Fumero, Antonio. Un tutorial sobre






descargar 154.53 Kb.
títuloFumero, Antonio. Un tutorial sobre
página1/4
fecha de publicación31.07.2015
tamaño154.53 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Contabilidad > Documentos
  1   2   3   4
Fumero, Antonio. Un tutorial sobre blogs. El abecé del universo blog. TELOS Nº 65 Octubre-Diciembre 2005. Consultado en http://www.campusred.net/telos/articulocuaderno.asp?idarticulo=1&rev=65

Esta exposición pretende ser una introducción al estudio de un amplio, complejo y dinámico conjunto de nociones, técnicas y prácticas sociales, que gira en torno a la blogosfera, “un vigoroso subespacio de comunicación en Internet”, tal como lo denomina Sáez Vacas en esta misma revista. El objetivo no es tanto ser exhaustivo en el tratamiento, como dar a conocer al lector los distintos conceptos y fenómenos involucrados en la génesis de este peculiar universo, cuyo origen podemos situar en un metafórico Blog Bang. Hablaremos de los blogs (weblogs o bitácoras), su origen, caracterización, clasificación y cuantificación, de la tecnología que los rodea y de conceptos relacionados, tales como los wikis, el socialware, la blogocultura y la web semántica.

English Abstract

Orígenes

No vamos a recopilar aquí todos los hitos que se han ido sucediendo a lo largo del tiempo, pero sí destacaremos los más significativos y directamente relacionados con los orígenes de los weblogs.

Según Blood (2000), los blogs aparecieron por primera vez con la página What´s New Page, del NCSA ( 1) en 1993, y Links from the Underground, de Justin Hall, en 1994. No se puede hablar de la generalización de los blogs hasta la aparición de Scripting News Website, de David Winer, en abril de 1997 y la página personal de Peter Merholz ( 2) en mayo de 1998. El propio Winer afirma, sin embargo, que «el primer weblog fue el primer sitio web» ( 3), donde Tim Berners-Lee actualizaba una lista de las páginas accesibles ( 4) en aquella primigenia web del CERN ( 5).

El término weblog, tal como lo conocemos en el momento de redactar este artículo ( 6), fue acuñado en diciembre de 1997 por Jorn Barger. Dado que la primera acepción (weblog) recuerda al nombre por defecto que se asigna al fichero donde se registran las visitas en un servidor web, se prefirió la versión más corta (blog). Con el tiempo, en 1999, Peter Merholz propuso la frase “we blog” ( 7), inaugurando la utilización del verbo “bloguear”. Y de ahí el apelativo para quien realiza esta actividad, blogger. Branum (2001) propone el término bloggist (bloguista o blogista) para evitar la utilización del contradictorio blogger (bloguero o blogero) que coincide con el nombre de un conocido servicio de publicación).

En 1999 se produce una serie de hitos que marcarían la futura explosión de lo que se ha convertido en un verdadero fenómeno en Internet. Comienza el año con la inauguración del primer portal dedicado a los blogs, Eaton Web Portal. En julio aparece Pitas, la primera herramienta web para la publicación personal en este formato. Y en agosto, como hito más destacado, se produce el lanzamiento comercial de Blogger, el servicio gratuito de publicación vía web de Pyra Labs.

En la historia de la blogosfera hispana se puede constatar el mismo retraso histórico que, con respecto al mundo anglosajón, podemos observar en la adopción de nuevas tecnologías e Internet. En abril de 1999 nacía Barrapunto y en octubre del mismo año lo hacía Bitácora Tremendo, de Carlos Tirado. El primer servicio de alojamiento de bitácoras fue Blogalia, lanzado en enero de 2002. En otoño de 2002 nace Zonalibre. En el verano de 2003 veía la luz Blogia, el servidor hispano de blogs más popular, tal como reflejan las estadísticas de Blogómetro en el momento de escribir estas líneas.

Comenzaban a aparecer, por otro lado, los primeros portales sobre blogs. El primero fue Bitácoras.net, con noticias, un directorio de blogs y un agregador de contenidos. En enero de 2003 se creaba Bitácoras.com, con un objetivo y unos contenidos similares. Como proyecto colaborativo para el análisis de lo que, a tenor de su repercusión mediática, se consideraba como un verdadero fenómeno (ciber)social, nacía en mayo de 2003 Blogosfera.org, un proyecto de libro y un blog dirigidos por un grupo de influyentes blogueros. En febrero del 2004 se lanzaba Bitácoras.org, un blog de blogs (metablog).

Caracterización

Cuando escribo estas líneas, se conoce como blog un sitio web que exhibe una serie de funcionalidades distintivas, una dinámica peculiar dominada por una frecuencia de actualización relativamente alta y un formato donde los contenidos se organizan en orden cronológico inverso, apareciendo en primer lugar (arriba) los más recientes.

La frecuencia de actualización y el contenido se consideran características definitorias. El contenido ha evolucionado, dando cabida a elementos cada vez más ricos. Éste se estructura en bloques con entidad propia –apuntes, entradas, anotaciones o posts (Sáez Vacas, 2005)– que podrán incluir texto plano, enlaces hipertextuales (a otros posts o a contenidos de audio o vídeo para descarga o reproducción) e imágenes. La presencia de esos enlaces ha sido considerada la característica clave, puesto que resulta fundamental para la existencia de las conversaciones, elemento básico en la dinámica de la blogosfera.

Frente a definiciones tan poco ambiciosas como la aceptada por el diccionario Merriam Webster, que define blog como «un sitio web que contiene un diario personal con reflexiones, comentarios y, a menudo, enlaces hipertextuales incluidos por el autor», en Blog Herald podemos encontrar una definición más precisa: «Un blog es una jerarquía de texto, imágenes, objetos multimedia y datos, ordenados cronológicamente, soportados por un sistema de distribución de contenidos capaz de proporcionar (al autor) la funcionalidad necesaria para distribuir esos contenidos con cierta frecuencia, exigiéndole unas capacidades técnicas mínimas, y que puede facilitar la construcción de conexiones sociales significativas o comunidades virtuales alrededor de cualquier tema de interés».

Si visitamos el sitio web de alguna plataforma de publicación personal, como por ejemplo Blogger ( 8), observaremos cómo la plataforma tecnológica ha automatizado, hasta cierto punto, la labor de diseño, consiguiendo que el usuario medio disponga de los elementos mínimos necesarios para publicar en la Web, a la vez que proporciona al usuario avanzado la flexibilidad suficiente para que pueda incluir elementos de diseño y funcionalidades de su propia cosecha.

En la estructura básica de la página encontraremos una variedad considerable de elementos funcionales. Entre ellos no faltará un acceso a los archivos del blog. Es habitual también, encontrar una serie de categorías a modo de índice temático y una lista de enlaces (blogroll) que consiste en una serie de blogs recomendados por el propio autor o su propia lista de fuentes.

Es posible identificar distintos servicios y funcionalidades (directorios, servicios de sindicación o estadísticas del sitio web) gracias a la presencia de pequeños stickers promocionales como los que aparecen en la figura ( 1). Destacan los enlaces con el contenido del blog en algún formato estándar de sindicación de contenidos, que facilitará la consulta del mismo a través de un servicio (o una aplicación) de agregación de contenidos.

Asociado con cada post encontraremos varios elementos. En la figura ( 2), podemos ver una marca de tiempo (indicando el momento en que se publicó la entrada), un permalink (enlace permanente) un enlace a los comentarios (asociado a un contador), un enlace con la dirección necesaria para realizar una traza o referencia inversa (trackback), también asociado a un contador, y un botón para remitir la referencia al post por correo electrónico.

El permalink –permanent link– resulta fundamental para la estructura y la dinámica de la blogosfera. Se trata de una dirección única, generada por la propia plataforma,  para cada una de las entradas. Esto hace que cada uno de los posts tenga identidad propia (como página web) y pueda ser referenciado desde cualquier otro sitio.

La posibilidad de comentar cualquiera de las entradas que haya publicado el autor es un rasgo característico de los blogs. Con los comentarios surgen las conversaciones, que pueden desarrollarse alrededor de una anotación, en un blog cualquiera, continuando en otro(s) nodo(s) de la blogosfera. Puede ocurrir también que un determinado post dé lugar a que otro bloguero escriba el suyo, ampliando o comentando la aportación original. Este escenario hace que sea de utilidad una funcionalidad que permita mantener una traza o referencia inversa (trackback) de la anotación originaria.

El concepto de conversación merece cierta reflexión. Aunque, en principio, se la identifique con el intercambio de comentarios que pueda surgir en torno a un determinado post, cuyas réplicas o reproducciones desde otros nodos se podrían mantener enlazadas mediante el mecanismo de referencia inversa, se puede afirmar que el único mecanismo estrictamente necesario para la existencia de conversaciones en la blogosfera es el enlace hipertextual. Esta consideración acepta implícitamente que las conversaciones son un elemento estructurador en el ámbito (ciber)social y que todos los potenciales participantes en las mismas disponen de ese metafórico botón de “publicar” ( 9)  que proporcionan las plataformas de blogging.

En conclusión, tenemos un formato de publicación web que automatiza las funcionalidades necesarias, para que cualquier persona con un nivel mínimo de alfabetización tecnológica pueda explotar el carácter hipertextual de la Web, publicando y compartiendo contenidos con otros individuos, en el marco de un entramado de relaciones sociales, donde emerge una dinámica de interacción conversacional.

Clasificación

Con el objetivo de elaborar una taxonomía consistente de esta nueva especie, adoptaremos una serie de criterios de clasificación de orden social, estructural e informacional que nos permitan enfrentarnos a la tarea de clasificar la blogodiversidad (Sáez Vacas, 2005) característica de un universo en plena expansión.

Criterios de orden social: motivación, propósito, ámbito de aplicación y autoría

En principio, detrás de un blog, puede existir una motivación personal, profesional u organizativa (institucional quizás). Mientras las motivaciones personales nos adentran en la diversidad humana, los blogs corporativos pueden clasificarse atendiendo a los distintos ámbitos de aplicación en la empresa (y su propósito específico). Wåcka (2004) distingue seis tipos de blogs corporativos. Por un lado, considera los blogs externos: ventas (blogs de producto), relación (con clientes, proveedores, futuros empleados, etc.) e imagen de marca; y, por otro lado, blogs internos: gestión del conocimiento, colaboración (trabajo en equipo y gestión de proyectos) y cultura corporativa (blogs de los empleados). Los blogs profesionales se sitúan entre los personales y los corporativos para ilustrar la consideración del blog como un negocio en si mismo. Dentro de esta categoría encontraremos, fundamentalmente, publicaciones especializadas y servicios que aprovechan las características de los blogs como herramienta de colaboración y comunicación.

Si se considera el propósito de la publicación, podríamos hablar de blogs horizontales (de propósito general) y verticales, con un propósito más específico. Branum (2001) habla de “estilo libre” y de “tipo portal”, respectivamente. El diario personal y la tribuna de opinión entrarían en la primera categoría, mientras que los blogzines– la adaptación al formato blog de las tradicionales revistas electrónicas o ezines –entrarían en la segunda.

Utilizando exclusivamente el ámbito de aplicación, podríamos hacer una clasificación de alto nivel, considerando la existencia de blogs periodísticos, políticos, corporativos (organizativos) o de empresa, profesionales, personales y educativos. Es una clasificación que ilustra la forma en que el fenómeno blog ha permeado todos los ámbitos de la sociedad, desde la esfera personal a la política, pasando por la personal, profesional, organizativa e institucional.

Si hablamos de la autoría, tendremos weblogs individuales y colectivos. Una colectividad con distintos grados, según el ámbito de utilización, su propósito o motivación: un blog periodístico, por ejemplo, puede buscar el prestigio personal de un profesional determinado, mientras que un blogzine, podría ponderar más los conocimientos aportados por una colectividad de colaboradores expertos.

Criterios de orden estructural: naturaleza hipertextual y carácter conversacional

Siendo la utilización intensiva de los enlaces hipertextuales un rasgo característico de la blogosfera,  tiene sentido definir una serie de métricas, de orden estructural, que nos ofrezcan información del grado de “hipertextualidad” de un blog, ayudándonos a diferenciar entre la gran variedad de presentaciones que integra este (multi)formato (Sáez Vacas, 2005) de publicación web.

Para medir el grado de intensidad en la utilización de esos enlaces, se podría definir la densidad (o intensidad) hipertextual de un blog como la relación entre el número medio de enlaces hipertextuales por anotación (ponderado con el número medio de palabras por enlace) y el tamaño medio de las mismas (en palabras).

Podríamos medir el desequilibrio hipertextual de un blog como la relación entre el número de auto-referencias (enlaces al propio blog) y el número de referencias externas (enlaces a otras publicaciones). Prescindiendo incluso de tal definición, se ha propuesto una clasificación (intrablogs, extrablogs e isoblogs) en función de si predominan, respectivamente, los enlaces al propio blog, a fuentes externas o si existe cierto grado de equilibrio entre unos y otros.

Por otro lado, atendiendo al carácter conversacional de la blogosfera, se podría definir la capacidad conversacional (en sentido estricto) de un blog como el número medio de comentarios de las anotaciones, ponderado con la frecuencia de actualización. En un sentido más amplio, hablaríamos de la capacidad (o índice) de influencia de un blog definida(o) como la relación entre el número medio de enlaces entrantes y salientes por anotación (ambos definidos en un determinado periodo de tiempo: un mes, por ejemplo).

Refinando este pequeño conjunto de métricas, podríamos distinguir, desde un punto de vista puramente estructural, blogs más o menos desequilibrados, con diferentes grados de intensidad hipertextual y con una capacidad de influencia variable en la dinámica conversacional de la blogosfera.

Criterios de orden informacional: contenidos

Aunque la evolución del fenómeno blog nos lleva hacía una realidad multimedia, mientras escribo esto podemos distinguir todavía entre los blogs (hiper)textuales o de tipo estándar que hemos considerado hasta aquí, y los audioblogs, fotoblogs, moblogs o videoblogs.

Audioblogs

Se trata de blogs donde los contenidos están constituidos por enlaces a fuentes o contenidos de audio, ya sea música o una locución vocal cualquiera grabada y puesta a disposición de los internautas para su descarga a un dispositivo reproductor o para su reproducción directa vía web (streaming).

La generalización de los formatos para la compresión de ficheros de audio, entre los que se ha impuesto MP3 (10), la cultura del intercambio de contenidos en Internet, popularizada por las redes de intercambio paritario, basadas en tecnología peer-to-peer (P2P) (11), la aparición de dispositivos personales como el iPod, de Apple (12),  capaces de generar comunidades de usuarios a su alrededor y el uso generalizado de los estándares de sindicación de contenidos, han conseguido que se popularice la práctica del podcasting (iPod + broadcasting = podcasting). Un fenómeno que se puede ver como una extensión, remozada y amplificada, de los audioblogs.

El término aparecía por primera vez en un artículo del británico The Guardian publicado en febrero de 2004 y la tecnología se debe a los desarrollos de Adam Curry (13), Kevin Marks (14) y Dave Winer (15). El podcasting está pensado para automatizar la actualización y descarga de contenido a dispositivos reproductores, no a la difusión de audio. Sin embargo, a mediados de 2005 ya se utiliza el término para hacer referencia, de forma genérica, a la publicación de contenidos de audio en Internet.

En el momento de escribir estas líneas no existe una plataforma personal de comunicación que permita publicar podcasts con la misma facilidad que publicamos nuestros posts en un blog estándar. Sí empiezan a aparecer, más allá de los clásicos directorios, aplicaciones específicas para podcasts, como Podscope, un buscador especializado, o herramientas como Odeo (16), una iniciativa que pretende convertirlo en el Blogger de los podcasters. Otra actividad que ha adquirido naturaleza de fenómeno es la utilización de Skype (un servicio de voz y telefonía sobre Internet basado en tecnología P2P) para difundir contenidos de audio (skypecasting).

Fotoblogs

También se les conoce como fotologs. Son blogs de contenido “fotográfico”. Los posts consisten en imágenes y comentarios asociados. La comercialización de cámaras digitales a precios asequibles y con calidades más que aceptables para el aficionado ha provocado una revolución en la fotografía, cambiando por completo una serie de usos sociales asociados ésta, como el rito de ir a buscar los resultados a la tienda de revelado tras varias horas de espera. Flickr –todo un fenómeno (ciber)social– ha llevado la práctica de compartir fotografías con amigos y familiares a Internet, consiguiendo que los blogueros utilicen las funcionalidades de esta comunidad para incluir imágenes en sus blogs.

La popularización de las cámaras digitales integradas en los dispositivos móviles ha servido como catalizador en la extensión de este tipo de blogs. Las nuevas funcionalidades incorporadas por esos dispositivos ha facilitado que los usuarios encontraran nuevos usos para sus terminales. Un fenómeno que se veía amplificado por el papel cambiante del propio teléfono móvil en las relaciones sociales de intercambio (Okabe, 2004).

  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Fumero, Antonio. Un tutorial sobre iconResumen Tutorial

Fumero, Antonio. Un tutorial sobre iconTutorial de macroeconomíA

Fumero, Antonio. Un tutorial sobre iconInforme parcial de la accion tutorial

Fumero, Antonio. Un tutorial sobre iconTutorial de uso lcd top Gun

Fumero, Antonio. Un tutorial sobre iconJornada por la paz 30 enero 2002 presentacióN a responsables de coordinación tutorial

Fumero, Antonio. Un tutorial sobre icon2012 Abraham Cruzvillegas, Kurimanzutto, Mexico City Abraham Cruzvillegas:...

Fumero, Antonio. Un tutorial sobre iconJosé Antonio Pastor

Fumero, Antonio. Un tutorial sobre iconPerfil de antonio fernández

Fumero, Antonio. Un tutorial sobre iconColegio antonio caso

Fumero, Antonio. Un tutorial sobre iconEdwin Antonio acuicultura




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com