Lección I. Una aproximación a la realidad






descargar 2.28 Mb.
títuloLección I. Una aproximación a la realidad
página1/31
fecha de publicación27.05.2015
tamaño2.28 Mb.
tipoLección
e.exam-10.com > Documentos > Lección
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31
EL MARXISMO:

SUS RAÍCES,

CARÁCTER

Y ACTUALIDAD

Antonio Fernández Benayas
Índice general

INTRODUCCIÓN ............................................................................... 5

Lección I. UNA APROXIMACIÓN A LA REALIDAD ....................... 8

I.- ENERGÍA Y MATERIA .................................................................. 8

II.- LA UNIÓN QUE DIFERENCIA ................................................. 13

III.- LA MADRE TIERRA ................................................................. 15

IV.- EL HOMBRE ............................................................................. 16

V.- REFLEXIÓN Y LIBERTAD RESPONSABILIZANTE .............. 18

VI.- RAZÓN Y RELIGIÓN ................................................................ 20

VII.- EL UNO Y TREINTA Y TRES MILLONES DE DIOSES ....... 21

VIII.- EL CAMELLO, EL LEÓN Y EL NIÑO ................................... 23

IX..- LO REAL Y EL AMOR .............................................................. 26

Lección II. EL CRISTIANISMO ........................................................ 30

I.- JESUCRISTO ............................................................................... 30

II.- LA SAL DE LA TIERRA ............................................................. 32

III.- LOS CRISTIANOS Y LA PROPIEDAD PRIVADA .................. 33

IV.- LA CIENCIA Y LA DOCTRINA ................................................ 41

V.- UN SENTIDO DE LA HISTORIA .............................................. 47

VI.- EL ENTRONQUE CULTURAL DEL MUNDO IBÉRICO ....... 54

Lección III. LOS DOS REINOS ......................................................... 63

I.- RELIGIÓN Y PODER ................................................................... 63

II.- LO FEUDAL Y EL DINERO ....................................................... 72

III.- LA REVOLUCIÓN BURGUESA .............................................. 76

IV.- LA FIEBRE HUMANISTA ....................................................... 81

V.- EL FIN Y LOS MEDIOS ............................................................. 85

VI.- ¿LIBERTAD «ESCLAVA» O LIBERTAD ................................. 89

RESPONSABILIZANTE ........................................................... 89

VII.- NUEVOS CAMINOS PARA LA CIENCIA ............................. 96

VIII.- LA RAZÓN VITAL ................................................................ 101

Lección IV. ESPECULADORES Y REVOLUCIONARIOS ........... 104

I.- LA MAREA RACIONALISTA ................................................... 104

II.- EXPERIENCIA CIENTÍFICA, FANTASÍA Y FE ..................... 109

III.- DESPIERTA, PUEBLO, DESPIERTA ..................................... 114

IV.- SUEÑOS Y SANGRE CONTRA EL ANTIGUO RÉGIMEN.. 123

Lección V. MERCADEO DE IDEAS Y SISTEMAS ....................... 134

I.- RAÍCES BURGUESAS DE LA LUCHA DE CLASES ............. 134

II.- LAS TRES FUENTES DEL SOCIALISMO MARXISTA, según

Lenín ............................................................................................... 137

III.- EL IDEALISMO ALEMÁN ...................................................... 138

IV.- LA ECONOMÍA POLÍTICA INGLESA................................... 163

V.- EL SOCIALISMO FRANCÉS .................................................. 172

VI.- MOISÉS HESS, PRECURSOR DEL MARXISMO ................ 179

Lección VI. VIDA Y OBRA DE CARLOS MARX .......................... 183

I.- EL ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL ..................................... 183

II.- EN EL CRISTIANISMO Y OTROS IDEALES DE ................... 185

JUVENTUD .............................................................................. 185

III.- EL SUEÑO DE PROMETEO ................................................... 190

IV.- LA MATERIA Y LA ESPECIE ................................................ 193

V.- CARLOS MARX, DOCTRINARIO COMUNISTA .................. 199

VI.- LA PRODUCCIÓN INTELECTUAL DE CARLOS MARX ... 208

VII.- CARLOS MARX Y LA ESPAÑA DE SU TIEMPO ............... 213

VIII.- EN EL CEMENTERIO DE HIGHGATE, LONDRES ........... 223

IX.- FIELES, REVISIONISTAS Y RENEGADOS .......................... 227

Lección VII. LA «PRAXIS» MARXISTA ......................................... 234

I.- RUSIA, MARXISMO Y PODER SOVIÉTICO ........................... 234

II.- DESDE LOS SOVIETS AL «DEUTSLAND ÜBER ALLES» ... 245

III.- EL DESPERTAR DE CHINA .................................................. 253

IV.- EL MARXISMO DE LOS INTELECTUALES ........................ 260

V.- ENTRE LA ÉTICA Y LA «PERESTROIKA» ............................ 274

VI.- MARXISMO Y «TEOLOGÍA DE LA REVOLUCIÓN» ........... 281

VII.- ¿SOCIALISTAS ANTES QUE MARXISTAS? ...................... 283

Lección VIII. REHACER CAMINOS DE LIBERTAD.................... 291

I.- VIVIR Y SER .............................................................................. 291

II.- SER Y POSEER ......................................................................... 293

III.- UN COMPROMISO VITAL .................................................... 295

IV.- LA GUERRA, EL AMOR Y LA HISTORIA ............................ 297

V.- LA TÉCNICA Y EL TÚ ............................................................. 300

VI.- TODO EN TODOS ................................................................... 302

Lección IX. LIBERTAD Y RECURSOS PARA TODOS ................. 304

I.- HOMO FABER, REY DEL UNIVERSO .................................... 304

II.- LA LEY NATURAL DEL TRABAJO ....................................... 307

III.- TRABAJADORES Y PARÁSITOS .......................................... 309

IV.- LA DEMOCRATIZACIÓN INDUSTRIAL .............................. 311

V.- EL DINERO COMO HERRAMIENTA .................................... 315

VI.- LA REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA...................................... 320

VII.- NUEVOS CAMPOS DE EXPANSIÓN ECONÓMICA ......... 324

Lección X. COMPROMISO DE PERSONALIZACIÓN .................. 328

I.- ANTE EL FRACASADO INVENTO DE NUEVOS VALORES 328

II.- ¿DEMOCRACIA RESPONSABILIZANTE? ............................. 333

III.- EL LASTRE DE LA BUROCRACIA ....................................... 337

IV.- UN SUGESTIVO PROYECTO DE ACCIÓN EN COMÚN ... 339

Conclusión. VERDAD, LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD ....... 342

5

INTRODUCCIÓN

Tú, el otro, yo... somos mucho menos de lo que podemos

ser: más libres y más nosotros mismos. Pero seguro

que conquistaremos progresivas parcelas de Libertad,

si acertamos a sintonizar con la Realidad. Claro

que intentar escapar de la Realidad es la más estúpida

de las posibles aventuras humanas, algo que causaba

verdadero pavor a Carlos Marx, personaje que

siempre presumió de muy realista y que, nadie lo

duda, ha influido poderosamente en la historia de los

últimos cien años.

Desde sus orígenes, el Marxismo se presentó como

Ciencia de la Realidad: lo que ya se sabe frente a lo que

se imagina, el materialismo frente al idealismo, el socialismo

«científico» frente al socialismo utópico...

En su período de mayor esplendor, el propio Lenín

encontró razones para dogmatizar: «La doctrina de Marx

es omnipotente porque es exacta. Es la heredera y continuadora

de los mejor que ha creado la Humanidad en

forma de Filosofía Alemana, Socialismo Francés y Economía

Política Inglesa».

6

Claro que, si eso que llamó Lenín «lo mejor que ha

creado la Humanidad» no es más que otra de tantas simples

formas de ver los fenómenos y las cosas desde unas

determinadas circunstancias histórico-geográficas en

cuanto que no corresponden con la verdadera naturaleza

del Hombre y han carecido y carecen de contundente

demostración... ¿En dónde encontraremos su base científica?

¿Qué razón de peso encierran para justificar los

retrocesos históricos y tiranías que se han producido y

se producen en el nombre del Marxismo? ¿Por qué, ciertamente,

el Marxismo sigue «calentando la cabeza y el

corazón» (Garaudy) de millones de hombres y de mujeres

y sigue alimentando el discurso de no pocos de los

«ilustrados» (el calificativo es mío) de nuestra época?

Las siguientes reflexiones nacen de la preocupación

por una mayor sintonía con la Realidad, la cual, naturalmente,

debe marcar (así lo entendemos nosotros) las

coordenadas de una mayor libertad. Son reflexiones que,

desde una óptica que consideramos avalada por la propia

Historia, parten de lo que entendemos por nuestro

origen, «función vital» y destino para entrar en el recordatorio

y análisis de las raíces, carácter y actualidad del

Marxismo.

Si el Marxismo pretende ser una ciencia exacta que

se apoya en la realidad de las cosas y de la Historia, inspira

a no pocos intelectuales, constituye la base doctrinal

de los partidos llamados de izquierdas y del poder

político de algunos estados; si, evidentemente sigue

vivo aún en la forma de obrar y de pensar de millones de

personas... bien merece la atención que vamos a dedicarle

y que lo hagamos desde la perspectiva que nos dicta

una que nos parece evidente concepción de la Realidad,

el conocimiento de la historia y nuestra propia conciencia.

7

Nuestras premisas, citas y reflexiones componen un

curso de diez lecciones, que son otras tantas invitaciones

a la libre participación en un necesario camino de

mayor entendimiento.

8

Lección I. UNA APROXIMACIÓN A LA REALIDAD

I.- ENERGÍA Y MATERIA

Sin Energía no es posible la realidad en ninguna de

sus formas y, mucho menos, la Vida en cualquiera de sus

manifestaciones. Se llama a la Energía el corazón de la

Materia... Sin duda que es eso y también el punto de

apoyo del Orden Universal.

Unos, los creyentes, dicen que la Energía es el canal

en que se expresa la voluntad y el poder de Dios. Para

otros, la Energía, el «movimiento», es un directo efecto

de las virtualidades de la Materia, a la que conceden la

autosuficiencia y el poder de definirse a sí misma: suponen

que Materia y Energía son coexistentes e íntimamente

complementados desde el principio... para, por

virtud del azar y de su propia forma de ser, constituir

las sucesivas realidades...

¿Cuál fue el principio, por qué las sucesivas realidades

y hacia dónde conduce todo ello? ¿Es el Caos el motor

y la razón de todo?

La certera respuesta a esas incógnitas ha resultado

un escollo imposible de salvar desde la fe materialista...

9

tanto que, situándose en una radical imparcialidad, resulta

más lógico admitir la existencia de un Ser no material

capaz de crear y modular la Materia.

Si los situados en una recalcitrante fe materialista

defienden el supuesto de que «la Materia es el todo y no

necesita nada más», nos obligarán a responder: habría de

resultar científicamente demostrada la improbable autosuficiencia

de la Materia y aun faltarían respuestas a

las preguntas clave de la existencia humana:

¿ Puede todo moverse sin que haya nadie que lo

mueva o, al menos, le haya dado un primer impulso?

¿De dónde viene lo que me rodea y de que formo parte?

¿Adónde voy o puedo ir? Y... todo ello ¿por qué?

Hoy no cabe en el cerebro humano la idea del Caos o

“desorden absoluto”, que los antiguos presentaban como

entidad primigenia. Se sabe ya que Orden, Materia y

Energía son como una tríada inseparable.

Para la Ciencia más actual la Energía es de un carácter

tal que, estando en el trasfondo (o “corazón”) de

toda Realidad material, sugiere como necesaria una

dependencia extramaterial. Es decir, es en el corazón

de la propia Materia en donde se encuentra una evidente

prueba de la existencia de Dios, sin el cual no es

posible explicar esa apreciable marcha hacia la convergencia

universal de cuanto existe: ese clarísimo proceso

de evolución es como un largo y apasionante camino

entre el Principio y el Fin de Todo.

Principio y Fin que son como los polos de la Esfera

que todo lo envuelve. Dentro de esa fantástica Esfera

caben la Eternidad y el Tiempo. También cabe la lógica

que muestra como necesaria la “hominización” del Universo.

En la capacidad de interpretación de la Ciencia de

hoy entran dos muy elocuentes experiencias:

10

Primera: Todo, desde el ínfimo corpúsculo a la más

compleja realidad material, acusa la presencia de la

Energía, tanto que, en el límite de lo más elemental,

Materia y una parte y forma de Energía (“interior”) están

COMPENETRADAS en un grado tal que parecen

fundirse o confundirse la una en la otra. Ya, desde esa

indisoluble compenetración, “hacen el juego” a la Energía

Exterior.

Segunda: En el campo del Espacio-Tiempo se manifiesta

constantemente la tendencia de lo simple a lo

complejo: Partiendo de una reducida serie de elementos

que, a su vez, tienen su origen en infinitesimales expresiones

de Materia-Energía, un larguísimo proceso de

“complejización” ha hecho posible la innumerable gama

de realidades físicas hasta dar lugar a la UNICA REALIDAD

FÍSICO-ESPIRITUAL terrena capaz de pensar

y de amar en libertad.

Ambas elocuentes experiencias presentan como muy

respetable la Teoría de la Evolución y como infinitamente

improbable un momento de desorden en la configuración

del Universo: el inconmensurable mar de polvo cósmico

o de partículas elementales requirió, desde el

Principio, la presencia de la Energía en cuya propia razón

de ser hubo de incluir el sentido del Orden o de

PRECISA ORIENTACIÓN HACIA ALGO.

Carece, pues, de sentido imaginar un Cosmos invadido

por una Materia absolutamente amorfa y a expensas

de que le preste un sentido el Caos, que algunos han

pintado como Azar providente.

Los materialistas, desde Demócrito hasta nuestros

agnósticos, han pretendido salvar la encrucijada presentando

a ese Azar como una especie de dios abstracto

capaz de acertar con la única salida en el laberinto de lo

inconmensurable. Hasta ahora la Ciencia no ha presta11

do base alguna a tal aventuradísima suposición. Confluyen,

en cambio, dos creencias que antaño se presentaron

como antagónicas: la “Creation ex nihilo” y la Evolución

desde lo simple y múltiple hasta lo complejo y convergente

hacia la UNIÓN QUE DIFERENCIA.

Y, en extrapolación de lo “apuntado” por el Génesis,

cabe en la lógica más rigurosa una “historia” del Universo

al estilo de:

En principio, el Universo era expectante y vacío; las

tinieblas cubrían todo lo imaginable mientras el espíritu

de Dios aleteaba sobre la superficie de lo Inmenso.

El Espíritu de Dios es y se alimenta por el Amor.

Dios, el Ser que ama sin medida, proyecta su Amor

desde la Eternidad a través del Tiempo y del Espacio.

Producto de ese Amor fue la materia primigenia expandida

por el Universo por y entre raudales de Energía:

“Dijo Dios: haya Luz y hubo Luz”.

Es cuando tiene lugar el primero (o segundo) Acto

de la Creación: el Acto en que la materia primigenia,

ya actual o aparecida en el mismo momento, es impulsada

por una inconmensurable Energía a realizar

una fundamental etapa de su evolución: lo ínfimo y

múltiple se convierte en millones de formas precisas

y consecuentes.

Lo que había sido (si es que así fue) expresión de la

realidad física más elemental, probablemente, logra sus

primeras individualizaciones a raíz de ESO que ya han

captado los ingenios humanos de exploración cósmica:

un “momento” de Compresión-Explosión que hizo posible

la existencia de fantásticas realidades físicas inmersas

en un inconmensurable mar de “polvo cósmico” o de

“energía granulada”.

La decisiva primera etapa hubo de realizarse a una

velocidad superior, incluso, a la de la misma luz, fenó12

meno físico que, según Einstein, produce en los cuerpos

el efecto de aumentar (y acomplejar) su masa.

Desde el primer momento de la presencia de la más

elemental forma de materia en el Universo, se abre el

camino a nuevas y cada vez más perfectas realidades

materiales. Ese proceso de imparable reconversión, de

EVOLUCIÓN, sin duda que obedece a un PLAN DE

COSMOGÉNESIS. Creación, Plan de Cosmogénesis

y Evolución desde y hacia el Amor Universal: ésa es

la Fe que liga al Cielo con la Tierra.

Se trata del PLAN de Aquel que ama infinitamente

e imprime amor a cuanto proyecta, crea y anima. Y lo

hace según una lógica y un orden que El mismo se compromete

a respetar.

En consecuencia con los respectivos caracteres, con

el estilo de acción y con las etapas y caminos que requiere

el PLAN DE COSMOGÉNESIS, superan barreras

y logran progresivas parcelas de autonomía las distintas

formas de realidad. En ese intrincado y complejísimo

proceso son precisas sucesivas uniones (¿reflejo de

ese Amor Universal que late en cuanto existe?) o elementales

expresiones de afinidad primero química, luego

física, biológica más tarde y espiritual al fin.

Desde los primeros pasos, hay en todo lo que se

mueve una tendencia natural que podría ser aceptada

como “embrión de libertad” y que se gesta en armonía y

orientación precisas hacia la cobertura de la penúltima

etapa de la Evolución, que habrá de protagonizar el

Hombre.

El HOMBRE, hijo de la Tierra y del aliento divino,

está invitado a colaborar en la inacabada Obra de la

Creación. Habrá de hacerlo en plena libertad, única situación

en que es posible corresponder al Amor que

preside todo el desarrollo de la Realidad.

13

Podemos, pues, creer que son expresión de Amor

tanto la Energía que aglutina la potencialidad y evolución

de cuanto existe como los más fecundos actos en la

historia de los hombres.

Obviamente y al margen de los ríos de tinta en que

se defiende otra cosa, el carácter excepcional del hombre

cobra efectividad porque dispone de un complejo

soporte material, fruto del ENCAUZAMIENTO de las

más valiosas virtualidades de la Realidad
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Lección I. Una aproximación a la realidad iconEn un sentido amplio, la Teoría General de Sistemas (tgs) se presenta...

Lección I. Una aproximación a la realidad iconPrimera aproximación a la realidad del derecho

Lección I. Una aproximación a la realidad iconFotografía, documento, realidad: una ficción más real que la realidad misma

Lección I. Una aproximación a la realidad iconUna aproximación al cuidado del medioambiente desde una perspectiva humanista

Lección I. Una aproximación a la realidad iconUna aproximación al holocausto

Lección I. Una aproximación a la realidad iconResumen: En este trabajo se propone una aproximación metodológica...

Lección I. Una aproximación a la realidad iconLas transformaciones del conocimiento, la belleza y el sentimiento:...

Lección I. Una aproximación a la realidad iconEl monto de la responsabilidad civil derivada del delito. Aproximación...

Lección I. Una aproximación a la realidad icon|trayectos y trayectorias de la extensión universitaria. Aproximación...

Lección I. Una aproximación a la realidad iconUna realidad latente




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com