En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos






descargar 27.54 Kb.
títuloEn la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos
fecha de publicación06.06.2015
tamaño27.54 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Economía > Documentos

MERCADO DE CAPITALESlogos aiep





La Bolsa: Factores que influyen en la formación de los precios

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos.

Los factores intrínsecos. Que son los que se encuentran en la misma bolsa y están relacionados con los valores que en ella se contratan. Entre estos factores se encuentra el volumen y la frecuencia de contratación, la amplitud o estrechez del mercado, la rentabilidad del valor, los niveles máximos y mínimos de contratación, los precios anteriores, la posición del mercado a crédito, la psicología especial del inversor en bolsa y la diversificación de la inversión en varios valores.

Los factores extrínsecos al mercado son los que se encuentran fuera del mismo. Pueden ser económicos, sociales y políticos:
a) La coyuntura económica: la bolsa es el termómetro de la situación económica y permite medir los cambios y las variaciones que experimenta la economía. La bolsa es un buen índice de la coyuntura económica, pero se utiliza también como factor de predicción del futuro de la economía, dado que en la bolsa cotizan expectativas. En situación de expansión y prosperidad de la economía existía más ahorro disponible para la bolsa. Por el contrario, en periodos de recesión se llega incluso a anular la capacidad de ahorro de las familias y, por ello, habrá menos capital para destinar al mercado bursátil. Además, la aversión al riesgo de los inversores aumenta y la liquidez migra hacia inversiones más seguras que la renta variable. En periodos de expansión económica, las empresas suelen acudir al mercado mediante la emisión de acciones, porque lo tienen más fácil para captar el ahorro de las familias.
La actividad de la bolsa está ligada a la coyuntura económica. Pero puede observarse que en determinados momentos actúa con anticipación al desarrollo de variaciones coyunturales. Los inversores descuentan a veces los efectos de determinados acontecimientos positivos o negativos. Por ello, no es raro ver una bolsa alcista en un momento recesivo, si el mercado piensa que se va a tocar fondo y se va a iniciar una recuperación.
b) Por tanto, no hay que perder de vista la evolución del mercado monetario y de los tipos de interés. La dependencia de la bolsa respecto a los activos financieros a corto plazo es obvia, ya que existe una competencia de inversión. Si los tipos de interés de estos activos son elevados, la preferencia del inversor se inclinará por estos valores de renta fija bien remunerados, que además tienen un vencimiento en torno a un año, lo que permite al inversor obtener liquidez inmediata y garantía si son emitidos por el Estado o empresas solventes.
La relación entre cotizaciones bajas y altos tipos de interés y, en sentido contrario, subidas de las bolsas cuando los tipos son bajos, es evidente por el efecto que supone la existencia de alternativas de inversión. Estas alternativas tienden a fijar el nivel de las cotizaciones bursátiles en una situación tal que le proporcione al inversor una rentabilidad esperada que supere a la de los títulos de renta fija, con un margen superior que les compense de su mayor riesgo. Si los tipos de interés para las Letras del Tesoro están por ejemplo, al tres por ciento, el inversor en acciones debería esperar alcanzar un mínimo entre el 6 y el 8 por ciento (incluyendo dividendos y plusvalías) para compensar el riesgo que supone invertir en títulos de renta variable.
Cuando los tipos de interés suben, se producen bajadas en las cotizaciones de las acciones en bolsa. Estos descensos se pueden explicar por diversas razones:
-Los altos tipos de interés elevan las cargas financieras de las empresas y, por tanto, empeoran sus resultados económicos, lo que provoca un descenso de los dividendos repartidos y de las cotizaciones.
-Cuando suben los tipos de interés, aumenta la rentabilidad de las inversiones en renta fija. Esto provoca un desplazamiento de los inversores hacia los títulos de renta fija, en detrimento de los de renta variable, que siempre implican un mayor riesgo.
-Los tipos de interés elevados hacen disminuir el consumo, al encarecerse la financiación en las ventas a crédito. Esto provoca una disminución de las ventas y, por tanto, un empeoramiento de los resultados de las empresas, lo que afecta negativamente a las cotizaciones de las acciones.
Cuando los tipos de interés bajan, las cotizaciones de las acciones tienden a mejorar:
-La bajada de los tipos de interés reduce los costes financieros de las empresas, con lo que éstas mejoran sus resultados económicos y, por tanto, pueden repartir más dividendos y las cotizaciones de las acciones aumentan.
-Si los tipos de interés se reducen, las inversiones de renta fija ofrecen una menor rentabilidad. Este hecho hace más apetecibles las inversiones en renta variable, en detrimento de la renta fija.
-Los bajos tipos de interés estimulan la obtención de financiación por parte de los consumidores, lo cual eleva las ventas a crédito de las empresas y contribuye a mejorar sus resultados.
c) La inflación, que consiste en una pérdida del valor adquisitivo del dinero como consecuencia de la subida de los precios, también influye en las cotizaciones bursátiles. Si hay inflación, los inversores han de obtener una rentabilidad superior a ella porque, si no, perderán poder adquisitivo. Por este motivo, cuando la inflación es elevada, ha de aumentar la rentabilidad ofrecida por los valores. De lo contrario, dejarán de ser rentables. Un proceso inflacionista que conlleva una subida de precios constante, continua y elevada, desalienta el ahorro y afecta a toda la inversión, fundamentalmente a la realizada en los mercados de renta fija a medio y largo plazo. A medio y largo plazo, la inversión en valores de renta variable permite controlar la erosión monetaria de los ahorros, dado que estos valores representan partes alícuotas de activos reales que crecen al mismo tiempo que los demás precios y ese crecimiento se refleja en sus cotizaciones bursátiles. Esto significa que una inflación moderada beneficia a la bolsa. Lo que de verdad la perjudica es un proceso deflacionista.
d) Los beneficios empresariales: el valor de una acción será tanto mayor cuanto más elevados sean los resultados de la empresa. Y, por supuesto, lo más importante son los beneficios futuros, las expectativas de beneficios, aunque hay que tener en cuenta los del pasado, porque sirven para determinar si la evolución de los resultados de una compañía han sido positiva, o no. Así podemos evaluar la recurrencia de los beneficios de la empresa o, lo que es lo mismo, la capacidad que tiene la compañía de generar beneficios a lo largo del tiempo.
Es interesante evaluar los factores que influyen en la evolución de los beneficios. Los hay internos a la propia sociedad y también externos. Entre los internos se encuentra la situación de su negocio en general (ventas, márgenes, política de amortizaciones, rentabilidad, estrategia de expansión…) Todo ello influye en su balance (endeudamiento en relación con los fondos propios) y en su cuenta de resultados (margen de explotación, amortizaciones, peso de los resultados extraordinarios en el resultado final…). En general, el estudio de los datos particulares de una empresa lo realiza el análisis fundamental.
Pero también existen factores externos a la compañía que el inversor debe tener en cuenta. La evolución de la compañía a escala global, las huelgas, los costes de producción del país, la evolución de los tipos de cambio, la inestabilidad política, el entorno sectorial competitivo o los cambios de gobierno que impliquen cambio de la política económica influyen en las cuentas futuras de la sociedad.
e) Por eso, también hay que tener en cuenta la evolución de la política económica. Las medidas que hagan crecer el PIB o favorezcan a los inversores tendrán un efecto positivo en las bolsas. Por ejemplo, las siguientes:
-Medidas que favorezcan la obtención de beneficios por parte de las empresas.
-Privatizaciones.
-Medidas que impliquen una reducción de la inflación.
-Reducción del déficit público.
-Reducción de los tipos de interés.
-Liberalización de las inversiones extranjeras.
-Concesión de ventajas fiscales a las inversiones en bolsa.
-Libertad en la política de dividendos de las empresas que cotizan.
Pero hay otras medidas de los Gobiernos que pueden afectar negativamente a las bolsas:
-Endurecimiento de la fiscalidad a los inversores.
-Aumento de los impuestos a las empresas…
f) Las bolsas internacionales y la economía mundial. La interdependencia mundial de las economías nacionales es un hecho. Y, por tanto, el comportamiento de todas ellas está influido por variables financieras, económicas y políticas. La inversión en un país determinado vendrá dada por su situación política,  por la estabilidad de su moneda y por las expectativas del mercado de valores y los tipos de interés de sus activos financieros.
Así, en primer lugar, el inversor necesita que la moneda del país en que invierte sea estable y le permita liquidar su posición sin sobresaltos. Pero necesita, en general, la estabilidad de las principales monedas del sistema financiero internacional y, fundamentalmente, del dólar y el euro.
Otro factor que se debe seguir son los efectos que tienen una apreciación o depreciación sobre los títulos bursátiles. Como norma general, las compañías exportadoras preferirían una moneda relativamente débil para que sus ventas en el exterior sean más competitivas. Por el contrario, las importadoras o las que dependen mucho del petróleo agradecerán una moneda nacional fuerte.
La entrada de capital extranjero en la bolsa española provoca un alza de las cotizaciones y una salida de capital extranjero, descensos si es que no se sustituye por ahorro interno.
Pero, además, hay una gran interdependencia entre las distintas bolsas internacionales.
g) Tensiones internacionales. Una situación de inestabilidad internacional no favorece el funcionamiento de los mercados bursátiles, ya que en situaciones de riesgo los inversores, suelen repatriar sus inversiones, aunque ello implique asumir pérdidas. Y ello provoca caídas en las cotizaciones. Los inversores, en situación de tensión geopolítica, prefieren mantener posiciones de liquidez.

¿Cómo afecta el tipo de cambio a tus inversiones?


Al iniciarnos como inversionistas es necesario conocer que la rentabilidad está directamente relacionada con el grado de riesgo. Es decir, los instrumentos de inversión ofrecen mejores utilidades cuando el riesgo es mayor, ya que a un grado superior de éste no sólo se puede dejar de ganar, sino incurrir en la pérdida parcial o total de nuestro capital invertido.

Por lo anterior podemos decir que para ganar más de lo que ofrecen los instrumentos de inversión tradicionales será necesario tomar mayores riesgos; lo recomendable es invertir con una combinación de riesgo y rendimiento que vaya de acuerdo a nuestras expectativas.

Siempre será recomendable analizar las condiciones económicas del entorno donde se invierte. Es decir, podemos colocar nuestro dinero en otros países donde desconozcamos el contexto social o económico que se vive, lo que puede provocar pérdidas en el valor de nuestra inversión.

Un factor de riesgo relacionado directamente con las condiciones económicas en el mundo, es el tipo de cambio, que puede sufrir variaciones por diferentes razones macroeconómicas; conocer como se comporta esta variable nos ayudará a obtener mayor certidumbre al momento de realizar nuestras inversiones:

La inversión en un entorno de inflación

Un proceso inflacionario se caracteriza por que los precios de los distintos bienes y servicios no aumentan al mismo ritmo que los salarios. Considerar estos cambios y su inclusión en la política de inversión personal es de vital importancia.

Un ambiente de inestabilidad acorta el horizonte de planeación e inhibe la inversión productiva. Entre mayor es la inflación mayores son los costos transaccionales en la economía. El dinero pierde efectividad como medio de cambio y depósito de valor.

La incertidumbre en la que se encuentran inmersas las distintas variables económicas en el mundo, origina que no se conozcan con exactitud los valores obtenidos de los distintos indicadores económicos que hacen referencia a la rentabilidad de una inversión.

El riesgo en el tipo de cambio

El riesgo de cambio o deslizamiento del valor de una moneda, puede ser favorable o desfavorable, ya que depende de la moneda o el país donde hayamos realizado la inversión. Como se mencionó anteriormente las condiciones de estabilidad económica y social producen mayor certidumbre en el resultado que esperamos de las inversiones realizadas. Lo contrario a los lugares donde se sufre de cambios bruscos en las finanzas del país, o donde se han presentado movimientos sociales violentos. Sin embargo, y como lo explicábamos al principio de éste artículo, a mayor riesgo puede generar mayores utilidades, y esos países inestables en muchas ocasiones buscan atraer la inversión a su país ofreciendo altos rendimientos y garantías que en ocasiones pueden no cumplirse, ese sería el riesgo a tomar.

Otra forma de riesgo en el tipo de cambio sucede en el comercio, aquellos que adquieren materias primas en las empresas que residen en estados que tienen una moneda distinta a la del país al que pertenecen. Así una empresa española que adquiera componentes electrónicos en los Estados Unidos con objeto de fabricar televisores, estará sometida a un riesgo de cambio dólar/euro, puesto que cualquier apreciación del dólar y depreciación de la divisa europea redundará en un encarecimiento de los productos norteamericanos y por tanto en un aumento del costo de producción/ventas de la empresa.

De la misma forma también estamos sometidos a riesgo como inversionistas individuales al adquirir activos financieros pagando con una moneda distinta a la propia.

Los siguientes son otros tipos de riesgo de cambio:

  • La exposición al riesgo de transacción. Proviene de la propia operación comercial de adquirir o vender bienes o servicios a cambio de una moneda extranjera en una fecha determinada.

  • La exposición al riesgo de traducción o riesgo contable. Se determina de la forma en que las convenciones contables reflejan la operación comercial en las que interviene una moneda extranjera, donde puede existir una variación en la utilidad que realmente se obtuvo, provocando pago de impuestos sobre esa diferencia.

  • La exposición al riesgo económico. Muestra como los cobros y pagos varían al modificarse los tipos de cambio, es el caso de las importaciones que se liquidan al momento de recibirlas, si en ese proceso la moneda se deprecia en relación a la moneda del país donde adquirimos esos productos, nuestro costo será mayor en proporción directa con el incremento sufrido.

¿De qué forma dependemos de éste tipo de cambio?

Las diferencias de la oferta y la demanda de una moneda implican alteración del precio o tipo de cambio. Éste fenómeno se origina por diferentes circunstancias:

  • El comercio internacional de bienes. Por la adquisición de bienes en otros países, el mayor consumo de productos o servicios de un país, origina una mayor demanda de su moneda.

  • La inversión. El variar la cantidad de recursos financieros que colocan en el exterior tanto en inversiones productivas como en inversiones financieras. Es el mismo caso del punto anterior, sólo que aquí la demanda es de productos financieros, lo que origina que el mercado busque la moneda de ese país para invertir.

  • Especulación. Basada en la adquisición de divisas o venta de la misma con la esperanza de obtener una ganancia en el cambio de una moneda por otra. Esta es la manera en que los grandes capitales del mundo pueden alterar el valor de una moneda, al comprar sumas importantes de la divisa seleccionada, escasea, y origina que la demanda aumente y de esa forma su valor.

  • El arbitraje. Consiste en adquirir la moneda en un mercado por un precio inferior e instantáneamente venderla en otro distinto por un precio superior. Con lo que se consigue una ganancia segura.

Como se mencionó, el riesgo financiero que existe por no considerar un posible cambio en el valor de nuestra moneda en relación con el valor monetario de la inversión que realicemos, puede causar desviaciones importantes en el resultado que proyectamos obtener de esa actividad financiera.

Si tienes un portafolio de inversiones que incluya varias monedas, o piensas recurrir en una práctica de éste tipo, te recomendamos informarte debidamente con un asesor experimentado en transacciones globales, ya que la información que ellos obtienen para asesorar adecuadamente a sus clientes, difícilmente podrá acceder a ella un inversionista novel. Es importante aclarar que el presente artículo es de carácter informativo solamente, y no representa ningún tipo de recomendación o asesoría.


Instituto Profesional AIEP O.H.F.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos iconEn la formación de los precios de la renta variable influyen dos...

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos iconResumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son...

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos iconResumen En este trabajo se pretende aclarar y diferenciar la variedad...

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos iconObjeto de estudio
«la biología de los ecosistemas». En el ambiente se incluyen las propiedades físicas que pueden ser descritas como la suma de factores...

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos icon3. 11. Relaciones espaciales y subdivisiones de la
«la biología de los ecosistemas» (Margalef, 1998, p. 2). En el ambiente se incluyen las propiedades físicas que pueden ser descritas...

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos iconArtículo: Factores que influyen en la economía de la carrera

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos icon1. 2 Factores externos que influyen en la actividad empresarial

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos iconUnidad 1: Factores que influyen en la diversidad lingüística del castellano

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos iconEl término ecología se deriva de las palabras griegas oikos, que...
«la biología de los ecosistemas» (Margalef, 1998, p. 2). En el ambiente se incluyen las propiedades físicas que pueden ser descritas...

En la formación de los precios de la renta variable influyen dos tipos de factores: factores intrínsecos y los factores extrínsecos icon001. El Producto Nacional a precios de mercado y el Producto Nacional...




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com