Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias






descargar 38.47 Kb.
títuloExposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias
fecha de publicación17.06.2015
tamaño38.47 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Economía > Documentos
EXPOSICION DE MOTIVO DE LA REFORMA DE LA LEY DEL BCV PARA EL ARREGLO JURÍDICO EN EL MANEJO DE LAS RESERVAS INTERNACIONALES EXCEDENTARIAS

 

RESERVAS EXCEDENTARIAS. La transformación necesaria.

El 15 de enero de 2004, al presentar la rendición de cuentas del Ejercicio Fiscal 2003, ante la Asamblea Nacional, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, solicitó al poder Legislativo Nacional trabajar en relación al tema de la utilización de las que consideró Reservas Internacionales Excedentarias en la economía nacional. Desde entonces esta abierto un debate en la sociedad para verificar la certidumbre del planteamiento Presidencial. Más allá de las descalificaciones carentes del rigor científico necesario, que formularon algunos voceros del sector financiero y político, hemos arribado a un arreglo jurídico e institucional que permiten una respuesta que propenda a la modernización en el manejo de las Reservas Internacionales de la República y, al reto de darle aliento de onda larga al crecimiento económico-social.

No menos de ocho largas décadas ha recorrido en la conciencia nacional el planteamiento de utilizar el ingreso petrolero para darle sustentabilidad y diversidad a la estructura económica venezolana. En rigor histórico, la renta petrolera fue responsable de la más portentosa transformación capitalista en la primera mitad de nuestro siglo XX. En los años ochenta de ese siglo, ese modelo de acumulación entró en crisis. Dos variables claves se desplomaron a niveles históricos, con consecuencias sociales que permitieron el arribo de la pobreza y la exclusión social, nos referimos a las categorías de la inversión (pública y privada) y el salario real.

En la ciencia económica venezolana existe el consenso de que en los últimos veinte y cinco años la relativa ausencia de inversión, 25 % del PIB, aproximadamente, en la década de los setenta, contra un 8% del PIB en la década de los noventa, explica el desenvolvimiento cíclico de la economía real y por tanto, la perdida de calidad de vida de la mayoría del pueblo Venezolano.

Es por ello, que el Gobierno Bolivariano asume el desafío de revertir esta realidad en los próximos años; disponiéndose a realizar, en el marco de nuestra Constitución Nacional, las transformaciones legales e institucionales que permitirán incidir positivamente en el rango de la inversión pública y privada. Esta es la principal motivación que tenemos los parlamentarios Bolivarianos para presentar esta iniciativa legislativa, en respaldo a la solicitud que formulara al Parlamento Nacional el Presidente Constitucional de la Republica.

El pueblo de Venezuela decidió democrática y pacíficamente producir un cambio en la conducción de la cosa pública, instalando un gobierno revolucionario en el año 1999, que pretende recuperar la senda del crecimiento económico-social perdido, adelantando cambios profundos en las esferas jurídicas y económicas de la República.

Superado un periodo de convulsión política- social en los años 2002 y 2003, el Gobierno Nacional tomó la decisión de instalar un control de cambio que detuviera, en el corto plazo, la masiva fuga de capital que se estaba presentando y la caída pronunciada del nivel de Reservas Internacionales que amenazaba con originar una crisis en el sector externo de la economía al cuestionar nuestra capacidad de pago externo y de acceso al mercado mundial de bienes y servicios.

A sí mismo, el Gobierno Nacional profundizó su política petrolera de protección y recuperación del nivel de precios de nuestra cesta petrolera de exportación en el marco de la OPEP y el resto de países petroleros no-OPEP. Ambos elementos de política económica del Gobierno Bolivariano coadyuvaron para que se iniciara un proceso progresivo, pero sostenido, de crecimiento de las Reservas Internacionales de la República en posesión del BCV.

Recientemente, el crecimiento de la economía real, ciclo expansivo iniciado en el último trimestre del año 2003, ha permitido una dinámica inédita a nivel interno que fortalece la entrega de divisas del sector privado nacional y extranjero no petrolero al BCV, reforzando así, la tendencia de crecimiento de las Reservas Internacionales.

Es en estas circunstancias, que el Presidente de la República Hugo Chávez plantea al país la conveniencia de utilizar parte de las Reservas Internacionales para financiar los programas agrícolas, y posteriormente, ampliando el espectro, programas y proyectos de inversión que capitalicen al país por ampliar su base industrial, su infraestructura física y su capital humano.

La idea se sustenta en la interrogante Presidencial, ¿tiene algún sentido para la sociedad Venezolana acumular indefinidamente Reservas Internacionales, frente a crecientes necesidades que requieren una masa importante de recursos y que los actuales arreglos fiscales y monetarios no lo proveen?. La pregunta y la respuesta son obvias en el terreno del sentido común. No lo tiene.

Contrario a lo difundido, la ciencia económica – en estudios de experiencias mundiales – ha demostrado que no es conveniente acumular indefinidamente Reservas Internacionales, pues mantener altas reservas tiene un elevado costo, dado que por razones de liquidez y riesgo, las mismas son colocadas en instrumentos de bajo rendimiento financiero.

Desde el año 1966 con la publicación del trabajo “Optimal International Reserves” de Heinz Robert Heller, de la Universidad de California, que fue el primero en diseñar un modelo para reservas optimas con el enfoque de costo-beneficio, es normal el uso de modelos econométricos por parte de los Bancos Centrales para determinar el nivel adecuado de Reservas de un país, lo cual permite establecer si el stock existente satisface los requerimientos de la economía, básicamente, lo referente a sostener la política cambiaria, la integridad del sistema financiero y el sistema de pagos del gobierno y, determinar si hay excedentes significativos.

La exhaustiva revisión de antecedentes sobre este tema determinó que hay suficiente evidencia mundial, tanto teórica como empírica, de la existencia de un Nivel Optimo de Reservas Internacionales para cada país. Esta conceptualización sirve de base para derivar el concepto de “Reservas Excedentarias”, y la posibilidad de ser utilizadas para el desafió del crecimiento en la igualdad, con equilibrios económicos- sociales como sustento.

 

UN NUEVO MECANISMO DE TRANSFERENCIA DE RENTA PETROLERA A LA SOCIEDAD. Más y nueva inversión.

El capitalismo Rentístico Petrolero Venezolano conformó arreglos sociales mediante los cuales legitimó, durante más de ocho décadas, mecanismos de transferencia de la Renta Petrolera al sector privado nacional. Tres, fueron los esenciales: El gasto corriente, que alimentó una política crediticia masiva al sector privado nacional y un gasto de infraestructura de apoyo a la producción privada; la sobrevaluación de la moneda, que facilitó un mayor poder de compra externa a los capitalistas ($) por lo cedido (Bs.); y la baja presión impositiva, que les permitió márgenes excesivos de ganancias.

El punto de partida nos remite a la propiedad del Estado de los yacimientos petroleros, por tanto, la renta petrolera es del Estado, vale decir, un ingreso público; su distribución, preferentemente, depende de la voluntad política del Estado para transferirlo a los privados nacionales. Así ha sido siempre. Por ello, es pertinente la idea y disposición Presidencial de usar parte de esa renta acumulada en Reservas Internacionales ociosas para garantizar la sustentabilidad del crecimiento económico e instalar un modelo de desarrollo que le de sentido a la vida de los venezolanos al construir formas de organización social incluyentes, sustentadas en la solidaridad y la igualdad.

Entre la voluntad del Estado de ayer y el de hoy, hay una diferencia más allá de lo económico, en el terreno ético. Ayer, bajo la conducción bipartidista, la discrecionalidad en la asignación de los recursos externos petroleros la monopolizaron los grandes y poderosos grupos económicos nacionales y extranjeros, con la complicidad sumisa de la clase política, que les permitió legitimar una forma de apropiarse de la riqueza nacional. Hoy, la discrecionalidad que tendrá el Estado venezolano, estará al servicio pleno de las mayorías populares y pretéritas, buscando a todo evento una distribución equitativa entre todos los venezolanos del excedente económico.

Los actuales arreglos de la circulación monetaria de la renta petrolera, limitan la posibilidad de que el liderazgo de la nación, en escenario de reservas internacionales crecientes, utilicen las fortalezas del sector externo para potenciar su estrategia de crecimiento económico- social, formación del capital humano y manejo eficiente de la deuda pública externa. Conocido es, que cada dólar entregado por PDVSA u otros, al BCV, genera un contravalor en bolívares, cuantificado por el tipo de cambio vigente. El BCV monopoliza por ley los dólares que se generan en el negocio petrolero, por tanto, para entregar uno de ellos al Estado, este tiene que ceder los correspondientes bolívares de acuerdo al tipo de cambio vigente. He ahí la limitación de usar las divisas acumuladas en exceso a favor del país. El modelo actual, creó una ruta según la cual las divisas por exportaciones Petroleras se convierten, vía BCV, en Reservas Internacionales.

La reforma de la Ley del BCV tiene como piedra angular la implementación de un nuevo mecanismo de distribución del ingreso petrolero en divisas. En consecuencia, se propone modificar el artículo 113 de la vigente Ley del BCV para permitir que un porcentaje significativo del ingreso de Divisas Petroleras no se convierta en Reservas Internacionales y modifique la masa monetaria.

El nuevo mecanismo, de manera ex –antes, le permitirá al Estado mediante decisión del Ejecutivo Nacional, transferir a un Fondo de Desarrollo, que se creará, parte de las Divisas que ingresan a PDVSA por concepto de exportación petrolera.

El Estado Nación tomará en cuenta los cálculos del Nivel Adecuado de Reservas Internacionales y la necesidad de inversión real y social de la economía, para determinar el monto de Divisas que requerirá dicho fondo.

La estimación del Nivel Adecuado de Reservas Internacionales se incorpora como una obligación del BCV, tal y como se establece en los artículos siete, veintiuno y setenta y cinco de la presente reforma. Este dato permitirá una planificación, que salvaguardando las obligaciones de pago de la República (Deuda Externa, servicio exterior, organismos multilaterales, entre otros), la integridad del sistema financiero y la política cambiaria (importaciones del sector privado, por ejemplo), permita obtener una masa de inversión que requiere la economía para su expansión y el financiamiento de la estrategia social de inclusión para lograr un crecimiento sostenido, con justa distribución de la riquezas, fundamentada en los principios de la igualdad y la justicia social, con el fin de generar empleos productivos, desarrollo económico y bienestar para el pueblo, de modo que la economía este al servicio de la sociedad. Así mismo, facilitará al Estado diseñar un manejo estratégico de la deuda pública externa, a los fines de mejorar, en el corto y mediano plazo, los perfiles y saldos de ésta.

Este es el arreglo estructural de mediano y largo plazo que proponemos, no obstante, ante el escenario de Reservas Internacionales que supera los 27 mil millones dólares, muy por encima de su nivel adecuado estimado en aproximadamente 20 mil millones de dólares, y la urgencia de iniciar de forma inmediata proyectos de inversión con componente importado de gran impacto socio productivo para el país, se propone incluir una disposición transitoria que le permitirá al Ejecutivo Nacional la utilización, a través del Fondo a crearse, de una porción de las reservas internacionales no comprometidas.

La utilización de estos recursos transferidos al Ejecutivo durante el Ejercicio fiscal 2005, de acuerdo al cronograma acordado entre el BCV y el Ejecutivo Nacional, sólo podrán aplicarse en el exterior, evitando impacto de tipo inflacionario y otros desequilibrios monetarios importantes. Así mismo, si se destinara parte de estos a cancelar deuda externa se ahorra parte del servicio de la misma, disminuyendo el déficit fiscal del gobierno central, evitando presiones devaluacionista y permitiendo un ahorro en bolívares, lo cuales pueden ser reorientados a la inversión real y social, así como, a honrar pasivos laborales. El aporte que el BCV entregará al Ejecutivo Nacional, es una partida que está en el activo de éste, que a partir de la entrada en vigencia de la presente reforma de Ley pertenecerá a la República, por lo que el BCV deberá rebajarlo de su patrimonio por la vía de la amortización.


FINALMENTE.

Este nuevo ciclo histórico demanda del liderazgo de la nación estar a la altura de las exigencias de un pueblo y de las necesarias transformaciones innovadoras para superar las carencias y obstáculos al pleno desarrollo de nuestra vida social, económica, política y cultural.

El presente proyecto de reforma busca darle sustento a la urgencia que tiene nuestra sociedad de no volver a perder la senda del crecimiento económico- social, iniciado en el cuarto trimestre del año 2003 y consolidar el compromiso social de la revolución bolivariana con su pueblo que con su gesta protagónica logró superar la grave conspiración a que fue sometida la República por los viejos privilegiados en los años 2002- 2003.

La añeja aspiración de no depender en exceso de la actividad petrolera sólo será posible alcanzarla si utilizamos, “sembramos”, diría Arturo Uslar Pietri, la fortaleza que tiene el provento de renta Internacional de petróleo, que nos transfiere unilateralmente el resto del mundo, para acrecentar la masa de inversión, que en estricto sentido de economía política signifiquen mas industrias, maquinarias, equipos, herramientas, ciencia y tecnología que, en el mismo corto y mediano plazo, deriven en mas empleo, mejores salarios, menor pobreza; en fin, bienestar para todos, o, la mayor suma de felicidad posible de la que habló nuestro Libertador.

LA ASAMBLEA NACIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

DECRETA

La siguiente,

LEY DE REFORMA PARCIAL DE LA LEY DEL BANCO CENTRAL DE VENEZUELA

 

ARTÍCULO 1. Se modifica el artículo 7, en la siguiente forma:

Artículo 7. Para el adecuado cumplimiento de su objetivo, el Banco Central de Venezuela tendrá a su cargo las siguientes funciones:
1. Formular y ejecutar la política monetaria.
2. Participar en el diseño y ejecutar la política cambiaria.
3. Regular el crédito y las tasas de interés del sistema financiero.
4. Regular la moneda y promover la adecuada liquidez del sistema financiero.
5. Centralizar y administrar las reservas monetarias internacionales de la República
6. Estimar el Nivel Adecuado de las Reservas Internacionales de la República.
7. Participar en el mercado de divisas y ejercer la vigilancia y regulación del mismo, en los términos en que convenga con el Ejecutivo Nacional.
8. Velar por el correcto funcionamiento del sistema de pagos del país y establecer sus normas de operación.
9. Ejercer, con carácter exclusivo, la facultad de emitir especies monetarias.
10. Asesorar a los poderes públicos nacionales en materia de su competencia.
11. Ejercer los derechos y asumir las obligaciones de la República en el Fondo Monetario Internacional, según lo previsto en los acuerdos correspondientes y en la ley.
12. Participar, regular y efectuar operaciones en el mercado del oro.
13. Compilar y publicar las principales estadísticas económicas, monetarias, financieras, cambiarias, de precios y balanza de pagos.
14. Efectuar las demás operaciones y servicios propios de la banca central, de acuerdo con la ley.

ARTÍCULO 2. Se modifica el artículo 21, en la siguiente forma:

Artículo 21. Corresponde al Directorio ejercer la suprema dirección del Banco Central de Venezuela. En particular, tendrá las siguientes atribuciones:
1. Velar por el cumplimiento de los fines y objetivo del Banco Central de Venezuela.
2. Formular y ejecutar las directrices de la política monetaria y establecer los mecanismos para su ejecución, así como realizar los ajustes que resulten de su seguimiento y evaluación. En este sentido ejercerá las facultades atribuidas al Banco Central de Venezuela en materia de encajes y otros instrumentos de política monetaria. En el ejercicio de esta facultad podrá establecer distinciones a los efectos de la determinación de los requisitos de encaje u otros instrumentos de regulación, aplicables a los bancos y demás instituciones financieras, de acuerdo con los criterios selectivos que determine al efecto, así como encajes especiales en los casos que considere convenientes.
3. Reglamentar la organización y funciones del Banco de conformidad con esta Ley.
4. Aprobar las políticas administrativas y de personal y su correspondiente reglamentación para el mejor funcionamiento del Banco y el régimen interno del Directorio.
5. Aprobar la política contable del Instituto.
6. Designar y remover de sus cargos mediante decisión razonada a los Vicepresidentes (as) de área, con cumplimiento de los requisitos del debido proceso.
7. Establecer la política de remuneraciones del personal del Banco, incluido los miembros del Directorio, el Primer Vicepresidente(a) Gerente y los Vicepresidentes (as) de área, sujeta al presupuesto operativo que apruebe la Asamblea Nacional.
8. Designar apoderados generales o especiales.
9. Aprobar el plan estratégico institucional y el proyecto de presupuesto anual de ingresos y gastos del Banco Central de Venezuela, que se regirán por la presente Ley y, en general, por las leyes sobre la materia. El Directorio remitirá a la Asamblea Nacional, para su aprobación, el presupuesto de ingresos y gastos operativos. Corresponderá asimismo al Directorio el seguimiento y la evaluación de la ejecución del presupuesto.
10. Establecer los sistemas de control interno y de gestión del Banco Central de Venezuela y velar por su adecuado funcionamiento.
11. Realizar el estudio que permita estimar el Nivel Adecuado de Reservas Internacionales de acuerdo a lo establecido en esta Ley.
12. Fijar los tipos de descuento, redescuento o interés que han de regir para las operaciones del Banco Central de Venezuela.
13. Ejercer la facultad de regulación en materia de tasas de interés del sistema financiero, de acuerdo con lo previsto en esta Ley.
14. Prorrogar por más de una vez los términos enunciados en los documentos que haya descontado o redescontado o sobre los cuales haya hecho anticipo o préstamo.
15. Autorizar la impresión, emisión, desmonetización y destrucción de las especies monetarias.
16. Participar en el diseño de la política cambiaria de acuerdo con los correspondientes convenios que se suscriban con el Ejecutivo Nacional, así como establecer los mecanismos para su ejecución.
17. Fijar, por acuerdo con el Ejecutivo Nacional, los precios en bolívares que habrán de regir la compraventa de divisas.
18. Ejercer la supervisión y dictar las reglas de funcionamiento de los distintos sistemas de pagos del país, sean operados o no por el Banco Central de Venezuela con el objeto de asegurar que los mismos funcionen de manera eficiente dentro de los más altos niveles de seguridad para los participantes y el público en general. El Banco Central de Venezuela será el único ente autorizado para suscribir acuerdos que establezcan normas de funcionamiento de sistemas de pagos de carácter bilateral e internacional.
19. Establecer y clausurar subsedes, sucursales y agencias. Disponer la creación de organizaciones con personalidad jurídica.
20. Autorizar la adquisición o venta de los inmuebles que se requieran para el desarrollo de las actividades del Banco Central de Venezuela.
21. Revisar, selectiva y periódicamente, al menos cada tres (3) meses, los activos y pasivos mantenidos por el Banco Central de Venezuela.
22. Crear y disolver comisiones necesarias y comités de trabajo para el buen funcionamiento del Banco, así como realizar su seguimiento.
23. Nombrar a las personas que han de administrar aquellas instituciones en las cuales el Banco Central de Venezuela tenga intereses y en aquellas otras que disponga la ley.
24. Calificar, en su caso, el grado de confidencialidad de la información del Banco Central de Venezuela a la que pudieran tener acceso otras instituciones, así como autorizar su publicidad en los casos en que sea estrictamente necesario, de acuerdo con la presente Ley. El grado de confidencialidad se limitará a los casos en que objetivamente exista amenaza a la seguridad y a la estabilidad monetaria u otro perjuicio al interés público.
25. Rendir cuenta a la Asamblea Nacional mediante el envío de un informe anual de políticas y de las actuaciones, metas y resultados del Banco Central de Venezuela, así como informes periódicos sobre el comportamiento de las variables macroeconómicas del país y de los demás temas que se le soliciten, en los términos previstos en esta Ley. El Presidente o Presidenta del Banco Central de Venezuela acudirá a las interpelaciones o invitaciones que se realicen sobre esta materia.
26. Asegurar el desempeño de los servicios de su competencia y ejercer las demás atribuciones que le acuerde la ley.
27. Aprobar los estados financieros y el informe anual y de políticas del Banco, así como los informes de los comisarios.
28. Elegir los dos (2) comisarios y sus suplentes y fijar su remuneración.

ARTÍCULO 3. Se modifica el artículo 75, en la siguiente forma:

Artículo 75. El Banco Central de Venezuela informará oportunamente al Ejecutivo Nacional, o a su requerimiento, sobre el comportamiento de la economía y sobre las medidas adoptadas en el ámbito de sus competencias, con independencia de la publicación de los informes en los términos establecidos en esta Ley.
Igualmente, presentará al Ejecutivo Nacional antes del 15 de agosto del ejercicio fiscal correspondiente, el resultado del estudio donde se estime el Nivel Adecuado de Reservas Internacionales, a los efectos de la formulación del Presupuesto Nacional.

ARTÍCULO 4. Se modifica la definición del Capítulo II del Título VII, en la siguiente forma:

Capitulo II
De la Convertibilidad Externa, Transacciones Cambiarias, Reservas Internacionales y Nivel Adecuado de Reservas Internacionales

ARTÍCULO 5. Se modifica el artículo 113, en la siguiente forma:

Artículo 113. Las divisas provenientes de la actividad exportadora de hidrocarburos realizada por Petróleos de Venezuela S.A., o el ente creado para el manejo de la industria petrolera, serán vendidas al Banco Central de Venezuela, al tipo de cambio vigente para la fecha de cada operación, por las cantidades necesarias a los fines de atender los gastos operativos y de funcionamiento en el país de dicha empresa; y las contribuciones fiscales a las que está obligada de conformidad con las leyes, por el monto estimado en la Ley de Presupuesto de la República.

Igualmente, podrán ser vendidas al Banco Central de Venezuela, al tipo de cambio que rija para cada operación, las divisas provenientes de tal fuente, en las cantidades correspondientes a la utilidad neta estimada anual de dicha empresa.

Petróleos de Venezuela S. A., o el ente creado para el manejo de la industria petrolera, podrá mantener fondos en divisas, con opinión no vinculante del Banco Central de Venezuela, a los efectos de sus pagos operativos en el exterior y de inversión, y a lo que prevea la Ley, lo que aparecerá reflejado en los balances de la empresa. Asimismo, informará trimestralmente o a requerimiento del Banco Central de Venezuela sobre el uso y destino de los referidos fondos.
El remanente de divisas obtenidas de la fuente indicada en el presente artículo será transferido al Fondo que el Ejecutivo Nacional creará a los fines del financiamiento de proyectos de inversión real productiva, la educación y la salud; el mejoramiento del perfil y saldo de la deuda pública; y la atención de situaciones especiales y estratégicas.

ARTÍCULO 6. Se incorpora un nuevo artículo 114, en la siguiente forma:

Articulo 114. El Banco Central de Venezuela a los efectos de la estimación del Nivel Adecuado de Reservas Internacionales establecerá, conjuntamente con el Ejecutivo Nacional, una única metodología, cuyos parámetros se adecuarán a las características estructurales de la economía venezolana.

 

ARTÍCULO 7. Se incorpora una nueva Disposición Transitoria, numerada Décima, redactada en la siguiente forma:

Décima: Al entrar en vigencia esta Ley, el Banco Central de Venezuela en el Ejercicio Fiscal 2005 transferirá al Ejecutivo Nacional, en cuenta abierta en divisas en el Banco Central de Venezuela a nombre del Fondo que se creara para tal fin, una cantidad en divisas no menor a cinco mil millones de dólares de los Estados Unidos de América. La transferencia se realizará conforme a un cronograma acordado entre el Ejecutivo Nacional y el Banco Central de Venezuela.

El Banco Central de Venezuela, de conformidad con el numeral 5 del artículo 21 de su Ley, constituirá una partida contable, que refleje los aportes que durante el presente ejercicio fiscal 2005, sean transferidos al Fondo.

Los recursos transferidos al Fondo, de acuerdo a esta Disposición Transitoria, sólo serán utilizados por éste, en el exterior, para el financiamiento de proyectos de inversión real productiva, la educación y la salud; el mejoramiento del perfil y saldo de la deuda pública; y la atención de situaciones especiales y estratégicas.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias iconAumento del 894% en la importación estatal, caída en las reservas...

Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias iconEl Perú muestra un adecuado nivel de reservas para enfrentar choques...

Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias iconLey para la reforma de las finanzas públicas (Títulos II y IV)

Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias iconExposición de motivo al proyecto de ordenanza

Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias iconPermisos, Ley para la Reforma del Proceso de

Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias iconComisión para la Elaboración del Proyecto de Ley de Reforma, Actualización e Integración del

Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias iconLey que declara reservas mineras nacionales los yacimientos de uranio,...

Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias iconNota sobre la ley 17/2012, de 27 de diciembre de presupuestos generales...

Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias iconReservas Internacionales Netas y Tipo de cambio”

Exposicion de motivo de la reforma de la ley del bcv para el arreglo jurídico en el manejo de las reservas internacionales excedentarias iconDecreto por el que se establecen las obligaciones que podrán denominarse...




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com