España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.”






descargar 64.24 Kb.
títuloEspaña ante la crisis financiera: Algunas alternativas.”
fecha de publicación27.09.2015
tamaño64.24 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Economía > Documentos
PRESENTACIÓN 17.12.2008

ESPAÑA ANTE LA CRISIS FINANCIERA: Algunas alternativas.”
Rafael Morales-Arce

Académico de Número de la R.A.D.

Madrid, 17 diciembre 2008



  • APERTURA DE LA SESIÓN:


A cargo del Excmo. Señor Vicepresidente de la Real Academia de Doctores, Doctor Don Pedro Rocamora García-Valls.

Cede la palabra al Excmo. Señor Presidente de la Sección de Medicina de la Real Academia de Doctores, Doctor Don Jesús Martinez-Falero y Martínez.


  • PALABRAS DE PRESENTACIÓN:


Para glosar el currículo vitae del conferenciante, el Doctor Don Rafael Morales-Arce Macías, Académico de Número de la Sección de Ciencias Políticas y de la Economía de esta Real Academia, así como Académico de la Academia Europea de Ciencias y Artes, con sede en Salzburgo, Austria.
El Doctor Morales-Arce ha compartido su vida profesional entre la empresa y la Universidad, con una pequeña pausa al servicio de diferentes órganos de la Administración Pública. Catedrático de Economía Financiera de la Facultad de Ciencias Económicas, prestó sus servicios en las Universidades Complutense de Madrid, Universidad de Navarra y Nacional de Educación a Distancia.
En el ámbito privado, trabajo como consultor y ejecutivo. Hasta su reciente prejubilación fue Director General Adjunto del BBVA, con responsabilidades en diferentes áreas de los servicios centrales de este grupo financiero, representándole, además, como Vocal en los Consejos de Administración de sus sociedades participadas: Sociedad Española de Construcciones Electromecánicas S.A.; Ibercobre S.A.; La Cellophane Española S.A.; Sancel, S.A.; S.I.A. Santa Bárbara e Ibérica de Polipropileno, S.A., en ésta última, además, como Vicepresidente.
En la Administración Pública fue designado Gerente de Empleo del nuevo Servicio de Empleo del Ministerio de Trabajo en 1976, sentando las bases de lo que, posteriormente, sería el Instituto Nacional de Empleo, y cesando tres años después.
Ha publicado 130 artículos en diferentes revistas especializadas sujetas a evaluación, siendo autor de 10 libros de temas relativos a su especialidad académica.
El pasado mes de julio participó, junto a profesores y expertos financieros de diferentes países en el Encuentro celebrado en la Universidad norteamericana de Harvard, abordando los últimos desarrollos en Economía Financiera, alguno de cuyos avances serán comentados en la conferencia que ahora desarrolle.
Su intervención se estructura en dos partes. En la primera, abordará el estado actual de la crisis financiera mundial, consolidando las aportaciones que ya nos hiciera en su conferencia del pasado mes de abril. En la segunda, se referirá a aspectos colaterales a ella, especialmente, la situación y expectativas de la economía española, deteniéndose en la evaluación de las medidas hasta ahora adoptadas y las que, a su juicio, habrían de considerarse para disminuir el impacto negativo que esta situación pueda trasladar a las clases menos favorecidas.



  • INTERVENCIÓN DEL CONFERENCIANTE, DOCTOR MORALES-ARCE.



Excmo. Sres. y Sras Académicos; Señoras y Señores, queridos amigos:
1 Agradezco muy sinceramente las palabras de presentación que ha pronunciado el Doctor Martínez - Falero, Presidente de la Sección de Medicina de esta Real Academia, que exceden el límite de la amistad y ponen de manifiesto su acreditada generosidad, e, igualmente, la presencia de todos aquellos interesados en conocer una perspectiva de la situación de la crisis financiera, y, por extensión de las cuestiones que con mayor incidencia afectan a la vida económica española. Espero no defraudarles, y, al menos, ofrecer unos datos que nos ayuden a entender la complejidad de los problemas que atravesamos, problemas, que, desafortunadamente, tardaremos algún tiempo en poder neutralizarlos. No hemos de olvidar los efectos que produjo la Gran Depresión de los años treinta, que, salvadas las distancias, se conoció en 1929; no pudieron articularse las medidas más importantes hasta 1932, y, todo ello, con el paréntesis de la Segunda Guerra Mundial, no permitiendo la recuperación norteamericana hasta 1948, y, algunos años más, al resto de los países hoy desarrollados.
Como es bien sabido, la crisis financiera ha tenido su origen en la superposición de varias causas: el exceso de liquidez de los mercados, que anima a endeudarse a los consumidores que viven en entornos inflacionarios, con el resultado de que están haciéndolo a tipos de interés reales muy bajos o negativos; las facilidades de crédito a grupos con escaso nivel de renta disponible – los jocosamente llamados “Ninja”( non income; non job y non assets); la infra- valoración del riesgo implícito de algunos activos financieros, con el ingrediente adicional de una evolución excesiva de su morosidad, como estamos comprobando en España, que se duplica en poco más de año hasta alcanzar el 2,5% de los activos prestables y con la amenaza de llegar a niveles del 6-8% a finales del próximo año.
A consecuencia de esta morosidad, se produce un fenómeno claro de retracción en los inversores en productos estructurados, que lo hacían en activos financieros derivados de la titulización de aquellos créditos, retracción que desde agosto de 2007 alcanza, año y medio después, una práctica desaparición de las actividades básicas de los Bancos de Inversión (Lehman Brothers, Bear Stearns, Northern Rock, etc). Estas entidades, junto a las que originaron las hipotecas, comienzan a generar grandes pérdidas, en especial, aquellas con una reducida base de capital y con el peligro, como después se ha comprobado, de una seria amenaza de extensión de la crisis no sólo en el ámbito norteamericano, sino también en Europa, y, de manera especial, en España, en donde las pérdidas del sector inmobiliario están generando dificultades sin límite a las entidades financieras que las apoyaron en el período expansivo de los últimos años.
Las grandes inyecciones de liquidez realizadas por la Reserva Federal y el Banco Central Europeo no han servido para mucho. Se habría podido concitar la crisis de liquidez pero no la de confianza en el mercado interbancario, que se muestra prácticamente muerto, debiendo las entidades españolas acudir con mayor vehemencia a las subastas periódicas del BCE, en proporciones muy superiores a las que se habían realizado hasta septiembre de 2007.
En esta situación, los Gobiernos optan por facilitar financiación a las entidades, con garantía estatal, bajo diferentes fórmulas, que detallaremos más adelante. Ni con ello evitaremos evitar el aumento de la morosidad en todos los créditos – inmobiliarios y de consumo – ni la necesaria reestructuración de las entidades financieras, que, en su conjunto, con el ajuste de las empresas inmobiliarias, no permitirán, desafortunadamente, una pronta recuperación.
Las primeras consecuencias no se dejan esperar: las entidades dejan de prestar a las entidades hipotecarias; se elevan los tipos de interés; aparecen las primeras insolvencias, no sólo en las entidades norteamericanas, también en Europa, incluida España.
2 Para que tengamos una secuencia de la evolución de los tipos de interés, la magnitud básica en los mercados, exponemos el CUADRO , que muestra el proceso de crecimiento hasta finales de 2007, y su atenuación desde esa fecha hasta el momento presente, en que situados en el intervalo 0-0,25% en USA; el 0,3% en Japón; y el 2,5% en la Unión Europea, con la expectativa de su reducción a cero y al 1-2%, respectivamente, a corto plazo.


3 En definitiva, todo ello, con los efectos negativos que se han trasladado a otros mercados, y al conjunto de la economía, no es otra cosa que el resultado de la superposición de actuaciones inadecuadas por los intermediarios financieros, en especial, los Bancos de Inversión; unos prestatarios que se endeudan en porcentajes claramente superiores a lo que les permite su renta disponible; unos prestamistas que aliviaron sus exigencias en la concesión de créditos; unos inversores que adquieren activos financieros con codicia e insensatez; unos intermediarios “avispados” que obtienen altas ingresos en forma de comisiones; y, finalmente, unas entidades de calificación o “rating”, que lejos de valorar con objetividad los activos, tenían conflictos de interés con los emisores, a los que asignaron, de forma optimista, calificaciones y “ratings” difíciles de creer. Y con unos reguladores y supervisores, que a pesar de lo que ahora se dice, o “miraron para otro lado” o no ejercieron sus funciones con el rigor que hubiere sido deseable.
4 Ante ello, las entidades financieras “cierran el grifo de la liquidez” a una serie de sectores afines al inmobiliario; comienzan un proceso de reestructuración de los esquemas hipotecarios; y como tenían necesidades de recursos líquidos, comienzan un proceso de elevación de los tipos de interés de los depósitos. Pero sin que en ningún momento se haya demostrado una correlativa preocupación por la valoración de los riesgos que habían contraído, especialmente, cuando adquirían activos sofisticados que ofrecían a sus mejores clientes, productos fuertemente apalancados que – sin la correlativa valoración de los riesgos – les han provocado pérdidas considerables a dichos clientes, desconocedores del activo final a que había sido aplicada su inversión. Ahora se enfrentan a grandes conflictos para tratar de recuperar todo o parte de su desembolso, ante el desentendimiento del intermediario financiero, que cobraba su comisión, pero no informaba del posible fin del consejo que daba a su cliente.

5 Las entidades han recibido su “castigo”. Así, si observamos el CUADRO 10, podemos comprobar las pérdidas de cotización de algunas de las más importantes instituciones:


ENTIDAD COTIZACION VARIAC. AÑO (%)
Societe Generale 37 -60

Deutsche Bank 28 -69

HBOS 72 -90

Santander 6,7 -51

BBVA 8,6 -49
Datos de 16.12.2008 de las Bolsas europeas. (Eurostoxx)

Obligándoles a realizar un proceso de colecta de recursos líquidos y en forma de capital, bajo diferentes fórmulas: en unos casos, con la ayuda de los Gobiernos; en otros con la de inversores de países emergentes con excedentes procedentes de sus materias primas; con ampliaciones de capital o, sencillamente, titulizando parte de su cartera de préstamos.
La importancia de la consideración de los riesgos:
- Falta de preocupación

- Productos sofisticados

- Fuerte apalancamiento: Valoraciones de hasta 40 veces su EBITDA.

- Sin considerar riesgos crédito/mercado

- Mala gestión de riesgos
6 Para que tengamos una idea de la evolución de las inyecciones de liquidez, en el CUADRO se exponen los datos de Norteamérica y Europa, que son bastante ilustrativos de la generosidad con la que se está actuando:



7 Pero tal generosidad no ha eliminado los efectos trasladados a otras instituciones, de las que elegiremos las más populares: las entidades de crédito; los mercados de valores, los fondos de inversión y los planes de pensiones. En el Cuadro 13 vemos los datos más significativos:
-Una caída en las Bolsas con pérdidas por encima del 50% en la mayor parte de ellas. Los ahorradores habrían perdido ese porcentaje en la valoración de sus inversiones.
- Una estabilidad en los resultados de los Bancos españoles: Ganan 14.200 millones de euros (+0,4%) en III/2008. Los extranjeros, grandes pérdidas, entre el 20 y el 880%.
-Una pérdida de más del 10% en los resultados de las Cajas, con un aumento de las provisiones por morosidad superior al 225% respecto al año anterior.
-Un grave deterioro de la inversión colectiva, que constituye en

potencia uno de los instrumentos a través del cual los ahorradores podrían financiar las actividades del sector productivo, y no sólo el endeudamiento público.
- La gran quiebra del Hedge Fund MADOFF, con una valoración que supera los 37.500 millones de euros, afectando a inversores españoles.
8 Todo ello nos hace pensar en el papel que los mercados deben ejercer en pro del desarrollo económico, no sólo por el volumen de las transacciones que realizan en España, que alcanzan más de 10 veces el PIB de un año, sino por constituir una especie de sistema circulatorio a través del cual fluye el proceso de generación, distribución y consolidación de la riqueza. El crecimiento de estos debería estar basado en una eficiente asignación de recursos en forma de capital, sin olvidar, que el incremento de la riqueza ha de fundamentarse en un crédito barato y accesible, pero con garantías proporcionadas a los riesgos asumidos.
9 Por eso son necesarias una serie de medidas, simples y convincentes que ayuden a tranquilizar los mercados: un conjunto de reglas de transparencia en su funcionamiento; una buena regulación, sin que sea excesiva; la debida protección a consumidores e inversores, en especial, los más modestos; una mayor divulgación del sentido de las operaciones y, finalmente, que los reguladores, supervisores y controladores, fomenten su papel formativo para aquellas personas que ponen sus recursos a disposición de los mercados.
(Ejemplos: Respeto absoluto a la Constitución / La falta de democracia en los Partidos / El incumplimiento por el Ejecutivo de las sentencias del Tribunal Supremo).
No hemos de olvidar que un buen mercado financiero debe gozar de una buena regulación prudencial; basada en la consideración de todos los elementos de ponderación de los riesgos; contando con suficientes recursos de capital; con posibilidad de generar resultados que faciliten provisiones que neutralicen una posible aparición de crisis, y, siempre tomando en consideración las primas de riesgo. A título de ejemplo, y para comprobar la penalización que supone el aumento de los riesgos, baste observar que desde enero a octubre de este año, los Credit Default Swaps (CDS) han pasado de representar 10 p.b. a 70 p.b., que supone encarecer los márgenes de 0,1 a 0,7% mas. Y ello si la entidad emisora mantiene la calificación AAA.
10 La Unión Europea, que no ha estado muy diligente en la gestión de la crisis, ha propuesto una serie de medidas, entre las que destacan: una nueva directiva sobre Fondos Propios, incrementando las dotaciones cuando se utilizan productos de alto riesgo; una limitación préstamos entre instituciones bancarias; creación de un órgano que supervise la actuación de los grupos consolidados y una supervisión financiera internacional. Muy bien a nivel de principios, pero no hemos de olvidar que la Unión tiene un procedimiento de elaboración de directivas muy complejo, poco ágil y, en ocasiones, con planteamientos demagógicos fruto del contraste de pareceres de los numerosos países y parlamentarios que constituyen sus órganos legislativos.
11 En España, y tras varios meses de negar la existencia de cualquier tipo de crisis, la gravedad de sus efectos les impulsa a adoptar una serie de medidas: la elevación de la garantía de los depósitos hasta los 100.000 euros; el otorgamiento del aval del Estado para operaciones financieras (emisiones de pagarés, bonos y obligaciones admitidas a cotización en los mercados secundarios) hasta cinco años; la posible ayuda para la recapitalización de las entidades, así como una asignación de 8.000 millones para obras en municipios y 3.000 más para diversas aplicaciones.
12 La creación del Fondo para la adquisición de activos financieros, que se dotaría con una cifra de 30-50.000 millones de euros, si bien en 2008, con tan sólo 10.000 millones. etc. Algunas de ellas no especialmente valoradas por las entidades, que presentaron dudas razonables de la pertinencia de algunas de ellas. Y buena prueba de ello, es que en la primera de las subastas para adquirir activos, de las 23 entidades que se presentaron para acogerse a ayudas por importe de 5.000 millones de euros, no se adjudicó ni la mitad de la cifra ofrecida. Ya en la segunda, consiguió adjudicarse la casi totalidad de lo ofrecido – unos 7.200 millones de euros- a 31 entidades a un tipo marginal del 3,75%.
13 Las autoridades anunciaron la presentación de un paquete de medidas adicionales: el aplazamiento de hasta el 50% de la hipoteca durante dos años a los parados; la ayuda para la contratación fija de parados con cargas familiares, con bonificaciones de 1.500 euros por año; la bonificación de las cuotas de SS a trabajadores de determinados sectores; la posibilidad de capitalización de la prestación por desempleo cuando se inicie una actividad empresarial; la regulación de la actividad de las empresas de recolocación de trabajadores afectados por ERE, etc.
Finalmente, el 15 de diciembre de 2008 se publica un nuevo Decreto-Ley por el que se adoptan medidas financieras para la mejora de la liquidez de las pequeñas y medianas empresas, asignando al ICO un crédito extraordinario de hasta un máximo de 5.000 millones de euros para atender esta contingencia. Las beneficiarias habrán de ser solventes y viables, y, además, estar sometidas a una situación transitoria de restricción de crédito. Por otra parte, en la misma disposición, se autoriza a elevar el límite de endeudamiento del ICO para 2009 hasta la cifra de 15.000 millones de euros, a incluir en los Presupuestos del Estado para 2009. ¿??


14 La ley económica más importante, los Presupuestos del Estado para 2009 no contienen ninguna medida anti-crisis; se plantea con un gran optimismo en la evolución de los ingresos públicos y el desempleo; con un claro pronóstico de subida del déficit público, por encima del 3%, y de la Deuda Pública; con un incremento de la presión fiscal en torno a 3 p.p. de PIB; no se deflacta la tarifa del IRPF y con una distribución asimétrica de la inversión pública en las CC.AA. Todo ello originó su rechazo en la Cámara Alta, aunque una “inteligente” negociación con los representantes vascos y gallegos facilitará su aprobación en el Congreso antes de finales de año.
15-16 En definitiva, en todos los países, en especial en USA y Reino Unido, se pusieron en marcha “planes de rescate”, que no han sido acogidos unánimemente ni por los analistas ni por los mercados. Algunos piensan que estas ayudas podrían vulnerar el Tratado de Roma, por capitalizar con fondos públicos entidades privadas y por otorgar avales para refinanciar deudas, aunque no creo que “llegue la sangre al río” por esta política de ayudas. La mayor pare estaría a favor de una actitud más ágil, dinámica y decisiva de la U.E., tomando el ejemplo del Gobierno británico, de los pocos que ha afrontado con decisión estos problemas. Se ha olvidado el ejemplo de USA en 1932, cuando el recién elegido Presidente Roosevelt, que contaba con poderes excepcionales, creó la Corporación para la Reconstrucción Financiera, que no tuvo el menor empacho en cerrar casi 1000 Bancos y asumió con autoridad la dirección de operaciones en Wall Street sin que ello pudiera evitar quedaran importantes problemas por resolver en la economía real, que no consiguió superar la situación hasta después de la Segunda Guerra Mundial, tras el desarrollo de un programa urgente de producción acelerada de equipamiento de guerra y construcción naval. En 1948, o sea, 16 años después, USA recupera la situación anterior a 1929. No fueron las medidas financieras las que pusieron fin a la “Gran Depresión”, pues estas solo tuvieron eficacia en el corto plazo, hasta 1937. Fue la sobreproducción bélica; la incorporación masiva de la mujer a la actividad laboral y el envío de millones de soldados a los frentes lo que permitió superar la situación. En nuestro medio, tal y como se ha criticado en USA, los “planes de rescate”, no tienen buena prensa no solo por el potencial aumento de corrupción y de arbitrariedad que puede generar una actuación incorrecta de los órganos implicados, sino porque la solución “artificial” a los problemas de los mercados financieros sin abordar la cuestión de fondo – la economía real y productiva – nos conduce a un seguro fracaso.
----------
17-18 Entremos ahora en cuestiones mas relacionadas con la economía en general. ¿Cómo ha evolucionado nuestra riqueza en los últimos años? El CUADRO nos muestra la secuencia de deterioro, de manera paralela al conocimiento de la evolución de la crisis financiera. Y, de manera similar, el CUADRO , que reproduce la evolución del IPC armonizado con la UE, que sólo a partir de septiembre pasado inicia una senda de decrecimiento, que, probablemente, nos conduzca a un entorno del 3-3,5%, favorecido por la caída del consumo y los precios de las materias primas.

PIB




IPC Armonizado


19 ENTORNO ECONÓMICO




20 PRECIOS Y COSTES



21 MERCADO DE TRABAJO


22-23




24 CUENTAS PÚBLICAS

25 RENTA PERSONAL


Perspectivas poco favorables, para nuestra desgracia. Y alineadas, aunque todavía en menor proporción, con las esperadas para Reino Unido, Alemania e Italia, que en el III/2008 reducían el PIB el 0,5%, mientras que USA y Japón, lo hacían en el 0,1%. Los grandes indicadores de la UE, igualmente, ya en recesión. Las “locomotoras” prosiguen sus caídas y se declaran, ya en recesión. En España, ha sido ahora cuando se ha reconocido.

En resumen, no se ha hecho ninguna reforma estructural desde el año 2000. Tan sólo, se ha dado rienda suelta a la disponibilidad ilimitada de crédito a tipos de interés reales negativos, lo que ha conducido a la generación de una deuda voluminosa: De los promotores, por importe de 300.000 m. de euros; y de las entidades financieras, por más de 800.000 M. euros, que necesitamos reestructurar ahora que se inicia una etapa de menores tipos de interés. Y todo ello en un entorno del deseo de los Estados de garantizar todo. No debemos olvidar que quién garantiza todo, al final, no garantizará nada.
26 Nuestras reformas deberían tomar en consideración: una mala previsión de Déficit Público, que podría ponernos en dificultades para cumplir el Tratado de la Unión; una optimista previsión de incremento del PIB; igualmente, una favorable previsión del incremento de los ingresos públicos; la dejación de iniciar reformas en el sistema público de Seguridad Social, a falta de unos diez años para entrar en una situación de dificultad y, finalmente, por la irracionalidad de la configuración del Estado de las Autonomías, que provoca una asignación ineficiente de recursos financieros, en el que, hasta ahora, no se ha hecho, como hubiere sido deseable, un PLAN DE AUSTERIDAD.
A la vista de lo anterior, ¿no sería conveniente, al igual que se hace en el sector privado, que las autoridades económicas plantearan una especie de Plan Estratégico que nos ayudara a encauzar la situación y buscar situaciones razonables a los problemas endémicos que tenemos? Un Plan que afirmara nuestras fortalezas en algunos sectores- telecos, energía, finanzas, infraestructura, construcción – y también, nuestras debilidades: escasa tecnología; poca inversión en I+D+i; PIB orientado a turismo y construcción; escasa productividad y escaso ahorro interno.
Un Plan que hiciera que nuestro PIB, y no como ahora, fuere sostenible a largo plazo; explicitando medidas para la mejora de la eficiencia del gasto público – hoy disparatado por la irracionalidad de la organización territorial; la superposición de servicios, cuando no de la corrupción urbanística -; un plan de mejora de nuestra productividad y, al tiempo, potenciando nuestros servicios públicos de educación, salud, e investigación aplicada.
Un Plan que pensara en los grupos menos favorecidos: mujeres en paro (12,7 frente a 10,3%); inmigrantes (17,5 frente a 11,5%); jóvenes que desean acceder al primer empleo, que incrementan su paro el 52% anual; para los mayores de 45 años; para los trabajadores de la construcción, hostelería y servicios.
Y que reconfigurara unos servicios públicos de empleo más eficaces, que realizaran una gestión activa de las colocaciones y de las demandas no satisfechas; diseñando itinerarios laborales para la población menos cualificada; que provea un asesoramiento especializado desde las Oficinas de Empleo, hoy centradas en el mero registro de parados; la elaboración de planes de formación a la medida de las necesidades del sector productivo, recordando la FPA de los años sesenta y setenta, que tan óptimos resultados propiciaron; y, finalmente, una racionalización de las prestaciones por desempleo que no incentivan, precisamente y en la mayoría de los casos, la vuelta al trabajo hasta no agotar la prestación.
27 Y superando lo estrictamente administrativo, fomento el auge de las infraestructuras; la automoción, con gran repercusión en las empresas subsidiarias; el impulso de la reforma de la vivienda; de la reforma agroalimentaria; de las energías renovables y resolviendo, con decisión, la cuestión del uso de la energía nuclear, hoy rechazada más por cuestiones demagógicas que objetivas, y, finalmente, por el fomento de un turismo que en España podría abarcar, todos los meses del año. El desarrollo de los sectores con mayor potencial es lo que permitirá superar nuestra débil situación.
28-29 Eliminando algunas distorsiones a la competencia que se observan en materia de suelo; Colegios Profesionales; material bibliográfico; ayudas a sectores “politizados”; servicios municipales, y eliminando prácticas restrictivas en los sectores de la distribución comercial, energía, servicios públicos, contratación pública y negociación colectiva. Como nos recuerda Juergen Donges, del Instituto de Economía de Colonia, sólo fomentando la competencia (Hayek) y ejecutando los “procesos de limpieza” que requieren de vez en cuando los mercados (Shumpeter) podremos articular una economía dinámica.

30 Una breve alusión a la Cumbre de Washington, que ha hecho posible que una veintena de países hayan reconocido los problemas de la economía mundial y los mercados financieros; que han decidido reforzar la cooperación y llevar a cabo la reforma coordinada de los sistemas financieros mundiales, pero sin haber formulado ninguna auto-crítica.
31 Todos han coincidido en la necesidad de articular medidas urgentes para sostener las economías y estabilizar los mercados; sentar las bases para detectar tempranamente la aparición de futuras crisis; una confianza compartida en los principios del mercado – frente a la expresión “Mas Estado y Menos mercado” con que se nos ha tratado de insinuar en España – en potenciar unos mercados regulados que hagan posible condiciones de inversión y mercado sin trabas innecesarias, y que fomenten el dinamismo, la innovación y el espíritu emprendedor, esenciales para el crecimiento económico, el empleo y la reducción de la pobreza. Aunque ha faltado algo esencial: que haya unanimidad para no ayudar a aquellos que no habían cumplido.
32 Aunque las expectativas son favorables, la Cumbre ha sido excesivamente protocolaria, con escasa duración – Breton Woods consumió 22 días- y con muchos planteamientos formales y pocos de contenido; no se han abordado los problemas del sector de la producción y de los precios de los alimentos; se ha reforzado la participación de los países emergentes, y ello es positivo, porque algunos de ellos condicionan los precios de materias primas esenciales. Por otra parte, ahora procede más que estimular el consumo, que lo necesita, potenciar el desarrollo industrial, el trabajo con nuevas tecnologías y el fomento de la innovación. No se habló de moneda, algo que se hizo en Breton Woods, con los Derechos Especiales de Giro del F.M.I.
33 En resumen, la Cumbre ha supuesto, en contra de la posición de algunos participantes, un refuerzo de ideas básicas: el LIBRE MERCADO; LA DEFENSA DEL ESTADO DE DERECHO; DE LA PROPIEDAD PRIVADA; EL FOMENTO DE LA INVERSIÓN PRODUCTIVA Y LA LIBRE COMPETENCIA. Con ello, debe iniciarse un proceso de revisión de los fallos del sistema para orientarlo en la dirección adecuada.
34 En definitiva, la crisis será concitada cuando logremos niveles razonables, no excesivos, de liquidez; se depare confianza a los actores sociales y se logren los niveles de solvencia que necesitan los nuevos mercados financieros.


  • SEÑORAS Y SEÑORES, TERMINO CON ALGUNAS REFLEXIONES:




    • LA CRISIS QUE COMENTAMOS NO SE INICIA AHORA, VENÍA YA DESDE 2006, COMO ALGUNOS INDICADORES ADELANTADOS LO DEMUESTRAN. AQUÍ SE ACABA DE RECONOCER TRAS NEGAR LAS EVIDENCIAS DURANTE CASI AÑO Y MEDIO.




    • AUNQUE SU ORIGEN MÁS CERCANO VIENE DEL SECTOR INMOBILIARIO, LLEVABAMOS SEIS TRIMESTRES CONSECUTIVOS CON SUBIDAS MÁS DÉBILES DEL PIB, EL ÚLTIMO DE LOS CUALES, YA NEGATIVO, QUE PRESAGIABA AGOTAMIENTO DE NUESTRO MODELO ECONÓMICO.




    • EL EXCESO DE LIQUIDEZ EN LOS MERCADOS, FAVORECE LA SUBIDA DE LOS TIPOS Y, ANTE LOS PRIMEROS SÍNTOMAS, SIGUE INYECTÁNDOSE LIQUIDEZ DURANTE 2007 Y 2008, AUNQUE AHORA CON TIPOS MÁS BAJOS, QUE SE SITUAN EN EL INTERVALO 0-0,25% EN USA.




    • POLITICA DE “EASY MONEY”, SIN RESPALDO EN PLANES DE NEGOCIO DE EMPRESAS NI DE SOLVENCIA DE PARTICULARES.




    • ANTE ESTE ESCENARIO, DEBEN ADOPTARSE DOS TIPOS DE MEDIDAS:

      • COYUNTURALES: Ayudas financieras, que se están regulando, pero que aún no llegan a los agentes económicos; Ayudas económicas a determinados sectores y personas, aprobadas el pasado mes; unos Presupuestos del Estado. completamente irracionales, rechazados en el Senado.

      • ESTRUCTURALES: No se ha adoptado ninguna hasta el momento, cuando hemos visto, su necesidad. Sin decisiones de inversión y gasto con potencial de mejora a largo plazo no puede superarse una crisis de esta naturaleza.




    • TAMPOCO SE HA HECHO UNA AUTO-CRÍTICA DE LA SITUACIÓN QUE REVELE:



      • LOS EXCESOS COMETIDOS POR EL SECTOR FINANCIERO.

      • LA TOMA DE MEDIDAS DE FONDO QUE




        • ESTIMULEN LA EVOLUCIÓN DEL CONSUMO Y LA PRODUCCIÓN DE FORMA ARMONIZADA.

        • QUE CORRIJAN LOS EXCESOS DEL SECTOR INMOBILIARIO

        • LAS DECISIONES DE INVERSIÓN, SIN CONSIDERAR QUE EL AHORRO INTERNO ES INSUFICIENTE (Se invertía el 30% con unos recursos generados de sólo el 20%, lo que obliga al recurso de la financiación externa).

        • CONSIGUIENTEMENTE, UN EXCESO DE DÉFICIT EN LA BALANZA POR CUENTA CORRIENTE: 10% PIB

        • PROBLEMAS GRAVES EN LOS SISTEMAS DE EDUCACIÓN, FORMACIÓN PROFESIONAL E INNOVACIÓN Y DESARROLLO.

        • FALTA ESTÍMULO PARA LA FORMACIÓN DE ESPECIALISTAS CUALIFICADOS.

        • FALTA DE DESARROLLO DE LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO, UNA DE LAS ARMAS DE LOS PAÍSES QUE HOY DESPUNTAN.




    • IGUALMENTE, DEL PAPEL DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS.




      • CON CLARO EXCESO DE GASTO PÚBLICO CONSUNTIVO

      • CON UNA SUPERPOSICIÓN DE SERVICIOS PRESTADOS POR ADMNINISTRACIONES PÚBLICAS CONCURRENTES.

      • FALTA DE UN PROYECTO DE RACIONALIZACIÓN GASTO, HABITUALA EN LAS EMPRESAS QUE TIENEN PROBLEMAS DE SUPERVIVENCIA.




    • DE UNA CRISIS NO SE SALE SI




      • NO SE DICE LA VERDAD, AUNQUE SEA POR RAZONES ELECTORALES.

      • SI NO SE SENSIBILIZA A LA CIUDADANÍA

      • QUE DEBE ASUMIR SACRIFICIOS IMPORTANTES (Recordamos los casos de Japón y Alemania tras la II Guerra Mundial))

      • NO SE NEGOCIA CON LAS FUERZAS SOCIALES

      • Y, FINALMENTE, TRAS ELLO, SI NO SE ACTÚA CON CRITERIO Y DETERMINACIÓN.




    • DEBE DEVOLVERSE EL PROTAGONISMO AL SECTOR PRIVADO, QUE HA DE TOMAR INICIATIVAS SIN CORTAPISAS DEL PODER ( Los casos de Lukoil, Endesa y Repsol, etc son bien evidentes))




    • CONVENIENCIA DE AFRONTAR REFORMAS POLÍTICAS (Ley Electoral, por ejemplo) PARA FACILITAR DECISIONES AUTÓNOMAS DEL PODER CENTRAL




    • Y, NATURALMENTE, SANCIONANDO EJEMPLARMENTE A LOS QUE INCUMPLIERON, QUE NO DEBEN QUEDAR IMPUNES DESPUÉS DE ESTOS EXCESOS.



Y AQUÍ DEBEN INCLUIRSE NO SÓLO A ALGUNAS ENTIDADES FINANCIERAS, TAMBIÉN A SUPERVISORES, REGULADORES, AGENCIAS DE RATING, ETC QUE HAN PERMITIDO QUE SE LLEVEN “EL GATO AL AGUA” A LOS MÁS AUDACES Y DESVENGORZADOS.


  • Y termino con una reflexión general. España se enfrenta, como acabamos de señalar, a problemas cruciales en materia económica y financiera. Pero arrastra, desde la transición, hace más de treinta años, varias cuestiones sustanciales para nuestra futura gobernabilidad. Me refiero a la Ley Electoral, que no permite la adecuada cohesión por el peso excesivo de partidos autonomistas, que se constituyen en árbitros de la situación ante la falta de mayorías cualificadas; a un Estado de las Autonomías, con 17 Gobiernos, Parlamentos, y demás corporaciones públicas, provinciales y locales, que asumieron, ante la debilidad del poder central, crecientes competencias y dotaciones presupuestarias, pero sin haber aclarado previamente, y con precisión, las funciones que les correspondían, muchas veces superpuestas y con absorción de recursos desproporcionados e impropios de un entorno en el que la austeridad y la racionalidad de personas y medios vienen exigidos por nuestros programas de estabilidad financiera; y, finalmente, de unos interlocutores sociales, representantes de empresarios y trabajadores, subsidiados por el Estado, cuya legitimidad democrática es muy reducida, pero que condicionan, y de que manera, la actuación de cualquier Ejecutivo.




  • Ello debería superarse para devolver la confianza a la ciudadanía, que sólo en una ínfima proporción, una tercera parte, según las últimas Encuestas, confía en las autoridades como órganos capaces de plantear y resolver los problemas derivados de la crisis actual. Sin acercar la política a la generalidad de los españoles, difícilmente puede rescatarse aquella.



35 MUCHAS GRACIAS.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.” iconUna vision heterodoxa de la crisis financiera y social: claves para españA

España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.” iconUna vision heterodoxa de la crisis financiera y social: claves para españA

España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.” iconFinanzas piadosas y redes de negocios. Los mercaderes de la ciudad...

España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.” iconAlternativas frente a la crisis

España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.” iconLa crisis financiera internacional, parte de la crisis capitalista

España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.” iconSobre la Macroeconomía y la situación financiera mundial La crisis...

España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.” iconFraude fiscal : Algunas ideas y datos para España

España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.” iconLa crisis financiera actual

España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.” iconAlgunas reflexiones sobre la crisis y la carta del Cardenal -arzobispo de Madrid

España ante la crisis financiera: Algunas alternativas.” iconConclusión del fiscal ante la crisis




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com