Japón advirtió el martes que el daño económico del terremoto y tsunami del pasado mes es probablemente peor que lo originalmente estimado ya que los cortes de energía reducirán la producción industrial y restringirán las cadenas de suministro.
“Las evaluaciones más sobrias aparecieron cuando Japón aumentó la severidad de su crisis nuclear en la planta nuclear Fukushima Daiichi de 5 a nivel 7, colocándola a la par con el desastre nuclear de Chernóbil en 1986.

“El gobernador del Banco de Japón dijo que la economía está en “estado grave·, mientras los banqueros centrales no estaban seguros de cuándo los esfuerzos por reconstruir el noreste arrasado por el tsunami, lleguen a aumentar el crecimiento, según actas de una reunión realizada tres días después que un terremoto récord afectó a Japón el 11 de marzo.” ("Japan quake's economic impact worse than first feared", Reuters)
Inversionistas extranjeros todavía tienen que comprender todo el impacto de la crisis en la economía de Japón. El Banco de Japón (BOJ) ha aumentado su programa de compra de bonos y “lanzado un plan de préstamos ultra-baratos para bancos en el área devastada por el terremoto”, pero la política monetaria no llevará por sí sola a una recuperación. El gobierno tendrá que iniciar programas en gran escala para involucrar al público dejando de lado políticas neoliberales que reducen los gastos estatales y privatizan los activos públicos. La restauración del bienestar económico requiere un fuerte liderazgo que movilice enérgicamente en la dirección contraria a las tendencias actuales con énfasis en el sacrificio compartido y los valores comunitarios.




Y lo siguiente del Wall Street Journal:
“El operador de Fukushima Daiichi, Tokyo Electric Power Co., advirtió el martes que la planta Fukushima Daiichi sigue liberando materiales radioactivos; el nivel total de radiación liberada podría exceder eventualmente el de Chernóbil, dijo un portavoz.
“La nueva evaluación tiene lugar mientras Japón admite que los efectos del accidente nuclear de Fukushima Daiichi –que ya han causado la evacuación de decenas de miles de personas y propagado la radiación a través del agua subterránea y las granjas a un amplio sector de Japón oriental– probablemente serán graves y de larga duración…
“Los reguladores nucleares japoneses determinaron que después del accidente, es probable que la planta haya liberado decenas de miles de terabequerelios –o sea asombrosos decenas de millones de millones de bequerelios– de radiación al área inmediata. Es un nivel que sólo ha sido registrado durante el accidente de Chernóbil.” ("Japanese Declare Crisis at Level of Chernobyl", Wall Street Journal)
Expertos anticipan que los problemas en Fukushima persistirán durante meses, si no años. Mientras tanto, niveles de material tóxico radioactivo que amenazan la vida serán liberados al aire, el agua y el suelo. Niños pequeños y aún no nacidos corren el mayor peligro, pero los incidentes de cáncer adulto a la tiroides y otras enfermedades también aumentarán exponencialmente. El futuro de la industria nuclear nunca ha sido más incierto, y por una buena razón.
Fuente: http://www.counterpunch.org/whitney04132011.html
Jugando con el planeta
Por: Joseph E Stiglitz Al Jazeera
Las consecuencias del terremoto japonés –especialmente la continua crisis en la planta de energía nuclear en Fukushima– tienen resonancias sombrías para observadores del crash financiero estadounidense que precipitó la Gran Recesión. Ambos eventos proveen duras lecciones sobre riesgos, y sobre las dificultades que enfrentan mercados y sociedades para controlarlos.

Por supuesto en cierto sentido no hay comparación entre la tragedia del terremoto –que ha dejado más de 25.000 personas muertas o desaparecidas– y la crisis financiera, a la cual no se puede atribuir un sufrimiento físico tan agudo. Pero cuando se trata de la fusión nuclear accidental en Fukushima, hay un tema común en los dos sucesos.
Expertos tanto en la industria nuclear como en la financiera nos aseguraron que la nueva tecnología prácticamente había eliminado el riesgo de una catástrofe. Los sucesos han demostrado que se equivocaban: no sólo existen los riesgos, sino que sus consecuencias son tan catastróficas que borran fácilmente todos los supuestos beneficios de los sistemas promovidos por los dirigentes de la industria.
Antes de la Gran Recesión, los gurús económicos de EE.UU. –desde el jefe de la Reserva Federal a los titanes de las finanzas– alardearon que habían aprendido a controlar el riesgo. Instrumentos financieros “innovadores” como los derivados y los seguros de riesgo de la deuda posibilitaban la distribución del riesgo a través de la economía. Ahora sabemos que no sólo engañaron al resto de la sociedad, sino también a sí mismos.
Resulta que esos magos de las finanzas no comprendían las complejidades del riesgo, y menos aún los peligros planteados por “fat-tail distributions” [distribución con grandes variaciones por valores altos en extremos] -un término estadístico para eventos raros con inmensas consecuencias-, también llamados a veces “cisnes negros”. Eventos que supuestamente ocurren sólo una vez en un siglo –o incluso una vez en la vida del universo– parecían ocurrir cada diez años. Peor aún, no sólo se subestimó ampliamente la frecuencia de esos eventos; lo mismo sucedió con el daño astronómico que causarían, como las fusiones nucleares accidentales que acosan continuamente a la industria nuclear.
La investigación en la economía y la psicología nos ayuda a comprender por qué nuestro trabajo en el control de esos riesgos es tan deficiente. Tenemos poca base empírica para juzgar eventos raros, de modo que cuesta hacer buenos cálculos. En tales circunstancias, pueden entrar más en juego ilusiones vanas: podríamos tener pocos incentivos para pensar intensamente. Al contrario, cuando otros soportan los costes de los errores, los incentivos favorecen el autoengaño. Un sistema que socializa las pérdidas y privatiza los beneficios está condenado a administrar mal el riesgo.
Por cierto, todo el sector financiero abundaba en problemas institucionales y externalidades. Las agencias de calificación crediticia tenían incentivos para dar buenas calificaciones a los valores de alto riesgo producidos por los bancos de inversión que les pagaban. Los originadores de hipotecas no soportaban consecuencias por su irresponsabilidad, e incluso los que estaban involucrados en préstamos depredadores o creaban y mercadeaban valores que estaban hechos para perder lo hacían de maneras que los aislaban del procesamiento civil y criminal.


Esto nos lleva a la pregunta siguiente: ¿podemos esperar otros “cisnes negros” que estén al acecho? Desgraciadamente, es muy probable que algunos de los riesgos verdaderamente grandes que enfrentamos actualmente ni siquiera sean eventos raros. La buena noticia es que tales riesgos pueden controlarse a poco o ningún coste. La mala noticia es que hacerlo se enfrenta a una fuert exposición política, porque existe gente que se beneficia con el statu quo.
Hemos visto dos de los grandes riesgos en los últimos años, pero hemos hecho poco por controlarlos. Según algunos puntos de vista, la forma en que se manejó la última crisis puede haber aumentado el riesgo de una futura catástrofe financiera.
Bancos demasiado grandes para quebrar, y los mercados en los que participan, saben ahora que pueden esperar un rescate si enfrentan problemas. Como resultado de este “peligro moral”, esos bancos pueden pedir prestado en condiciones favorables, recibiendo una ventaja competitiva basada no en mayor rendimiento sino en fuerza política. Mientras algunos de los excesos en la toma de riesgos se han limitado, continúan los préstamos depredadores y el comercio no regulado en derivados tenebrosos no controlados. Las estructuras de incentivos que alientan la toma exagerada de riesgos siguen virtualmente sin cambios.
Por lo tanto, mientras Alemania cierra sus reactores nucleares más antiguos, en EE.UU. y otros sitios, incluso siguen operando plantas que tienen el mismo diseño defectuoso que Fukushima. La existencia misma de la industria nuclear depende de subsidios públicos ocultos –costes con los que corre la sociedad en el evento de desastre nuclear, así como los costes de la eliminación todavía sin solucionar de los desechos nucleares. ¡Basta de capitalismo irrestricto!
Para el planeta, existe otro riesgo más, que, como los otros dos es casi una certeza: el calentamiento global y el cambio climático. Si hubiera otros planetas a los cuales pudiéramos partir a poco coste en caso del resultado casi seguro predicho por los científicos, se podría argumentar que vale la pena tomar ese riesgo. Pero no existen, por lo tanto no existe esa posibilidad.
Los costes de reducir emisiones palidecen en comparación con los posibles riesgos que enfrenta el mundo. Y eso vale incluso si excluimos la opción nuclear (cuyos costes siempre se han subestimado). Sin duda, las compañías carboneras y petroleras sufrirían, y los grandes contaminadores –como EE.UU.– obviamente pagarían un precio mayor que los que tienen un estilo de vida menos derrochador.
A fin de cuentas, los que juegan en Las Vegas pierden más de lo que ganan. Como sociedad estamos jugando –con nuestros grandes bancos, con nuestras instalaciones de energía nuclear con nuestro planeta. Como en Las Vegas, los pocos afortunados –los banqueros– ponen en peligro nuestra economía y los propietarios de las compañías energéticas que ponen en peligro nuestro planeta podrán terminar con una fortuna en sus manos. Pero es casi seguro que como término medio perderemos, como sociedad, como todos los jugadores.
Es, desgraciadamente, una lección del desastre en Japón que seguimos ignorando por nuestra propia cuenta y riesgo.
Joseph E. Stiglitz es profesor universitario en la Universidad Columbia y Premio Nobel de Economía. Su último libro: Freefall: Free Markets and the Sinking of the Global Economy, [CAIDA LIBRE: EL LIBRE MERCADO Y EL HUNDIMIENTO DE LA ECONOMIA MUNDIAL] existe en francés, alemán, japonés y español.
Fuente: http://english.aljazeera.net/indepth/opinion/2011/04/201146115727852843.html



Nuestro nexo de Información: ocasol2021@yahoo.com

Twitter: @vicnogal Cel.0412 - 1470270

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro iconUniversidad, Estado, capital, democracia y universidad otra vez
«Red de Prevención, gestión y manejo de conflictos para el desarrollo de la minería en Iberoamérica»2

La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro iconMarcel Engel Director de la Red Regional del

La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro iconSociedad en red y segunda generacion del conocimiento

La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro iconLa red no nos va a conducir a ningun lado, debemos ser nosotros quienes...
«recortes», «corrupción». Pese a todo, como en otras épocas, sabremos levantarnos. Ahora bien, el momento actual supone una coyuntura...

La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro iconNace una red de municipios del bien comun

La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro iconAnalizar la estructura de la empresa red social con la gestión del conocimiento

La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro icon¿Si no estás dentro de una red social, no eres parte del ciber espacio?

La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro iconGrupo utopia – Riobamba Socios Fundadores de la red mar tierra y...

La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro iconContrato de prestación del servicio público de distribución y/o comercialización...

La otra cara del sol en la Red. Víctor Nogal, Red Cantaclaro icon2014 Lic. Administración de Empresas
«el origen del sol», motivo por el que el país también es conocido como la Tierra del Sol Naciente




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com