A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3






descargar 335.36 Kb.
títuloA los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3
página1/14
fecha de publicación06.08.2017
tamaño335.36 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14
E.T.U.

Queridos hermanos,
A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3er Curso de Enseñanzas Esotéricas Cristianas Tradicionales o Cabalísticas, puesto que Cábala significa Tradición.

Todos sabéis ya que el tercer año de cualquier obra se encuentra bajo el mandato de las fuerzas Vav, que son las que Instituyen, bajo los auspicios de Binah. Estamos entrando pues en el Mundo de Formación y debemos prepararnos todos para Exteriorizar esta Obra, cosa que ha de suceder en el año siguiente, o sea, en el periodo 2º He.

En el periodo Vav, la fuerza activa es Yesod, que es el Centro de Vida activado por Binah en el Mundo de Formación. Yesod se encarga de centralizar los impulsos emanados de los demás Séfiras para convertirlos en Fuerza Interna condensada, a descargar en el mundo exterior.

Debemos pues comportarnos como Yesod, prepararnos para descargar nuestras baterías en el mundo exterior y, para hacerlo, cada estudiante debe entrar en relación con los demás estudiantes residentes en la misma ciudad para formar con ellos un grupo y constituir una fuerza.

Estas enseñanzas se convertirían pronto en Nada si no fueran vividas. La Ley de Binah exige sacrificio y si no estáis dispuestos a consentirlo, no esperéis de ellas –las enseñanzas– ninguna aportación: se diluirán en vuestro intelecto y se irán tan rápidamente como os han venido. Este sacrificio es el de juntaros con los demás estudiantes para hablar de la temática de estas lecciones, y ayudar a los que se encuentran en el 1er o 2ª Curso a comprenderlas y establecer relaciones con los Centros que se van formando en otras ciudades. Este Sacrificio de Tiempo no tardará en traeros su abundante cosecha, puesto que detrás de Binah aparece siempre Hesed, en el que toda semilla aporta el céntuplo de su potencial.

Desde este secretariado pondremos en contacto, unos con otros, a los estudiantes que han alcanzado este 3er Curso, pero como nada puede hacerse sin vuestro consentimiento, os pido a los que estéis decididos a establecer contactos con los demás, que me autoricéis expresamente a comunicar vuestros nombres y direcciones a nuestros hermanos. Los que no lo deseen, nada tiene que decir. Bastará con que no lo manifiesten.

Por último, quiero subrayar una vez más la importancia del factor emocional en el desarrollo de la espiritualidad. Estamos dando una enseñanza que se dirige al intelecto porque estamos faltos de tiempo para desarrollar la otra, la que se dirige al corazón. Debéis pues realizar un esfuerzo para equilibrar esos conocimientos y quiero pediros que no dejéis de lado las plegarias de las curaciones. La práctica diaria de estas oraciones será la savia que irrigue vuestros intelectos y os facilite la comprensión.
Vuestro en amoroso servicio,






INTRODUCCIÓN
Según dice la Biblia, existe un tiempo para cada cosa, y el momento presente es un tren que no podemos dejar escapar. Si desaprovechamos las oportunidades que la vida nos pone por delante para trabajar y asimilar una asignatura determinada en un momento concreto, entonces es posible que en la siguiente vida nazcamos con planetas situados en «decanatos kármicos»

Por su temática y la forma de tratarla, este libro va dirigido de forma preferente a un público que ya posee ciertos conocimientos astrológicos, pero incluso para el neófito puede resultar interesante y ameno. En aras de facilitar la comprensión, daremos a continuación unas nociones elementales de Cábala.

LA CÁBALA
La Cábala, o Kábala, es un sistema filosófico y teosófico que fue creado para contestar a las preguntas eternas del hombre acerca de la naturaleza de Dios, del universo y del destino final de la humanidad. La palabra Cábala es una derivación de la raíz hebrea KBL (Kibel) que significa «recibirlo» Describe la antigua tradición de recibir oralmente la doctrina secreta. Es un método de conocimiento dinámico porque cualquiera que medite sobre un mecanismo o tema concreto intuirá, si se aplica en ello, el funcionamiento de otros mecanismos, de modo que al descubrir una verdad aparecerán otras, y así sucesivamente.

EL NOMBRE DE JEHOVÁ
El sistema cabalístico parte de la interpretación y aplicación a todos los niveles de las cuatro letras hebraicas que componen el nombre de Jehová: YOD-HE-VAV-HE, también llamado en su conjunto «Tettragrammaton» Jehová era el Dios que protegía al pueblo Elegido, y es asimismo uno de los nombres de Binah, el Séfira que preside en la formación del universo material. Este nombre simboliza una serie de fuerzas a través de las cuales se ha instituido y se instituye todo lo creado.

El Yod representa la semilla, la potencialidad que cada cosa debe tener si pretende ser portadora de algo. Es el padre, el germen, la simiente humana, el impulso fundador, la voluntad.

El He representa la tierra en la que el Yod ha de materializarse, es el período de formación interna, la gestación. Es la madre, el medio material en que la obra se instituye, la fecundidad, la germinación no aparente.

El Vav representa el hijo, el resultado de la acción del Yod sobre el He; es el elemento activo y actuante, el que recoge la potencialidad del Yod y la convierte en actos. En la naturaleza, representa la aparición, el brote de la planta que en el Yod sólo era una semilla.

El segundo He es el resultado final de este ciclo de actividad, es el fruto que da el hijo, cuya actividad modifica las condiciones en que se encontraban las cosas en el estadio Yod. Este segundo He se convierte automáticamente en el Yod de un nuevo ciclo de creaciones que se desarrolla ya a un nivel inferior. De la misma forma que el fruto lleva en sí las semillas de un nuevo árbol, el segundo He es portador del germen de nuevas realizaciones.

Cualquier cielo de actividad objeto de estudio, cualquier empresa, juego, lapso de tiempo que tengamos que vivir estará sometido a la acción de estas cuatro fuerzas. El nombre de Jehová expresa, pues, la clave de la construcción del universo. Todo ha sido hecho en estos cuatro tiempos y si en nuestra acción humana los respetamos, si dejamos que en todos nuestros asuntos transcurran estos tiempos, nuestras obras serán tan sólidas como lo es el universo sobre el cual andamos. Por ejemplo, el hecho de abandonar una relación, una carrera o una empresa cualquiera antes de sus tres años de vida (uno para el Yod, uno para el He y otro para el Vav) es tan absurdo como plantar la semilla de un cerezo y abandonarla cuando aún no hemos visto el color de las cerezas. Para comprobar si la semilla era de buena calidad y valía la pena, debemos concederle el tiempo mínimo que necesita para fructificar.

EL ZODIACO
El zodíaco es el primer elemento que estudia la ciencia astrológica. Está formado por doce figuras que constituyen las doce fuerzas primordiales. Es la madre que ha dado su sustancia para la formación de nuestro sistema solar, del mismo modo que la madre física da su sustancia al bebé para que forme su cuerpo. Por consiguiente, todo empieza por el Zodíaco. Una mala traducción de la Biblia hace decir a Moisés que Dios creó el mundo de la nada, pero esto no es cierto, ya que de la nada, nada puede salir: el Dios de nuestro sistema solar utilizó las esencias contenidas en los doce signos del Zodiaco para construir nuestro mundo. Por ello, porque estamos hechos de la esencia zodiacal, la Astrología puede prever la dinámica de nuestro comportamiento, dados los impulsos activos en un individuo en un momento determinado.

EL ZODIACO Y LAS CONSTELACIONES
No es lo mismo hablar de los signos del Zodiaco que de las constelaciones. El Zodiaco tiene una existencia metafísica, está formado por esencias invisibles que no tienen materialidad, no se las puede ver. En cambio, las constelaciones son grupos de estrellas que son visibles y tienen existencia real.

El Zodíaco, así entendido, fue revelado al hombre por inspiración, como lo fueron las mitologías y las religiones. Los científicos se propusieron averiguar cuál era el origen de aquello que los filósofos de la antigüedad llamaban Zodíaco, y observando el cielo se dieron cuenta de que si unían con una línea imaginaria grupos de estrellas, aparecía un dibujo que, con cierta imaginación, podía resultar ser el de los animales de los signos zodiacales, y así nacieron las constelaciones. Pero esos grupos de estrellas se encuentran en movimiento, de manera que la constelación de Aries, por ejemplo, ya no corresponde al emplazamiento del signo de Aries, y ese argumento ha sido utilizado por los científicos para invalidar los fundamentos astrológicos, ignorando que signos y constelaciones son dos cosas distintas.

La Astrología no trabaja, pues, con constelaciones, sino con signos, y éstos se dividen en cuatro grupos de Elementos: Los signos de Fuego, los signos de Agua, los signos de Aire y los signos de Tierra.

LOS CUATRO ELEMENTOS
Los signos de Fuego
Según la tradición cabalística, el Fuego fue el primero de los Elementos con los que trabajaron los creadores de nuestro sistema solar en el Primer Día del actual período de manifestación, y como esta dinámica quedó escrita en el historial de los procesos creativos, cualquier iniciativa que tomemos en nuestras vidas ordinarias, comienza también por el Fuego.

Pertenecen al Elemento Fuego los signos de Aries, Leo y Sagitario.

En términos psicológicos, el Fuego se convierte en entusiasmo, fe, ardor interno que impulsa el individuo a crear, de modo que los nacidos bajo signos de Fuego son los creadores, los iniciadores, los que ponen su entusiasmo y su fe en algo que aun no existe y que no existiría si esas cualidades no fueran desplegadas. En toda obra humana, los hombres/Fuego son indispensables en el período inicial y, sin ellos, cualquier empresa se hunde rápidamente o no llega ni tan siquiera a ver la luz. El Fuego es el motor que lo mueve todo, es el elemento primordial, es la Voluntad Suprema sin la cual nada puede existir.

El signo de Aries es la puerta de entrada del Fuego en la naturaleza humana y los nativos de este signo se encuentran en el comienzo de un ciclo de experiencias. Son hombres de futuro, lanzados hacia lo que aún no tiene forma y se sienten poco conectados con el presente. Para ellos, la realidad no es lo que sucede, sino lo que sucederá

El signo de Leo estabiliza el Fuego en la naturaleza humana, y a la persona le viene la visión interna, inconsciente, de cómo funciona el mundo, traduciendo las reglas en valores morales, que son en realidad los pilares que sostienen el Universo. Por ello, se encuentra a menudo a estos nativos en puestos de responsabilidad política y social. Gracias a su dinámica el mundo se sostiene en pie.

El signo de Sagitario es el exteriorizador del Fuego. Estos nativos exteriorizan, pues, las reglas instituidas por la clase creadora, y gracias a su impulso, si no están corrompidos, el mundo funciona como debe funcionar.

Los signos de Agua
Pertenecen al Elemento Agua los signos de Cáncer, Escorpio y Piscis.

El Agua es el segundo de los Elementos, y nos dice la tradición cabalística que apareció en el segundo Día del actual período de manifestación. En el ciclo de creaciones humanas, también aparece en segundo lugar. El Agua es el enemigo natural del Fuego, puesto que tiende a apagarlo. Traducido a términos psicológicos, el Agua es: sentimientos, emociones, deseos, pasiones. Cuando esas cualidades son dominantes en el individuo, la espiritualidad mengua, y el trabajo humano consiste en conciliar el Agua con el Fuego, y cuando se consigue, la vida se vuelve esplendorosa y fecunda, del mismo modo que la tierra necesita de agua y sol para su fertilidad.

El signo de Cáncer es la puerta de entrada del Agua, es decir, de los sentimientos, emociones, y deseos en el hombre. Analógicamente, es el agua de lluvia. El signo da personas soñadoras que viven impulsadas por sus emociones y que aportan a la sociedad las cualidades llamadas de corazón. Son productoras de sentimientos por excelencia, y gracias a ellas el mundo es más humano.

El signo de Escorpio estabiliza el Agua en la naturaleza humana y hace que el encadenamiento a los sentimientos sea muy fuerte. Analógicamente, las aguas de Escorpio son las de los ríos y lagos, y también las de los charcos polucionados. Ello da personas inmersas en sus sentimientos, en sus problemas personales, que contemplan complacientes su pasado y a veces sienten miedo ante las incógnitas que les plantea el porvenir.

El signo de Piscis es el exteriorizador del Agua, o sea, de las emociones, de los sentimientos, de las pasiones que son lanzadas al medio social para encontrar en él quien las encaje.

Analógicamente, las aguas de Piscis están en correspondencia con el mar, y los nacidos en este signo son auténticos depósitos de emociones, lo cual hace que se encuentren permanentemente movilizados en la búsqueda de un amor.

Los signos de Aire
Pertenecen al Elemento Aire los signos de: Libra, Acuario y Géminis.

El Aire es el tercero de los Elementos y apareció en el Tercer Día del actual período de manifestación. También en el ciclo de creaciones humanas, el Aire aparece cuando el Agua ya se ha retirado. Es decir, cuando las emociones desaparecen, empieza a reinar la razón, ya que en términos psicológicos Aire es razón, lógica, pensamiento. El Aire/razón ordena de una manera lógica los impulsos procedentes del Fuego y del Agua.

El signo de Libra es la puerta de entrada del Aire, o sea, de la razón en el hombre. El ideal que persigue Libra es el de integrar, de unir las partes dispersas y complementarias que en la sociedad existan. Por ello es el signo del matrimonio, de las asociaciones, de los pactos y de todo lo que significa organización.

El signo de Acuario estabiliza la razón en el interior del individuo, y este depósito de razón le permite percibir la idea que late en el fondo de las cosas; contempla los mecanismos del universo en lo abstracto y puede, por consiguiente, traducirlos en términos concretos. Por ello los inventores, los descubridores, los innovadores, pertenecen a menudo a este signo o tienen una fuerte concentración planetaria en él.

El signo de Géminis constituye la puerta de salida del Elemento Aire, o sea, a través de él se exterioriza el pensamiento, la idea, la opinión, después de haber sido elaborada en Libra y Acuario. Por ello Géminis es el signo de la difusión, del periodismo, de la literatura y se encuentra frecuentemente a los nacidos bajo ese signo ejerciendo funciones de periodistas y escritores.

Los signos de Tierra
Pertenecen al Elemento Tierra los signos de Capricornio, Tauro y Virgo.

La Tierra es el cuarto de los Elementos y dicen los cabalistas que apareció en este Cuarto Día del actual período de manifestación en el que nos encontramos.

En términos psicológicos, la Tierra se traduce por sentido práctico, capacidad de enraizarse. El hombre, que empieza su cielo experimental en el Fuego, vive intensamente sus emociones en el ciclo de Agua, pasa por experiencias intelectuales, de formación de su pensamiento, en el ciclo de Aire, y termina convirtiendo todas esas experiencias en hechos materiales en el cielo de Tierra.

El signo de Capricornio representa la puerta de entrada del Elemento Tierra en el hombre. Con las fuerzas de este signo el individuo edifica la sociedad, tanto en un sentido material, levantando casas, trazando carreteras, puentes, urbanizando, como en sentido figurado, dictando reglamentos y leyes que permitan vivir civilizadamente. Por ello es el signo de los políticos por excelencia.

El signo de Tauro estabiliza lo material en el individuo, a quien, después de haber sido impulsor de las cosas en el ciclo de fuego, de haber actuado apasionadamente en el ciclo de Agua, de haber edificado con el pensamiento en el ciclo de Aire, y después de haber realizado trabajos prácticos en Capricornio, le llega el momento de cobrar por todos los esfuerzos desplegados. Por ello los Tauro son a menudo personas que viven de sus rentas, sin obligaciones laborales, descansando del largo esfuerzo realizado en anteriores existencias.

El signo de Virgo constituye la puerta de salida del Elemento Tierra, y esto significa que los tesoros materiales acumulados en el período de Tauro, tienen que salir para que el hombre pueda pasar a otro ciclo experimental. Se encuentran pues los Virgo en una triste situación, porque les toca desprenderse de las riquezas, y en la actual sociedad, el hombre que se desprende de sus sentimientos en la etapa de Piscis, se encuentra en un estadio más sereno; el hombre que se desprende de sus pensamientos en el período de Géminis, siente el placer de influir en la sociedad con sus opiniones e ideas. Pero el que tiene que desprenderse de sus posesiones materiales lo hace sin placer alguno,, casi siempre forzado por el torrente de los acontecimientos. Pero es ineluctable que todo tenga un final y Virgo es el signo en el que un gran ciclo de experiencias termina.

UN CAMINO DE EVOLUCIÓN
Los signos del Zodiaco constituyen, pues, un camino que ineludiblemente debemos recorrer una y otra vez, hasta haber vivido todas las experiencias posibles. En este recorrido, el peregrino se atasca a menudo. Cuando el paisaje es inhóspito, se recorre a toda velocidad, pero cuando entramos en un paisaje soleado, cuando la vida nos rodea de ternura y amor, entonces intentamos eternizarnos; pensamos que hemos llegado a la meta, que la vida no es otra cosa que una refrescante catarata de felicidad.

La comprensión de la Astrología nos sugiere que estamos inmersos en un universo en tránsito, hacia una perfección cada día mayor, cuya epopeya no concluirá hasta que dominemos los resortes de la Creación y nos convirtamos en creadores de un nuevo Universo, más perfecto y humano.



E.T.U.
FILOSOFÍA ESOTÉRICA CRISTIANA

CURSO 3º Lección 1ª Signos del Zodiaco. Los 36 Decanatos



En la 1ª Lección del 2º Curso, que el estudiante debe tener ante sus ojos al iniciar este 3er Curso, hemos hablado de los Signos del Zodiaco y de su aportación a la construcción del edificio humano.

Ahora observaremos estos signos más de cerca, subdividiendo cada uno de ellos en Decanatos.

Cada signo del Zodíaco se compone de 30 grados. Se llama pues Decanato a la Unidad de Trabajo formada por 10 de estos grados, teniendo así que cada signo dispone de tres Decanatos. El primero está compuesto por los grados que van de 0 a 10; el segundo por los que van de 10 a 20; el tercero por los que van de 20 a 30. De esta forma, los doce signos se subdividen en 36 Decanatos.

Aplicando la ley de la Cábala a los tres Decanatos de cada signo, tendremos que el primero será el Decanato Yod, el segundo el Decanato He y el tercero el Decanato Vav. Como los signos del Zodíaco, según sus Elementos, también se clasifican en signos Yod, signos He, signos Vav, tendremos que los Decanatos Yod se encontrarán en analogía con los signos Yod del mismo Elemento; los Decanatos He con los signos He y los Decanatos Vav con los signos Vav.

Hemos visto que cada Decanato representa una Unidad de Trabajo, y el individuo que tiene planetas ubicados en él deberá efectuar la tarea correspondiente a lo largo de su vida. Si lo hace bien, podrá pasar a la fase siguiente. Si lo hace de manera incompleta, sólo pasará a medias y en la próxima vida deberá efectuar una Recapitulación. Si sus ánimos al encarnar están muy altos, le será permitido efectuar trabajos Anticipados, correspondientes a la etapa siguiente. Ello da lugar a Decanatos de Anticipación, Decanatos de Recapitulación y Decanatos correspondientes a los trabajos del signo.

ARIES
1.-
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3 iconSaludos, queridos lectores, con esta ya será la quinta obra que escribo...

A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3 iconResumen iniciamos esta breve y muy sintética charla-debate sobre...

A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3 iconHace tres años, los dos pastoralistas de 3º de la E. S. O

A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3 iconÚltimos títulos publicados
Bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendi­dos...

A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3 iconJosé maría gabriel y galáN
«pasado mañana, dará la justicia en esta localidad, el triste espectáculo de la ejecución del reo de un crimen cometido en una dehesa...

A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3 iconResumen Exposición de los motivos por los cuales tanto la Sanidad...

A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3 iconAl transcurrir los años se viene observando el uso de las computadoras...

A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3 iconLa Conferencia Universal de Derechos Humanos de Viena
«es indispensable», «los esta­dos deben» (eliminar el analfabetismo) Pero los términos más usados son «recomienda», «alienta»

A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3 iconEsta Obra se la Dedico a Dios, quien es el ser supremo que le concede...

A los dos años de comenzada esta Obra, iniciamos el 3 iconEste fragmento de texto pertenece a la obra llamada La Regenta escrita...




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com