Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo.






descargar 82.2 Kb.
títuloResumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo.
página1/2
fecha de publicación13.07.2015
tamaño82.2 Kb.
tipoResumen
e.exam-10.com > Economía > Resumen
  1   2



COMO CONSTRUIR UN NUEVO MODELO DE DESARROLLO PARA LA COOPERACIÓN SUR-SUR Y EL CASO DEL ECUADOR1

François HOUTART, Instituto de Altos Estudios Nacionales, Quito, Ecuador.

houtart@hotmail.com




HOW TO BUILD A NEW DEVELOPMENTAL MODEL FOR THE SOUTH-TO-SOUTH COOPERATION AND THE ECUATORIAN CASE.
Resumen: Con el desarrollo de los BRICS, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. De hecho este grupo de países se desarrollan al interior según el esquema capitalista y establecen con sus periferias, relaciones similares a los vínculos Norte-Sur existentes. El Ecuador, uno de los pocos países del Sur que adopto medidas pos-neo-liberales, no ha podido cambiar su modelo de acumulación y no es pos-capitalista. Varios factores intervienen para explicar eso: la fuerza del sistema  y en particular del capital monopolístico (multinacionales); concepciones modernizantes (desarrolistas) de los dirigentes políticos, apoyo popular. Sin embargo, parece posible  poner en práctica un nuevo paradigma de desarrollo de la humanidad en el planeta (el Bien Común de la Humanidad) concretizado en un nuevo enfoque de los fundamentos de toda sociedad en la tierra: relaciones de respeto con la naturaleza, producción material de la vida basado sobre el valor de uso, organización colectiva social y política con procesos democráticos y multi y interculturalidad.
Palabras clave: BRICS, desarrollo, naturaleza, neo-liberalismo, Bien Común de la Humanidad

Abstract: With the development of the BRICS, South-South relationships may create a multipolar world, but they do not change the collective mode of development. In fact, this group of countries have an internal mode of development which is capitalist and their relationships with their periferies is very similar to existing Noth-South ones.  Ecuador, one of the few Southern countries having adopted postneoliberal measures, has not been able to transform its mode of accumulation and is not post-capitalist. Various factors may explain this situation: the strenght of the sistem and in particular of monopolistic capital (trasnational enterprises); modernizing conceptions of the political leaders (developmentalism), popular support. However, it seems possible to apply a new paradigme of human development on the planet (Common Good of Humanity), concretized in a new appraoch of the fundaments of any society on earth: respectful relationships with nature, production of the material base of life based on use values, organization of social and political collective life with democratic processes and multi and inter-culturality.
Keywords: BRICS, development, nature, neoliberalism, Common Good of Humanity
I. Introducción

En su documento de conclusión, el seminario del Foro Mundial de Alternativas (FMA) preparatorio al coloquio de Argelia (septiembre de 2013), que tuvo lugar en Quito en marzo de 2012, partió de la constatación de que después de la conferencia de Bandung, que reunió a los pueblos recientemente descolonizados de Asia y de África, la hegemonía del Norte, como centro de acumulación capitalista, se había acentuado. Se notaba también que el sistema económico dominante estaba entrando en una crisis estructural profunda, pero que el modelo de desarrollo del Sur continuaba pareciéndose al del Norte, aún si ciertos discursos se revestían de acentos diferentes. De ahí surgió un interrogante fundamental: cómo orientar una colaboración Sur-Sur que permita una ruptura real con un Norte guiado principalmente por la lógica del mercado y que hace del valor de cambio el único fundamento de los intercambios Norte-Sur.

Para responder a esta pregunta, trataremos en primer lugar la evolución reciente de los países emergentes (los llamados BRICS) y su manera de realizar su desarrollo, mostrando también algunos ejemplos de otros países del Sur. Abordaremos el caso del Ecuador, como ejemplo pos-neoliberal de desarrollo, pero no pos-capitalista. A continuación se presentara la parte consagrada a las alternativas al capitalismo y a sus incidencias en la colaboración Sur-Sur.
II. Los BRICS y los países del Sur: esfuerzos de desconexión, pero reproducción del modelo dominante
Dimensiones de los BRICS y su integración en el "sistema-mundo"

Los cinco países llamados "emergentes", es decir, China, India, Rusia, Brasil y África del Sur, forman un bloque importante a escala mundial. Su peso demográfico alcanza a tres mil milones de personas, siendo el 42% de la población mundial y su PIB representaba en 2010 algo más de 14.000 millones de dólares, o el 18,5% del PIB mundial. Su reserva de divisa es estimada en 5.000 miles de millones de dólares, de los cuales 3.200 miles de millones corresponden solamente a China (Chems Edin Chitar, 2012). Esta categoría de emergentes es sin embargo, muy arbitraria, aun si ella se traduce en contactos regulares entre los dirigentes de los países citados para determinar ciertas políticas comunes. No incluye en este grupo a países como México, Argentina, Nigeria, Indonesia y Corea del Sur. Se obtendrían cifras aún más impresionantes sobre el peso de estas naciones a escala mundial. Sin embargo, aún con esta limitación, se puede hablar de un nuevo motor potencial de la economía, que comienza desde el Sur.

Pese a su peso, todos estos países, y en particular los BRICS, están firmemente apuntalados en la economía capitalista dominante (Jorge Beinstein, 2012). Basta con citar algunos datos. Sus reservas monetarias están todavía constituidas mayoritariamente por el dólar, hasta el punto de poseer una parte importante de la deuda exterior de los Estados Unidos y por tanto, de contribuir indirectamente a mantener el sistema. La "reprimarizacion" de continentes tales como África y América Latina, cada vez más productores de materias primas y de productos agrícolas, ubica a estos últimos en una posición de debilidad en la división internacional del trabajo, aun si la coyuntura de los precios les han sido favorables en el curso de los últimos 15 años. La liberación del comercio ha reforzado el fenómeno de las ventajas comparativas, que por una parte beneficia a los numerosos países del sur que sobreexplotan su mano de obra y que son poco respetuosos del medio ambiente; pero de otra parte, esta liberalización permite también a los países del norte des-localizar su producción para responder a la baja de ganancia del capital productivo interno, e inundar los países del sur con sus excedentes agrícolas en detrimento de los agricultores locales.

En el plano financiero, la dependencia es también evidente. Así, la política de la reserva federal americana que tiene como objetivo aumentar las tasas de interés a largo plazo, ha tenido por efecto, entre enero y agosto de 2012, una disminución del valor de la moneda de diversos países emergentes: África del Sur, -20%; India, -17.2%; Brasil, -17.4%; Rusia, -8.4% (Audry Tonnelier, 2013). Solamente la China con su enorme capacidad productiva y la importancia de sus importaciones, ha logrado resistir mejor este fenómeno. Sin embargo, este país ha aumentado su participación en los bonos del tesoro de los Estados Unidos, es decir como poseedor de la deuda americana, pasando de 1.268 miles de millones de dólares en agosto de 2013 a 1.293 miles de millones de dólares en septiembre del mismo año, es decir el 27.8% del total de la participación extranjera (Tesoro de los EstDOS Unidos, 2013).

Hoy, cuando se habla de los países emergentes, y aún más cuando se habla del conjunto de los países del sur, es importante tener en cuenta su profunda integración en la economía mundial capitalista y el débil margen de maniobra del que disponen para formar un polo autónomo de desarrollo. Sin embargo, la crisis actual y su carácter estructural crean condiciones nuevas que se deben aprovechar.

Los BRICS han puesto en funcionamiento un mecanismo de desconexión financiera. Se trata del "Contingente de Reservas" (CRA), constituido por 41.000 millones de dólares aportados por China, 18 por India, 18 por Brasil y 5 por África del Sur. Frente a los 5.000 miles de millones de divisas de los que disponen, las cifras anteriores son evidentemente irrisorias, pero el monto podría aumentar. El proyecto es crear un banco de los BRICS para administrar estos fondos.

Los acuerdos de Chien Mai (Tailandia) que reúnen Japón, Corea del Sur, China y 10 países de la ASEAN, es más antiguo y ha permitido la creación de un fondo de 240.000 millones de dólares. Debemos también señalar al grupo de Shanghái, en el cual participa también Rusia y que se enfoca en los intercambios monetarios en las monedas respectivas.

En América Latina se han realizado esfuerzos similares, como el Mercosur entre Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela. Esto a pesar de que los intereses políticos y económicos divergentes han impedido un rápido arranque. Sin embargo, el Banco del Sur ha sido establecido entre estos países, abierto a otros en el continente. Una moneda de intercambio ha sido creada, el sucre, permitiendo a las transacciones escapar del dólar, pero por ahora no se trata sino de intercambios anuales de algunos miles de millones de dólares.

Todo esto se inscribe en una lógica de relativa autonomía con relación a la moneda americana, como lo había recomendado la comisión Stiglitz, en 2009, que planteó que en el marco del Fondo Monetario Internacional, los países del sur pudieran acceder más a menudo a los derechos de tiraje especial. Pero evidentemente estamos aún lejos de una gran transformación que permitiría al Sur liberarse del dominio del capital monopólico.
Un modelo de crecimiento de tipo capitalista.
Hace cerca de 150 años, Marx había ya indicado que el capitalismo era el sistema económico más eficaz que la humanidad había inventado para producir bienes y servicios, pero también indicó a qué precio: la destrucción de las bases mismas de su propia riqueza, la naturaleza y el trabajo. A corto plazo, en efecto, la lógica del mercado es la vía más corta para el crecimiento económico y es esta la orientación de base que han adoptado los países emergentes y la gran mayoría de países del Sur. Es esto lo que podemos constatar tanto en el modelo de crecimiento como en el olvido de las externalidades (a mediano y largo plazo) y en la relación que se establece entre los BRICS y sus periferias.
El modelo de desarrollo
Con la reforma de Den Xiao Ping en China, es decir con la apertura de los mercados, China ha conocido un crecimiento espectacular. Sin embargo no hay que olvidar que eso fue preparado por la eliminación de la miseria extrema y el establecimiento, no sin dificultades, de una "pobreza con dignidad", asegurando a la mayoría un acceso a los bienes esenciales. Sobre esta base, la adopción de mecanismos de mercado iba a crear rápidamente el crecimiento. Existe hoy en día una controversia dentro de la sociedad china con respecto a los efectos medioambientales y sociales a largo plazo de este modelo, pero en el corto plazo existe unanimidad para seguir con él. La influencia de Shou Xiao Chuang, el actual gobernador del Banco Popular de China (Banco Central) está creciendo y él impulsa el aumento del número de bancos privados y una mayor apertura a los capitales extranjeros (The Wall Street Journal, 06.11.13). En esta perspectiva y como un ejemplo, el 70% de la producción de aceite y el 80% de su tratamiento están en las manos de 5 multinacionales:Archer Dawns, Millard, Bunge, Cargill, Louis Dreyfus-Wilmas (China Daily, 23.08.10). En el Vietnam, guardando la proporción, el Doi Moi (Renovación), tuvo los mismos efectos.

En Brasil, la política del presidente Lula continuada por Dilma Roussef, fue por una parte la adopción de la lógica capitalista para acelerar el crecimiento y por otra la redistribución de una parte (bastante modesta) del excedente de la ganancia a través de políticas sociales de carácter asistencialista que, ciertamente, hicieron salir de la miseria a millones de personas, pero sin afectar de manera contundente la importancia de las distancias sociales.

En la India, el gobernador del Banco Central, nombrado a mediados de 2013, es un ex-alumno del MIT, fue economista en jefe del Fondo Monetario Internacional y profesor de la facultad de economía de la Universidad de Chicago. No se puede esperar de ninguna manera, que él rechace la lógica de desarrollo económico impulsada por estas instituciones de pensamiento y poder.

Se debe mencionar, además de estos datos, que los BRICS han entregado una contribución de 75.000 millones de dólares al FMI, reforzando así su condición de referencia, es decir su cuota de votos (Jayasathi Ghosh, 2013). De otro lado, en una perspectiva histórica un poco más larga, se debe constatar que en el Sur prácticamente todos los partidos políticos de orientación socialista o marxista que han llegado al poder en el curso de los últimos años (después de Bandung) y todos los movimientos de liberación nacional, han pasado al neoliberalismo o han adoptado políticas pos-neoliberales pero no pos-capitalistas. Es el caso en África de gobiernos provenientes de los movimientos de liberación de orientación marxista como en Angola o Mozambique, África del Sur, Guinea, Guinea Bissau, Cabo Verde. En Asia, se puede citar Indonesia, Sri Lanka, Laos, Camboya, sin olvidar China y Vietnam de quienes ya hemos hablado. En el Medio Oriente, fue el caso, por ejemplo, de países dirigidos por partidos BASS (Irak, Siria). En América Latina, Uruguay, Brasil, Nicaragua, El Salvador, Ecuador, Bolivia, pasan por procesos similares.

En conclusión, no hay otra visión de desarrollo de las fuerzas productivas que la capitalista, en virtud de su eficacia a corto plazo y en la perspectiva de un progreso lineal en un planeta inagotable (visión de la modernidad). Ciertamente la lucha contra la pobreza ha sido asumida por la mayor parte de los gobiernos y las Naciones Unidas (los Objetivos del Milenio para el 2015), sea en una perspectiva humanista por los regímenes de tipo social demócrata, sea para ampliar la base del mercado en los países neoliberales.
El olvido de las externalidades.
Una característica de la lógica del capitalismo es el olvido de las externalidades, es decir, en particular las consecuencias ecológicas y sociales. En efecto estos últimos no son pagados por el mercado sino por las personas y las sociedades. Estos daños no son tomados en cuenta sino cuando afectan a la tasa de ganancia y por consiguiente a la capacidad de acumulación. Es el caso de la “economía verde” recientemente promovida para frenar la destrucción de los ecosistemas, o las medidas sociales acordadas por miedo a no disponer de la mano de obra necesaria y que rápidamente son retiradas en caso de sobreoferta. En el plano de la relación con la naturaleza, Marx había señalado el desequilibrio creciente del metabolismo (intercambio de materia) entre la naturaleza y el género humano, que según él desembocaría en situaciones graves. Explicaba el fenómeno por la diferencia entre el ritmo de producción del capital y el de la naturaleza, este último es más lento, y estimaba que solamente el socialismo podía reconstruir este equilibrio. Pero las sociedades socialistas (URSS, China), no adoptaron esta posición, destruyendo la naturaleza al mismo ritmo que las sociedades capitalistas. No es sino recientemente que los pensadores marxistas han recuperado el concepto de Marx en la línea de desarrollar un eco-socialismo. La modernidad llevada por la lógica capitalista ha impuesto su concepción del crecimiento, hasta el punto de invadir el conjunto del universo cultural colectivo, sean cuales fueren las perspectivas sociales. Es así que los BRICS y la mayor parte de los países del Sur, adoptan el modelo de crecimiento del Norte, precisamente aquel que ha conducido a la destrucción medioambiental y a los desastres sociales que conocemos. De ahí que la necesidad de pensar e innovar en el marco de una cooperación Sur/Sur. Antes de entrar en esta materia veamos en concreto algunos ejemplos de lo que significa el olvido de las externalidades.

En del crecimiento interno
En China, según fuentes oficiales, 70% de los lagos y los ríos están contaminados. El Ministerio del Medio Ambiente ha publicado los resultados de una encuesta sobre la contaminación urbana en 74 ciudades de ese país: la media posee una tasa de concentración de partículas siete veces más elevadas que el grado recomendado por la OMS (El Comwercio, 08.08.13). En enero de 2013, el estado de alerta en Pekín fue decretado por exceso de contaminación; miles de niños fueron hospitalizados. El Ministerio del Interior señala un aumento del 80% en 30 años de "pueblos del cáncer" en las periferias de las ciudades industriales, su número era en 2012 de 459 (Jonathan Kaiman, 2013). Según la Lancet Medical Review de las 3.2 millones de muertes prematuras debidas a la contaminación del agua en 2010, 1.2 millones de muertos eran chinos. Según la misma fuente, en la India el número de víctimas por la misma causa fue de 620 mil (The Lockhout, 2013.

El Brasil es uno de los principales depredadores de la selva amazónica, conjuntamente con los otros países que poseen una parte de la superficie. El nuevo código forestal promulgado por Dilma Roussef, favorece los intereses de "la agricultura moderna", es decir sobre todo los monocultivos (Laurent Delcourt, 2011). Al oeste, la explotación petrolera en Colombia, Ecuador y Perú continúa provocando los desastres naturales que ya se conoce. El proyecto ecuatoriano de no explotar las reservas petroleras del Parque Nacional Yasuní ha sido abandonado.2 La explotación minera penetra en el sudoeste del territorio brasileño, gracias a las centenas de miles de hectáreas concesionadas. Al sur, la extensión del monocultivo de la soya, la palma y la caña de azúcar traza a través del Matto Grosso del Sur, enormes zonas de deforestación. Al centro la explotación de maderas preciosas deja arrasadas regiones enteras y la construcción de represas hidroeléctricas inunda centenas de miles de hectáreas, a menudo territorio de poblaciones indígenas. Las rutas destinadas al transporte de productos se atraviesan el bosque y se multiplican, como la de TIPNIS en Bolivia. En resumen, cada país tiene "buenas razones" para explotar una parte del bosque en favor de su desarrollo. El resultado anunciado por la FAO en marzo de 2013, es que en 40 años, no existirá más la selva amazónica, sino solamente una sabana salpicada de algunos bosques.

En resumen, como escribe Vandana Shiva, "la obsesión por el crecimiento ha eclipsado la preocupación por la sustentabilidad, la justicia y la dignidad humana". Hay que constatar que el carácter "sacrificial" del desarrollo económico típico de la lógica de acumulación del capital, preside siempre el fulgor de los BRICS y de los países del Sur.
  1   2

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. iconResumen El norte antioqueño y el sur caucano se juntaron en tierras...

Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. iconResumen El norte antioqueño y el sur caucano se juntaron en tierras...

Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. iconChile se ubica al sur oeste de América del Sur, alejado de los grandes...

Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. iconMe aproximo al conocimiento como científico(a) social, Relaciones...

Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. iconLas islas Malvinas constituyen un archipiélago situado en el océano...

Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. iconResumen Las relaciones entre medio ambiente y economía han cobrado...

Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. iconEl departamento de Tarija está ubicado al sur de la República de...

Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. iconDe investigación y desarrollo hemos sido capaces de crear un láser con las mejores

Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. iconBbva lanzó recientemente en América del Sur un plan denominado “Camino...

Resumen: Con el desarrollo de los brics, las relaciones Sur-Sur ayudan a crear un mundo multipolar, pero no cambian el modelo de desarrollo colectivo. iconOlvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil
«cronometría», pero es una cronometría que nada tiene que ver con los relojes. Nunca necesitas un reloj porque la sintonización de...




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com