¿A donde va la union europea?






descargar 48.43 Kb.
título¿A donde va la union europea?
fecha de publicación26.05.2015
tamaño48.43 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Economía > Documentos
¿A DONDE VA LA UNION EUROPEA?

¿ES EL EURO IRREVERSIBLE?

A principios de este año se instalo una especie de euforia en los órganos dirigentes de la Unión Europea, y en distintos Gobiernos Nacionales. La economía de la zona había crecido tímidamente, en el último trimestre de 2013 y en el primero de 2014. Evidentemente esto era una especie de aguja en un pajar si lo comparamos con los desastres que ha padecido la economía europea durante esta larga depresión. Una recuperación raquítica después de la primavera de 2009, una segunda recaída en la recesión a finales de 2010 y ahora…la montaña ha parido un ratón..Pero para la clase dirigente europea era algo así como un elefante. Es lo mismo que cuando un dedo apunta a la luna, te olvidas de la luna y te centras en el dedo..

Pero el empirismo de estos “grandes gurús” ha durado poco. Primero fueron los resultados de las elecciones europeas. Tanto con el crecimiento de fuerzas que podrían ser vistas por la población como fuerzas de izquierda, como el caso español de PODEMOS, o bien el crecimiento de fuerzas xenófobas o ultraderechistas, como el caso del Frente Nacional en Francia, la UKIP en Gran Bretaña, o fuerzas euroescépticas como la Alternativa por Alemania, así como otros partidos en Austria, Dinamarca,Finlandia etc,son, en última instancia, diferentes manifestaciones de los destrozos que provoca la crisis económica en distintos sectores de la población. Además estos resultados dieron pie inmediatamente a un debate sobre la Política de Austeridad y recortes, impuesta por Alemania desde la primavera de 2009. ¿Era la culpable de todos nuestros males?. ¿Había que suavizarla?¿Era necesario poner en práctica un plan de crecimiento que se base en el fomento de la inversión y el empleo?. Todo esto provoco polémicas en distintos países, las más importantes en Francia e Italia, y realmente en los ámbitos social liberales frente a las fuerzas más conservadoras. Pero esas polémicas han tenido poco recorrido. Hollande,el Primer ministro Socialista francés- ha vuelto al redil-si es que alguna vez estuvo fuera de el- y se ha alineado claramente con Alemania y su política de austeridad, bautizada eufemísticamente de “reformas estructurales”, aunque eso le ha costado una crisis de su gobierno y una importante división en el seno de su partido el PSF, con cerca de 33 parlamentarios absteniéndose..España, Portugal y Grecia-es decir sus Gobiernos todos conservadores- apenas si tuvieron alguna duda. Ahí está la famosa frase del Primer Ministro español, Sr. Rajoy: “Ojala el Gobierno alemán tenga un plan y sepa a donde va”. Hasta el momento presente el más díscolo continua siendo Mateo Renzi, el Primer ministro italiano. Mejoro sus resultados en las elecciones europeas del 25 de mayo, después de recorrer el país de arriba abajo, prometiendo acabar con la austeridad, pero ahora está sumido en la parálisis y criticado por todos, por la derecha y por la izquierda. Lo más probable es que o se va a casa, o tendrá que claudicar como hicieron antes Zapatero y cia, ante el omnímodo poder del imperialismo alemán.

Pero cuando este debate parecía encauzado, obviamente con el triunfo de las tesis de la Sra. Merkel, salieron a la luz, el pasado Agosto, los resultados del crecimiento económico del IITri2014. Alemania decrecía, Italia volvía a la recesión, y Francia se estancaba en un cero %. Pero eso si..España, uno de los capitalismos más débiles de la eurozona, crecía un 0,6%, un vulgar espejismo que durara poco, pero que le sigue permitiendo al gobierno español, vender motos usadas…hasta en sus viajes a China…

Pues bien ahora el discurso dominante, unos meses después de aquel eufórico principio de año es que “Europa se enfrenta a su tercera recaída”, es decir su tercera recesión, dentro de esta larga depresión; que la deflación afecta a cada paso más a las economías del sur, pero no solo, que la enfermedad japonesa, es decir una larga caída en la deflación es inevitable, tec..

Mario Draghi y el BCE ya movió ficha en junio, reduciendo los tipos de interés, pero ha vuelto a la carga en septiembre planteando un nuevo” quantitaive easing” para Europa, así como todo tipo de inyecciones de liquidez a los bancos para que “estimulen el crédito”. Al mismo tiempo Draghi advirtió que el solo no puede, que es necesario que los distintos poderes actúen, que además de la política monetaria es necesario poner en práctica un plan de estímulos fiscales y eso si, la continuidad de las “reformas estructurales”. Draghi es consciente que cuando se trata de relanzar la economía ,de favorecer la inversión, la política monetaria se comporta como “si estuviésemos empujando una cuerda”, por utilizar la frase de Keynes de los años 30. Ha puesto en marcha los programa TLTRO, ABC y se apresta a comprar cedulas hipotecarias y posiblemente deuda pública en los mercados secundarios el próximo mes de octubre, pero siempre en medio de grandes reticencias de Alemania, parece ser que también apoyada por Francia. Draghi quería que ellos avalasen estas compras y según las ultimas noticias se han negado.

El Plan de estímulos que contemplaba 300.000 millones en nuevas inversiones, privadas y publicas para los tres próximos años, también llamado Plan Juncker-el nuevo Presidente de la Comisión Europea, y que sirvió para justificar el acuerdo entre los conservadores y los social liberales en el Parlamento Europeo, también está en el alero. Entonces quedo en la ambigüedad como se iba a financiar dicho plan, ahora está claro que Alemania se opone a que ese plan se financie con nueva deuda. Entonces¿ que va a pasar?. Si se aumenta la inversión será a costa de reducir de otras partidas presumiblemente gasto social, sobre todo si se confirma una situación de estancamiento o crecimiento raquítico para los próximos años en la Eurozona. De hecho fruto de esta situación de parálisis de los nuevos estímulos, se ha suprimido la llamada cumbre por el crecimiento y el empleo etc, que se iba a celebrar el próximo mes de octubre.

Así pues la política monetaria se convertirá en dar nuevos balones de oxigeno a los bancos para que no estallen, y significara en todo caso un mantenimiento del crecimiento que se observa en la economía financiera, las bolsas y los mercados de bonos, pero la economía real, seguirá estancada. Draghi no conseguirá estimular significativamente el crédito. Como Marx explicaba la demanda de crédito es un reflejo de la situación en que se encuentra en un momento dado, la demanda de inversión. En otras palabras, no es que la economía no crezca porque no haya crédito disponible. Es al revés. No crece la demanda de crédito porque no hay decisiones de nueva inversión, particularmente en el sector productivo de la economía, debido a la crisis de rentabilidad, a la bajada de la tasa de ganancia. Esto es particularmente cierto para las grandes empresas, que tienen cantidades importantes de tesorería en su seno que o bien dedican a recomprar sus acciones, a especular en los mercados financieros a comprar otras empresas para intentar aumentar los precios, o también a amortizar la deuda astronómica que tienen encima, a cualquier cosa menos la inversión productiva creadora de empleo..Podría ser cierto en todo caso para las pequeñas empresas, pero esta demanda es menos solvente y la banca la filtra muchísimo….Eso si las reformas estructurales, es decir los recortes continuaran e incluso se profundizaran en todos los países, no solo en el sur sino también en Francia y en el norte..Y mucho nos tememos también en Italia, con Renzi, o sin Renzi…Draghi sigue afirmando que la tercera recesión es posible..Llego a afirmar en Milán el pasado 11 de septiembre, en una reunión con empresarios que :”Desde sus máximos en 2008, la inversión empresarial ha caído alrededor de un 20%(…). No veremos una recuperación sostenible hasta que esto cambie”. Dijo también que los datos conocidos durante el verano, es decir en los últimos meses confirmaban el empeoramiento de la situación..Pero el debate también ha alcanzado a Alemania. Schauble, que es el que tiene la llave de la caja ha dicho: No mas deudas. El gobierno de coalición en Alemania se ha comprometido a no generar nuevas deudas hasta 2018. En el presupuesto para 2015 Alemania no contempla la emisión de nueva deuda pública, y así sucesivamente..Esto es la primera vez que sucede desde 1969...Alemania tiene una deuda pública de 1,3 billones de euros, que es de las más altas de la historia de Alemania desde la segunda guerra mundial.., y que en parte se origino en el rescate del sistema financiero alemán durante el año 2008.

Por tanto esta claro quién manda. No vivimos en una Alemania Europea, sino en una Europa Alemana, en otras palabras Alemania es el gran poder imperialista del momento, el máximo beneficiado por la implantación del euro, el mayor acreedor de todo el resto de los países de la zona euro, el país que se plantea volver al militarismo de otras épocas, el país que acaba de decidir armar a los kurdos de Irak, el país que vuelve a poner a la orden del día sus ambiciones imperialistas.. Pero ¿Cómo ha llegado a ser Alemania la potencia dominante, incluso con tanta diferencia con respecto al otro poder imperialista, es decir Francia, e incluso Gran Bretaña?.

EL NACIMIENTO DEL EURO Y LA ARQUITECTURA DE LA UNION ECONOMICA Y MONETARIA.

Los años 90 fueron difíciles para Alemania. La digestión de la “toma” de la Republica Democrática Alemana fue lenta y complicada. La recesión del 92-93 les afecto duramente. Pero a partir de 1999 se produce un despegue importante. Adjuntamos dos cuadros tomados de los estudios de Michael Roberts, economista marxista británico, utilizando la base de datos AMECO.. En ellos se observan dos cosas importantes. En primer lugar se produce un despegue importante en las tasas netas de retorno del capital en Alemania, que llegan a niveles impresionantes en 2008, incluso por encima de los de 1960, y en segundo lugar que la tasa de beneficios en Alemania desde la puesta en marcha de la Unión Monetaria hasta 2007 creció un 17,7%, mientras que disminuyo en Italia, Francia o España.

change-in-rate-of-profit-under-emu-alemania.png

Cuadro extraído de MICHAEL ROBERTS BLOG.

Esta situación de predominio, de mejora de las condiciones de valorización y del proceso de acumulación del capital en Alemania se produjeron fundamentalmente porque desde los primeros años 2000 Alemania ralentiza sus porcentajes de inversión, y al mismo tiempo aumenta drásticamente la tasa de explotación de su clase obrera, a través de las reformas conocidas como Hartz I, II, III y IV, puestas en práctica por el gobierno socialdemócrata de Schroeder, y que son las inspiradoras de las brutales contrarreformas laborales llevadas a cabo por Rajoy en España, por ejemplo. “Tras más de una década en la que el nivel de inversión en Alemania ha estado por debajo de la media europea, esta diferencia está ahora en un 20% menos en comparación con la media de la OCDE”( El País 28 de septiembre de 2014” Alemania pasa revista a sus debilidades”).Las reformas Hartz son la base en la que se inspiran las actuales reformas laborales y la política de recortes en los países del sur, que están reduciendo drásticamente los salarios y los derechos de las clases obreras del sur. De hecho entre el 2000 y el 2003, pero sobre todo desde entonces la tasa de explotación de la clase obrera alemana aumentó exponencialmente. Por tanto es completamente lógico que haya aumentado mucho la tasa de beneficios. Esto ratifica totalmente los que Marx dijo en El Capital, ya que la tasa de beneficios del capital depende en el numerador de la tasa de plusvalía yen el denominador de la composición orgánica de capital. Alemania aumento mucho más el numerador que el denominador, aumento mucho la tasa de plusvalía mientras mantenía constante, o con un leve incremento, la composición orgánica de capital. De hecho Alemania aumento su tasa de beneficios sobre la base de un brutal incremento de la plusvalía absoluta, la que se obtiene en base a la intensificación del trabajo, y la reducción salarial, más que debido a la plusvalía relativa, es decir la que se obtiene de la implantación de las nuevas tecnologías mediante la inversión productiva. Por tanto en la medida en que el numerador aumenta más que el denominador, la tasa de beneficios aumento, ganando fuerza y avanzado mucho más que sus competidores, en particular el capitalismo francés y el italiano, también el español, como demuestra los cuadros a lo que antes nos hemos referido.. Insistimos en que estos datos demuestran una vez más, a través de la verificación empírica, la consistencia de las teorías de Marx, que convierten su libro El Capital, en el más actual y el mejor para entender la crisis que estamos atravesando. Según los cálculos de Michael Roberts “los salarios reales en Alemania están ahora por debajo del nivel de 1999, mientras el PIB real per cápita ha subido casi un 30%” En el citado articulo de El País se dice que , desde el año 2000”los salarios han subido poco y han hecho que dos de cada tres trabajadores tengan hoy unos ingresos reales inferiores a los que tenían en el año 2000, la pobreza ha aumentado hasta hacer que uno de cada cinco niños viva por debajo del nivel de pobreza y la desigualdad es una de las mayores del continente”( El País 28/09/2014).

german-net-return-on-capital--cuadro de retorno del capital en alemania.png

Esta reducción drástica de las inversiones ayudo mucho a los superávits en la balanza comercial, y por tanto al exceso de liquidez que se producía como consecuencia de los mismos. En esta situación, la nueva arquitectura de la zona euro, la unión monetaria, ayudo a la exportación de capitales a los distintos países de Europa, al Estado Español, a Polonia, Italia, Grecia, Hungría, etc. También se produjo un incremento de las inversiones en activos financieros tóxicos en Estados Unidos, que llevaron al desastre a numerosos bancos alemanes, el primer banco con problemas de la zona euro fue un banco alemán en 2008, pero es sabido que la exportación de capitales a países con una composición orgánica de capital más baja de la que tienes en tu país contribuye a aumentar la tasa de beneficios, de hecho esta es una de las bases de la política imperialista que el capitalismo mundial lleva a cabo desde principios del siglo XX. La exportación de capitales y la inversión en activos financieros especulativos contribuyen a luchar contra el descenso en la tasa de beneficios. Además las exportaciones alemanas, en esta situación de reducción de costes del capital y del trabajo mejoraron sustancialmente su competitividad, y de hecho fueron las exportaciones que más crecieron en el mundo junto con las chinas desde el año 2003.

Sin embargo la Gran Recesión de 2007 afectó profundamente la rentabilidad del capital alemán. Según los estudios de Michael Roberts, “la caída de la rentabilidad provocada por la gran recesión fue considerable, y no hay todavía una recuperación significativa. La rentabilidad está por debajo del nivel de 2005” ( Recuérdese que según el cuadro adjunto la tasa neta de retorno del capital siguió creciendo entre 2005 y 2008 a tasas muy significativas..).Entre 2005 y 2008 el desempleo cayó del 11% al 7,5%, parece ser que en algún momento llego a bajar hasta el 5,5% y se mantiene hoy en el entorno del 6,8%, muy por debajo de las cifras anteriores a 2005.En otras palabas que a una mejora en el proceso de acumulación de capital por el incremento de plusvalía en un lado, le corresponde en el otro una reducción del Ejercito de Reserva de los desempleados. Lo contrario también es cierto.. Sin embargo si están aumentando los mini jobs, los midi jobs, etc ,es decir todo tipo de contratación precaria y a tiempo parcial. Además se han recortado las rentas de los pensionistas, muchos de los cuales se ven obligados a buscar algún trabajo complementario después de la jubilación, además de haberse retrasado la edad de jubilación..Por tanto Alemania se ha convertido en la potencia dominante por medio de un brutal aumento de la tasa de explotación de su clase obrera, asi como a través de la exportación de capitales a otros países del sur con composición orgánica de capital más baja, lo que hizo posible un importante trasvase de plusvalía desde dichos países a Alemania, que sirvió para mejorar el proceso de acumulación de capital en la “metrópoli”, y contrarrestar por tanto durante un tiempo la tendencia descendente de la tasa de beneficios. Alemania gana . Seria mejor decir el gran capital alemán gana, su clase obrera pierde, y los países del sur también pierden..Ahora sumidos en montañas de deudas a los bancos alemanes, entre otros, que la Sra. Merkel se cuidara mucho de que sean pagadas, como uno de sus principales objetivos políticos.

Sin embargo este proceso no está exento de contradicciones, algunas de ellas muy poderosas. En el plano político la gran mayoría de los capitalistas alemanes siguen apostando por el euro, conscientes de lo bien que les ha ido bajo esta moneda, pero al mismo tiempo, a medida que la crisis se desarrolla, y no se atisba luz al final del túnel, y por tanto a medida que Alemania tiene que poner más dinero para pagar la factura de los rescates del sur, bien sea vía prestamos o vía los riesgos que adquiere en el balance del BCE, como demuestran las estadísticas del mecanismo de compensación de pagos Target 2, en el que Alemania es un acreedor destacado. Esto motiva por ejemplo el surgimiento de ese partido llamado “Alternativa por Alemania”, claramente euroescéptico, integrado por profesionales de la pequeña burguesía y al que pertenece también el conocido economista Hans-Werner Sinn, que en definitiva vienen a decir que “antes nos fue muy bien”, pero ahora el precio a pagar “puede ser muy alto”, por tanto regresemos al marco…. Este partido está creciendo, consiguió parlamentarios en la Elecciones Europeas, y avanza en todas las elecciones parciales, particularmente en los Lands ricos. Pero además hay otra contradicción, también consistente con los análisis de Marx, quién explico que el incremento de la plusvalía no se puede basar indefinidamente en la obtención de plusvalía absoluta, llega un momento en que este camino se agota y es necesario pasar al incremento de la inversión productiva que aumenta la productividad, sobre la base del incremento de la extracción de la plusvalía relativa aunque a un mayor coste de capital. Él parón económico del segundo trimestre junto con los debates que hay sobre el crecimiento y el empleo en toda la eurozona y las presiones a Alemania para que reactive su demanda interna, fundamentalmente de inversión, han reabierto la polémica. Bruselas acaba de dar a la luz unos datos que dicen que “la inversión pública neta es negativa en Alemania desde 2003, también la privada. Alemania está a la cola de la UE, junto a los países más castigados, como España.”( El País, artículo titulado “Berlín desoye a los organismos internacionales”( El País 28/09/2014). ¡Vaya comparación! En España la inversión privada disminuyo un 53,7% desde el primer trimestre de 2008 hasta finales del 2013, y la pública ha retrocedido a niveles de 1984…!.Por tanto vienen a decir tanto Marcel Fratszcher, líder del Instituto Alemán de Investigación económica y asesor del Ministro socialdemócrata Sigmar Gabriel, número dos del ejecutivo de coalición conservador-socialdemócrata, y el conservador Hans-Werner Sinn, que coinciden en que “la economía alemana tiene debilidades, como su excesiva dependencia del exterior y exportar demasiado capital en lugar de invertir en casa”. Fratzcher dice que esto es necesario si “se quiere garantizar el bienestar para los próximos 20 años” ( quiere decir…si se quieren garantizar los beneficios de los capitalistas para los próximos veinte años…un pequeño eufemismo…).Pero a las posturas del Socialdemócrata Sigmar Gabriel, posiblemente más receptivo a las presiones de sus correligionarios socialdemócratas europeos, ha respondido tajantemente Wolfang Schaubble: “Las acusaciones de que no invertimos lo suficiente caen en el vacio”. En el fondo esta la pregunta: si incrementamos la inversión pública e incentivamos la inversión privada con subsidios públicos o rebaja de impuestos, ¿de donde saldrá el dinero?. ¿De mas deuda?. Schaubble esta radicalmente en contra y la Sra. Merkel también. Tienen un compromiso firmado de que el gobierno de coalición no aumentara la deuda hasta 2018. Luego ¿Qué hacer?. Otra economista del ZEW, dice: “Es cierto que Alemania necesita más inversión pero no mas deudas”. Luego hay que reducir oros gastos si se aumenta la inversión. ¿Cuáles?. Sin duda aquellos que benefician a los trabajadores y a los jubilados, los pobres y los más desfavorecidos. Pero eso tiene otro problema. ¿Hasta cuando la poderosa clase obrera alemana permanecerá relativamente pacifica?. Entre 2000-2003, con las contrarreformas Hartz provocaron la división en el SPD-Lafontaine se enfrento a Gehrard Schroeder, y se escindió con un grupo de sindicalistas para formar La izquierda, Die LInke, partido que tiene un 8,5% de los votos actualmente, y ahora, si el capitalismo alemán decide dar una nueva vuelta de tuerca puede encontrarse en un momento determinado con una fuerte respuesta de la clase obrera. En 2003, su movilización fue muy reducida y claramente insuficiente para parar los drásticos ataques a sus condiciones de vida. Pero esto no va a ser siempre así. En un momento dado se transformara en su contrario, y los estrategas del capitalismo alemán se verán obligados a retroceder.

Por tano, de momento, las actuaciones de Draghi, con su política monetaria, su” Quantitative Easing”, su ABC, y sus descensos en la tasa de interés, ayudaran a los bancos a mantenerse en un estado catatónico similar a los zombis, pero no tendrán un gran efecto en el incremento del crédito y la mejora de la inversión en la economía real, también pueden tener repercusiones en los mercados financieros en el sentido de elevar los precios de las acciones y crear situaciones que tienen algún parecido con las viejas burbujas que explosionaron con los efectos de todos conocidos. Los estímulos de política fiscal serán nulos o muy pequeños, y lo que si continuara, e incluso se profundizara, serán las “reformas estructurales”, es decir nuevos episodios de recortes y mas políticas de austeridad.

Es posible que tengamos una nueva recaída en la recesión en la Zona euro, o bien que tengamos una situación de estancamiento con tasas de crecimiento del 1%, insuficientes para crear empleo y reducir deudas, una situación muy parecida a la enfermedad japonesa, de deflación que se prolongue en el tiempo. Ciertamente como también ha dicho Marx, “no hay crisis permanentes”. Pero los problemas no afectan solo a Europa, también a Japón, cuya tasa de crecimiento para 2014 se espera que sea del 0,9%,a pesar de la puesta en práctica de las nuevas políticas calificadas como “ABenomics”, que no se diferencian mucho de las propuestas en Europa y a los Estados Unidos, cuya recuperación es mejor que la europea pero a pesar de todo “es decepcionante”, como ha dicho en Estocolmo el número dos de la Reserva Federal Americana, y se espera que crezca un 2,1% en este año. Junto con el descenso relativo de las tasas de crecimiento en los emergentes, hacen que sea plausible situar un escenario mundial de una nueva recesión, probablemente más profunda que la gran recesión de 2008-9. Por tanto no hay crisis permanentes, pero como también explico Marx, para salir de la crisis hace falta una importante destrucción-desvalorización-de capital fijo, es decir planta y equipo, y si no la desaparición al menos una importante reducción del capital ficticio representado por las deudas y los famosos derivados o armas de destrucción masiva. Pero todo parece indicar que ambos procesos están todavía totalmente inacabados y por tanto es posible que nos encontremos con el escenario de una nueva y más profunda recesión mundial dentro de dos o tres años, o quizás antes, algo muy difícil de predecir, que continúe la tarea de la desvalorización del capital necesaria para recuperar de manera suficiente la tasa de beneficios.. Pero esa Espada de Damocles, esa amenaza de una nueva recesión, sigue estando presente en la economía mundial. En ese escenario no es posible descartar que la zona Euro se rompa, y el euro desaparezca, un escenario en el que se incrementarían las contradicciones entre los países acreedores y los países deudores, incluso en el seno de estos países. Sin embargo no es la única posibilidad, y dependerá de circunstancias difíciles de predecir con anterioridad.

Incluso aunque Europa se decidiese al final por una política de estímulos fiscales, cosa muy poco probable, eso no necesariamente tendría que contribuir a la recuperación de la tasa de beneficios que podría dar lugar a un nuevo ciclo de mas inversión, mas empleo, mas crecimiento y por tanto más renta disponible y mas consumo. Contrariamente a lo que piensan los economistas neokeynesianos, los multiplicadores no funcionan tal como ellos piensan. Esto ha sido objetado por toda una serie de economistas marxistas, uno de ellos Michael Roberts, que explican claramente que “aumentar el consumo o fomentar la inversión, a través del incremento del gasto fiscal, en una economía capitalista, no es garantía de que esto produzca una etapa de recuperación económica.”. “Al contrario, incrementar el gasto fiscal en una depresión puede llevar a reducir todavía más las tasas de rentabilidad y por tanto profundizar la recesión.”. Incluso vemos también que aunque se recuperen las tasas de rentabilidad en general, en el caso de muchas empresas estas no dedican los beneficios así obtenidos a la nueva inversión productiva, sino que por el contrario los atesoran o bien los invierten en operaciones especulativas, por ejemplo la recompra de sus propias acciones, que contribuyen a subir el precio de las mismas, y a incrementar el capital ficticio, pero de poco sirven para fomentar una recuperación económica basada en nueva inversión productiva, creadora de empleo.

Por tanto la perspectiva a que se enfrentan los trabajadores y la mayoría de la población no solo en la zona euro, sino en la gran mayoría de los países industrializados, es la continuación de las políticas de austeridad y recortes que reducen su salario y socaban su bienestar, aumentan las desigualdades y crean bolsas sangrantes de pobreza en los sectores más desfavorecidos y oprimidos.

ENTONCES, ¿QUE ALTERNATIVA?

En los últimos tiempos lo que observamos es que desde la izquierda, o más bien desde la llamada izquierda, los social liberales presentan reparos no tanto a la política de austeridad como a la forma de aplicarla. Así plantean, tanto en Francia como en España o Italia la necesidad por un lado de que aquellos países que tengan margen aumenten su demanda interna(acabamos de analizarlo en relación con Alemania…), y aquellos que no lo tienen reciban más tiempo para cumplir con sus objetivos de déficit, sin que ello sea un obstáculo para que continúen con sus “reformas estructurales”, es decir más recortes, menos salarios y más austeridad.

En general los integrantes del Partido de la Izquierda Europea, al que pertenece Syriza en Grecia, el Bloco en Portugal,o Izquierda Unida y Podemos en España lo que plantean es la necesidad de reformar la arquitectura del Euro. Plantean la necesidad de cambiar las funciones del BCE para que preste directamente a los estados y no solo a los bancos, para que compre deuda pública en el mercado primario ,no solo en el mercado secundario, plantean la necesidad de los Eurobonos, es decir mutualizar la deuda pública, con el fin de evitar las diferencias en los costes de la financiación que ahora se produce entre los estados del sur y la propia Alemania y los Estados del norte por otro lado , que tienen acceso a una financiación tremendamente barata. Se dice que Alemania se ahorro más de 9000 millones de euros en el coste de su deuda pública solo en un año. También se pone el énfasis en la necesidad de un presupuesto serio en la UE, de más de un 20% del PIB, no como ahora que apenas representa un 1-2%, para posibilitar vía presupuesto una redistribución de la riqueza con el fin de enviar a los estados del sur grandes cantidades de dinero que sirviesen para estimular sus economías, en otras palabras a través de la redistribución, lograr una mayor cohesión entre el norte y el sur, entre los países acreedores y los deudores, para garantizar así el futuro de la Unión Europea. Es decir apelan a la solidaridad y a la redistribución de la riqueza en el marco del capitalismo… Sin duda alguna estas reformas, de llevarse a cabo, mejorarían, aunque fuese parcial y temporalmente la situación de los países del sur, aunque no resolverían los problemas de fondo. Probablemente ganaríamos tiempo, pero nada más. De cualquier manera nuestra principal critica a todas estas reformas, es que nos parecen casi imposibles bajo el capitalismo. Reducirían drásticamente la tasa de beneficios del gran capital financiero internacional, y particularmente en los países dominantes sobre todo Alemania pero también Francia y otros. Por tanto pensamos que es una utopía pensar que dichas reformas se pueden poner en práctica en el marco del sistema capitalista-imperialista actual. Quizás existe una posibilidad teórica de que esas reformas o parte de ellas, se podrían arrancar si hubiese un rebrote fuerte y profundo de la lucha de clase internacionalmente, incluida la propia Alemania. En esas circunstancias los capitalistas podrían hacer algún tipo de concesiones ante el riesgo de perderlo todo, de que las cosas vayan mas allá. Tiene que quedar claro que la diferencia entre los revolucionarios y los reformistas no es que nosotros estemos en contra de las reformas, y ellos a favor, sino que nosotros pensamos que en esta situación de depresión del sistema capitalista las reformas solo se consiguen mediante la lucha unida y firme de los trabajadores de toda la Unión Europea, por una alternativa socialista superadora del marco en crisis del sistema capitalista. En otras palabras que esas reformas serian algo así como un producto indirecto de luchas de clases mas ambiciosas que nos impulsasen en el camino de la lucha por el socialismo.

Aunque no consideremos que las políticas de austeridad sean irracionales sino que por el contrario responden a la lógica implacable de un capitalismo profundamente enfermo, que trata de recuperar su tasa de beneficios a costa de los trabajadores y su nivel de vida, lo que si consideramos es que no puede haber ninguna salida progresista a la crisis que no pase por la puesta en tela de juicio del propio sistema capitalista en su conjunto. No puede haber una salida progresista a la crisis sobre la base de las ideas neokeynesianas, o las políticas de estimulo basadas en la emisión de una mayor deuda. La deuda si importa. No se trata de que el sistema presente simplemente pequeños defectos particularmente en su esfera financiera como piensan los neokeynesianos sino que la crisis actual es la crisis de la producción capitalista, impulsada por el descenso dramático de las tasas de beneficio y al final, de la caída de la masa de beneficio, que desata en ultima instancia recesiones profundas como vimos en el 2007. Esta crisis hunde sus raíces en el funcionamiento del sistema y en la agudización de sus contradicciones internas, regidas por leyes inexorables tal como Marx explico. Por tanto la superación de la crisis en beneficio de los trabajadores y de las mayoria de la población en España y en toda la Unión Europea exige la abolición de la propiedad privada de los medios de producción y la planificación económica de las fuerzas productivas.

También desde fuerzas de izquierda, por ejemplo los Partidos Comunistas en Portugal y en Grecia, parece que también por parte de Die Linke ( La izquierda) en Alemania se plantea la salida del euro. Además numerosos economistas, algunos desde posiciones marxistas como Costas Lapavitsas en Grecia o Pedro Montes en el Estado Español, han planteado la salida del euro como una alternativa a la política de austeridad. Algo así reflejaba en su libro en Portugal el Economista keynesiano Freitas do Amaral.

Sin embargo a nosotros una salida de este tipo, es decir volver a las antiguas monedas nacionales, sobre la base del sistema capitalista y con los distintos sectores del capital financiero nacional e internacional en el poder nos parece una salida en falso. Realmente creemos que sería tanto como saltar de la sartén al fuego. Probablemente habría sectores del capital financiero que podrían salir beneficiados, pero para los trabajadores y la mayoría de la población de estos países del sur, de capitalismo débil, seria pasar del infierno de la austeridad al infierno de la pérdida del poder adquisitivo, de la perdida de renta, debido a las profundas devaluaciones monetarias.

En su día estuvimos contra la implantación del euro, porque considerábamos que la implantación de la Unión Económica y Monetaria solo podría beneficiar al gran capital financiero y en particular a los países imperialistas de Alemania, quizás Francia. Pero en estos momentos por ejemplo si el estado Español sale del euro y vuelve a la peseta, se produciría una importante devaluación de la moneda, probablemente más de un 50%, eso produciría un incremento importante de la inflación y de esta manera un socavamiento de las rentas salariales y de todos los perceptores de rentas fijas. El gran capital seguiría intentando echar el peso de la crisis sobre nuestras espaldas, la crisis capitalista no desaparecería ni se evaporaría. Debemos recalcar que la crisis del euro, o de la deuda soberana no es más una manifestación de la crisis capitalista mundial, en unas condiciones concretas y peculiares como son las de la Unión Europea. Al día siguiente cuando nuestra balanza de pagos experimentase déficits crecientes, tendríamos que acudir una vez más al FMI para financiarlos..y por tanto nuestra dependencia de los poderes imperialistas no solo no disminuiría sino que incluso se acrecentaría. Si hoy el capitalismo español esta de rodillas ante sus acreedores, y no puede experimentar ninguna mejora, sin ayuda externa, eso mismo seguiría pasando mañana, fuera del euro, y con la vieja peseta como referencia.

Además la deuda externa-no olvidemos que el Estado Español es después de Estados Unidos, el segundo país más endeudado con el exterior-, se doblaría por los efectos de la devaluación, con lo cual se juntaría por un lado la reducción de nuestras rentas fruto de la devaluación y la inflación que la acompañaría, y el incremento probablemente al doble de las deudas de las familias. Significaría una importante pérdida de nuestro poder adquisitivo.

Se han puesto los ejemplos de Islandia, que devaluó su moneda pero realmente lo que no se dice es que los trabajadores islandeses, sometidos a ese tipo de políticas basadas en la devaluación, han experimentado-sus rentas salariales-una disminución tan importante como en España o en Portugal, en lo que respecta a su participación en el PIB.

Quizás los que mejor lo pueden ratificar son los trabajadores argentinos, ya que según determinados cálculos el año siguiente a la devaluación que siguió al abandono de su “ currency board” con el dólar americano, perdieron más de una tercera parte de su poder adquisitivo. Por tanto, tal como decía Trotsky en el Programa de Transición, “ni la inflación monetaria ni la estabilización pueden servir de consigna al proletariado, porque no son sino dos extremos de un mismo hilo”. Salir del euro, desde el punto de vista de los intereses de los trabajadores y de la mayoría de la población es por tanto seguir abrasándose pero eso si bajo otro tipo de fuego…

POR UNA ALTERNATIVA SOCIALISTA

La contradicción más importante que podemos observar en estos momentos se da entre un capitalismo en crisis profunda, que genera a cada paso más contradicciones-tanto dentro de los países-por ejemplo el resurgir de la cuestión nacional en Catalunya y en Escocia-así como enfrentamientos importantes en otros países como en ucrania, o guerras desintegradoras como en Siria, o el resurgir de la guerra en Irak, con el surgimiento del llamado Estado Islámico, una fuerza que aunque surge como contestación a la invasión imperialista americana, es en si misma la más absoluta personificación de la barbarie, o la desintegración de países enteros como Libia, o los desastres en Afganistán, en Yemen o en Sudan, por poner algunos ejemplos. No sabemos qué futuro nos depararan los enfrentamientos en el mar del Sur de la China entre Japón y China, ni las continuas refriegas entre la India y Pakistán, etc.. todo parece indicar que tanto chinos como americanos intentan a toda costa reforzar o ganarse el apoyo de un país como la India, decisivo para las batallas que se avecinan en Asia.

Por otro lado aunque en estos últimos años hemos asistido al despertar de las masas en la primavera Árabe, o los movimientos de jóvenes y clases medias en distintos estados, todo parece indicar que la crisis económica ha tenido el efecto de conseguir cierta paralización del movimiento obrero. Abandonado por sus organizaciones tradicionales, políticas y sindicales, que lejos de defender los derechos de los trabajadores, sus salarios y sus puestos de trabajo, se dedican a mercadear con los mismos, no han podido llevar a cabo luchas de masas que hubiesen sido capaces de parar la ofensiva capitalista en ningún país, al menos en ningún país Europeo.

Sin embargo en los últimos años se observa una mayor participación en la política, mayor discusión, mayor receptividad a las ideas anticapitalistas. Y sin duda alguna esto, con todas las contradicciones que se quieran, y con el surgimiento sin duda de nuevos obstáculos, ira avanzando en el próximo periodo. Los cambios de recesión a recuperación etc, la longitud de la crisis creara condiciones favorables para el avance en la conciencia de la clase obrera, que podría ser capaz de arrastrar tras ella a la gran mayoría de la población. Hoy el éxito en un país de la Unión europea, es decir el triunfo de la revolución Socialista en uno de estos países, sin duda se extendería como la pólvora al resto de los países del Euro y tendría una enorme influencia en todo el mundo. Pero lograr este objetivo exige construir un partido revolucionario de masas, un partido que parta de las tradiciones de octubre. Sabemos que tal como decía Trotsky el pensamiento revolucionario es lo más alejado de la idolatría, sino que está constantemente sujeto a la prueba de la práctica, pero a pesar de todo esto aquellas lecciones representan para nosotros hoy las mejores tradiciones del movimiento obrero en toda su historia.

Por tanto es necesario plantear ante los trabajadores, ante los sectores populares, un Programa que parte de las más elementales reivindicaciones e incluya la necesidad de la nacionalización de los bancos y las grandes empresas bajo control obrero y con indemnización solo a los pequeños accionistas. Un gobierno que tuviese en sus manos tales palancas, podría plantear planes para la creación de empleo y la mejora de las condiciones sociales. Condiciones que solo se podrían consolidar en la medida en que al final del camino sustituyamos la actual Europa del gran capital, la Europa imperialista dominada por el gran capital alemán, por la Europa de los pueblos, la Europa socialista, la Europa que reconoce el derecho de autodeterminación de los pueblos y es capaz de avanzar hacia la satisfacción de las necesidades sociales sobre la base de la integración voluntaria en una federación Socialista Europea de los pueblos, las regiones y las nacionalidades.

Madrid, 30 de septiembre de 2014.

Luis Agustin Osorio Moure

Economista marxista, Activista político.

A DONDE VA LA UNION EUROPEA? Página


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

¿A donde va la union europea? iconLa “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home”...

¿A donde va la union europea? iconLa unión europea es una organización supraestatal formada por estados...

¿A donde va la union europea? iconResumen el texto propone una reflexión sobre la viabilidad y las...

¿A donde va la union europea? iconEconomía de la Unión Europea

¿A donde va la union europea? iconLa construcción de la unión europea

¿A donde va la union europea? iconTema 2: España en Europa y en el mundo: España en la Unión Europea....

¿A donde va la union europea? iconTema 12: europa y la unión europea

¿A donde va la union europea? iconE unión Europea: Nuevas preocupaciones

¿A donde va la union europea? iconTema 2 España en la Unión Europea

¿A donde va la union europea? iconTema 2: historia de la unión europea




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com