Universidad del valle de méxico






descargar 115.87 Kb.
títuloUniversidad del valle de méxico
página1/3
fecha de publicación05.06.2015
tamaño115.87 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Economía > Documentos
  1   2   3


UNIVERSIDAD DEL VALLE DE MÉXICO

POLÍTICA MONETARIA

Concepto

El concepto de política monetaria es relativamente reciente, puede afirmarse que no se conoció en el siglo pasado y tampoco a principios del actual, pues las concepciones de esa época y aun de épocas anteriores, en cuanto al dinero y a! papel que éste debe desempeñar dentro de la economía de los países, eran rudimentarias, por lo cual, prácticamente no existía una política monetaria.
Los cambios estructurales de la economía de los países, se observan con cierta tendencia cíclica, debido a multitud de circunstancias que pueden ser: las guerras, las condiciones desfavorables del clima, la explosión demográfica, las contracciones económicas, etc., que provocan también graves alteraciones en el desarrollo económico de los países.
No corresponde al objeto de este capítulo hacer un análisis de los problemas económicos mundiales, por lo que sólo haremos mera referencia circunstancial de ellos y del que, a nuestro modo de ver, es el más agudo y persistente, la inflación.
Según David I. Maiselman, las inflaciones y las deflaciones son cíclicas, y en años relativamente recientes, puede hablarse de la inflación del periodo 1896-1914 a la que siguió una inflación mundial a fines del decenio de los 20, que fue continuada con la gran depresión de los años 30, y que la inflación persistente en la posguerra de la Segunda Guerra Mundial y hasta nuestros días.
Así se habla de que, por ejemplo en Estados Unidos, de noviembre de 1948, a noviembre de 1982, se han presentado ocho recesiones como sigue:

1. De noviembre de 1948 a octubre de 1949 (11 meses).

2. De julio de 1953 a mayo de 1954 (10 meses).

3. De agosto de 1957 a abril de 1958 (8 meses).

4. De abril de 1960 a febrero de 1961 (10 meses).

5. De diciembre de 1969 a noviembre de 1970 (11 meses).

6. De noviembre de 1973 a marzo de 1975 (6 meses).

7. De enero de 1980 a julio de 190 (6 meses).

8. De julio de 1981 a noviembre de 1982 (16 meses).

9. Actualmente 1997 se comenta que los Estados Unidos encara, otra recesión que no se sabe cuándo se inició, algunos la sitúan en los últimos meses de 1990 y tampoco se prevé cuando pueda terminar con el agravante de la declaración de guerra en el Golfo Pérsico, que se inició el 16 de enero de 1991 y terminó en 1992.
Según Alan Greenspan, Presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos de América debido al impacto de la guerra del Golfo la recesión puede durar hasta el año 2000.

Además de lo anterior, el incremento en el costo de la vida de 1967 a 1977 fue de 75%, lo que refleja una inflación promedio anual de 7.5%.*

A través de la evolución de los fenómenos económicos en el mundo, se observa que si bien es cierto que durante mucho tiempo los países mantuvieron la estabilización de la unidad monetaria en términos de una mercancía, o en algunos casos de dos mercancías, que han sido por lo general oro, plata, o ambos, que llevó a un debilitamiento total y sistemático de ese sistema, propiciándose el abandono por parte de los países del patrón oro o bimetálico de la estabilización de sus monedas.
Puede afirmarse, por lo que hemos venido señalando, que actualmente en ningún país existe ya el patrón oro, o patrones legales de cambio en metales preciosos.
La problemática que el mundo encara es de graves problemas de toda índole, en materia de precios, circulación monetaria, balanza de pagos, sistema monetario decadente de Bretton Woods, escasez de energéticos, alza en el precio del petróleo, desempleo, etcétera.
Tan importante se ha considerado esta situación, que ha dado origen a reuniones en la Cumbre de los principales jefes de Estado de países industrializados como son: Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Italia, Japón y Canadá, como la celebrada en Londres, Inglaterra en la que acordaron siete propósitos que son los siguientes:
1. Crear más empleos, especialmente para la juventud, para hacer frente al crecimiento problema del desempleo mundial.

2. Activar el crecimiento económico de los países más desarrollados, hasta índices no inflacionistas, y estabilizar en lo posible el del resto de los países, para terminar con los grandes desniveles en las balanzas de pagos.

3. Aumentar las fuentes de ingresos del Fondo Monetario Internacional, para financiar las operaciones de equilibrio económico.

4. Lograr mayor expansión en el comercio internacional, con rechazo expreso del proteccionismo.

5. Realizar una política de conservación de energía, que permita reducir al dependencia del petróleo.

G. Reducir el riesgo de la proliferación nuclear con fines ofensivos y defensivos.

7. Aumentar la ayuda a los países en desarrollo, invitando al bloque del Este europeo a hacer lo mismo.
Puede afirmarse que los anteriores propósitos forman parte de una política económica de esos Estados.

Por otra [jarte, cabe señalar que tal parece que en este aspecto es operante la opinión del profesor Tomas D. Willet, acerca de: "si debemos aprender a vivir con inflación". En efecto, la tasa de inflación en casi todo el mundo ha permanecido hasta la alta durante muchos años, en forma sostenida; también se han originado por consecuencia de esto, cambios dramáticos en el porcentaje de desequilibrio en los principales países industrializados, y también en los no industrializados.
El fenómeno de la inflación tiene efectos desestabilizadores de las economías de los Estados, en algunos casos ha llegado a porcentajes verdaderamente preocupantes, como en Israel, Argentina, Brasil, Perú y Bolivia, no obstante que se han diseñado lo que en el mundo de la política económica se llama "Planes de Choque", que incluyen la emisión de nueva moneda, con nombre nuevo y quitándole ceros en su denominación, en algunos países no han logrado controlarla como es el ejemplo de Brasil, Argentina y Perú, y esto evidentemente erosiona la capacidad adquisitiva de las clases trabajadoras, hay quien considera que la inflación es un impuesto injusto que se aplica a la población.
Así lo reconoce el Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo 1991-1994, del Gobierno Mexicano, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Diario Oficial del 17 de diciembre de 1990, en cuya página 5 se dice textualmente: "Además, se debe tomar en cuenta que la inflación constituye el impuesto más regresivo, ya que afecta más a la población de menores ingresos."
La concertación social como parte de la política económica del Estado para abatir la inflación. Un instrumento relativamente moderno para abatir la inflación y mantener un ritmo de crecimiento económico, ha sido la concertación social que fue utilizada con éxito en la década de los ochenta en Holanda, Italia y España en los que mediante pactos entre empresarios, trabajadores y gobierno se obligan a cumplir determinadas metas a efecto de abatir la inflación, mejorar el empleo y crecer modera-mente en la economía.
En México se utilizó la concertación social mediante dos pactos, el primero que duró de diciembre de 1987, al mismo mes de 1988, y el segundo que con el nombre de Pacto de Estabilidad y Crecimiento Económico se firmó en diciembre de 1988 y se ha ido prorrogando hasta 1991, y que han tenido como resultado que la inflación, que para diciembre de 1987, según estimaciones, llegó a 160%, bajaría a un porcentaje menor a 10% en 1993-1994, lo cual nunca sucedió, la realidad dio un grave mentís a las estimaciones del gobierno mexicano y la crisis desatada en diciembre de 1994 volvió a descontrolar los índices de devaluación e inflación, en 1995 la devaluación fue de 150% y la inflación cercana al 50%.

Asimismo el costo porcentual promedio de dinero que llegó a un nivel máximo histórico de 135.8% en febrero de 1988, se redujo al 24.29% en marzo de 1994, lo que indica que el costo de los créditos a la industria, al comercio y al consumo, también se redujeron. Pero la crisis de 1994 volvió a afectar al alza las tasas de interés.
No obstante lo señalado en los dos párrafos anteriores, en diciembre de 1994 estalló otra crisis financiera que atrapó a nuestro país y volvieron a presentarse problemas graves de iliquidez internacional, de inflación y devaluación, que produjeron la que posiblemente sea la peor crisis económica que ha sufrido nuestro país en el presente siglo. Y en 1995 la tasa de inflación volvió a elevarse aproximadamente al 52% y la devaluación fue de más del 150%, esto acarreó una alza en los costos del dinero y una crisis de pagos de iliquidez de los deudores de la banca, de la cual todavía no hemos salido, y parece que todavía tardará la economía mexicana en retomar los niveles anteriores a diciembre de 1994. Esto se ha reflejado también en una elevación en las tasas de desempleo y en pérdida de fuentes de trabajo.
Los diferentes gobiernos han ensayado lo que se conoce con el nombre de política económica, que comprende una serie de decisiones y medidas tomadas al más alto nivel, para afrontar el desempleo, la inflación, el crecimiento económico sostenido, seguridad en los precios de materias primas y productos manufacturados, el impacto del comercio exterior en la balanza de pagos, el ahorro público, las obras públicas, el precio del petróleo, etc., de tal manera que los Estados cuentan con expertos que estudian, analizan, sugieren e incluso deciden los procedimientos adecuados para que los países puedan crecer con el mayor índice de bienestar general, dentro de las múltiples presiones que afectan a la economía; es más, existen Estados que tienen instituciones colegiadas como el Comité de Consejeros Económicos del Presidente de los Estados Unidos de América, integrado por los expertos más relevantes de ese país, que expresan al Jefe de Estado sus puntos de vista sobre las medidas a tomar, dentro de una política económica.
Áreas que comprende

Así concebida la política económica, abarca una serie de áreas o ramos de actividades que pueden ser las siguientes:

La política de pleno empleo o el factor mínimo de desempleo,

La política de crecimiento económico,

La política fiscal y tributaria,

La política de incentivos fiscales,

La política de importación y exportación,

La política de crecimiento industrial, agrícola y comercial,

La política de construcción de obras públicas,

La política de energéticos.

La política de bienestar social y prestaciones sociales, y

La política monetaria.

Desde luego, es de advertir que ésta es una enumeración ejemplificada de las diversas políticas particulares que puede seguir el Estado, dentro de una estrategia general económica.
Política monetaria

1. Concepto. Entendemos por política monetaria el señalamiento de prioridades y finalidades en la actividad del Estado sobre la moneda y el crédito, así como de aquellos instrumentos necesarios para su control, a fin de obtener esas finalidades que generalmente son: perseguir la estabilización de la moneda, de los precios, la estabilización de la cantidad ele dinero circulante, de los gastos, un nivel aceptable de desempleo y un crecimiento económico sostenido.
La política monetaria actúa en última instancia de acuerdo con la política económica general del gobierno, existiendo una interrelación con la política fiscal, por lo que no se encuentra aislada y desarticulada del contexto global, atreviéndonos a afirmar que el objetivo fundamental de "la política monetaria va encaminando a facilitar, dentro de su campo de acción la realización de los fines últimos del sistema económico, que son el de producir y distribuir entre los miembros de la sociedad, en forma equitativa el máximo volumen de bienes y servicios al menor costo social posible.
Por tanto, la política monetaria es un instrumento que dispone el Estado para producir modificaciones que estime convenientes en ciertas variables macroeconómicas, por medio de cambios en las variables monetarias que las autoridades puedan regular. En efecto, por ejemplo, el poder dictar normas a través de las cuales se reduzcan o expandan los recursos monetarios por parte de las autoridades monetarias. Tal afirmación se aclara mediante el examen que veremos más adelante sobre las relaciones existentes entre el banco central y el sistema bancario.
Instrumentos de política monetaria

Los instrumentos que sirven a la política monetaria y crediticia son los siguientes:

Las operaciones de redescuento por el banco Central,

El encaje legal,

La liquidez bancaria,

El régimen de inversión de las instituciones de crédito, Controles selectivos y directos del crédito.

Desarrollo de mercados monetarios y financieros, de instituciones de crédito, de captación del ahorro público y de tasas de interés que deba pagar la banca en sus operaciones pasivas, en concordancia con las fluctuaciones y movimientos de los mercados financieros.
El redescuento

A través del redescuento el Banco Central apoya al sistema de bancos nacionales, de banca múltiple y de desarrollo, que en ciertos casos pueden tener problemas de liquidez temporal o momentánea, apoyo realizado fundamentalmente redescontando títulos de crédito y cartera por parte del Banco Central al sistema financiero nacional. Este redescuento puede ser a corto o mediano plazo y se utiliza concomitantemente con otros instrumentos reguladores del crédito.
1. Concepto de redescuento. Es una operación bancaria mediante la cual el Banco Central otorga crédito a los bancos nacionales, de banca múltiple y de desarrollo mediante el endoso por parte de éstos, de títulos de crédito a favor del Banco de México; el endoso debe entrañar responsabilidad cambiaría para las instituciones que lo firman. También puede abarcar la cesión en garantía de cartera de las instituciones que no esté documentada en títulos de crédito.
El redescuento sirve fundamentalmente para mantener la liquidez de los bancos, permitirles disponibilidades más amplias del crédito, orientar o restringir el crédito, cuando las condiciones financieras y la política del banco central así lo estima pertinente, mediante la modificación de la tasa de interés que cubre el sistema nacional de crédito, en las operaciones de redescuento, de tal manera que esta operación también tiene impacto sobre las tasa de interés que se cobran al público por las instituciones de crédito, en sus operaciones activas.
Por ejemplo, cuando se desea restringir el volumen del crédito y evitar una expansión de éste, que puede tener tendencias inflacionarias, se aumenta la tasa de redescuento: si por el contrario, se quiere acelerar un poco, o en cierta forma dar mayor agilidad a la estructura económica, se bajan la tasas de redescuento y se hace más accesible el crédito al comercio, a la industria y a la agricultura.
La política de redescuento se refleja, como ya se dijo, en las operaciones bancarias y en la economía de un país. Hay opiniones en el sentido de que el redescuento ha resultado muy eficiente, especialmente en los países industrializados, que dispongan de un mercado financiero organizado, y no opera con plena eficacia, según la doctrina, en países que carecen de esos mercados monetarios.
La política de redescuento puede emplearse, por los bancos centrales, como instrumento de control selectivo del crédito, en cuyo caso el instituto central fija tasas de redescuento diferenciales, aplicables a las diversas categorías de documentos, de acuerdo con su origen, o según el destino que se haya dado a los créditos que dichos documentos amparen.
Algunos países siguen la práctica de limitar directamente la cantidad de crédito del Banco Central, y modificar los rubros a que se aplican las tasas de redescuento preferenciales.

En general, la opinión actual es de que el redescuento ha perdido importancia, sin embargo, en países con sistemas financieros poco desarrollados, sigue constituyendo un instrumento que se utiliza para el adecuado control del crédito.
Otra variante del redescuento que además de cumplir con la finalidad de dar liquidez a los bancos, sirve fundamentalmente para apoyar una serie de actividades económicas de primer orden, es la que operan los fideicomisos llamados "fondos de apoyo", tanto del Banco de México, como de Nacional Financiera, por ejemplo, FOMEX, FOFO, FEFA, FEGA, FOVI, FOCA, FONEI, FONAFE, FONACOT, FOMIN, FOGAIN y FONATUR.
El encaje legal y el coeficiente de liquidez

Durante muchos años las autoridades hacendarías y los bancos centrales de la mayoría de los países consideraron la política del encaje legal como conveniente para la diversificación de riesgos y orientación selectiva del crédito que iba encaminado a mantener la estabilidad y la liquidez de los bancos. En las cinco ediciones anteriores de esta obra se hizo el análisis de la evolución del encaje legal y de su régimen jurídico.
Los criterios han cambiado y ahora ya no se habla de encaje legal sino de coeficiente de liquidez y de que la liquidez y estabilidad de los bancos puede garantizarse mediante otros procedimientos de política monetaria.
En esa virtud los criterios han cambiado y por ello ya no tiene objeto mantener el capítulo de encaje legal como información para ese concepto, pero que actualmente ya carece de actualidad.
Liquidez bancaria

  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Universidad del valle de méxico iconUniversidad del valle de mexico
">
Economía