Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos






descargar 363.46 Kb.
títuloModelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos
página3/11
fecha de publicación12.07.2015
tamaño363.46 Kb.
tipoDocumentos
e.exam-10.com > Contabilidad > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

ANTROPOLOGÍA COGNITIVA



Introducción a la antropología cognitiva. Nombres y puntos de partida de una disciplina antropológica.
El análisis de las discusiones en torno al principio de la relatividad lingüística pone de manifiesto que las relaciones entre lenguaje y pensamiento guardan una estrecha relación con las que existen entre lenguaje y cultura. Resulta revelador que Whorf, que pretendía analizar la relación entre lenguaje y pensamiento, denomine a su actividad Etnolingüística. Más tarde, quienes se ocuparon del estudio de las relaciones entre lenguaje y cultura, denominaron a su trabajo Etnosemántica o Etnociencia. Más tarde se habló de la relación entre los procesos cognitivos y la cultura, apareciendo la expresión Antropología Cognitiva. Ésta última presupone la concesión de una mayor relevancia a los modelos psicológicos, situándolos por encima de los modelos lingüísticos. En todo caso, estos cambios no conllevan el abandono de los campos de estudio sobre los que antes se había puesto el énfasis. Detrás de todos estos modelos hay un intento de aproximación al estudio de la “mentalidad primitiva”, utilizando para ello nuevos planteamientos, ajenos al etnocentrismo anterior. En esa línea habría que citar los trabajos de Durkheim, Maus o Levi-Strauss. Pese a todo, se pueden hacer ciertas objeciones a los mismos debido a su sesgo evolucionista y su exagerado esfuerzo homogeneizador. En efecto, esos estudios suelen situar a las culturas en distintos momentos de una misma escala evolutiva y se realiza con frecuencia en ellos una traslación gratuita a la sociedad de las fases establecidas para explicar el desarrollo cognitivo de los individuos. Por último, se suele abocar en la alternativa de considerar que todos los humanos mantenemos una mentalidad primitiva o bien se da una visión de la misma, deformada al interpretarla desde la óptica propia de la racionalidad moderna occidental. Los antecedentes de la Antropología Cognitiva se encuentran en Boas y sus discípulos. En especial en Kroeber. Estos asumieron los postulados relativistas pero fundamentando sus propuestas al amparo de la Lingüística estructuralista y tratando de establecer distancias con respecto a los planteamientos de Whorf.
Ideas de Goodenough:


  • La distinción etic/emic.

  • La etnografía como procedimiento de validación teórica, más allá de una “mera” descripción. El rigor metodológico que puede expresarse en el tratamiento formal de la etnografía.

  • El apoyo fiable en la lingüística. El objetivo del acceso a la significación.

  • El análisis de conjuntos contrastantes (mediante criterios discriminadores y su organización).

  • La semántica etnográfica como primer campo de aplicación. Y más específicamente el parentesco como dominio.

  • Una definición de la cultura como sistema de normas que en realidad lo es como sistema de conocimiento.

  • La distinción entre el orden ideacional y el orden fenomenológico.


Todas estas ideas están expuestas en uno de los muchos trabajos que se propusieron como “programáticos” –y que, todo sea dicho, a juicio de los críticos de estas propuestas fueron demasiados- y tomados en conjunto sirven muy adecuadamente como índice de exposición del período de formación de la Antropología Cognitiva.

Una nueva etnografía. Frake en su obra Notes on queries in ethnography, plantea que el conocimiento de una cultura no se logra tanto tratando de conocer todas las respuestas, cuanto aprendiendo a formular las preguntas pertinentes. Si entendemos la cultura como sistema de conocimiento y como código de normas, el lugar donde hay que explorarla es la mente de las personas. La lengua es un instrumento privilegiado para acceder a ese lugar. En todo caso, aunque no todo lo que es relevante desde un punto de vista cultural pueda ser captado de esta manera, sí lo es buena parte de ello, puesto que cualquier acto, objeto o acontecimiento está sujeto a interpretación, ya que es la manifestación de un código.
La etnografía debía construirse efectivamente sobre el encadenamiento de preguntas y respuestas, pero no tratando de aplicar las preguntas del manual y de extraer sólo las respuestas en el campo sino igualmente de encontrar también en él las preguntas. Por supuesto que el aprendizaje de la lengua nativa es completamente indispensable para la investigación antropológica y por supuesto igualmente que el trabajo de campo intensivo es la situación irrenunciable de investigación, pero el planteamiento tiene importantes implicaciones que podrían sintetizarse principalmente en dos aspectos: el locus de la cultura y la concepción de la etnografía como teoría. La etnografía capta a través de la lengua la interpretación que dan los nativos a lo que hacen o acontece. Por lo mismo nunca es una “mera” descripción, sino que consiste en captar una interpretación, en inferir las reglas relevantes de un código. La información etnográfica lleva ya una teoría enhebrada, una trama que proporciona organización al contenido, que da significación al mensaje entre y para los informantes y que el investigador se limita a convertir en explícita. Preguntas y respuestas. Una serie de preguntas y respuestas constituyen un programa de búsqueda de información, que tiene la cualidad de poder ser objeto de aplicación, réplica y comprobación por parte de terceros. La técnica etnográfica básica consiste en preguntar y responder. A cada respuesta le corresponde una serie de preguntas a descubrir que resultan apropiadas y a cada pregunta le corresponde una serie de respuestas a descubrir que resultan apropiadas. Una serie de preguntas y respuestas es pues un programa de búsqueda de información, que tiene la cualidad de que podría ser replicado y comprobado por terceros. Si se conocen las preguntas apropiadas se tendrán los rasgos de ese tema que son relevantes para quien las hace. Como el tema de una pregunta puede obtenerse como respuesta a otra, se podría disponer de una lista de proposiciones enlazadas como temas y/o respuestas a preguntas determinadas.
Modelos lingüísticos. EMIC y ETIC.

Examen septiembre 2004 – Pregunta 2 – Ilustre de qué modo en Antropología Cognitiva las perspectivas emic y etic tienen el mismo valor.
Modelos:


  1. Procedimientos analíticos empleados por la lingüística estructuralista.

  2. Conceptualizaciones parciales del mundo.


La adopción de modelos lingüísticos mantiene igualmente la pretensión de construir una nueva etnografía dotándola de la sistematicidad y del aura de cientificidad alcanzados por la lingüística, aunque de hecho eso supuso toda una fuente de debilidades pronto puestas de manifiesto. Cabe advertir de entrada que los modelos tienen distintos rangos, a veces se confunden con teorías generales como el propio Estructuralismo lingüístico o la Gramática Generativa y a veces se limitan a ordenaciones de elementos en un dominio determinado (los nombres de las personas, de las enfermedades, de las plantas, etc.) o incluso a una parcela muy concreta de las prácticas (por ejemplo los tratamientos en las formas de dirigirse las personas unas a otras). La adopción de los modelos lingüísticos padece de esta confusión de rangos y conlleva además un uso problemático de la analogía pues sus aplicaciones son claramente desiguales y permiten cuestionar su validez. En todo caso también cabe hacerles responsables de algunos hallazgos. Fonémico y fonético. El primero de ellos es la distinción emic-etic, tan primaria que se ha convertido en prototípica de los modelos lingüísticos adoptados por la Antropología. En realidad se trata de un modelo del sistema fonológico extendido ya a la morfología y a la sintaxis antes de ser generalizado por Pike (1954) para la conducta humana no verbal y para todos los ámbitos de la cultura.
(Examen junio 2005 – segunda semana – Pregunta 2 – El Alfabeto Fonético Internacional es un recurso técnico lingüístico. ¿Qué instrumentación se hace de él en la Antropología Cognitiva). La Lingüística se ocupó de determinar el conjunto de descriptores o discriminadores aplicables al estudio descriptivo de los elementos acústicos relacionados con el uso lingüístico del aparato de fonación. En base a sus resultados se creó una tabla conocida como “alfabeto fonético internacional”.
Los descriptores fonéticos pasaron a ser considerados “rasgos distintivos”:


  1. En una lengua determinada tales rasgos podrían ser comunes a un conjunto de fonemas.

  2. Podrían ser tomados como atributos binarios, definidos por la presencia o ausencia de un rasgo fonético determinado.


Estos rasgos distintivos son considerados por Goodenough como unidades mínimas de descripción, aunque no se trate de categorías lingüísticas. En conjunto representan el contenido básico del análisis fon-èticò susceptible de ser aplicado a cualquier lengua. Además de los rasgos distintivos, en análisis fonético ha de incluir la distribución y variedad de la realización lingüística. Tendrán así que registrarse todos los sonidos que los hablantes de una lengua determinada utilizan. Éstos reciben el nombre de alófonos y representan sólo un segmento de todos los sonidos de las lenguas humanas.
No debe confundirse con un alfabeto, en el sentido de una versión escrita de ninguna lengua dispuesta para leer –no son letras-, pues no es otra cosa que un código de representación fonética, de trascripción de sonidos significativos de las lenguas humanas. Los signos utilizados son evidentemente arbitrarios, y tienen como base el alfabeto greco-latino, modificado y transformado en un bosque de signos. La tabla tiene dos entradas, por un lado los descriptores acústicos y por otro los de la articulación, las disposiciones e intervenciones de las partes del aparato de fonación para sonidos consonánticos.
Es importante notar que tales caracterizaciones, sin embargo, percibidas desde el análisis fon-étic-o no son necesariamente significativas para los hablantes de esa lengua. Por “significación” ha de entenderse aquí reconocimiento y distinción, de modo que efectivamente en la infancia, durante el aprendizaje de una lengua, se produce una interiorización de los procedimientos analíticos fon-émic-os por los cuales al hablar y al escuchar se comprenden los mensajes emitidos en esa lengua entre otras cosas reconociendo y distinguiendo unos de otros los sonidos emitidos. Tales unidades significativas reciben el nombre de fonemas. Los alófonos son relevantes para el analista fon-étic-o y lo son por sus rasgos distintivos, pero sólo los fonemas son significativos para los hablantes de una lengua y lo son porque se reconocen y se distinguen de otros. Los rasgos distintivos, por tanto, son sólo desvelados por el análisis fon-étic-o. El hablante generalmente no los percibe, pero de alguna forma en realizaciones erróneas quedan en evidencia pues, de hecho, al advertirlas las corrige toda vez que el error o la trasgresión impide la comprensión. El análisis fon-émic-o gira en torno a la significación.


Hacia una teoría unificada de la conducta humana.

La propuesta de Pike comienza por elaborar dos términos no estrictamente nuevos, sino derivados del análisis lingüístico, etic y emic, en ese momento cuando sobrepasa el ámbito del lenguaje y lo dirige “hacia una teoría unificada de la estructura de la conducta humana”. Estos dos términos empezaron a designar dos modos de análisis o si se quiere dos perspectivas diferentes, ya no sólo referidas a las lenguas, sino a todo el ámbito del comportamiento humano, es decir, a las culturas.
Unidades emic. A) Una conducta que cada participante de una cultura, implícita o explícitamente, considera apropiada porque ocurre en un tipo particular de contexto (p.e. en tenis no es apropiado golpear la pelota con un bate de baseball). B) Una unidad que a veces forma conjuntos integrados por otras unidades emic (p.e. un conjunto de juegos de cartas en contraste con un conjunto de puestos de trabajo). C) Una cosa o un concepto que se reconoce porque recibe un nombre (p.e. hacha, celos, infinito...). Algunas unidades emic no tienen nombre. D) Los participantes de una cultura tratan diferenciadamente a una unidad de otra, ya sea perceptualmente o por el uso. Es decir, tienen rasgos de contraste (p.e. un hacha es en forma y uso diferente de una casa o de una escalera). E) El hecho de que su ocurrencia se considere apropiada está relacionado con un lugar dentro de una pauta inclusiva jerarquizada de tramas culturales (p.e. en el baseball es apropiado golpear la bola con el bate cuando proviene del lanzador, pero no de un jugador de campo). F) Y el hecho de que se considera apropiada está relacionado con su inclusión en la cultura total en la que se integra un individuo o una sociedad. Tal totalidad cultural es en sí misma una unidad emic de alto nivel. G) Una unidad individual puede tener muchas variantes sin que deje de ser la misma unidad emic para las personas o los grupos.
Estas características que fueron enunciadas por Pike (1990), giran en torno a tres conceptos: diferencia (respecto a otras unidades), significatividad (ocurrencia apropiada) y sistema (conjunto de tramas en las cuales se incluye y que alcanzan a la cultura misma). A estos conceptos se une de forma no necesaria la dotación de un nombre.
Perspectiva etic. A) Proporciona entrenamiento y horizontes amplios desde los cuales contemplar las semejanzas y las diferencias entre los acontecimientos humanos. B) Habilita técnicas para registrar fenómenos diferentes. C) Es un camino de entrada porque no es posible comenzar el análisis de una cultura sino con una descripción etic, tentativa. D) Al hacer comparación entre determinadas culturas permite encarar asuntos prácticos de investigación.
Perspectiva emic. A) Proporciona comprensión sobre cómo está construida una lengua o una cultura, no tanto como agregado de partes, sino como un todo. B) Es una ayuda para comprender a los individuos en su vida cotidiana, sus actitudes, motivos e intereses. C) Es la única base sobre la que una ciencia predictiva de la conducta puede hacer algún progreso cuando precisamente los estudios estadísticos en muchos casos no tienen validez.
En resumen, en el enfoque etic las descripciones y análisis vienen de fuera, se realizan con criterios externos al sistema. Frente a esto, en el análisis emic los descriptores provienen del interior, se realizan con criterios dentro del sistema. Ambas perspectivas tienen el mismo valor.


ETIC


EMIC

  • Aborda toda las culturas a la vez

  • Aplicado a una cultura determinada, o a cada cultura diferenciadamente.

  • Se dispone de unidades y clasificaciones antes de aplicarlas

  • Unidades y clasificaciones se descubren durante el análisis.

  • La organización de las unidades, el sistema, puede ser fabricado por el analista.

  • La organización de las unidades, el sistema, sólo es resultado de un descubrimiento.

  • Las descripciones y análisis viene de fuera, se realizan con criterios externos al sistema.

  • Las descripciones provienen del interior, se realizan con criterios dentro del sistema.

  • El sistema está asentado en criterios cuya relevancia es externa a él.

  • El sistema requiere la inclusión de criterios relevantes para su funcionamiento interno.

  • A menudo, los criterios son absolutos.

  • Los criterios son relativos a las características del sistema.

  • No requiere que cada unidad sea vista como parte de una entidad mayor.

  • Cada unidad es contemplada como parte y elemento de funcionamiento del conjunto.

  • Hay medidas instrumentales que pueden mostrar que dos unidades son diferentes.

  • Dos unidades son diferentes sólo cuando suscitan respuestas diferentes en la gente que actúa dentro del sistema.

  • Se obtienen los datos con sólo una información parcial.

  • Los datos requieren el conocimiento del sistema total del que en último término extraen su significación.

  • Los datos proporcionan el acceso al sistema. Son el punto de partida.

  • Estas unidades conforman el análisis final. De manera que la descripción inicial etic se refina y en último término se reemplaza por una emic.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos iconTema el analisis de los estados financieros de la empresa y analisis...

Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos iconComparacion del analisis estrategico frente al analisis tradicional

Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos iconEl Análisis dafo, también conocido como Matriz ó Análisis "dofa"...

Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos iconReseña historica una somera introducción al modelo bajo estudio ubicándolo...

Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos iconRasgos principales del modelo weberiano

Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos iconMateriales de referencia-analisis de gases-metodos de comparacion...

Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos iconObjetivos generales capacitar al alumno en el análisis, comprensión...

Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos iconLa comprensión total del modelo de oferta y demanda, de los conceptos...

Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos iconEl gusto por la discriminacióN
«modelo del gusto por la discriminación». Otros autores como Glen Cain o Bergmann plantearon posteriormente análisis alternativos....

Modelo lingüístico. El análisis componencial. El análisis de rasgos distintivos icon1- análisis económico




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com