Taller con el grupo de formación del iaab






descargar 94.51 Kb.
títuloTaller con el grupo de formación del iaab
fecha de publicación28.07.2017
tamaño94.51 Kb.
tipoTaller
e.exam-10.com > Biología > Taller

Circulación energética,

Bloqueos y tensiones

Taller con el grupo de formación del IAAB

Mayo 2009



Louise Fréchette, formadora
Texto revisado por Silvina Perrotta,

Instituto Argentino de Análisis Bioenergético

El concepto de energía en bioenergética:

Circulación energética y pulsación del organismo

El concepto de circulación energética esta ligado estrechamente al concepto de pulsación del organismo.
Entonces, debemos comprender la pulsación del organismo como una ola de excitación de naturaleza bio-eléctrica que se propaga via los tejidos y los fluidos del cuerpo (sangre, linfa, y otros liquidos).
Este movimiento ocurre del centro a la periferia, de abajo hacia arriba y viceversa.
Los obstáculos en la circulación libre de la energía


La visión de Reich
Un estado de contracción crónica del organismo para defenderse contra el dolor, que se convierte en una “armadura” constituye un obstáculo para la libre circulación de la energía.
Reich ilustra bien en este diagrama el estado energético del organismo que debió desarrollar una armadura asi como la economía pulsional que produce:

Pulsión secundaria

síntoma néurótico







Angustia




Pulsión primaria




Centro

(núcleo biológico)




Armadura muscular



Perifería



La visión de Lowen
Lowen, situa al nivel del corazon el centro donde sale el impulso vital para ir hacia la periferia, hacia los puntos de contacto con el mundo externo: la cara, los pies, las manos, los organos genitales. Habla también de bloqueos que se estructuran en las zonas de estrangulación que son en el trayecto que va del corazon a los puntos de contacto. Son principalmente el cuello y la cintura, entre los tres “bolsillos” vitales (cabeza, tórax y abdomen).

Lado de la cabeza
1. cerebro

2. ojos-orejas

3. boca-nariz

4. brazos







Cuello














Diafragma






Cintura





Lado del cóccix
1. sistema digestivo

2. organos de excreción

3. organos genitales

4. piernas




La visión de Keleman
Keleman, por su parte, habla de “insultas a la forma” y de ccomo eso impacta en el organismo. En Anatomía emocional, Keleman describe el proceso de formación del organismo y habla de las diferentes estructuras orgánicas que se diferencian a medida que el organismo crece. Habla particularmente de estructuras de “tubos”, de “bolsas” y de diafragmas que se forman y del movimiento de pulsación, algunas estructuras jugando el papel de “pompa”, para que se transmita el movimiento de una estructura a la otra,
Idealmente, en un organismo sano, el movimiento de pulsación se hace libremente de forma horizontal (del centro a la periferia) tanto como de forma vertical (de los pies a la cabeza y de la cabeza a los pies). Las diferentes estructuras del cuerpo son moviles y apoyan el movimiento expresivo.
Pero cuando el niño o la niña (el adolescente o el adulto) viven una situación de amenaza o de estres (lo que Keleman llama una “insulta a la forma”), el organismo puede reaccionar tensando o colapsando,o con una mezcla de estos dos estados, según Keleman.
Keleman nos explica lo que llama el “continuum del startle reflex” (reflejo de sorpresa). En este continuum, vemos a una persona primero tensando frente a la amenaza, y finalmente colapsando. Explica que algunas personas van a quedarse de manera crónica en la postura tensa, y otras en la postura colapsada, y otras con una mezcla de las dos posturas.
El efecto de estas posturas sobre el organismo es de interferir o bloquear la libre circulación de la energía entre la tres “bolsas” principales (cabeza, torax y abdomen) y entre la “capas” o diferentes “tubos” internos, reduciendo el registro del movimiento y el registro emocional.

la noción de “inconsciente corporal” en análisis bioenergético
De manera sintetica, podríamos comprender la noción de “inconsciente corporal” como lo reprimido que está cortado de la consciencia y que se queda no sólo en la parte inconsciente del psiquismo sino también que está grabado en los musculos tensos de manera crónica (i.e. que ya no se siente porque este patrón de tensión está vivido como un estado “normal”).
Las explicaciones de Reich, respecto a lo que pasa cuando surge un conflicto básico entre el impulso y el mundo exterior pueden ayudarnos a comprender la noción de “inconsciente corporal”.
En un diagramma, a la página 315 del Análisis del carácter, Reich explica bien el proceso que conduce a un estado de disociación y a una dinámica donde una parte del impulso original se vuelve contra el individuo mismo:


M

M




I

I


I- Conflicto básico entre impulso (I) y mundo exterior (M)

II- Disociación del impulso unitario bajo la influencia del mundo exterior





M

M


Ello

Ello

F


C





I


I


III- Antítesis de los impulsos disociados. Ello = el elloen la función del instinto del yo (defensa, cambio de función)


IV- Impulso (I) en función doble

(Ello = en defensa

S = contacto sustituvo)

F = lugar donde se produce el cambio de funcion

C = falta de contacto estructural

La defensa (Ello) y la situación real del mundo exterior se convierten en una unidad (moralidad interna, ideología social)


Diagrama: Cambio de función del impulso, disociación y antítesis internas
REICH, Wilhelm (1997) (Ed. original inglés 1949) Análisis del carácter. Editorial Paidós. Barcelona, p. 315
Este proceso de disociación del impulso original, ilustrado por Reich, nos permite ver que una parte del impulso se va al inconsciente 1) porque se cambia en una defensa 2) está reprimido por otra parte, bajo la superficie de la consciencia.

Robert Hilton, un trainer senior del Instituto Internacional de Análisis Bioenergético, presenta un diagrama también para describir lo que pasa en el proceso de elaboración de la estructura del carácter. El diagrama presenta aspectos parecidos a los de Reich que nos hace comprender un poco esta noción de inconsciente corporal (Hilton, Robert (1990) Touching in Psychopherapy, Pacific Northwest Bioenergetic Conference Journal, p. 66):


Self adaptado






Negatividad del entorno



Fuerza de vida

(life force)



Contracción muscular

En este diagrama, Robert Hilton explica que cuando el impulso original del organismo encuentra una respuesta negativa del entorno, una parte de la carga del organismo se vuelve contra el organismo mismo, de manera defensiva, (tal como lo explicó Reich) mientras que otra parte del impulso está utilizado para adaptarse a las demandas del mundo exterior. La parte que se vuelve contra el organismo, en forma de defensa, representa una cantidad de carga energética inmovilizada en contracciones musculares. En esta parte encontramos el estado congelado o inmovilizado de los impulsos reprimidos, que de cierta manera, constituyen un “inconsciente corporal”. Es algo que ha sido reprimido y que desapareció bajo el nivel consciente, como la parte escondida de un iceberg.

Bloqueos, cortes, patrones de tensión:

cómo observarlos en el cuerpo (lectura corporal)
Para comprender los temas profundos que presenta una persona que viene a terapia, tenemos que ver y comprender la persona tal que se presenta en su cuerpo, en relación con su historia y con su dinámica emocional.
Lo que nos va a guiar en nuestro trabajo terapeutico es la comprensión de su lucha existencial profunda (¿qué tenía que reprimir o suprimir para sobrevivir? ¿con qué tipo de emoción o de experiencia se defiende la persona?) y de la estructura de carácter que la persona tuvo que desarrollar para sobrevivir. La lucha profunda, los conflictos están grabados en el cuerpo, en la armadura muscular que impacta en la circulación de los fluidos en el cuerpo tanto como en su alquimia interna.
Por eso, el terapeuta bioenergético tiene que acostumbrarse a mirar al cuerpo para ver dónde se encuentran las tensiones, los bloqueos y cómo se ha organizado el sistema somático de la persona para lidiar con el dolor y el sufrimiento, y seguir con la contiuidad de su vida.
He aquí algunos indicios que debe observar un terapeuta bioenergético para aprender a ver las tensiones, los bloqueos y los cortes en el cuerpo, para poder establecer un diagnóstico que capte la escencia del drama existencial y de la dinámica de una persona.

Observar que cantidad de carga energética hay en el cuerpo

- carga fuerte: musculatura generalmente fuerte y/o tensa, hiperactividad, impresión de “dinamo” o de algo explosivo

- carga débil: musculatura débil, falta de tono, impresión que la persona tiene poca energía
Los cortes o los bloqueos se notan por:

- piel blanca (contracción), roja (obstrucción) o terrosa (energía estancada)

- diferencia de color entre algunas partes del cuerpo

- ausencia de movilidad

- impresión de “zona muerta”

- tensiones particulares en los puntos de unión importantes: articulaciones, cintura, cuello

- mala alineacion postural

- impresión sobre que partes del cuerpo no están bien conectados

- falta de armonía y de coordinación entre varias partes del cuerpo

- debilidad en algunas partes del cuerpo

- cortes en el movimiento de la respiración.

La importancia de la respiración en la circulación energética

La respiración es una función vital, pero la armadura que nos construimos limita nuestra capacidad de respirar.
Es una función que esta intimamente unida con el estado de pulsación del organismo.


Las perturbaciones de la respiración



Reich habla de la dificultad de expirar completamente.
Lowen habla de dos tipos de respiración: la respiración torácica y la respiración diafragmática.
Waal, Grieg y Rasmussen hablan de respiración torácica y de respiración diafragmática, pero describen también tipos de perturbaciones en relación con el ritmo de la respiración:


  • Ataxia, un segmento (tórax o abdomen) es fijo y presenta movimientos de amplitud desigual de un segmento al otro




  • Respiración paradoxal, movimientos del tórax y los del abdomen se van en direcciones opuestas




  • Respiración “fluctuante”, ritmo desigual que cambia tanto que es difícil notar un ritmo constante en los segmentos



El movimiento libre, espontaneo y la expresión emocional
El movimiento libre, espontáneo y expresivo de la vida emocional de una persona depende de la movilidad del cuerpo. Cuando el cuerpo está tenso y cuando la respiración está reducida la capacidad para expresarse está reducida también.
Lowen explica la contracción del organismo con los mecanismos de defensa al nivel psíquico y al nivel físico como capas que se forman durante el proceso de desarollo. Dice que debemos primero trabajar con la capa muscular, para poder trabajar de manera eficaz con la capa del ego y con la capa emocional.


Después, Lowen explica como una persona sana funcionaría, si pudiera eliminar todas las posiciones defensivas de la personalidad:



“Las cuatro capas existirían todavía pero serían capas de coordinación y de expresión en sitio de capas de defensa. Todas las impulsiones saldran del corazón, eso significa que la persona pondría su corazon en todo lo que hace. Todos sus actos le gustaran: trabajo, actividades en su tiempo libre, sexualidad. Reaccionaría igualmente de manera emocional en todas las situaciones. Podría mostrarse furiosa, triste, asustada o alegre según la situación. Estas emociones serían reacciones auténticas porque no estarian contaminadas con las emociones reprimidas de las experiencias infantiles. Y como su capa muscular no tendría tensiones crónicas, sus actos y sus movimientos serían graciosos y eficaces. Al mismo tiempo que expresaría sus sentimientos, sería bajo el control del ego. Entonces, serían apropriados y coordinados. Su caracteristica fundamental sería la sensación de comodidad, al contrario del malestar, su humor dominante sería el bienestar. Sería alegre o triste según las circunstancias, pero en todas sus reacciones, sería una persona de corazón.”

(Traducción libre de Lowen, La Bio-Énergie , pp. 107)

En esta descripción de la persona ideal, tenemos un cierto número de elementos para guiarnos en el trabajo terapéutico y para evaluar el impacto de este trabajo, particularmente al nivel energético.
Para saber si una intervención ayuda al cliente a expresarse “desde el corazón” (core) en lugar de su estructura de caracter, podemos tener en cuenta los siguientes aspectos:


  • Calidad de la vibración en el cuerpo

- vibraciones superficiales y fuertes: la energía circula encontrando bloqueos importantes

- vibraciones más finas y más profundas: la energía circula mejor, los bloqueos empiezan a disolverse o empiezan a relajarse


  • Calidad de la respiración

Cuando la respiración se vuelve más profunda, más plena y más espontánea significa que la persona se está relajando y se está abandonando al proceso.


  • Calidad de la mirada

Una mirada más clara y más expresiva significa una apertura en la expresión.


  • Calidad de la voz

Una voz que tiene una profundidad, una textura, una calidez, revela una capacidad expresiva.


  • Aspecto único y original de la respuesta energética y emotiva

Cuando la persona se abre, presenta una expresión energética y emotiva que tiene una calidad única y original (no se trata de una reacción caracterológica, es decir repetitiva).


¡Cuidado!
Las estrategías de trabajo corporal que están descritas en la parte siguente pueden impactar de manera fuerte en la persona que las experimenta.
Por eso, se deben utilizar sólo en un contexto de alianza terapéutica bien establecida. Además, el/la terapeuta que las utiliza tiene que haberlas experimentado en un contexto de formación y debe tener una maestria suficiente del trabajo corporal para poder utilizarlas con clientes.

Consejos a propósito de la utilización de estrategias de trabajo corporal
Siempre, siempre, siempre


  • prestar atención a la calidad del contacto que el cliente tiene consigo mismo y con el terapeuta.




  • en este sentido, es muy importante verificar si la persona está bien enraizada. Eso nos permite de evaluar la fuerza del Ego (force du Moi) y la capacidad de contener la emoción o la experiencia.




  • la mirada da informaciones importantes también sobre la capacidad del cliente para contener la emoción o la experiencia. Si la mirada se vuelve vacía, si pierde su foco, o si se vuelve ansiosa, significa que hay un desborde emocional y que el cliente tiene dificultad para contener. Es necesario en este momento proponer ejercicios de enraizamiento para ayudar al cliente a contener.




  • de todos modos, se aconseja siempre tomarse el tiempo para ayudar al cliente a enraizar la experiencia al final de un trabajo. El arco invertido es un buen ejercicio para terminar un trabajo.

Intervenciones para movilizar la respiración y otras zonas tensas o bloqueadas en el cuerpo
Para movilizar la respiración
Donna Farhi, professora de yoga es autora de un libro sobre el tema de la respiración. Ella propone un tipo de trabajo para volver a encontrar una respiración natural. Piensa que no sirve proponer ejercicios que añaden otros mecanismos de control a los que ya hemos establecido y que perturben la respiración. Tanto como lo recomiendan Reich y Lowen, ella propone abandonarse a los movimientos espontaneos del cuerpo en el trabajo energético con la respiración.
He aquí algunos ejercicios que movilizan la musculatura utilizada para permitir una relajación de los bloqueos que impiden una respiración libre. Además del libro de Farhi, el libro de ejercicios de Lowen nos propone también ejercicios para trabajar con la respiración.

1. El taburete (o banco) de respiración
El taburete de respiración se utiliza para abrir la respiración y para ayudar a los clientes a contactar sentimientos de tristeza, de angustia, de desesperanza, de impotencia, de pena (a menudo se trata de pena en relación con pérdidas de algo, de alguien o de ilusiones). A pesar de que haya clientes que, a veces, puedan sentir enfado o rabia respirando sobre el taburete, la utilización del taburete es primero para ayudarles a sentir y a expresar sentimientos tiernos y vivir experiencias de entrega.
Antes de empezar un trabajo sobre el taburete, es importante preguntarle al cliente si tiene problemas de espalda que pudieran presentar una contra-indicación para la utilización del taburete (hernia discal, varios tipos de lesiones en la columna vertebral). Es algo normal sentir dolor o incomodidad sobre el taburete de respiración, porque el taburete hace resaltar las tensiones crónicas. Sin embargo, el dolor debe desaparecer cuando la persona se levanta del taburete. Además, el terapeuta debe tomar en cuenta el aspecto del carácter del cliente: hay algunos que tienen una tendencia de aguantar el sufrimiento e ir más allá de sus limites, mientras hay otros que paran antes de que el trabajo se haga. El terapeuta debe ayudar a los que van más allá de sus limites a sentirlos y a respetarlos para no lastimarse durante el trabajo, y ayudar a los que paran demasiado pronto a aguantar un poco (por ejemplo una o dos respiraciones más antes de levantarse del taburete).
Podemos poner el banco principalmente en dos sitios, para abrir la respiración toráxica o la respiración abdominal.
Para ambas posiciones, ayuda :

  • expirar completamente haciendo un sonido

  • utilizar palabras en relación con la emoción profunda que la persona necesita expresar. Ex: “No puedo más”, “Me duele”, etc

  • Si el cliente empieza a llorar, el terapeuta puede animarle a entregarse al llanto profundo, proponiendo abrir la boca y la voz (sin forzar)

  • siempre invitar al cliente a hacer el arco invertido depués un trabajo sobre el taburete, para permitir la relajación de toda la parte de arriba del cuerpo. Se puede alternar el trabajo sobre el taburete y el arco invertido dos o tres veces. Eso permite ir más profundo en lo que la persona necesita sentir y expresar.


A. Primera posición : el taburete al nivel de los omóplatos


  • Pies paralelos, bien puestos sobre el suelo, talones un poco afuera

  • La cabeza y la pelvis están relajadas para facilitar los movimientos involuntarios de la pelvis

  • Los brazos están alargados detrás y agarran el respaldo de una silla. Cuanto más debajo uno agarra el respaldo de la silla, más estrés habrá en el organismo.


Relajar la pelvis

















B. Segunda posición : el taburete de respiración al nivel de la parte baja de la espalda


  • Pies paralelos, bien puestos sobre el suelo, talones un poco afuera

  • La cabeza está relajada

  • La parte baja de la espalda está empujando contra el taburete de respiración

  • Los brazos están alargados hacia atrás y agarran el respaldo de una silla. Cuanto más debajo uno agarra el respaldo de la silla, más estrés habrá en el organismo.




Empujar contra el taburete con la parta baja de la espalda











Es importante notar qué cantidad de carga el cliente puede tolerar. Tolerar o contener la carga significa que el cliente puede continuar sintiendo y estar presente en la experiencia sin disociar o sin estar desbordado. Es importante también prestar atención a las estrategias defensivas que están utilizadas para lidiar con el aumento del nivel de carga en el organismo. Estas estrategias pueden ser de tipo físico: tic, cambio de posición, movimientos para hacer disminuir la carga. Pueden manifestarse también en la interacción: reír, hablar en lugar de sentir, cambiar el tema, etc.

2. El arco
Abre la respiración y aumenta la carga, pone en evidencia las cortes y las tensiones crónicas que forman la armadura del carácter y que perturban la respiración.
Aspectos técnicos importantes


  • Poner los pies apartados un poco más que la hanchura de las caderas, talones un poco afuera

  • Poner los puños en la parta baja de la espalda sin bloquear el movimiento de la pelvis

  • Estirar los codos uno hacia el otro y empujar los puños hacia delante para permitir que el tórax se mueva y se abra

  • La pelvis se queda relajada, para permitir los movimientos espontáneos

  • La cabeza está alineada, la mirada hacia el horizonte. No está echada por detrás

  • Dejar salir un sonido “Ahhhhh” durante la expiración

  • Terminar con la contra-postura del arco invertido para enraizar la carga.





Cabeza alineada


Pecho levantado




Puños empujan la parte baja de la espalda sin bloquear los movimientos de la pelvis






Las rodillas un poco dobladas, pies puestos un poco más anchas que las caderas





3. Manta enrollada puesta debajo la espalda
En posición tumbada:

a. poner una manta enrollada verticalmente, debajo de la columna

b. transversalmente, debajo del diafragma o debajo de un anillo de tensión particular, para que la respiración llegue hasta el abdomen (idealmente hasta el suelo pélvico).


Precauciones que debemos tomar cuando trabajamos con la respiración


Verificar que la persona pueda contener bien la carga. Podemos observarlo mirando:

- la calidad de presencia en los ojos (¿Parece lejano? ¿Apagado? ¿O vivo?)

- la calidad de la voz (¿Esta disociada? ¿O viva?)

Si la persona parece disociada o desbordada, es importante ayudarla a enraizarse.
El terapeuta debe prestar atención a las señales de hiperventilación (aturdimientos, entumecimientos de las extremidades) y utilizar una bolsa de papel en la que hace respirar al cliente. Es una manera para restablecer el equilibrio entre oxígeno y CO2 en el cerebro antes de llegar a un estado de híperventilación.


Para movilizar las zonas bloqueadas en los segmentos superiores

1. Ojos


  • Focalizar/desfocalizar la mirada

  • Presión en la base del cráneo


2. Boca


  • Chupar / morder (tubo de plástico o toalla)

3. Brazos


  • Alargar los brazos

  • Empujar con los manos

  • Tirar una toalla (el terapeuta tira de la otra extremidad)

  • Torcer una toalla

  • Golpear con los puños, con la raqueta

  • Sacudir los puños


4. Diafragma (ver la descripción de los ejercicios de respiración descritos en la parte precedente)


  • Manta enrollada bajo la espalda

  • Taburete de respiración

  • Arco



Para movilizar las zonas bloqueadas en los segmentos inferiores

1. Pelvis


  • Golpear con la pelvis, en posición tumbada sobre un colchón (se necesita un colchón grueso para no lastimarse)

  • Hacer círculos con la pelvis en posición de pie

  • Posición del puente, pelvis levantada, en posición tumbada sobre un colchón. Se puede también hacer de rodillas, con los brazos estirados por detrás apoyando los puños en el suelo detrás o en la planta de los pies


2. Piernas y pies


  • En posición tumbada sobre un colchón grueso (para no lastimarse), patear con piernas extendidas o con rodillas dobladas (en aquella posición se puede añadir el movimiento de golpear con los puños a la vez, para hacer un temper tantrum)

  • De pie, patear (pisotear)

  • De pie, saltar, retomando posesión del suelo

  • En cuatro patas o en posición tumbada, empujar con los pies (kicking)

  • De pie, estirar los dedos de pie, los tobillos

  • En posición de arco invertido, mover lentamente las piernas, doblando las rodillas inspirando, estirando las piernas expirando.



Intervenciones de apoyo

Importancia de las intervenciones de apoyo
Para ayudar al cliente a relajarse, abandonarse a los movimientos involuntarios, es interesante alternar ejercicios de movilización y de relajación. Depués de una movilización, las intervenciones de apoyo suelen ayudar al cliente a relajar. Este apoyo puede ser un apoyo directamente en contacto con el cuerpo del cliente, o simplemente una propuesta de postura con apoyo, por ejemplo una propuesta de tumbarse o de apoyarse a la pared.
Cuando el terapeuta ofrece un apoyo, siempre tiene que colocarse de manera cómoda, bien enraizada y en contacto con su respiración. Si el terapeuta se cansa, mejor decirle al cliente, descansar un poco y retomar el apoyo de nuevo, depues de un pequeño descanso. Enumero aquí varias clases de apoyos que puede ofrecer el terapeuta.

1. Apoyo a la cabeza (de pie o en posición tumbada)
De pie

El terapeuta pone una mano sobre la frente y la otra mano abierta, inmediatamente debajo de la zona occipital, de tal manera que el apoyo bajo la zona occipital se hace principalmente por el pulgar y el indice en forma de U. El cliente deja bajar su peso un poco, manteniendo un sostén en sus propios pies, lo que produce un leve estiramiento de la columna, particularmente en la zona cervical. Si el cuerpo está bien relajado, a veces, pueden ocurrir movimientos espontaneos de la pelvis.
Posición tumbada

El terapeuta sostiene la cabeza del cliente con sus manos, poniendo las extremidades de sus dedos inmediatamente a la base del cráneo para facilitar la relajación de los pequeños musculos que están situados a la base del craneo, los cuales estan habitualmente tensos.

2. Apoyo en los hombros (cliente en posición sentada, terapeuta de pie)
El cliente está en posición sentada y terapeuta se coloca de pie detrás del cliente. Pasando sus manos debajo de las axilas el terapeuta invita al cliente a dejar por un momento el peso de sus hombros en el sostén que sus manos ofrecen. Se aconseja poner un pequeño cojín entre el pecho del terapeuta y la cabeza del cliente, especialmente si se trata de una mujer terapeuta y de un hombre cliente.

3. Apoyo a la espalda (de pie)
El terapeuta pone la mano en la espalda del cliente en une zona tensa o frágil. También se puede ofrecer el apoyo con el terapeuta colocado espalda con espalda con el cliente, o con el terapeuta colocado de lado para que el cliente se apoye contra su hombro y su brazo.

5. Apoyo a los pies y las piernas (tumbado)
El cliente está tumbado. El terapeuta está sentado a los pies del cliente para dar un apoyo a los pies y a las piernas del cliente. El cliente se acerca del terapeuta de tal manera que sus piernas dobladas se encuentren a un ángulo de 90o. La planta de los pies del cliente están puestas contra un cojín que el terapeuta mantiene contra su abdomen. El terapeuta toma los pies en sus manos o sostiene las piernas con sus manos, o hace las dos cosas, alternativamente. Se trata de una posición de apoyo interesante porque se puede también mantener un contacto visual con el cliente durante el ejercicio.


Referencias





ANZIEU, Didier (1985) Le moi-peau. Ed. Dunod, Paris

El yo piel. Editorial Biblioteca Nueva. Madrid 1994
FARHI, Donna, (1996) The Breathing Book. Henry Holt & Co. New York.

KELEMAN, Stanley. (1985) Emotional Anatomy. Ed. Center Press. California. En español : Anatomía emocional.
LOWEN, Alexander, (1993) (Ed. original inglés 1990) La esperitualidad del cuerpo. Editorial Paidós. Barcelona.

LOWEN, Alexander (1985) (Ed. original inglés 1958) El lenguaje del cuerpo. Editorial Herder. Barcelona.

LOWEN, Alexander (1985) (Ed. original inglés 1975) Bioenergética. Editorial Diana. Mexico.

LOWEN, Alexander (1965) Breathing, Movement and Feeling. Texto publicado por el IIBA

REICH, Wilhelm (1997 – 5ª reimpresión) (Ed. original inglés 1949) Análisis del carácter. Editorial Paidós. Barcelona.
TYSON, Phyllis and TYSON, Robert L. (1996) Les théories psychanalytiques du développement de l’enfant et de l’adolescent. Presses Universitaires de France. Paris



Copyright © Louise Fréchette

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Taller con el grupo de formación del iaab iconLicitación pública internacional núM. 18578025-522-14 “rehabilitación...

Taller con el grupo de formación del iaab iconCon punto de acuerdo, por el que se crea una comisión investigadora...

Taller con el grupo de formación del iaab iconTaller 16 actividades por grupo

Taller con el grupo de formación del iaab iconBibliografía del grupo con respecto al tema

Taller con el grupo de formación del iaab iconTaller grupo de trabajo 5: ana godin robles

Taller con el grupo de formación del iaab iconTaller de Formación jpic

Taller con el grupo de formación del iaab iconGrupo Fuertes adquiere más del 5 por ciento del holding agroalimentario ruso Grupo Cherkizovo

Taller con el grupo de formación del iaab iconEn Física, un primer requisito para abordar el problema, tiene que...

Taller con el grupo de formación del iaab iconCurso taller “formación de mediadores para el fortalecimiento de...

Taller con el grupo de formación del iaab iconGrupo Nutresa continúa con un desempeño excelente en la primera mitad...




Economía


© 2015
contactos
e.exam-10.com