Informe del señor jefe de gabinete de ministros






descargar 476 Kb.
títuloInforme del señor jefe de gabinete de ministros
página1/16
fecha de publicación29.06.2015
tamaño476 Kb.
tipoInforme
e.exam-10.com > Contabilidad > Informe
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16
- En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los tres días del mes de septiembre de 2014, a la hora 11 y 29:

- 1 -      

IZAMIENTO DE LA BANDERA NACIONAL

Sr. Presidente (Domínguez).- Con la presencia de 136 señores diputados queda abierta la sesión informativa en la que el señor jefe de Gabinete de Ministros brindará el informe previsto en el artículo 101 de la Constitución Nacional.

          Invito a la señora diputada por el distrito electoral de Tucumán, doña María del Carmen Carrillo y al señor diputado por el distrito electoral de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, don Pablo Gabriel Tonelli a izar la bandera nacional en el mástil del recinto.

- Puestos de pie los señores diputados y el público asistente a las galerías, la señora diputada doña María del Carmen Carrillo y el señor diputado don Pablo Gabriel Tonelli proceden a izar la bandera nacional en el mástil del recinto. (Aplausos.)

- 2 -      

HIMNO NACIONAL ARGENTINO

Sr. Presidente (Domínguez).- Invito a los señores legisladores y al público presente a entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino, interpretado por la Orquesta Escuela de la Ciudad de Mercedes.

- Puestos de pie los señores diputados y el público asistente a las galerías, entonan las estrofas del Himno Nacional Argentino. (Aplausos.)

Sr. Presidente (Domínguez).- La Presidencia agradece la presentación y la interpretación del Himno Nacional Argentino por parte de laOrquesta Escuela de la Ciudad de Mercedes.

- 3 -      

HOMENAJE

I                

A la memoria de las víctimas del accidente vial ocurrido en la provincia de Santiago del Estero.

Sr. Presidente (Domínguez).- Invito a la Honorable Cámara y al público presente a ponerse de pie para guardar un minuto de silencio en homenaje a las doce personas fallecidas en el accidente vial ocurrido en la localidad de Estación Simbol, en la provincia de Santiago del Estero, solicitado por el bloque del Frente Cívico por Santiago.

- Puestos de pie los señores diputados y el público asistente a las galerías, guardan un minuto de silencio en homenaje a la memoria de las víctimas del accidente vial ocurrido en la provincia de Santiago del Estero.

- 4 -      

INFORME DEL SEÑOR JEFE DE GABINETE DE MINISTROS

Sr. Presidente (Domínguez).- Señores diputados: oportunamente la Presidencia hizo llegar a los señores presidentes de los bloques que componen esta Honorable Cámara copia del escrito que fuera remitido por el señor jefe de Gabinete de Ministros informando el tema a exponer.

Sr. Presidente (Domínguez).- La Presidencia informa que se encuentra en antesalas el señor jefe de Gabinete de Ministros, contador público Jorge Milton Capitanich. Si hay asentimiento, se lo invitará a ingresar al recinto.

- Asentimiento.

- Ocupan sus asientos en el recinto el señor jefe de Gabinete de Ministros, contador público Jorge Milton Capitanich y los señores secretarios de Evaluación Presupuestaria de la Jefatura de Gabinete de Ministros, contador público Fabricio Néstor Bolatti; de Gabinete y Coordinación Administrativa de la Jefatura de Gabinete de Ministros, contadora pública Laura Fabiana Sambanca; de Integración Nacional de la Jefatura de Gabinete de Ministros, señora María del Carmen Alarcón y de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete de Ministros, doctor Oscar González.

Sr. Presidente (Domínguez).- Quiero hacer público al señor jefe de Gabinete de Ministros el agradecimiento de esta Honorable Cámara porque en el día de ayer acercó la información requerida. Nos habíamos comprometido a entregarla con anterioridad a los señores diputados, lo cual, con alguna diferencia de horarios, hemos hecho. En consecuencia, reitero el agradecimiento de este cuerpo al señor jefe de Gabinete de Ministros por facilitar la comunicación con los señores legisladores.

          Conforme lo dispuesto, invito al señor jefe de Gabinete de Ministros a brindar el informe previsto por el artículo 101 de la Constitución Nacional.

Sr. Jefe de Gabinete de Ministros.- Señor presidente, demás autoridades de la Cámara de Diputados de la Nación, señores diputados y señoras diputadas: en primer término deseo expresar mi agradecimiento por estar aquí presente a los efectos de suministrar un nuevo informe a esta Honorable Cámara. Se trata del informe número 88 de la Jefatura de Gabinete de Ministros, que es el sexto en lo que va del corriente año y el tercero que se brinda en este cuerpo.

          Quiero señalar que en 138 días hábiles, es decir, en 203 días corridos, la Jefatura de Gabinete presentó seis informes, en cumplimiento de lo dispuesto por el artículo 101 de la Constitución Nacional. Dichos informes van del número 83 al 88, lo que en promedio implica un informe cada 23 días hábiles, es decir, cada 34 días corridos.

          En este sentido es importante destacar que los primeros cinco informes han insumido aproximadamente 37 horas y 24 minutos de exposición, de los cuales 14 horas y 2 minutos corresponden a intervenciones de los señores diputados. En estos seis informes los señores legisladores formularon 6.260 preguntas, que por repetición se convirtieron en 4.137. Asimismo, los señores diputados han presentado 3.398 preguntas originales, de las cuales han quedado 2.168 depuradas.

          En ese contexto se efectuaron las evaluaciones correspondientes a fin de consolidar y suministrar la información y, en virtud de ello, realizar la respectiva exposición.

          A los efectos de cumplir estrictamente con el tiempo establecido por el reglamento, en primer término quisiera exponer claramente que la conducción del Estado implica asumir compromisos con la voluntad popular desde el punto de vista electoral, pero también desafíos. Estos últimos están directamente asociados a la realidad estructural del país. Me refiero a desafíos desde el punto de vista político, económico, social y productivo que implican absorber la compleja trama de la realidad que supone gobernar en un contexto en el que existe una multiplicidad de variables exógenas no controlables que, indudablemente, generan un impacto en términos de las decisiones que deben adoptarse en la conducción del Estado.

          No obstante, me parece que es bueno resumir, por lo menos, los tres desafíos principales que en su momento tuvo el presidente Néstor Kirchner y aquellos que tuvieron que ser afrontados por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante su mandato.

          Los principales tres desafíos desde el 25 de mayo de 2003 han sido precisamente cómo generar las condiciones desde el punto de vista del diseño y la ejecución de políticas públicas para reducir drásticamente el desempleo, la pobreza y la indigencia; cómo generar las condiciones para propiciar la reestructuración de la deuda pública en virtud del default declarado en 2001, y cómo generar las condiciones para establecer los mecanismos que impliquen robustecer la matriz productiva, tendiendo a promover la industrialización y en virtud de ello generar las condiciones para la sustentabilidad en materia de empleo privado de carácter formal.

          No hay ninguna duda de que estos tres desafíos han tenido un correlato extraordinario desde el punto de vista de los resultados.  La reducción de la tasa de desempleo ha sido drástica.  Dependiendo de cuál es el indicador que se tome, por trimestre, por ejemplo, en definitiva se puede inferir que ha sido una política exitosa haber pasado del 25 por ciento a casi el 7,1 por ciento actual y el 6,4 por ciento del último trimestre de 2013. 

          Hoy el nivel de ocupación es de 10.994.000 trabajadores, lo que implica aceptar también la creación de casi 6,4 millones de empleos a lo largo de los últimos once años. 

          La dinámica de creación de empleos ha tenido en la industria un protagonista fundamental: 2,8 millones de empleos, sobre la base de un crecimiento sistemático del 7,2 por ciento anual acumulativo.  En ese contexto lo que hemos podido verificar es que la generación de empleo tuvo una mayor elasticidad en la primera fase del ciclo expansivo y obviamente una menor elasticidad en las fases sucesivas del ciclo de expansión de la actividad económica.

          Uno debe admitir que desde el año 2003 al año 2008 el ciclo de expansión de la actividad económica tuvo un nivel de aceleración superior a la segunda parte de 2009/2011, en virtud de lo que significó claramente la incidencia mayor de la crisis financiera internacional con la caída de Lehman Brothers y lo que esto ha significado en la economía mundial, que en promedio ha tenido un crecimiento cercano al 5 por ciento.  Luego tuvo en el año 2009 una reducción abrupta, un efecto disparado en el crecimiento del nivel de la economía en el período 2010/2011, y luego sí una disminución en la tasa de crecimiento de carácter global con nuevos actores asociados al crecimiento de los países emergentes. 

          En ese contexto, debemos observar claramente que  la tercera fase de este ciclo, que tiene que ver con el escenario 2013/2014, con 3 por ciento de crecimiento de la economía, presenta este año desafíos vinculados con el comportamiento de la tasa de crecimiento de la economía a nivel internacional y fundamentalmente de nuestro principal socio comercial, que es la República Federativa del Brasil.

          En ese contexto observamos que el primer logro de carácter estructural de esta administración en once años tiene que ver con inclusión, con equidad y con bases para el desarrollo productivo y no cabe duda de que hoy la República Argentina tiene a partir de las políticas de seguridad social el equivalente a casi 15 millones de personas incluidas en políticas sociales, sobre la base de 40 millones de habitantes.

          Esa inclusión de carácter social tiene que ver con el efecto multiplicador de varias políticas que han sido muy activas, desde la asignación universal por hijo, con una contribución significativa en términos de producto bruto interno, inicialmente del 1,2 por ciento, y eso es variable conforme a la evolución del producto y al nivel de asignación de los recursos desde el punto de vista cuantitativo y del monto total de recursos asignados.

          Pero no cabe la menor duda de que políticas activas como la asignación universal por hijo, asignación familiar, generación de empleos y pensiones no contributivas de 400.000 a más de 1,4 millones de personas, llegar a prácticamente al 12,1 por ciento en términos de producto bruto interno del sistema de seguridad social desde el punto de vista de cobertura y asignación de recursos, indudablemente generan en la República Argentina un nivel de inclusión social que es de destacar a nivel mundial.

          Hay un informe reciente del Banco Mundial de lo que significan efectivamente las políticas de inclusión en materia infantil y cómo eso implica una reducción abrupta en los indicadores de pobreza.  Todos los indicadores de pobreza e indigencia han mostrado a partir de organismos multilaterales de crédito y a su vez también desde el punto de vista de organismos especializados de Naciones Unidas, comola FAO, sobre alimentación y agricultura, indican claramente que por un lado la República Argentina prácticamente ha erradicado los niveles de indigencia y hambre. Recordemos que el mundo tiene 7.000 millones de habitantes, de los cuales 871 millones padecen hambre; hay 1.000 millones de indigentes y 3.000 millones de pobres. En esa estructura, efectivamente la política activa de inclusión social ha permitido una reducción abrupta en los niveles de indigencia por parte de la República Argentina.

          Lo mismo ocurre en cuanto al tema vinculado con la pobreza. Seguramente es donde surgirá parte del debate que tendremos en este recinto. Hemos vivido una fuerte reducción de la pobreza estructural, medida por necesidades básicas insatisfechas. También, obviamente, un mejoramiento sustancial en las condiciones de medición del nivel de ingreso. Es acá donde necesariamente tenemos que evaluar el impacto en el diseño de las metodologías adecuadas para tener en cuenta esos niveles de ponderación.

          Lo mismo ocurre con la medición de la pobreza estructural –pobreza por ingresos y también lo que significa el índice de desarrollo humano de las Naciones Unidas. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo reconoce a la Argentina como país de muy alto nivel de desarrollo humano. Está dentro de los primeros 49 países medidos a nivel mundial.

          El Banco Mundial ha reconocido claramente el nivel de incremento y prácticamente la duplicación de la clase media en la República Argentina, el nivel de correlato de reducción de indigencia por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura –FAO y, en consecuencia, múltiples organismos especializados han indicado claramente que estos objetivos y resultados han sido claros y contundentes en nuestro país.  

          De más está decir que desde el punto de vista de la pobreza estructural, se ha logrado la solución de casi 1.000.000 de problemas habitacionales, 3,7 millones de personas que accedieron a la electricidad, cerca de 2.100.000 personas tuvieron acceso a redes de gas, a lo que hay que agregar lo que significa tener agua potable, cloacas, gas, electricidad y una serie de soluciones habitacionales que implican un mejoramiento sustancial de la calidad de vida y otro muy claro y contundente ejemplo desde el punto de vista de la inclusión y la equidad.

          Lo mismo uno puede afirmar categóricamente respeto al mejoramiento de la distribución del ingreso por el coeficiente de Gini.

          En consecuencia, la multiplicidad de indicadores de carácter social son los que demuestran claramente resultados contundentes en materia de inclusión social, de reducción del desempleo, de la pobreza y de la indigencia.

          Se han generado las condiciones y las bases para el desarrollo de la matriz productiva del país, lo que ha apuntalado claramente el desarrollo.

          Ahora bien, como resultado de todo esto consideramos importante la reciente fijación del salario mínimo, vital y móvil en la República Argentina, lo que nos permite decir que ha mejorado un 2.389 por ciento desde el momento en que el salario base era de 200 pesos. Ahora estará en 4.716 a partir del 1° de enero de 2015. Esto nos indica claramente que el salario mínimo, vital y móvil en la República Argentina es el más alto de América Latina. Lo mismo pasa con el incremento del 30,47 por ciento de la movilidad jubilatoria, lo que significa 3.231 pesos de haber jubilatorio mínimo en nuestro país, lo que equivale a decir que hubo un aumento del 2.033,4 por ciento.

          Lo que he dicho es demostrable en la cantidad de vehículos comercializados en nuestro país: pasó de 5 a 11 millones. O sea que hay más de 6 millones de vehículos, lo que implica un costo desde el punto de vista del flujo de importaciones, equivalente a 33 mil millones de dólares en los últimos años. Esto es producto de las políticas activas para el desarrollo de múltiples sectores.

          En definitiva, creo que es claro y demostrable que en la República Argentina existen fases sucesivas de comportamiento en la actividad económica, donde es objetivamente comprobable que cuando existe expansión de la actividad económica y mejoramiento en la estructura del nivel de ingresos, automáticamente se produce fundamentalmente a partir de 1976 en adelante un nivel de demanda y de atesoramiento en moneda extranjera por un lado y, por otro, un incremento sustancial de los bienes importados. Esto significa aceptar tres desafíos muy importantes para los próximos años.

          En primer lugar, debemos alcanzar el autoabastecimiento energético, porque cuando aumenta el nivel de actividad económica, se incrementa sustancialmente la demanda de energía. Dicha demanda es para consumos residenciales y también para industriales.

          Dicha demanda de energía implica observar claramente el comportamiento de distintos agentes de producción. Observamos claramente que el sector privado, que tenía concesiones en materia de explotación hidrocarburífera, tuvo una marcada declinación en los niveles de producción a lo largo de la década.

          Eso fue lo que llevó a que la señora presidenta de la Nación tomara una decisión consistente en la expropiación de las acciones de YPF que estaban en manos de Repsol. Esto ha sido un punto de inflexión en cuanto a la reversión de la declinación por expansión desde el punto de vista hidrocarburífero, tanto en gas convencional como en petróleo no convencional, con una expansión de carácter sustantivo en lo que va a ser Vaca Muerta en términos de producción de estos dos combustibles.

          La República Argentina está considerada la segunda reserva de shale gas en el mundo y la cuarta en shale oil, y está en proceso de asociación de capitales, colocación de financiamiento y reinversión de utilidades con el objetivo de expandir sustancialmente los niveles de inversión y producción, con nuevos descubrimientos que implicarán lograr el anhelado objetivo del autoabastecimiento energético.

          El autoabastecimiento energético implica, por un lado, el ahorro del flujo de divisas generado por la producción local. Nuestro país hoy tiene una proyección de casi 12.000 millones de dólares de demanda en materia de energía, y a su vez tiene una balanza comercial que se compensa con la producción de crudo pesado, de tipo escalante, con los niveles de exportación correspondientes, que compensa los niveles de divisa necesarios a los efectos de resolver los problemas básicos de demanda en materia energética.

          En este punto es muy importante remarcar que el autoabastecimiento energético logra tres objetivos simultáneos. En primer lugar, genera solidez desde el punto de vista del resultado fiscal primario y financiero en virtud de que un alto componente en los niveles de subsidio tiene que ver con la energía, y eso afecta el financiamiento de carácter fiscal. En segundo lugar, la evolución favorable del autoabastecimiento energético significa un incremento sustancial del volumen de ahorro de divisas, lo cual fortalece la estructura de la balanza de pagos de la República Argentina. En tercer término, cuando existe fuerte nivel de inversión en la producción hidrocarburífera convencional y no convencional, y eventualmente de energías no renovables, ello implica un mecanismo de generación de empleo, y a su vez, que sea un empleo de calidad. Asimismo, esto conlleva salarios más elevados, lo cual obviamente eleva la estructura global desde el punto de vista de la tasa promedio del salario.

          Aquí es muy importante remarcar lo siguiente. Cuando uno tiene problemas de desempleo, hay una primera fase que consiste en lograr que el desempleado se convierta en empleado. El empleado tiene distintas categorías: del empleo calificado al no calificado y del empleo calificado a una mayor calificación relativa. Eso significa lograr al mismo tiempo inclusión y mejoramiento sustancial de la estructura del financiamiento para el sistema de seguridad social. Ese es un dato objetivo. En la República Argentina, el 60 por ciento del financiamiento del sistema de seguridad social es con aportes y contribuciones, que se logran con mayores puestos de trabajo generados y mayores tasas de salarios. El 40 por ciento restante es a través del sistema tributario, el cual a través del efecto redistributivo del impuesto a las ganancias logra un mecanismo de financiamiento para mejorar estrategias de inclusión social.

          La inclusión social potencia los niveles de demanda agregada en virtud del incremento del consumo, principalmente el privado. A su vez, la estructura de financiamiento del sistema de seguridad social genera una política fiscal expansiva mediante el gasto público, orientado precisamente a mecanismos de mayor inclusión y equidad social.

          Asimismo, uno advierte que la demanda agregada como un componente crucial para el desenvolvimiento de la actividad económica también tiene en la inversión pública no solamente el desarrollo de una logística integrada para generar competitividad sistémica en la economía, sino también las condiciones para multiplicar las fuentes de generación de empleo, sobre todo en la industria de la construcción.

          Recordemos que la industria de la construcción generaba 70.000 empleos en el año 2002, dependiendo de qué meses se tomaban, y hoy genera entre 370.000 y 435.000 empleos, de acuerdo con los períodos de mayor expansión de la asignación de recursos, tanto para la inversión pública como la privada en materia de infraestructura.

          Por lo tanto, debemos admitir que el autoabastecimiento energético constituye un desafío para los próximos cinco años. También es un gran desafío lograr la industrialización acelerada sustitutiva de importaciones. Observamos que el incremento del volumen de producción de vehículos genera también un aumento en el volumen de importación desde el punto de vista de bienes intermedios o insumos para el proceso productivo.

          Por lo tanto, la participación relativa en la composición global de un vehículo es el 33 por ciento de componente nacional y el resto importado. Eso también afecta a los electrodomésticos que, en definitiva, son bienes durables cuya demanda se incrementa sustancialmente a partir del mejoramiento de las condiciones de la calidad de vida de la población.

          Advertimos claramente que, dado el tamaño de la superficie de nuestro país, la Argentina ocupa el octavo lugar en el mundo con casi 2,8 millones de kilómetros cuadrados y con 40 millones de habitantes, y tiene una matriz productiva altamente diversificada en donde los componentes de importación son elevados.

          De manera que cuando existe expansión de la demanda agregada es necesario contar con un proceso de industrialización acelerado y sustitutivo de importaciones para que eso no afecte el equilibrio estructural a largo plazo de la balanza de pagos.

          Me parece que ese desafío es muy importante para entender que esto se da, por ejemplo, en materia de electrodomésticos. Hoy en día tenemos 60 millones de celulares en la República Argentina: un teléfono tiene 11 por ciento de componente nacional y el 89 por ciento restante es importado.

          Ya me he referido a los vehículos; en este sentido no es homogéneo desde el punto de vista de las distintas unidades de producción pero ciertamente nosotros debemos incentivar el proceso de industrialización acelerada. Esto implica la integración de carácter vertical con autopartes, insumos y bienes intermedios para producir bienes finales de mayor composición relativa de producción nacional.

          Lo mismo ocurre con el aumento de la diversificación de importaciones. A nivel de economía regional tenemos un nivel de intercambio equivalente al 20 por ciento, principalmente con el Mercosur. En todos los países del mundo observamos que en gran parte de los procesos de integración regional entre los países se comercializa el equivalente al 60 por ciento; en el caso de Argentina, un 20 por ciento. Por lo tanto, necesitamos incentivar la diversificación de exportaciones.

          El programa PADEX –Programa Aumento y  Diversificación de Exportaciones- fue lanzado oportunamente el primer trimestre de este año y apunta a lograr 24 destinos de exportación en función de aquellos países que tienen demanda complementaria con la producción argentina y que constituyen destino adecuado para nuestras exportaciones. En ese contexto observamos claramente las 264 partidas parciales que efectivamente pueden ser alcanzadas por esta estrategia.

          Todo esto implica participar de exposiciones, misiones y ferias y, a su vez, lograr acuerdos con muchos de estos países, lo que genera una perspectiva muy importante desde el punto de vista de la consolidación de la estrategia comercial.

          Pretendemos tener un sistema de relación aguda y profunda con el grupo BRICS, tanto en China, Brasil, India como Sudáfrica, lo que constituye un desafío muy importante, al igual que las oportunidades que tenemos desde el punto de vista de la Federación Rusa.

          Por lo tanto, entendemos que es importante admitir lo que significa la participación del 40 por ciento de la población mundial, el 25 por ciento de los niveles del Producto Bruto interno, el 20 por ciento del comercio y el volumen total de reservas que consolidan claramente también la idea de mayor interdependencia de carácter comercial a nivel estratégico.

          Por eso, este es el segundo desafío que tiene que ver con la industrialización acelerada y sustitutiva de importaciones y aumento y diversificación de exportaciones, lo que constituye claramente uno de los desafíos más fuertes tendientes a incrementar el volumen de exportaciones.

          Existe una clara caída de la demanda externa y tenemos allí uno de los temas que implica mayores desafíos, es decir, generar las condiciones para exportar más, generar más flujo de divisas, aumentar nuestro saldo comercial y, en consecuencia, lograr definitivamente un impacto desde el punto de vista de la inversión privada.

          Por último, otro desafío estratégico para la República Argentina tiene que ver con la logística integrada, que tiende a generar financiamiento para obras de infraestructura pública y permite generar costos sistémicos. De esta forma podremos tener costos competitivos y un tipo de cambio real, efectivo, estructural y de largo plazo.

          No cabe la menor duda de que una ruta o autovía nuevas,  un puente de interconexión vial, puertos fluviales y marítimos y la fibra óptica, constituyen incentivos muy claros para lograr esta logística integrada, que tiene que ver también con el aprovechamiento de oportunidades desde el punto de vista del desarrollo de la infraestructura energética. Esto es muy importante para la República Argentinaporque, si bien hemos logrado un crecimiento de aproximadamente 8.700 megavatios entre lo ya producido y lo que está en proceso de generación –más lo que significan las nuevas inversiones en curso y las nuevas licitaciones-, debemos pensar en un incremento sustancial de la participación relativa desde el punto de vista de la energía hidroeléctrica en la matriz de producción de la energía eléctrica en total. Hoy esa participación ronda el 31 por ciento, y tenemos el desafío de que en los próximos diez años podamos llegar al 41 por ciento de producción de energía hidroeléctrica del total que se genere en nuestro país. Esto implicará un abaratamiento en las condiciones de generación en virtud de la infraestructura y de la geografía que naturalmente posee la República Argentina.

          Lo mismo ocurre en materia de energía nuclear. En este sentido, se está trabajando en el tema de Atucha II, con una generación de 745 megavatios, que estará en pleno proceso de funcionamiento en el transcurso de este año. También contamos con Atucha I y con Embalse. Esta última ha realizado una parada técnica que ya estaba prevista.

          Cabe señalar que la República Argentina cuenta con un programa de ocho centrales nucleares, lo cual requiere de un fuerte proceso de inversión en su etapa inicial, pero con costos extremadamente bajos, lo cual le da consistencia al abastecimiento de energía en relación con la matriz que tiene nuestro país.

          Entendemos que estos componentes son importantes, pero también es relevante que marquemos los logros. Entre lo ejecutado en materia de rutas más lo que está en proceso de ejecución y terminación para el año 2015, contamos con 5 mil kilómetros de rutas y casi 2 mil kilómetros de autovías.

          Eso tiene un impacto significativo, porque el volumen total de inversión en infraestructura, sumando los 30 mil kilómetros de fibra óptica de los 51 mil kilómetros programados, representan cerca de 400 mil millones de pesos de inversión.

          Todo eso requiere de distintas fuentes de financiamiento: BID, Banco Mundial, Corporación Andina de Fomento, Fonplata, Fondo de Desarrollo Agrícola, Tesoro Nacional y otras fuentes de afectación específica debidamente asignadas a ese objetivo.

          Consideramos que los logros se reflejan en todas esas cuestiones que he mencionado, pero también en muchas de las decisiones que han tenido un alto impacto. Así, por ejemplo, el sábado pasado la Argentina vivió un momento histórico. Hoy podemos decir que nuestro país se encuentra entre las ocho naciones del mundo que dominan la tecnología de producción satelital. Esto implica diseño, ejecución de la inversión y evaluación de preembarque, todo lo cual requiere de una inversión de 270 millones de dólares.

          Asimismo, debo destacar que cada satélite insume 1,3 millones de horas hombre. Además, el 70 por ciento del valor agregado de un satélite son, justamente, horas hombre, para lo cual se necesita de científicos y técnicos altamente calificados. Todo esto tiene que ver con una política de estado que es necesario reconocer.

          Por otra parte, he recibido algunas observaciones a través de las redes sociales, por comparar groseramente lo que esto significa. Lo cierto es que producir un kilo de automóvil cuesta entre 10 y 15 dólares, mientras que un kilo de satélite insume 100 mil dólares. Esta es una traducción grosera de lo que significa el valor agregado desde el punto de vista científico y tecnológico.

          Debo decir también que la Argentina no solo está en plena etapa de lanzamiento de su primer satélite que va a cubrir todo el territorio nacional, Islas Malvinas, Atlántico Sur y porción antártica, sino que también está en proceso de construcción el segundo satélite, que será lanzado el año próximo. Toda esta política se desarrolla dentro de un programa de cinco años.

          Eso significa soberanía desde el punto de vista de las telecomunicaciones, acceso a voz, a internet y a televisión. También nos permitirá lograr el desarrollo de tecnología IP. Con el Tronador, es decir, con el sistema de lanzamiento de satélites de baja altura, la Argentina contará con información de calidad y confiable para la planificación de políticas públicas asociadas al sector agropecuario y de matriz con base industrial.

          La tecnología ha sido un objetivo muy importante para nuestro país, que ronda entre el 0,68 y 0,75 por ciento del PBI, de acuerdo al coeficiente de aplicación que se utilice. Recordemos también que son 1.111 los científicos y tecnólogos repatriados. Además, de 5 mil instituciones científicotecnológicas que existen en el mundo, el Conicet figura en el puesto 79. Esto requiere de inversión en Ciencia y Tecnología para el desarrollo autónomo del país. Ya lo hemos comprobado en materia de comunicaciones y de tecnología nuclear. Tengamos en cuenta que en materia de tecnología nuclear la Argentina está a un paso de lograr el dominio del ciclo integrado del combustible, que abarca uranio natural y agua pesada y uranio enriquecido y agua liviana. Todo esto es posible gracias a que contamos con técnicos y científicos de calidad que participan de todos estos desarrollos.

          Lograr para nuestro país logística integrada, un incremento de la producción de energía en términos de gas y petróleo, integrar los circuitos productivos en materia de minería, petróleo, gas y alimentos y combinar adecuadamente los recursos humanos, tecnológicos y financieros con los naturales, seguramente nos permitirá alcanzar una tasa de crecimiento económico muy fuerte dentro de un proceso que tiene una sólida perspectiva de crecimiento.

          Estas son las cuestiones que explican grandes líneas de acción, desafíos y datos que muchos de ustedes han requerido con mucha precisión y que forman parte de múltiples preguntas.

          Para finalizar y cumplir estrictamente el tiempo asignado y pasar a responder las preguntas que se han formulado, quiero decir que esta Cámara ha planteado insistentemente la reglamentación de la ley de diabetes. Esa ley está reglamentada y en proceso de aplicación en cuanto a la obligatoriedad de las prestaciones de toda la red del servicio de salud.

          Esta Cámara de Diputados también ha planteado la reglamentación de la ley contra la trata de personas. En el ámbito de la Jefatura de Gabinete tenemos la comisión respectiva con la participación correspondiente para su aplicación. No obstante lo cual entendemos que se trata de una ley vigente y operativa, y en virtud de las demandas oportunamente realizadas por esta Cámara, así lo hemos planteado.

          No quiero abundar en la enorme cantidad de información existente, pero ustedes han requerido avances respecto del ordenamiento territorial previsto en la ley 26.331, de bosques nativos. Efectivamente, se hizo un informe muy exhaustivo. Si no recuerdo mal, existen 51,3 millones de hectáreas de bosques nativos en la República Argentina, clasificados en zonas rojas, amarillas y verdes. Se han asignado en forma acumulada 722 millones de pesos desde la vigencia de la ley hasta la actualidad y hay más de 222 millones proyectados para su ejecución presupuestaria para 2014.

          También hay preguntas referidas a proyectos, y en ese sentido quiero hablar de dos iniciativas que son trascendentes y que se encuentran en análisis de la Cámara de Senadores de la Nación. Una de ellas tiene que ver con tres iniciativas de carácter legislativo que plantean la reforma de las leyes de defensa del consumidor, defensa de la competencia y lealtad comercial. Esta iniciativa legislativa tiene como objetivo la creación del fuero del consumidor. Juan Domingo Perón creó el fuero laboral, y Cristina Fernández de Kirchner creará el fuero del consumidor para empoderar a usuarios y consumidores para la ejecución de sus derechos. Entendemos que esta Cámara brindará un amplio nivel de consenso a esta iniciativa porque establece un sistema de conciliación obligatoria, con la participación de asociaciones de usuarios y consumidores, y recepta muchas propuestas realizadas por distintas instituciones en el Senado.

          Hemos planteado con mucho énfasis contar con un sistema de conciliación obligatoria y un sistema de resolución vía juez administrativo, que brindará una gran celeridad y transparencia para la resolución de los casos. Además, contará con una auditoría técnica específica y se crea una instancia de carácter judicial para el ejercicio claro y directo de los derechos de usuarios y consumidores.

          En segundo lugar, quiero referirme a la ley de observatorio de precios. Hemos receptado algunas iniciativas que han planteado una participación mayor de las provincias y también de los usuarios a efectos de tener un seguimiento a nivel de la provisión de insumos. A partir del análisis de distintas cadenas de valor, en materia de insumos, bienes y precios, nos parece que existe un nivel de participación transparente en materia de observatorio.

          Por último, esta ley es la que ha generado el mayor debate en el país, ya que establece un sistema de regulación de la relación entre la producción y el consumo, y ha sido duramente atacada por los grupos concentrados. Esto era obvio de razonar y suponer: si ellos no protestan en defensa de sus intereses, ¿quién lo hará? Sin embargo, hay muchos que representan sus intereses y protestan por ellos.

          En definitiva, quiero trasmitirles con mucho énfasis lo siguiente. Primero, hemos excluido de los alcances de esta normativa a las pequeñas y medianas empresas. Segundo, hemos excluido las sanciones de tipo penal, también la clausura de carácter definitivo, y cuando se trata de clausura de más de tres días, con la posibilidad de acceder a la Justicia.  En estos momentos se está dando en el Honorable Senado un debate que obviamente contribuirá al enriquecimiento del análisis de esta iniciativa legislativa, que los señores diputados tendrán la oportunidad de discutir una vez que haya sido sancionada en esa Cámara.

          Consideramos que en la República Argentina existe claramente una concentración económica que afecta de manera significativa el proceso de formación de precios, proceso que se ve distorsionado severamente por la posición dominante de grupos monopólicos y oligopólicos y requiere, además de un análisis muy riguroso, tener capacidad de intervención regulatoria para que las puntas de la cadena productiva no resulten damnificadas: el productor que se queja por los niveles de remuneración de los productos que vende en términos de bienes y servicios, y el consumidor por la calidad y el precio que debe pagar cuando adquiere esos bienes y servicios.

          Hemos identificado que existen 7.500 grandes empresas y 700.000 pymes, y que el mayor incentivo en la economía consiste en generar estímulos para la producción y el empleo, objetivo que se logra con la actitud dinámica de las pequeñas y medianas empresas.

          Por supuesto, entendemos que esta iniciativa facilitará los procesos que permitan analizar con mucha verosimilitud el problema del excedente de la cadena de valor y sus niveles de apropiación. La apropiación monopólica u oligopólica de los excedentes de la cadena de valor genera una distorsión en la estructura de los precios relativos de la economía  e incide no sólo en la formación de precios sino también en las expectativas sobre el índice de precios al consumidor.

          También ha sido remitido al Congreso de la Nación el proyecto de ley de pago soberano. En este sentido ratificamos lo expresado públicamente respecto del agente fiduciario y los lugares de pago. Nuestro país cumple, respeta su voluntad y creemos que a través de esa iniciativa podremos generar los mecanismos para cumplir con los próximos vencimientos que tendrán lugar a partir del 30 de septiembre. Seguramente, en el transcurso del debate surgirá la posibilidad de profundizar en el análisis del tema, del que he traído mucha información.

          Por otra parte, respecto del acuerdo con los gobernadores de las provincias hidrocarburíferas, cumplo en informar a los señores diputados que próximamente será enviado al Congreso de la Nación un proyecto de ley modificatorio de la ley 17.319. Los objetivos son, primero, generar una estrategia unificada respecto de los procedimientos licitatorios a efectos de garantizar previsibilidad en el volumen total de inversiones. Segundo, incluir parámetros regulatorios en relación con el petróleo y el gas no convencionales. Tercero, generar mecanismos que impliquen –independientemente de las potestades tributarias limitaciones desde el punto de vista de la imposición fiscal, a efectos de que no se desvirtúen incentivos para los niveles de exploración y explotación hidrocarburífera. Cuarto, unificar los procedimientos de evaluación de impacto ambiental a fin de generar certidumbre, previsibilidad y resguardo para la población, lo que garantizará que las inversiones se realicen  maximizando el interés colectivo de la sociedad. 

          Hechas estas consideraciones, quedo a disposición de los señores diputados para responder a las preguntas que quieran formular. (Aplausos.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Informe del señor jefe de gabinete de ministros iconBasta del drogadicto de abal medina como jefe de gabinete

Informe del señor jefe de gabinete de ministros iconEspañol [Ciudad] [fecha] Señor [Jefe del Partido político]

Informe del señor jefe de gabinete de ministros iconInforme del estado de conservación y restauración de la colección...

Informe del señor jefe de gabinete de ministros iconInforme en Derecho emitido conjuntamente por el profesor de Derecho...

Informe del señor jefe de gabinete de ministros iconDeus caritas est carta Encíclica del Sumo Pontífice Benedicto XVI...
«Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es solamente uno. Amarás al Señor con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas»...

Informe del señor jefe de gabinete de ministros iconDirector de programas, director de producción, responsable o jefe...

Informe del señor jefe de gabinete de ministros iconReferencia del consejo de ministros

Informe del señor jefe de gabinete de ministros iconPropuesta constitución del gabinete científico de la reserva de biosfera de lanzarote

Informe del señor jefe de gabinete de ministros iconJefe del departamento de operaciones

Informe del señor jefe de gabinete de ministros iconJefe del gobierno de la republica




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com